COMO SALIR DE LA MATRIX

"; google_ad_width = 468; google_ad_height = 60; google_ad_type = "text_image"; google_color_border = "FFFFFF"; google_color_link = "0000FF"; google_color_text = "000000"; google_color_bg = "FFFFFF"; google_color_url = "008000"; //-->

images (22)En nuestra biología existen numerosos órganos y glándulas misteriosas, quizás la más peculiar sea la Glándula Pineal, que segrega una sustancia que nos sincroniza con el universo.

La glándula Pineal fue conocida en las más remotas culturas y se dice que es la puerta de salida de la Matrix y acceso al Universo Real.

Su repetición en las representaciones pictóricas egipcia y en las más alejadas culturas orientales nos indica el valor que ese órgano tiene dentro de la llamada espiritualidad humana, incluso las referencias graficas que aparecen en el misterioso manuscrito Voynich nos llevan a pensar que su importancia es fundamental en el desarrollo de los seres superiores.

Desde nuestra niñez, nos enseñan en que creer, a que odiar, a quién seguir, que ver, cual escuchar y por supuesto nos enseñan a obedecer, a consumir y a competir.

Lo que importa es que busquemos encontrar ese nivel de conciencia dentro de nosotros mismos y lo usemos como guía, sabiduría y fortaleza.

A través de esa conexión podemos acceder al conocimiento y desarrollar nuestros potenciales ocultos.

Rechazar la “conciencia de víctima” o ideologías que promuevan un sentido de desempoderamiento personal, inutilidad, sumisión hacia figuras externas de autoridad, castigo o juicio severo de sí mismo o de otros y evitar teologías con mentalidades separatistas, elitistas y “nosotros vs. ellos” o que usen el temor y la culpa como sutiles medios de control.

Estas tácticas están promovidas por fuerzas Intrusas para mantenernos divididos, sin poder, confusos y temerosos para confiar en nuestro poder personal.

Exploremos ideologías que promuevan el empoderamiento personal a través de una relación pacífica con el ser, con el Poder Superior y con todas las demás formas de vida y la que nos enseñen a usar responsablemente el poder personal para el simultáneo bienestar del ser, de otros y del planeta.

Investiguemos el verdadero significado de la “Conciencia de la Unidad”, exploremos las perspectivas de cooperación y la “conciencia de prosperidad” en lugar de la competencia y la “conciencia de escasez” e integren estas ideas a su vida diaria.

Darnos cuenta que literalmente los “pensamientos son cosas”. Los patrones de pensamiento están también compuestos de patrones electromagnéticos que todavía no podemos ver y estos patrones interactúan directamente y afectan.

Las creencias rígidas, dogmáticas, atemorizantes, de mente estrecha se convierten literalmente en bloqueos electromagnéticos al impulso eléctrico cuando son trasladados. Aprendamos a examinar, controlar y dirigir nuestras creencias en lugar de aceptar sin cuestionar las creencias de otros, los expertos, los medios, el gobierno, los profesores, amigos, familia y el clero.

Examinemos las creencias que aceptamos como hechos y determinemos si existe una prueba real de ese hecho o si la idea es más bien una suposición que es presentada como hecho. (Por ejemplo, no existe prueba de que los visitantes ET NO existen, sin embargo muchas personas asumen que esto es verdad simplemente porque no los han visto).

Convirtámonos en pensadores independientes y usemos nuestro “Poder Superior” y Ser Intuitivo como herramientas para la evaluación y toma de decisiones. Seamos nuestro propio “pastor” en lugar de una “oveja” o, por lo menos, elijamos sabiamente a nuestros “pastores”.

Al evaluar nuestras creencias, podremos empoderarnos para cambiar a aquéllos obstáculos o impedimentos de nuestro aprendizaje por nuevas ideas que potencialmente podrían ayudarnos.

 

No somos nuestras creencias, ellas son ideas que elegimos contemplar ya sea consciente o inconscientemente.

 

Tomemos conciencia de esas elecciones y encontraremos gran riqueza de poder personal y protección contra la manipulación.

Aprendamos a trabajar con el sistema de chakras, así como métodos para mejorar la salud general, la alegría y fortalecer la conexión con el Poder Superior.

 

Podemos lograr buena información sobre la estructura y operación básicas del sistema de chakras de textos y no aceptar totalmente cualquier interpretación espiritual con la que no nos sentimos a gusto.

Aprendamos y usemos las “tecnologías mentales” tales como meditación, afirmación, visualización, auto-hipnosis, bio-retroalimentación, programación de sueño y proyección de la conciencia. Todas estas actividades nos ayudarán a fortalecer nuestra mente y a empezar a llamar para nuestro uso nuestros potenciales dormidos.

Ellos nos ayudarán a conectarnos con nuestro Poder Superior y nos darán poderosas herramientas para usarlas en la dirección conscientemente. Podremos aprender mucho sobre nosotros mismos y cómo dirigir los patrones de pensamiento para lograr resultados efectivos.

El desarrollar la habilidad en estas actividades creará automáticamente una inmunidad biológica, elevará nuestra Frecuencia más allá de la manipulación.

La condición del cuerpo físico afecta directamente. El cuidar mejor de nuestro cuerpo acelerarán la velocidad. Una dieta con menos aditivos químicos, carnes rojas, cafeína, drogas, alcohol, sal, azúcar y edulcorantes artificiales es lo mejor para el cuerpo pero no es necesario llegar hasta los extremos puesto que cambios pequeños también resultan benéficos.

 

Exploremos dietas saludables vegetariana o macrobiótica, suplementos herbarios y de vitaminas, alimentos orgánicos y libres de crueldad. Evitemos en lo posible alimentos irradiados y altamente procesados. Investiguemos otras perspectivas de consumo alimenticio en vez de enfatizar en comer saludable, en vez de solamente controlar el peso, y probemos algunas para ver si nos hace sentir mejor.

Un ligero ayuno también ayuda al cuerpo a liberar toxinas (pero si están bajo cuidado médico, consulten con su profesional de la salud antes de realizar cambios). También podemos desarrollar nuestros sentidos intuitivos y aprender a sentir dentro si los alimentos contienen una cantidad de energía eléctrica o si es demasiado lenta para sostener nuestro cuerpo adecuadamente.

 

Los alimentos frescos contienen la mayor cantidad de energía almacenada y esto se disipa a través del procesamiento y con el tiempo después que han sido cosechados. Aprendamos a pensar sobre el alimento que estamos introduciendo adentro. Esto nos puede dar una nueva perspectiva sobre hábitos deseables de consumo.

El cuerpo también es fortalecido por medio de ejercicios de respiración consciente y de respiración controlada. Existen muchas técnicas buenas de “reducción del estrés” que nos enseñan a dirigir la respiración por cortos períodos de tiempo lo cual ayuda al cuerpo y a la sangre a recibir más oxígeno.

La oxigenación mejora el funcionamiento integral de los sistemas corporales, al tiempo que contribuye a reducir el estrés.

El ejercicio moderado, el yoga, el movimiento libre y el baile también ayudan al cuerpo a equilibrar la electricidad dentro y el beber agua potable y fresca asiste al flujo del impulso eléctrico. Éstas son solo algunas sugerencias en cuanto a cómo el cuerpo puede ser fortalecido.

Cuando hacemos cambios debemos permitirle al cuerpo tiempo para que se ajuste y vaya cambiando un poco a la vez.

La emoción no es solo una experiencia perceptual invisible que tenemos cuando “sentimos algo”. Cuando “sentimos” nuestras emociones, son transferidas a las instalaciones sensoriales del cuerpo.

 

Las emociones son directamente afectadas por nuestros pensamientos en cuanto que los patrones de nuestros pensamientos interactúan con los de las emociones.

 

El “cuerpo emocional” existe como una compleja red de patrones que se entretejen con lo corporal y los “asuntos emocionales confusos” literalmente llegan a quedar atrapados dentro de lo corporal como hebras electromagnéticas de movimiento lento.

El reprimir la emoción solo agrava el problema en cuanto que esta hebras de lento movimiento se acumulan y empiezan a aminorar la tasa vibratoria. Así que es importante querer enfrentar y sanar sus emociones.

 

Las teorías contemporáneas sobre la “sanación del cuerpo emocional” resultan muy útiles en cuanto a que enfatizan la liberación de patrones emotivos atrapados y el armonizar las emociones con la mente en lugar de suprimir los síntomas emocionales a través de medios químicos.

 

Las emociones se tornan desequilibradas por una variedad de razones y desequilibrios. Estas distorsiones afectan a su vez la operación de químicos, hormonas y la estructura neurológica del cuerpo manifestándose en diferentes desequilibrios sicológicos y de personalidad.

Podemos enfrentar simplemente nuestros asuntos emocionales y trabajar con diferentes enfoques de sanación tradicional y contemporánea para resolver dificultades emocionales.

 

El trabajar con su Poder Superior, la espiritualidad personal, creencias y “tecnologías de la mente” puede ser herramientas muy útiles para la sanación emocional. La regresión hipnótica a vidas pasadas, presentes y futuras también puede ser bastante útil.

 

La liberación emocional y la sanación es una de las formas más rápidas para acelerar la velocidad.

¿Tú que piensas?

"; google_ad_width = 234; google_ad_height = 60; google_ad_type = "text"; google_color_border = "FFFFFF"; google_color_link = "0000FF"; google_color_text = "000000"; google_color_bg = "FFFFFF"; google_color_url = "008000"; //-->

COMO FORTALECER LA ENERGÍA PARA NO BLOQUEAR LA ENERGÍA DEL DINERO

images (18)Limpiando, un espacio sucio estanca toda la buena energía, coloca una muralla entre nosotros y la prosperidad.

La limpieza tiene efectos sobre nuestra actitud y nuestro disfrute de los espacios.

El desorden bloquea a la energía positiva, bloquea el tránsito de dinero y prosperidad.

Cajones, armarios, deben ser ordenados con regularidad.

Todo aquello que no usemos debemos darlo o tirarlo sino sirve.

Estas impidiendo que lleguen cosas nuevas, que entre el dinero.

Estas entorpeciendo a la abundancia.

Colores poderosos para la abundancia y prosperidad ,para conseguir dinero y mantenerlo, son el rojo, el dorado, el morado o violeta. El rojo es fortalecimiento en la abundancia.

Utilízalo para la decoración de tu hogar.

Marcos dorados nunca imágenes de gente pobre.

Vivimos en un océano de energía, aunque no siempre seamos conscientes de ello.

Nosotros mismos estamos compuestos de energía y todas se relacionan.

Proporciona la conexión entre los impulsos mentales y emocionales y el mundo de la forma física externa.

Las energías circulan constantemente, condicionando  y determinando la expresión externa, las actividades y cualidades de cada forma de vida.

Para el ser humano individual, para los grupos, para la humanidad, para el planeta y más allá.

El mundo es la acción de los pensamientos.

La corriente de energía mental que fluye en la mente, nos hace enfrentar a una situación de gran oportunidad y responsabilidad.

Los pensamientos son energía y la energía sigue al pensamiento.

Esta es la base de todo trabajo creativo en el plano mental.

Si pensamos en la verdad podemos transformar el clima mental de nuestro entorno, como el pensamiento egoísta, negativo, descontrolado o destructivo que envenena la atmósfera mental.

Nuestros pensamientos son mucho más poderosos de lo que creemos comúnmente, por eso la importancia  de un uso creativo y constructivo de poder.

Vayamos hacia las energías positivas, dándonos la oportunidad del cambio en nuestra vida.

Continuando con la organización de nuestros pensamientos, con la convicción que atraeremos la energía positiva a nuestra vida, la mantendremos con un flujo activo en nuestro hogar, cuerpo y mente.

Organizando cada cosa en su lugar, permitiéndonos un momento para nosotros mismos.

Para activar la energía algunos lo pueden hacer con campanas, fuentes de agua, esencias, velas o música.

Si ven lugares poco iluminados o que le desagraden vayan cambiándolo con pequeñas cosas que lo transformen en un lugar agradable.

Si los pensamientos negativos están sin control, busca un libro, apóyate en personas de pensamientos positivos y no dejes que estos pensamientos bloqueen a las energías positivas.

Dinero y abundancia son dos palabras que la mayoría de las personas han mal aprendido a asociar y es ese mal aprendizaje, lo que ha causado el desastre en la vida de muchos con respecto al aspecto financiero en sus experiencias.

El dinero no es más que un medio para un fin, nos permite interactuar en el sistema social donde nos desenvolvemos, nos permite adquirir cosas y suplir necesidades básicas, nos ofrece la posibilidad de respaldar la calidad de vida y nos permite también tener acceso a educación, comodidad, placeres, viajes y cosas materiales.

Es una energía que como tal debe poder fluir libremente para que pueda renovarse y brindarnos cierta holgura dejando espacio para poder dedicarnos a cuidar los demás aspectos de nuestra vida. “El dinero no puede hacer feliz a quien no es feliz, pero si puede contribuir con el fortalecimiento del estado interno de cada individuo”.

Por su parte la abundancia, es algo más profundo porque es un estado interno, es sentir que hay suficiente, es sentirse merecedor de lo mejor, es saber que la carencia no existe, es tener la seguridad de que siempre y sin falta se proveerá lo que haga falta.

La abundancia no tiene que ver con tu cuenta en el banco, con tus posesiones y riqueza por eso es muy común encontrarse con casos donde la persona posee todo lo material y quizás todo el dinero que se pueda y sigue sintiéndose vacío y carente.

 

Debes sentirte abundante para que puedas reflejar ese estado a tu vida exterior, en tus negocios, en los billetes que te permiten tener acceso a comodidades, a oportunidades para invertir, ganar más dinero por tu trabajo, permitir que tu economía se pueda expandir.

Si te sientes abundante internamente puedes permitir que la abundancia se manifieste en diferentes formas en tu vida. Si no sientes abundancia dentro de ti entonces no te es posible observar la abundancia que existe a tu alrededor.

Nada que venga de afuera podrá ofrecerte verdaderamente eso que buscas, si eso que busca no está dentro de ti.

Podrás aprender sobre como manejar la energía del dinero, como aumentar la abundancia en tu vida, como administrar tus recursos económicos, como hacer rendir el dinero, cómo atraer dinero extra y dinero fácil a tu vida y mucho más sobre el dinero y la abundancia.

Empieza a descubrir infinitas posibilidades para mejorar tu vida. 

Al aumentar nuestra vibración, y asociarnos a nuestro ilimitado Socio, podemos elegir cómo aprender; y ciertamente con gratitud elegir  dejar de aprender desde la limitación, y evolucionar en estado de Gracia, entonces, finalmente encontrar las respuestas que buscamos, y vivir nuestra vida en abundancia, sin estar limitados por la energía del Dinero.

La primera parte de la travesía puede empezar desde la frustración; por no poder obtener el dinero que cuesta un entrenamiento que nos puede ayudar a fortalecer nuestra conexión con el Espíritu, e incrementar nuestros dones de Co-creación

Enojarnos con el Universo y decir: “¿Cómo puede ser? ¡Esto es muy injusto! ”  Estar totalmente inmerso en la energía de la víctima.

Pero finalmente podemos recordar que no todo es lo que parece, y que en el tiempo del Ahora, no hay sincronicidades perdidas, todo vuelve en el momento apropiado, eso significa que en algún momento lo haremos, después incluso podemos reírnos y contemplar las reacciones

El desafío sigue siendo real, si apenas tenemos dinero para las necesidades básicas.

Esto no puede ser, no podemos permitir que el dinero sea una limitación.

Desde un nivel realmente profundo nos debemos comprometer a experimentar el Amor y la Abundancia de Dios a través del Dinero, y sintiéndome en un lugar muy humilde, simplemente decir al Universo: “¿Pueden decirme cómo hacer?”.

Y las respuestas llegan, a veces con rapidez, frecuentemente con lentitud; a veces con gracia, otras veces con humor, pero definitivamente llegan con amor.

¿Y a ti te llega el dinero y las respuestas?¿Cómo?

DECRETO

images (12)Así es hay que decretar, ya que los Decretos son afirmaciones que provienen de la Energía Divina Universal.

Palabras con una frecuencia vibratoria muy elevada que al usar “YO SOY”, “DIOS ESTÁ EN MI”, “YO SOY UNO CON DIOS”, elevamos nuestra frecuencia vibratoria llamando al Ser de Luz que habita en nosotros.

Al Decretar invocamos a nuestro Ser Supremo, nuestro Ser Superior, nuestro Gran Espíritu o nuestro Maestro Interior conectando a la vez con conciencias superiores del Universo que nos ayudan en el proceso del Decreto. 

Con una mente aquietada y poniendo toda nuestra atención e intención en las palabras pronunciadas del Decreto, podemos sanar muchas áreas de nuestro Ser y reclamar nuestra Sanación y Felicidad. 

Un Decreto vendría a ser como una Oración o Mantra . Cuantas más veces se repita (siendo esta repetición pronunciada 3 veces o múltiples de 3), más acción produce y las palabras se verán materializadas en el plano físico.

Es recomendable trabajar un Decreto varios días consecutivos, en un lugar tranquilo y armonioso, repitiendo dicho Decreto en voz alta o interiormente. 

Algunos de los Decretos son dados por Maestros, otros canalizados para que podamos experimentar el Poder y la Fuerza al trabajarlos.

Decretar es AMAR: si Decretamos sanación para nosotros es porque estamos en el camino del autoconocimiento verdadero y del Amor hacia nosotros mismos y hacia los demás. 

Mediante ellos podemos cambiar y mejorar cualquier aspecto de nuestra vida.

Cada pensamiento y palabra que pronunciamos en una afirmación. Incluso las conversaciones que sostenemos con nosotros mismos, nuestro diálogo interno, son una cadena de afirmaciones positivas o negativas.

Nuestras creencias no son más que patrones habituales de pensamientos aprendidos durante nuestra niñez.  Y aunque muchas nos benefician otras pueden limitar nuestra habilidad para crear las cosas que realmente queremos en la vida.

Tenemos que aprender a reprogramar nuestra mente, aprender a pensar y hablar de forma positiva para vencer el hábito arraigado de la negatividad.

Obviamente esto, ayudará a nuestra energía personal y por consiguiente en nuestras vidas.

Podemos crear nuestras propias afirmaciones teniendo en cuenta que siempre debemos redactarlas en tiempo presente como si ya lo hubiésemos conseguido y agradeciendo al universo por nuestros logros.

Ejercitemos diariamente tales afirmaciones (aunque sólo sean 5 o 10 minutos por día) nuestro subconsciente se irá familiarizando o acostumbrándose a tales pensamientos, y con el tiempo crearemos el hábito de pensar siempre con sentido de abundancia, prosperidad o éxito.  

Mientras hacemos dichas afirmaciones al mismo tiempo hagamos imágenes mentales asociadas a tales pensamientos, así se irán produciendo anclajes en nuestro subconsciente con lo cual empezaremos a atraer de manera automática la abundancia y prosperidad a nuestras vidas.

Este es el secreto para vivir una vida de prosperidad, una vida feliz.

Somos los creadores de nuestra propia vida. En nosotros esta el poder transformador para que lo imposible sea posible.

Imprégnate de estos pensamientos poderosos, siente, vibra, piensa y confiesa que tu eres la ley de atracción y que todo lo que deseas se puede materializar en tu vida. Créelo.

Redirige tus pensamientos hacia tu máximo bien y el de los demás. Comparte y multiplica este poder que esta dentro de ti y de los demás para vivir una vida plena de abundancia.

Uno de los postulados de la Ley de atracción es que decretar cosas nos ayudará a concentrar nuestro poder interior y hacer que el Universo se vuelva hacia nosotros.

Para decretar nuestros deseos, podemos escribirlos, recitarlos y tenerlos en mente durante el día.

Las oraciones tienen que estar en presente, por ejemplo: “Soy feliz en mi trabajo, con mi familia y mis amigos. Nada me molesta ni me hace dudar”.

Siempre hablando en positivo y evitando incluir la palabra “no” en nuestros decretos, por lo tanto, no puedes decretar “No seguiré subiendo de peso”, mejor di “Me mantendré en mi peso ideal”, porque si hablas de forma negativa el universo te quitará aquello que negaste, dando vuelta el enunciado.

El Universo no conoce de negativismos, si te escucha decir “No quiero que me vaya mal hoy”, omitirá el “no” de la oración y cumplirá tus deseos de forma errónea.

Tienes que ser muy claro y positivo, tener toda la fe de que lo que pides se va a cumplir sin importar el cómo y, por supuesto, no ser impaciente, porque todo llegará a su debido tiempo.

Los decretos de la mente son una relajante herramienta de escritura, ayuda a trabajar la automotivación, la autoestima, a enfocar los objetivos y las cosas que se quieren.

Practica escribiendo tus propios decretos y disfruta de sus beneficios en la salud, las relaciones, en el dinero y en tu espiritualidad.

A partir de ahora… cada vez más…
(Utilízalo para lo abstracto, por ejemplo: “A partir de ahora yo soy cada vez más optimista.”)

Antes de…
(Utilízalo para lo concreto, por ejemplo: “antes de diciembre yo realizo un viaje de placer a Europa para conocer, disfrutar, descansar y pasear.”)

Recuerda profundizar en los beneficios del pensamiento positivo.

Mi mente es más potente para servirnos mejor.””Los pensamientos positivos me traen beneficios y ventajas que deseo.”

“Los pensamientos negativos no tienen influencia sobre mí en ningún nivel mental.”

“Cada día, conforme pasan los días, estoy mejor y mejor, en toda forma y de toda manera, sin molestias ni dolores y con mi salud perfecta.”

“Tengo control perfecto y dominio absoluto sobre mis sentidos y mis facultades, en este nivel y en cualquier nivel mental donde funcione, inclusive el exterior consciente.”

“Tengo a mi disposición toda la energía que necesito para vigorizarme cada vez que lo desee.”

“Puedo ver el lado positivo de las cosas, siempre que lo deseo.”

“Puedo ver el lado positivo de la gente, siempre que lo deseo.”

“Puedo ver el lado positivo del mundo en general y de mi mundo, siempre que lo deseo.”

“Todos los días, de todas maneras, mejoro en mis capacidades, mejoro en mi creatividad y mejoro en mis puntos de vista sobre mí mismo.”

“Todos los días, de todas maneras, mejoro en todos los aspectos de mi vida.”

“Mi salud física está mejorando.” “Mi salud mental está mejorando.” “Mi salud espiritual está mejorando.”

“Mi vida social está mejorando.” “Mi vida económica está mejorando.”

“Me gusta la vida. A la vida le gusto yo.”

“Soy la persona que más deseo ser.”

¿Qué decreto incorporaste a tu vida o incorporarás?

DESPERTAR

images (1) Hay que despertar. Hay que reconocer que nosotros no somos nuestro ego. Ese ego que muchas veces se apodera de nosotros. No es posible vencer en la lucha contra el ego (no hay que negarlo), lo único que hace falta es la luz de la conciencia (tomar conciencia del ego). Es la única manera de poder trascenderlo. Y ser luz. El ego es identificarte con la forma, es buscarnos a nosotros mismos y perdernos en algún tipo de forma. Formas materiales o cuerpos físicos, las formas de pensamiento que brotan en la conciencia. Aquella voz que oímos incesantemente en la cabeza, es el torrente de pensamientos incansables y compulsivos. Cuando cada pensamiento absorbe nuestra atención completamente, cuando nos identificamos con la voz de la mente y las emociones que la acompañan, nos perdemos en cada pensamiento y cada emoción, nos identificamos totalmente con la forma y, por lo tanto, permanecemos en las garras del ego. El ego es un conjunto de pensamientos repetitivos y patrones mentales y emocionales condicionados, dotados de una sensación de “yo”. El ego emerge cuando el sentido del Ser, del “Yo soy”, conciencia informe, se confunde con la forma. Ese es el significado de la identificación. Es el olvido del Ser, el error primario, la ilusión de la separación absoluta, la cual convierte la realidad en una pesadilla. La mayoría de las personas se identifican completamente con la voz de la mente, con ese torrente incesante de pensamientos involuntarios y compulsivos y las emociones que lo acompañan. Están poseídas por la mente. Hay una sensación de “yo” (ego) en cada pensamiento, en cada recuerdo, interpretación, opinión, punto de vista, reacción y emoción. Hablando en términos espirituales, éste es el estado de inconsciencia. El pensamiento, el contenido de la mente, está condicionado por el pasado. Cuando decimos “yo”, es el ego quien habla, no nosotros. El ego consta de pensamiento y emoción. Un paquete de recuerdos que identificamos como “yo y mi historia”. De papeles que representamos habitualmente sin saberlo, de identificaciones colectivas como la nacionalidad, la religión, la raza, la clase social o la filiación política. Identificaciones personales, no solamente con los bienes materiales sino también con las opiniones, la apariencia externa, los resentimientos acumulados o las ideas de ser superiores o inferiores a los demás, de ser un éxito o un fracaso. Los egos son diferentes sólo en la superficie, en el fondo son todos iguales. Todos viven de la identificación y la separación. Así, el ego lucha permanentemente por sobrevivir, tratando de protegerse y engrandecerse. El ego se identifica con las cosas materiales, tratamos de encontrarnos a través de ellas, y esto da lugar al apego y a la obsesión, los cuales crean la sociedad de consumo y las estructuras económicas donde la única medida de progreso es tener siempre más. El deseo incontrolado de tener más, de crecer incesantemente. Tratamos de hallarnos en las cosas pero nunca lo logramos del todo y terminamos perdiéndonos en ellas. El apego a las cosas se desvanece por sí solo cuando renunciamos a identificarnos con ellas. Lo importante es tomar conciencia de que tenemos apegos. Sabremos si estamos apegados a algo o a alguien, porque en el momento de perderlo, sentiremos desesperación, sufrimiento. Cuando reconocemos que estamos apegados a algo o a alguien, es cuando comienza la transformación de la conciencia.  El ego se identifica con lo que se tiene. Oculto dentro de él permanece un sentimiento profundo de insatisfacción, de “no tener suficiente”, de estar incompleto. El ego se identifica con lo que se tiene. El ego también se identifica con el cuerpo físico. Esto nos obliga a asumir un papel en la sociedad y a amoldarnos a unos patrones condicionados de comportamiento. Juzgamos nuestro cuerpo físico y lo comparamos con otros, a fin de perfeccionarlo para ser igual o mejores que los demás. Buscamos modelos a imitar, y seguimos las modas. Esta identificación con el cuerpo físico es también identificación con la mente. Identificarte con tu cuerpo, el cual está destinado a envejecer, marchitarse y morir, siempre genera sufrimiento tarde o temprano. Abstenerte de identificarte con el cuerpo no implica descuidarlo, despreciarlo o dejar de interesarte por él. Si es fuerte, bello y vigoroso, podemos disfrutar y apreciar esos atributos, mientras duren. También podemos mejorar la condición del cuerpo mediante el ejercicio y una buena alimentación. Aunque la identificación con el cuerpo es una de las formas más básicas del ego, la buena noticia es que también es la más fácil de trascender. Esto no se logra haciendo un esfuerzo por convencernos de que no somos el cuerpo, sino dejando de prestar atención a la forma corporal externa y a los juicios mentales (bello, feo, fuerte, débil, demasiado gordo, demasiado delgado), para centrar la atención en el interior, en la sensación de vida que lo anima. Podemos comenzar a sanar cuando miramos nuestro cuerpo sin los juicios mentales, o reconocer estos juicios sin creer en ellos. Es esencial sentir nuestro cuerpo desde adentro, en lugar de juzgarlo desde afuera. Cuando no hay identificación con la mente (apego al “Yo”), no hay identificación con el cuerpo. Y cuando la belleza desaparece, entonces no hay sufrimiento. Cuando no hay apego al cuerpo y éste comienza a envejecer, la luz de la conciencia puede brillar más fácilmente. ¿Despiertas, descubriste tu verdadero Ser?

MÉTODO DE SERENIDAD Y ELIMINAR ANGUSTIAS

serenidadSon muchas las técnicas de relajación y control de ansiedad.

Estrategias para superar la depresión.

Ejercicios para incrementar la autoestima y mejorar las habilidades sociales.

Estrategias de solución de problemas.

Ejercicios de meditación, métodos para hacer frente a las obsesiones, las fobias o ataques de pánico.

Pero no son mágicas ni curan los trastornos de ansiedad y depresión de la noche a la mañana.

No existe” Cure su ansiedad en una semana”, “Venza su depresión sin esfuerzo”, ya que todo eso es mentira, pues hay que trabajar duro y durante mucho tiempo para poder superar estos estados.

Hay técnicas que han demostrado su utilidad en el tratamiento de estos trastornos, pero que requieren de un compromiso firme por parte de la persona en ponerlas en práctica para que de este modo puedan resultar eficaces.

Hay que ser perseverante y no esperar obtener grandes resultados de forma inmediata, ya que esto es un trabajo que hay que realizar a medio y largo plazo, pero el esfuerzo merece la pena.

Hoy en día tenemos tantos problemas y asuntos que resolver.

Y a veces parece como si nadie se diera cuenta de todo lo que tenemos que resolver al mismo tiempo: trabajar, estudiar, encargarnos del hogar, ajustar nuestro presupuesto y seguir cumpliendo con nuestras responsabilidades.

Parece imposible que en medio de tantas preocupaciones y contratiempos, podamos conservar la serenidad para resolver todo sin caer en la desesperación ni afectar a los demás con nuestra impaciencia.

El valor de la serenidad nos hace mantener un estado de ánimo pacífico y tranquilo aún en las circunstancias más adversas.

Sin exaltarse o deprimirse, encontrando soluciones a través de una reflexión detenida y cuidadosa, sin engrandecer o minimizar los problemas.

Cuando las dificultades nos aquejan fácilmente podemos caer en la desesperación, sentirnos tristes, irritables, desganados y muchas veces en un callejón sin salida.

A simple vista el valor de la serenidad podría dejarse sólo para las personas que tienen pocos problemas, en realidad todos los tenemos, la diferencia radica en la manera de afrontarlos.

Debemos ser conscientes de algunas realidades, no podemos abandonar nuestras ocupaciones habituales y escaparnos a algún lugar lejano para meditar con tranquilidad; dejarnos arrastrar por la tristeza; trabajar con menos intensidad, o esperar a que alguien tome nuestro problema en sus manos y lo resuelva.

Toda dificultad se ve más difícil y más grave que las anteriores, aun más si se agrega a otras que ya tenemos.

Nos empeñamos en encontrar la solución casi de manera simultánea al surgimiento del problema, algunas veces se da, pero no siempre. Por lo general toda situación requiere un consejo o un análisis profundo y detenido.

En estado de tensión, por nuestra mente, pasamos y repasamos las mismas palabras, las mismas opciones y los mismos pensamientos sin llegar a nada y aumentando nuestra ansiedad, perdiendo tiempo, energía y buen humor.

La serenidad no se da con el simple deseo, si así fuera, no tendríamos tiempo de sentirnos intranquilos o desesperados.

Usualmente reaccionamos y actuamos por impulsos, privando a nuestra inteligencia de la oportunidad de conocer y dilucidar todas las aristas del problema.

Revisemos cuatro ideas básicas para generar serenidad en nuestro interior:

  • Evitar “encerrarse” en sí mismo.
  • Encontramos mejores soluciones cuando buscamos el apoyo y el consejo de aquellas personas que gozan de nuestra confianza,  porque sabemos de antemano que su opinión estará siempre de acuerdo a la razón, la verdad y la justicia.
  • Concentrarse en una labor o actividad: Parece contradictorio pensar en mantener la atención rodeados de tanta tensión y preocupación, pero es posible salir de ese estado encaminando nuestros esfuerzos a realizar nuestras labores con la mayor perfección posible. Lo que necesitamos es liberar nuestra mente, salir del círculo vicioso y estar en condiciones de analizar las cosas con calma. No existe mejor distracción que el propio trabajo y la actividad productiva.
  • Gozar de la alegría ajena: Normalmente las personas que nos rodean se percatan de nuestro estado de ánimo. Los hijos, el cónyuge, los compañeros de trabajo no tienen la culpa, tampoco son indolentes a nuestro sentir, simplemente intentan hacernos pasar un momento agradable, no debemos alejarnos, ni rechazar estas pequeñas luces que iluminan nuestro día. Escucha las anécdotas, sonríe, ayuda a tus hijos a hacer la tarea… ¡Aprovéchalos!
  • Cuidarnos físicamente: Parece elemental y obvia esta observación, pero hay personas que se sienten afectadas de tal modo que dejan de comer y dormir por sus preocupaciones. Todos sabemos que las personas se vuelven más irritables ante la falta de alimento y descanso, por lo tanto, este descuido merma nuestra capacidad de análisis y decisión.

Seguramente todos hemos tenido la experiencia de “distraernos del problema” sin darnos cuenta; cuando volvemos a ser conscientes del mismo, nos sentimos liberados de la ansiedad y el pesimismo, es entonces cuando podemos pensar y decidir.

La serenidad hace a la persona más dueña de sus emociones, adquiriendo fortaleza no sólo para dominarse, sino para soportar y afrontar la adversidad sin afectar el trato y las relaciones con sus semejantes.

La mayoría de los tratamientos psicológicos que se emplean hoy día, suelen ser ineficaces porque tienden a ser incompletos, es decir, sólo se ocupan de restablecer aquella área o áreas que la persona suele manifestar como problemática o deteriorada, pero perdiendo de vista la totalidad de la persona donde todas las áreas y componentes de su personalidad están interrelacionados y conectados entre sí, por lo que si hay problemas o alteraciones en una sola de estas áreas, esto se manifestará en un comportamiento problemático a nivel general.

De hecho, la mayoría de los tratamientos psicológicos tratan de curar los síntomas, pero no analizan las causas subyacentes que originan dichos síntomas.

Es decir, a una persona que sufre de ansiedad, simplemente se le enseña una técnica de relajación y punto, pero esta herramienta es insuficiente ya que a medio plazo, la persona volverá a recaer en su ansiedad, puesto que no se trabajó sobre la totalidad de la persona y sobre las diversas áreas que podrían estar ocasionando y desencadenando dicha ansiedad.

Esta ansiedad pudo ser causada por una falta de autoestima, por un déficit en habilidades sociales, por un déficit en la capacidad para solucionar y afrontar problemas, por una falta de control mental, por una incapacidad para aceptar determinados sentimientos, emociones y/o pensamientos, etc., por lo que si no se trabajan todos estos aspectos de forma conjunta, el déficit psicológico seguirá manifestándose en la persona de una u otra manera y la ansiedad seguirá dañando y desestructurando su vida.

Todos los aspectos de la personalidad que influyen de manera interrelacionada y reciproca para que la persona pueda tener un óptimo y adecuado desarrollo personal, tanto a nivel psicológico y emocional, como en lo que respecta a su calidad de vida y a su satisfacción personal en todos los ámbitos de su existencia.

Es evidente, que si todas las áreas que conforman la personalidad están bien desarrolladas y afianzadas, la persona se encontrará bien, se sentirá plena y su desarrollo personal será óptimo y satisfactorio.

Por otro lado, la simple carencia en un área determinada, contaminará e influirá sobre las demás, haciendo que dicha persona se encuentre mal y que su desarrollo personal se encuentre obstaculizado, manifestándose en toda una serie de problemas psicológicos o emocionales.

Es importante llevar a cabo un proceso de reconstrucción personal en el que decidamos hallar la salida al dolor y sufrimiento que hay en nuestra vida.

Y que cada día que pasa seamos más conscientes de que si no cambiamos nuestra actitud, la forma de pensar, de sentir y de actuar, todo se agravará, ya que nuestro cuerpo no podrá seguir aguantando durante mucho más tiempo el estado de tensión y nerviosismo.

No se puede recuperar el equilibrio perdido recurriendo solamente a fármacos, ya que para poder recuperar nuestro equilibrio personal, hay que hacer un profundo trabajo de reconstrucción individual que nos permita restablecer la energía pérdida, recuperar el entusiasmo por la vida y conseguir desprendernos del estado de angustia y desilusión tan común en nuestros días.

Los fármacos pueden proporcionarnos alivio a corto plazo, no producen en la persona el cambio interno necesario para que ésta recupere el control de su vida, y con ello el control de sus pensamientos, sentimientos y emociones.

Es importante utilizar tu mente y ayudarte a cambiar tu forma de afrontar los problemas.

Que aprendas a romper la relación negativa que tienes establecida entre tu mente y tu cuerpo, bien aprendiendo a relajar tu mente, aprendiendo a relajar tu cuerpo, o relajando ambos de manera simultánea.

Con este aprendizaje, conseguirás que los pensamientos negativos y la tensión física que éstos producen, no puedan producirte emociones dolorosas, provocando con ello una mejora en tu vida a nivel físico y emocional.

Sólo necesitas creer que el cambio es posible y que está al alcance de tus manos, más cerca de lo que te puedas imaginar, ya que la fuerza para el cambio está dentro de ti, se encuentra en tu interior y puedes acceder a todo el potencial que guardas dentro de ti.

Hazlo ahora, no esperes más. No lo dejes para mañana, porque el mañana es solamente una ilusión. La única transformación posible debe ser realizada ahora. ¿Por qué esperar más? ¿No te gustaría poder empezar a disfrutar de tu vida plenamente de una vez por todas?

Pues adelante, hazlo ahora, deja tu mente abierta, libérate de todas tus preocupaciones y haz tuyas las ideas que se mencionan y exponen. Una vez que las hayas hecho tuyas, ponlas en práctica y convéncete a ti mismo de que el cambio es posible mediante la acción.

Avanza lentamente pero de forma segura, es mejor dar pequeños pasos que intentar correr demasiado deprisa.

¿Qué paso darás?