COMO RESPETARSE A SI MISMO

"; google_ad_width = 468; google_ad_height = 60; google_ad_type = "text_image"; google_color_border = "FFFFFF"; google_color_link = "0000FF"; google_color_text = "000000"; google_color_bg = "FFFFFF"; google_color_url = "008000"; //-->

descarga (6)La mejor forma es amándose.

Cuando uno se ama, no se hace daño.

No permite que otros le hagan mal.

Como muchas veces lo dijimos si alguien dice algo de mi, lo que más me lastima es creer que tiene razón.

Podemos respetarnos desde que nos levantamos, al abrir los ojos y permitirnos tener un maravilloso día.

Despertándonos con optimismo.

Despertándonos dando gracias por estar vivos.

Pensando en lo que podemos hacer por mínimo que sea para estar mejor.

Algunos podrán decir que no es fácil lograr eso.

Entonces tendrán que ver los motivos por los que se despiertan negativos, desganados, creyendo que su día será igual o peor que el anterior.

Muchas veces se debe a que no se descansa lo suficiente y eso hace un mal humor, el cuerpo como puede pide su descanso , pero nosotros no lo escuchamos.

Otras veces el despertarme a las corridas, pensando que si duermo más, estaré mejor aunque eso significa que en media hora tengo que ocuparme de hacer muchas cosas.

Despertarme dándole demasiada atención a noticias que me transmiten por los medios de comunicación.

La falta de armonía en mi hogar.

El permitir que comencemos el día a los gritos.

O simplemente el no comprender que cada persona tiene distintas formas de comenzar el día y cuando lo comprenda ayudará mucho al bienestar de todos.

Generalmente uno no se respeta cuando tiene una baja autoestima.

Resultado que lo fuimos formando desde la niñez, adolescencia o ya de adultos.

Por sentirnos que los demás son mejores que nosotros, más inteligentes, más hermosos, más amorosos.

Muchas veces nos quejamos por lo que dicen, por los resultados por nuestras vidas.

Pero la realidad es que en vez de ocuparnos, nos preocupamos.

Nos quedamos en nuestra zona de confort y no nos respetamos.

La realidad es que nadie se siente menos por ser menos inteligente, bello o amoroso.

No creo que exista una persona que no se encuentre con alguien con más atributos, cualidades o fortalezas.

Pero la realidad es la actitud con que uno las enfrenta.

Yo no seré tan inteligente pero cada día aprendo algo nuevo, no hay un día que yo me vaya a dormir sabiendo igual.

Me rodeo de personas, las escucho y siempre de alguna me llevo algo que no sabía o que lo tenía muy olvidado.

Lo mismo pasa con lo exterior, que si bien no es lo más importante, es parte de nosotros.

Me respeto cuidando mi cuerpo, comiendo sano, haciendo actividad, no sobre exigiéndome.

Me respeto cuando me doy tiempo para conocerme.

Para hacer lo que me gusta.

Cuando en mi vida no son todas obligaciones, ni ordenes dadas por los demás.

Muchas veces escucho las quejas especialmente de las mujeres, de las madres de todo lo que deben hacer.

Listas largas dónde ellas se ocupan de mucho y los demás no participan.

Una forma de respetarse es de ocuparnos cada uno de lo suyo.

Pero no podemos exigir de un día para el otro, grandes cambios.

¿Por dónde comenzarás?

 

"; google_ad_width = 234; google_ad_height = 60; google_ad_type = "text"; google_color_border = "FFFFFF"; google_color_link = "0000FF"; google_color_text = "000000"; google_color_bg = "FFFFFF"; google_color_url = "008000"; //-->

COMO PARAR LOS PENSAMIENTOS QUE TE PREOCUPAN O REITERATIVOS

como parar pensamientosEn un mundo donde existe tanta inseguridad, estrés y tantas exigencias, es común que en algún momento aparezcan pensamientos que no nos hacen bien.

Es por eso que hoy nos vamos a ocupar de ayudarnos para liberarnos de ellos.

Primero deberemos identificarlos.

¿Cuáles son?

Si se deben a nuestra salud.

Si deben a nuestra economía.

Si se deben a nuestros afectos, a nuestra seguridad.

A cosas materiales.

A la muerte.

Generalmente nos preocupan cosas no resueltas.

Son reiterativas porque no las resolvemos o enfrentamos.

Algunas son agrandadas por nuestra mente al no enfrentarlas.

Parecida a los miedos de los niños al ver sombras monstruosas. Que cuando las comparten, eran la sombra del árbol con sus ramas y hojas moviéndose por el viento, al verlas por la ventana.

Si son pensamientos por nuestra salud, lo mejor es ocuparnos.

Consultar a distintos profesionales que nos digan que tenemos.

Al saberlo seguir los consejos para curarnos.

Que nunca creamos que no hay solución.

Que no la tengamos nosotros o algunos no quiere decir que no la hay.

Si es por nuestra economía.

Se trata de buscar los caminos que nos lleven a la solución.

No dejarnos convencer que no hay dinero, siempre existen personas que cada vez ganan más.

Saber en que situación estamos y que no se torne en una obsesión por tener cada vez más.

Si es por nuestros afectos, aprender a vivir más nuestra vida.

Muchas veces al querer tanto, nos creemos dueños de la vida de los demás y pretendemos que ellos hagan lo que nosotros creemos lo mejor para ellos.

Por distintas formas de responder de los demás nos creemos que no son justos, que no nos quieren.

A veces los pensamientos reiterativos vienen por miedos de que nos les pase nada malo.

Miedos a accidentes.

Miedos a robos.

Miedos a perdidas.

Otras veces los pensamientos que se repiten es por todo lo que tenemos y nos da miedo perder o por todo lo que deseamos y tenemos miedo de no poder conseguir.

Una buena forma de parar esos pensamientos es cambiarlos por los pensamientos positivos o por las afirmaciones.

Por tener actividades, que van resolviendo esas preocupaciones.

Por darnos cuenta que muchas preocupaciones no son importantes.

Al principio cuesta concentrarse en algo, anda uno con la cabeza perdida en ningún sitio, sin capacidad para estar centrado en una tarea concreta, con grandes despistes en el trabajo, en casa, y sin ganas de hacer nada. Vamos a salir de ahí, poco a poco, como todo.

Es muy positivo hacer cosas que nos distraigan, pero de verdad. No sirve ir al parque o ver la televisión y estar en realidad pensando en lo de siempre.

Hacemos esto para mejorar, así que hay que trabajar, es por nosotros.

Si no puedes, como es muy posible, concentrarte en ninguna tarea desde el principio, entonces vamos a fortalecer esa capacidad perdida. Se puede, claro que se puede.

Será de forma gradual.

Estas dispuesto a comenzar ¿Qué piensas?¡Cuéntame!

COMO NOS RELACIONAMOS CON LOS CONFLICTOS

COMO NOS RELACIONAMOS CON LOS CONFLICTOS BISAl pasar el lunes pasado por una dificultad, note como cada uno enfrenta de diferentes maneras los conflictos.

Son distintos los sentimientos que surgen.

Y que mejor es compartirlos.

Al compartirlos, nos conoceremos más.

Seguiremos aprendiendo los unos de los otros.

Eliminaremos aquellos que no nos sirven para reemplazarlos por aquellos que nos benefician.

Elegí una pieza de un rompecabezas o puzzle como le dicen otros, porque para mi se parece bastante.

Cuando mis hijos eran chicos nos entreteníamos mucho armándolos y adquiriendo nuevos con más dificultad.

Nos hacia sentir muy bien, los logros que obteníamos, ya que con la practica cada vez era más fácil.

 

Pero cuando venía mi sobrino, que no estaba acostumbrado a armarlos, enseguida abandonaba y decía que era muy aburrido.

Ellos eran pequeños, no superaban los 10 años pero ¿cuántas veces reaccionamos así frente a los conflictos o dificultades nosotros?

De que lado estamos del que las dificultades son un desafío para resolverlo o la angustia de no sentirnos capaces de resolverlo.

También las reacciones surgen ante los conflictos en la salud.

Y aquí ya que se trata de conocernos más, a mi mente viene mi abuela materna.

Ella cuando ya tendría mas de 85 años, comenzó a tener dificultades para caminar y como no quería usar bastón ella colocaba las sillas estratégicamente para ir sosteniéndose de ellas y de la pared.

Falleció a los 98 años y solo pudo vivir un mes siendo atendida constantemente por los demás siempre se hacia todo.

Otra forma de encarar las dificultades, totalmente opuesta tenía la madre de mi cuñado.

Ella disfrutaba de ser atendida y de hacerse la víctima ante las dificultades.

Teniendo mucha menos edad, no llegando ni a los 70 años, por no caminar, no movía los brazos para alcanzarse una masita que estaba al dado de ella.

Esperaba que se la den los demás.

Pensemos como actuamos nosotros.

¿Cómo victimas o buscando cómo resolverlo?

En la vida se van presentando siempre conflictos, dificultades.

Si nunca se nos presenta nada, también tendremos que ocuparnos.

Aquel que en su vida nunca existe ningún conflicto, ninguna dificultad, tendrá que pensar si esta avanzando o esta en una zona de confort.

 

Zona de confort que está para evitar los conflictos, por comodidad, por miedo.

Cada dificultad o conflicto es un desafío para resolver.

Con el conocimiento se hace más fácil.

Cuando entramos a la sala y la cámara no prende pero ya la utilizamos muchas veces sabemos distintas formas de resolverlo, a veces por ensayo y error.

Lo mismo ocurre en nuestra vida tenemos que ir adquiriendo nuevos conocimientos para que sea todo más fácil.

Cuando nos damos por vencidos y no buscamos la solución, el problema si otra vez se nos presenta, será nuevamente un conflicto.

También se trata de saber quién sabe más y nos puede ayudar.

Como siempre lo decimos cada uno tiene un gran potencial y tiene mucho para dar.

Sepamos observar que distingue a cada uno, lo que a nosotros nos puede resultar difícil para otro es muy fácil.

Lo importante es que siempre seamos positivos, que no bajemos los brazos, a veces estamos muy cerca de resolverlo y por abandonar perdemos el éxito.

Recuerden “Persevera y triunfarás”.

Pero tengamos cuidado y observemos que no estemos intentando siempre de la misma manera, con mismas acciones mismos resultados.

Si hago algo y no resulta debo intentarlo de otra manera.

Si el conflicto lo tengo en las relaciones.

Tendré que ver como trato a los demás.

Muchas veces nos quejamos de los demás y no los estamos escuchando ni entendiendo.

¡Ahora espero que me cuentes vos!