LA ENERGÍA PERSONAL E INTERPERSONAL

"; google_ad_width = 468; google_ad_height = 60; google_ad_type = "text_image"; google_color_border = "FFFFFF"; google_color_link = "0000FF"; google_color_text = "000000"; google_color_bg = "FFFFFF"; google_color_url = "008000"; //-->

images (28)Todo ser vivo esta formado de un cuerpo físico y de un campo de energía. Ya que la vida conforma una actividad eléctrica, esta crea unos campos electromagnéticos, que forman el aura humana. 

Cada ser humano esta formado por infinidad de campos electromagnéticos que crean fuerzas que están constantemente interactuando. 

Muchas veces malgastamos nuestra energía personal con preocupaciones, malhumor, pensamientos negativos que nos matan la energía personal.

Al cabo del día, en vez de tener brillo en la mirada, transmitir viveza en los ojos, nuestro aspecto da señales inequívocas de cansancio… mostrándonos ante los demás cansados, abatidos y tristes.

Desde que nos despertamos, nuestra mente ha estado ocupada “cultivando” pensamientos que la agotan, “premiando” las preocupaciones, fomentando el pensamiento negativo sobre terceros y sobre uno mismo. En pocas palabras: desperdiciamos nuestra energía mental.

Recordemos que para tener energía mental debemos practicar la técnica de “pensamientos opuestos” a pensamientos negativos. Tomar la rienda de nuestros impulsos emocionales a través del control y desarrollo de nuestra inteligencia emocional.

Sólo empleamos un porcentaje mínimo de nuestras capacidades mentales. Parece como si nuestra energía mental estuviera esperando a que algo la activara. Nuestras rutinas y pensamientos negativos atrofian nuestra actividad mental en círculos viciosos. Nuestra mente es algo maravilloso. Personas sencillas logran habilidades prodigiosas… No te auto limites.

Nos ayuda mucho practicar la respiración, la relajación, controlar la respiración abdominal mientras realizamos el autocontrol de nuestras emociones.

Cumplir con nuestras obligaciones con la familia y el trabajo. Pasar tiempo con la familia y los buenos amigos. Practicar la compresión, el afecto y el cariño, mientras pensamos en la fuerza de la empatía. Practicar la risa.

Cuidar nuestra alimentación y salud. Nuestro cerebro debe estar siempre a punto y en las mejores condiciones. Una alimentación saludable, rica y variada. Practicar ejercicios y todo lo que a nuestra salud en general y cerebro en particular les convengan.

Lecturas positivas.

La energía es generadora y sostenida por nuestras pasiones.

Parece sencillo pero muchas veces es amenazada por las distintas situaciones de la vida.

Es cuestión de aprender a formar espacios sanos de energía duradera en nuestro corazón suceda lo que suceda.

Es imprescindible detectar qué o quién consume tu energía para poder cerrar ese asunto, o bien, decidir abandonarlo porque resulta infructuoso o innecesario en ese momento.

Para poder movilizar la energía y canalizar su comportamiento en la dirección deseada, surge el trabajo en equipo, que se desarrollo a partir de los conocimientos de la psicología social y que se centra en los estudios de lo que hace la motivación, ahora se busca no solamente la fuerza física, sino también sobre lo que pasa en su subconsciente.

La Relación interpersonal es una interacción recíproca entre dos o más personas. Se trata de relaciones sociales que, se encuentran reguladas por las leyes e instituciones de la interacción social.

En toda relación interpersonal interviene la comunicación, que es la capacidad de las personas para obtener información respecto a su entorno y compartirla con el resto de la gente.

Hay que tener en cuenta que las relaciones interpersonales funcionan tanto como un medio para alcanzar ciertos objetivos como un fin en sí mismo. El ser humano es un ser social y necesita estar en contacto con otros de su misma especie.

¿Cuál es tu energía a diario?

"; google_ad_width = 234; google_ad_height = 60; google_ad_type = "text"; google_color_border = "FFFFFF"; google_color_link = "0000FF"; google_color_text = "000000"; google_color_bg = "FFFFFF"; google_color_url = "008000"; //-->

HO’OPONOPONO

images (33)Que podamos practicar el Hoʻoponopono ese arte hawaiano muy antiguo de resolución de problemas basado en la reconciliación y el perdón.

Existen otras prácticas de perdón similares en islas de Oceanía como Samoa, Tahití y Nueva Zelanda. Tradicionalmente, el ho’oponopono es practicado por sacerdotes de curación o “kahuna au” entre los miembros de la familia de una persona que está físicamente enferma. Las versiones modernas se llevan a cabo dentro de la familia por el miembro de más edad, o por el propio individuo.

Se define en el diccionario hawaiano como “higiene mental: conferencias familiares en donde las relaciones se corrigen a través de la oración, discusión, confesión, arrepentimiento, compensación mutua y el perdón”

Literalmente, ho ʻo  es un vocablo utilizado para convertir en verbo al sustantivo siguiente.

En éste caso transforma en verbo al sustantivo “ pono “, que es definido como “bondad, rectitud, moralidad, cualidades morales, procedimiento apropiado o correcto, excelencia, bienestar, prosperidad, beneficio, condición verdadera o natural, deber, adecuado, propio, justo, virtuoso, equitativo, beneficioso, exitoso, en perfecto orden, preciso, correcto, facilitado, aliviado, deber, necesario.”

Ponopono es definido como “enderezar; poner en orden o en forma, corregir, revisar, ajustar, enmendar, regular, arreglar, rectificar, ordenar, arreglar ordenada o pulcramente.”

Comenzó como una costumbre en donde los miembros de una familia se reunían con otros miembros de su familia no tan inmediatos donde “ponían en orden” relaciones familiares disfuncionales.

Algunas familias se reunían diaria o semanalmente, para prevenir que surgieran problemas. Otros cuando alguna persona se enfermaba, creyendo que la enfermedad se debía a la tensión de la ira, culpa, recriminaciones y falta de perdón.

Kupuna Nana Veary escribió que cuando cualquiera de los niños en su familia se enfermaban, su abuela preguntaba a los padres: “¿Qué han hecho?”. Creían que solamente se curaría con el perdón entero de la familia completa.

El proceso comienza con oraciones. Se hace una declaración del problema y se discute la transgresión.

Se espera que los miembros de la familia resuelvan los problemas y cooperen, no que se aferren a los errores cometidos.

Se toman uno o más momentos de silencio para reflexionar en el enredo de emociones y lesiones.

Los sentimientos de todos son tomados en cuenta. Después se confiesan, arrepienten y perdonan. Todos liberan al otro, lo sueltan. Se desprenden del pasado  y juntos concluyen el evento con un festejo, que simboliza la liberación.

Otra variante para la finalización del hoʻoponopono se representa dándole algo a la persona perdonada.

En 1976 Morrnah Nalamaku Simeona, considerada como una sacerdotisa sanadora o kahuna lapaʻau, adaptó el hoʻoponopono tradicional, de perdón familiar mutuo, a las realidades sociales de nuestros días.

Para ello lo extendió tanto a un proceso de resolución para problemas sociales en general fuera de la familia como a una auto-ayuda psico-espiritual, en lugar de a un proceso grupal.

La versión de Simeona está influenciada por su educación cristiana (protestante y católica) y sus estudios filosóficos sobre la India, China y Edgar Cayce. Como en las tradiciones hawaianas, ella enfatiza la oración.

Y a diferencia de las tradiciones hawaianas, ella describe los problemas como los efectos de Karma negativo, diciendo que “tienes que experimentar por ti mismo lo que le has hecho a otros” y tú eres el creador de tu vida y de tus circunstancias.

Cualquier acto incorrecto es memorizado dentro de uno mismo y reflejado en cada entidad y objeto que estuvo presente cuando la causa ocurrió.

Como las leyes de causa y efecto predominan en todo lo vivo y todas las vidas, el propósito de su versión es principalmente “liberar experiencias infelices y negativas en reencarnaciones pasadas y resolver y quitar traumas de los ‘bancos de memoria’.” 

Las ataduras kármicas entorpecen la evolución mental, por lo cual “la limpieza (kármica) es un requisito para la expansión de la conciencia.”El usar su proceso de 14 pasos disolvería esas ataduras. Ella no utilizó mantras ni ejercicios de condicionamiento.

Sus enseñanzas incluyen: hay un Creador Divino que se ocupa de los motivos altruistas de los hombres, “cuando la frase ‘así sea’ es usada después de una oración, quiere decir que el trabajo del hombre termina donde comienza el de dios“

La ‘auto identidad’ significa por ejemplo que durante el hoʻoponopono hay tres yoes o aspectos de la conciencia equilibrados y conectados con el creador divino.

Distinto a las oraciones egoístas, las “oraciones altruistas como el hoʻoponopono, donde también se reza por la liberación de otras entidades y objetos, alcanzan el plano divino o cosmos gracias a sus altas vibraciones.

Desde ese plano la energía divina o mana vendría” lo que transformaría la parte dolorosa de la memoria de malas acciones en todos los participantes en “luz pura”, en cualquier plano en que existan; “todos son liberados” Mediante esta transmutación mental los problemas pierden la energía para efectos físicos y la sanación o equilibro comienzan. En ese sentido, el mana de Simeona no es el mismo Mana al que se refieren tradicionalmente las creencias polinesias.

Después de que Simeona falleciera en 1992, sus antiguo estudiante y administrador Ihalekala Hew Len, fue co-autor de un libro junto con Joe Vitale llamado “Cero Límites” (Zero Limits) donde se refieren a las enseñanzas hoʻoponopono de Simeona.

Len no pretende ser kahuna. En contraste con las enseñanzas de Simeona, el libro dice que el objetivo principal del hoʻoponopono es alcanzar “el estado de cero, en donde habría cero límites. Ninguna memoria. Ninguna identidad.” Para alcanzar éste estado llamado ‘Self-I-Dentity’ (auto-yo-dentidad), uno debe repetir constantemente el mantra, “Lo siento mucho. Por favor, perdóname. Te amo. gracias.” 

Está basado en el principio de 100% responsabilidad,  tomando la responsabilidad por las acciones de todos, no solamente por las propias.

Si uno fuera a tomar completa responsabilidad por su propia vida, entonces todo lo que uno vea, escuche, saboree, toque, o experimente de cualquier forma sería nuestra propia responsabilidad porque está presente en nuestra propia vida.

El problema no sería con nuestra realidad externa sino con nosotros mismos. Para cambiar nuestra realidad necesitaríamos cambiarnos a nosotros mismos

¿Qué estas dispuesto a cambiar?

EL MUNDO DE LAS ALMAS Y ESPÍRITUS

imagesExiste una confusión con respecto, a lo que es alma y espíritu. Todo ser espiritual o quien participa en esta línea de pensamiento, debe conocer y diferenciar ambos términos.

El hombre es un espíritu que habita en un cuerpo y que tiene un almaEspíritu se es, alma se tiene.

El espíritu es la parte divina, inmortal y eterna, la chispa divina o emanación de Dios, que portamos en lo más profundo, de nuestro ser.

Esta es la fuerza de Dios, la luz eterna e inextinguible, que nos ilumina en los momentos cruciales, de nuestra vida. Podríamos comparar a Dios, con un gran dínamo que al girar vertiginosamente, hubiera desprendido miles de millones de (átomos) electrones negativos.

Cada uno de esos átomos equivale al espíritu de un hombre. Por lo tanto, el hombre es un espíritu encarnado en un cuerpo.

El alma, es la parte animal inteligente, o sea lo que llamamos personalidad, que se forma gradualmente como producto de la unión espíritu-cuerpo. Que se manifiesta en el instante en que el espíritu energiza la mente y el cuerpo. Cuando un sujeto tiene pena o sufre de profunda tristeza, es el alma la que está sintiendo esto. En cambio, cuando alguien dice “yo soy el que soy”, es el espíritu el que se ha manifestado. Lo que indica que nuestro espíritu puede re-potenciar nuestra mente, nuestro cuerpo y nuestra alma.

El espíritu es una energía que está localizada en cada célula y en cada átomo y si somos más rigurosos podemos ir más allá.

Cada átomo ejecuta una labor energética, por medio de turbinas electromagnéticas, que giran alrededor del núcleo (electrones), los cuales se nutren de energía constantemente, por medio del aire que respiramos y del sol. La energía da vida a la materia bioquímica.

El objetivo máximo del ser humano consiste en realizar la amistad eterna del alma y espíritu, para lo cual es necesario cultivar el alma, dándole  conciencia e inteligencia, actualizando su contenido y sentido de vida. Es como un animalito o niño pequeño, al cual debemos imponer nuestra voluntad, para enseñarle a obedecernos en todo momento, y no ser nosotros los que obedezcamos a la parte animal.

Cuando el alma adquiere conciencia o inteligencia, podemos actuar a voluntad, con las fuerzas de la naturaleza. La ley de la correspondencia dice, “como es arriba es abajo, como abajo es arriba” o como dice la iglesia,, ” así como en la tierra es en el cielo.”.

Si aplicamos esta ley universal, a este caso en particular, podemos afirmar, que todo lo que está dentro de nosotros, también está fuera y por lo tanto, aquel que conquiste su naturaleza interna, alcanzará también el dominio de la externa.

La alquimia, arte tradicional del ocultismo, enseña a transmutar los metales viles en oro. En el aspecto espiritual, esto simboliza la transmutación de las bajas pasiones en virtudes.

El alma que se desprende de los sentimientos y pasiones desenfrenadas, es cual brillante escudo de oro, que acoraza al individuo, en contra del mal y la miseria humana.

Como manifestación del alma, podemos apreciar el sello característico que el alma colectiva familiar imprime en todos los integrantes. No llevamos un parecido físico, solamente, sino también algo que llamamos “aire de familia”, algo que se siente en el ambiente al tratar a uno de ellos.

Esta alma colectiva puede convertirse, en algunos casos, en un verdadero tirano egoísta y pasional, que trae desgracia y miseria a los integrantes de este núcleo.

Si existe armonía y perfecta unión, puede brindarles prosperidad, protección, riqueza y felicidad.

En el aspecto colectivo, es interesante observar el alma de un país. Todos sus habitantes tienen una idiosincrasia similar, una manera especial de comportarse, que no nace de la vida conjunta.

Todos los extranjeros que llegan, son rápidamente tomados por esta fuerza colectiva y adoptan con rapidez el aire regional, hasta llegar a simular ser nativos.

En esta alma colectiva, gravitan todas las emociones, instintos, pensamientos y pasiones del pueblo y es a causa de esto que para poder triunfar, en cualquier sentido, para superar la mediocridad, es necesario elevarse sobre la vibración de esta alma colectiva, sometiéndose a una férrea disciplina personal.

Así como el ser humano tiene alma, también la tienen los animales, las plantas y aun los minerales, ya que la vida está en todo. Tal como afirma el principio hermético de vibración “nada es inmóvil, todo vibra”

La raza humana tiene un espíritu, pero no todos somos un espíritu. Sólo los creyentes, aquellos en quienes habita el Espíritu Santo, se dice que están “espiritualmente vivos” , así como los no creyentes están “espiritualmente muertos”. El espíritu es el elemento que le da al hombre la habilidad para tener una relación íntima con Dios. Siempre que se usa la palabra “espíritu”, se refiere a la parte inmaterial del hombre, incluyendo su alma.

La palabra “alma” se refiere no solamente a la parte inmaterial del hombre, sino también a la parte material. Más que el hombre tenga un “espíritu”, el hombre es un alma. En su significado más básico, la palabra “alma” significa “vida”. Sin embargo, la Biblia va más allá de la “vida” y se adentra en muchas áreas. Una de esas áreas es el deseo del hombre por pecar. El hombre tiene maldad por naturaleza y por consecuencia, su alma está corrompida. El “alma” como el “espíritu” es el centro de muchas experiencias espirituales y emocionales. Siempre que la palabra “alma” es usada, puede referirse toda la persona, viva o después de muerta.

El “alma” y el “espíritu” son similares en la manera en la cual son usadas en la vida espiritual del creyente. Son diferentes en sus referencias. El “alma” es la visión horizontal del hombre con el mundo. El “espíritu” es la visión vertical del hombre con Dios. Es importante entender que ambos se refieren a la parte inmaterial del hombre, pero sólo el “espíritu” se refiere al caminar del hombre con Dios. El “alma” se refiere al caminar del hombre en el mundo, ambos material e inmaterial.

¿Y tú por dónde y con quién caminas?

LA COHERENCIA

images (25)La coherencia es lo que nos permite concebirnos como una unidad.

Diversas ideas secundarias aportan información relevante para llegar a la idea principal, o tema, de forma que podamos encontrar el significado global.

Lo coherente, mantiene una misma línea con una posición previa. Si alguien afirma que nunca se iría de su país y al poco tiempo viaja para instalarse en el extranjero, tendría una conducta no coherente.

En cambio, si un futbolista asegura que no jugaría en un club diferente al que lo vio debutar y luego rechaza una oferta millonaria de otro equipo, puede decirse que se trata de una persona coherente.

La coherencia también se asocia con lo lógico.

Hablar con coherencia sin realizar promesas imposibles de cumplir ni distorsionar la realidad.

En la vida hay miles de situaciones triviales, tales como escoger un sabor de helado o un color de zapatos, y de ninguna manera un cambio repentino o una contradicción en tales decisiones puede representar un rasgo negativo de una persona, ni una amenaza para la seguridad de quienes lo rodean, a pesar de ser ejemplos válidos de falta de coherencia.

Las sociedades actuales se caracterizan por una falta de coherencia entre las necesidades de los ciudadanos y su accionar.

Muchos seres humanos se sienten perdidos, al llegar a ciertos puntos clave de la vida, como si no supieran quiénes son, cuáles son sus objetivos, por qué actúan de una u otra forma.

Esa sensación de no tener control sobre nosotros mismos está relacionada con la falta de conexión que existe entre nuestros deseos profundos y lo que realmente hacemos.

No actuar con coherencia a la hora de tomar tales decisiones puede afectarnos gravemente para el resto de nuestras vidas, así como al resto de las personas involucradas, como ser pareja e hijos.

Pero no se trata de una mera equivocación, sino de la consecuencia de una fuerte influencia que nos condiciona desde que nacemos, y que nos la transmiten nuestros mayores y los medios de comunicación.

El mundo nos dice cómo debemos ser, qué debemos hacer, qué debe gustarnos y, en muchos casos, acabamos por creerlo; aunque, tarde o temprano, la verdad aflora.

Para identificar y contrarrestar la influencia excesiva de las presiones de la coherencia sobre nuestras decisiones de sumisión, deberíamos estar atentos a los mensajes que nos llegan de dos puntos de nuestro interior: el estómago y el corazón.

Nos llegan mensajes del estómago cuando nos damos cuenta de que las presiones del compromiso y la coherencia nos impulsan a aceptar peticiones a las que sabemos que no queremos acceder.

En tales circunstancias, lo mejor es explicar al solicitante que acceder a su petición constituiría una forma de coherencia ciega en la que no queremos vernos envueltos

Los mensajes del corazón son distintos. Resultan de especial utilidad cuando no sabemos con certeza si nos equivocamos al contraer el compromiso inicial.

Es entonces cuando debemos plantearnos la pregunta crucial: “Sabiendo lo que sé ahora, si pudiera retroceder en el tiempo, ¿asumiría el mismo compromiso?”. Nos llegará una respuesta informativa con el primer destello de sentimiento que percibamos en nuestro interior

Lo que haces cada día tiene mucha importancia para tu propio bienestar, y lo que con ello obtengas a corto, medio y largo plazo.

Para vivir en coherencia con tus valores, de vez en cuando pregúntate ¿Lo que estoy haciendo ahora responde a mis verdaderos y auténticos deseos o estoy caminando en dirección opuesta o sin rumbo?

Todos tememos pequeños y grandes deseos, pero a veces hacemos cosas sólo porque nos proporcionan satisfacciones a corto plazo, produciéndonos una gratificación instantánea, como por ejemplo, gastar tontamente, perder el tiempo en banalidades o en hacer actividades de ocio que nos perjudican a largo plazo.

Alcanzar la salud integral, es el principal reto que tenemos para mantener una óptima calidad de vida.

Lograr la salud integral requiere del desarrollo coherente de nosotros, y para ello deberemos prestar atención a todos los aspectos de nuestra vida: físicos (cuerpo), mentales, emocionales (alma) y espirituales.

El desarrollo humano coherente en todas estas áreas, contribuye a crear una sociedad más sana.

Numerosos estudios han encontrado que las personas sometidas a cambios familiares, sociales y culturales caracterizadas por rupturas emocionales y desorganización social o inestabilidad, están en mayor riesgo de contraer diferente tipos de enfermedades emocionales y mentales que repercuten en la salud corporal.

Para alcanzar la salud integral, se requiere un desarrollo ordenado y coherente a través de las diferentes etapas que integran la vida y atender las diferentes áreas de desarrollo.

También se requiere el apoyo del núcleo familiar y una correcta alimentación para cada uno de los elementos que integran el ser.

Nos esforzamos por mantener la salud y la armonía en nuestra vida, y de forma intuitiva somos conscientes de las interconexiones que existen entre los procesos físicos y las palabras, emociones, sentimientos y pensamientos; realizando esfuerzos por mejorar la coherencia individual, familiar, social y global.

La salud integral es el estado personal más importante que pretendemos alcanzar y comprende aspectos interiores biológicos, psicológicos, espirituales y mentales, por lo que, la alimentación, el amor, la religión y la educación son los principales factores que influyen significativamente en nuestro desarrollo.

El cuerpo físico requiere una nutrición balanceada para un desarrollo óptimo. La nutrición incluye un conjunto de procesos mediante los cuales el organismo incorpora, transforma y utiliza los nutrientes contenidos en los alimentos.

Dada la complejidad de todo el proceso alimentario, la cantidad de alteraciones que se pueden producir es amplia. Se requiere llevar a cabo un soporte nutricional adecuado para mantener un peso corporal ideal y evitar un déficit de nutrientes.

La ingesta de alimentos y el gasto energético son controlados por sistemas neuronales complejos y distribuidos, que reflejan la importancia biológica fundamental del suministro adecuado de nutrientes y el balance energético.

Se han hecho grandes progresos en la identificación de los diversos mecanismos hormonales y neuronales, mediante los cuales, el cerebro se informa a sí mismo, acerca de la disponibilidad de nutrientes ingeridos y almacenados que a su vez, le permite generar conductas autonómicas y salidas endocrinas para regularlos.

El ser humano está integrado por cuatro elementos que le dan vida: cuerpo, alma, espíritu y mente, y los cuatro elementos están interconectados, es por ello que para mantener la salud integral se requiere coherencia.

No es posible alcanzar la salud integral si el individuo no obtiene el alimento y los nutrientes que requiere cada uno de estos elementos a través del amor, las reglas de vida, y educación en la familia, la sociedad, la religión y la escuela.

¿Cómo va tu vida? ¿Qué piensas?

COMO TRATAR CON GENTE DIFÍCIL

como tratar genteLo primero que tenemos que pensar, es quienes serían esas personas difíciles.

Quizás nosotros seamos difíciles para algunas personas.

El tema es muy subjetivo.

Por eso es necesario lograr nosotros ser objetivos.

Lo primero que tenemos que pensar, es quienes serían esas personas difíciles.

Quizás nosotros seamos difíciles para algunas personas.

El tema es muy subjetivo.

Por eso es necesario lograr nosotros ser objetivos.

Lograr como dijimos en otras oportunidades, ser observadores de la situación, o de las personas.

Alejarnos de lo emocional que nos hace muy subjetivos.

Que nos hace creernos dueños de la verdad.

Generalmente decimos que alguien es difícil porque no sabemos nosotros como tratar con ella.

A veces peor tratamos de difícil aquel que no podemos manejarlo, que no hace lo que nosotros queremos que haga.

Personas que demanda demasiado de nosotros.

Aquellas que quieren ser siempre la que manda, lograr que las cosas se hagan a su manera, decir la última palabra o demostrar que son las que tienen la razón.
La mayor parte de las veces, aunque no lo expresen ni lo acepten, son egocéntricas e inseguras.

Lo primero que tenemos que hacer es pensar que lo motiva a comportarse de esa manera.

Esa manera que nosotros pensamos que es difícil y qué nos molesta a nosotros de ello.

Después, pensar que queremos lograr nosotros y para que lo queremos lograr, si vamos a arriesgar una relación y si vale la pena el desgaste nuestro y de la relación.

Cómo manejar adecuadamente emociones negativas (estrés, frustración, enojo, etc.), y hacerles ver que se están desquitando con los demás.

Entender que están tan inmersos en sí mismos, que no perciben las necesidades y la forma de pensar de los demás, que dan por hecho que todos piensan o deberían pensar como ellos y necesitan lo que ellos quieren.

Conocer los motivos que lo llevan a ser arrogantes, tercos, hostiles, demasiado susceptibles, etc.

A estar convencidos de que tienen la razón, aun cuando están equivocados.

Comprender que están manejados por algunas creencias equivocadas, que rigen su vida.

Creencias como:
“En la vida sólo hay vencedores y vencidos”, por lo que ellos no pueden ceder y convertirse en vencidos, o “Ceder es mostrarse débil y la gente se aprovecha de las personas débiles”.

Cuando nos relacionamos con personas difíciles, tenemos tres opciones:

Aceptar la situación y a la persona, sin esperar que cambie.
Podemos negociar ciertos aspectos con ella, tratar de llegar a ciertos acuerdos, pero nosotros nunca vamos a cambiar a otra persona.
La otra persona va a cambiar, sólo cuando ella esté convencida de que necesita cambiar y esté dispuesta, a hacer el esfuerzo necesario para lograrlo.

2- Tratar de cambiar la relación, cambiando nuestra actitud y manera de pensar, respecto a la persona y a la relación.
Cuando entendemos el punto de vista de la otra persona, podemos:

Bajar nuestras expectativas respecto a ella.

Comprender los verdaderos motivos por los que actúa como lo hace.

Reconocer nuestras propias emociones, detrás de nuestra conducta.

Cuando tenemos una mayor comprensión de la otra persona y de nosotros mismos, nuestra actitud y nuestras emociones cambian y nuestra manera de relacionarnos con esa persona también cambia.

3- Alejarnos de la situación y de la persona, si creemos que nos está dañando y nosotros no podemos cambiar nuestra actitud al respecto o nuestro cambio no es suficiente.
En ocasiones, independientemente del tipo de relación que sea, pareja, familia, amigos, trabajo, etc. e independientemente de que existan lazos de cariño o amor, hay relaciones que no pueden mantenerse sin que nos dañen y lo más sano es alejarse de ellas.

¿Tú que haces? ¡Cuéntanos!

LA CONFIANZA

images (7)La confianza es la seguridad que tenemos hacia una persona  o hacia una situación.

Para mi va creciendo o debilitándose  según las experiencias vividas.

No creo que pase como muchas veces se ha dicho con otros temas, que como soy yo es lo que veo en los demás.

La confianza para mi comienza desde bebes.

Va muy unida al miedo, el bebé confía que su madre lo alimentará pero llora por miedo a que no sea así.

Según sus experiencias también será como confiará en sus padres al tener que quedarse sólo por primera vez en la escuela.

Confiará en los demás según lo aprendido en su hogar.

Padres con mucho miedo, muy protectores le enseñarán que no todos somos iguales.

También vamos a confiar en los demás por lo que vemos y escuchamos.

Familias que mienten no se dan cuenta que están enseñando a que se dice lo que no es cierto.

Vamos creciendo y del círculo pequeño familiar lo ampliamos al social (escuela, barrio, clubes).

Allí aprendemos que no siempre lo que se dice se cumple.

Prestamos que se convierten en pérdidas.

Promesas que no se cumplen.

Comentarios que son mentiras.

A eso se le va sumando los resultados que vamos obteniendo en lo que hacemos.

Si los resultados son positivos vamos aumentando nuestra confianza a nosotros mismos.

Si los resultados son negativos vamos a perder la confianza en que nosotros podemos.

Confianza que a veces se pierde según lo que dicen los demás.

Y si los demás hablan maravillas de nosotros vamos aumentando esa confianza.

Sin darnos cuenta le empezamos a dar el poder a los demás.

Nos olvidamos que el poder lo tenemos nosotros.

Que el equivocarnos no tiene que bajarnos la confianza en nosotros.

Que tiene que ser el impulso para intentarlo otra vez con más recursos, comprendiendo que me falto o cual fue el error.

Descubriendo mis virtudes, mis fortalezas y mejorando mis debilidades y defectos.

Es importante que comencemos en confiar en nosotros mismos.

Que seamos quien nos ame más en la vida.

Que aprendamos a jugar a nuestro favor y no en contra.

Que sepamos que siempre hacemos lo mejor que podemos.

Que ponemos toda nuestra energía para hacer lo mejor.

Que los demás hacen lo que pueden.

Que no somos todos iguales.

El mayor error que podemos cometer es cerrar las puertas de nuestro corazón.

Que por una mala experiencia creamos que todos son iguales.

Que todos quieren hacerte daño.

Es importante abrir tu corazón, quizás si eres de los que se tiran a la pileta, lo único que debes hacer es mirar a que haya agua en ella antes.

Siempre tu corazón debe estar abierto lo único que debes esperar es el momento correcto sin apuros ni resistencias.

Podrás encontrar a personas en las que puedes confiar con los ojos cerrados, con otras dependerá de la situación que este pasando.

Pero siempre debes ser objetiva porque quizás te fallaron, no respondieron como tú lo hubieses hecho pero por la sencilla razón que no eres tú.

Aprende a confiar y que el ser desconfiado no te paralice y te esté quitando posibilidades.

¿Qué te parece? ¡Me cuentas!

VIOLENCIA

violenciaElegí este tema por que fue el que sugirió alguien mientras estábamos reunidos el lunes pasado.

Pensé que es un tema que podríamos tratar ya sea para ayudar a quién lo está viviendo o para escuchar a quién quiera contarnos su experiencia.

La violencia es algo que siempre existió.

Pero ahora pareciera que se ve más.

¿Será que se muestra más o que llega más lejos que antes?

Hay dos tipos de violencia: la física y la verbal.

Las dos dejan sus secuelas.

Algunos ejercen los dos tipos de violencia otros solo una.

Pero como siempre lo que buscamos es ayudar ¿Cuál es la solución?

Como todo conflicto o problema es cuestión de buscar el origen.

Toda persona violenta tiene un problema que lo hace desbordar.

El problema puede venir desde su infancia, repitiendo patrones, por adicciones (alcohol o drogas) o por situaciones presentes.

Cuando fueron criados con violencia algunos se dan cuenta que ese no es el camino, pero otros se creen que así se educa.

Muchos niños se acostumbran a buscar sus límites de esa manera.

Cuando se les habla no escuchan.

Parejas que no dialogan, o que comienzan con la violencia verbal y luego van a la física.

Niños que tienen que vivir con sus padres peleándose.

Ahora muchas parejas ante los problemas se separan, evitando ser maltratadas.

Hay muchos centros de ayuda para quienes no pueden dejar el alcohol o los distintos tipos de droga.

Es cuestión de pedir ayuda para poder dejar la adicción o como familiar de un adicto.

Para aquellos que sufren de violencia ante distintos problemas que surgen.

Recuerden que como es adentro es afuera.

Si logran la paz interior, lograrán tener la paz exterior.

Saber distinguir lo importante de lo que no lo es.

Muchos se enloquecen por tener y tener.

El cuerpo que descansa y se relaja raramente es violento.

Los que son escuchados y entendidos raramente continúan violentos.

La violencia es generada por falta de contención.

Generada por carencias económicas o afectivas.

Muchas personas pueden ser pobres y no son violentas.

La violencia muchas veces se genera por la desigualdad.

Se genera por la falta de solidaridad de muchas personas, que tienen mejor a sus perros que a lo que ellos tienen a sus hijos.

También lo genera el dar en vez de enseñar a generar.

Pretenden que todo se les de sin ningún trabajo.

La violencia también lo genera el no ser escuchado, el ser ignorado.

Podríamos pasar horas hablando de violencia pero lo importante es que nosotros no la generemos, que no permitamos ser agredidos, que escuchemos dando paz y amor a los demás.

¿Qué haces tú?

 

RELACIÓN CON EL AMOR INCONDICIONAL

RELACION AMOR INCONDICIONALTenemos que preguntarnos ¿Cómo nos relacionamos nosotros con el amor incondicional? ¿En dónde se encuentra el amor incondicional? ¿En qué situaciones aplicamos nuestro amor incondicional y en cuáles solo es amor?

La relación viene desde nuestro interior.

Depende de nuestra relación con nosotros mismo. ¿Cómo te tratas? ¿Cómo te ves?

El Amor Incondicional es el gran desconocido de las relaciones, la mayoría de relaciones amorosas, sean de pareja, de amistad, de familia se basan en el amor condicional, es decir, te quiero si haces esto, si me llamas, si te portas bien, si me haces feliz, si te quedas en casa, etc. A eso se le ha llamado Amor.

Tal vez podemos empezar a amar desde lo incondicional y así no necesitaremos cambiar a nadie sino decidir si estamos con esa persona o no.

Es el miedo lo que nos separa de amar incondicionalmente, el miedo a perder, a quedarnos solos, a no gustar, a equivocarnos, a ser rechazados, el amor a nosotros mismos.

Aceptar las cosas como son es amarlas incondicionalmente.

Empieza por la gratitud: el amor incondicional aumenta agradeciendo, enfocarnos en agradecer lo que sea que estamos viviendo.

Por ejemplo si empezamos una relación y no nos llama cuando queremos, centrarnos en lo que vivimos con esa persona, agradecerlo y dejarlo ir.

Amarnos a nosotros incondicionalmente y ser feliz o estar en paz o como lo queramos llamar con nosotros mismos. Desde ahí si podremos amar incondicionalmente.

Observemos, aceptemos y aprendamos para ver como el amor incondicional crece y nos conecta con otras personas en el mismo proceso.

Podemos compartir si estamos completos, si no lo estamos, en lugar de compartir partimos ya que solo entregamos una parte y con condiciones.

El Amor condicional es: Te amo si….el Amor Incondicional es: Te amo hagas lo que hagas.

Es el amor que se da sin esperar recibir nada a cambio, ni siquiera amor.

Es el amor que reconoce, acepta y aprecia todas las cosas, incluso aquellas que no entiende.

Es el amor que nos llama a hacer brillar nuestra luz, aun cuando nadie esté mirando.

Es la forma en que debemos amarnos a nosotros mismos y el único tipo de amor que podemos compartir libremente con los demás.

El amor incondicional es la fuerza más poderosa en el universo y no hay nada en él que sea débil ni impotente, porque es una energía, que no debe confundirse con la emoción del amor.

La palabra ‘amor’ que utilizamos cuando describimos nuestras relaciones con aquellos a quienes quisiéramos o pensamos que deberíamos gustarles y deberían aceptarnos, es una energía de tercera dimensión, por lo que está sujeta a todos los matices, dudas y miedos que forman parte de nuestro mundo 3D.

 

En el amor emocional podemos ser débiles y vulnerables, inseguros y confusos. Las emociones tienen además su origen en el pasado – amamos según nuestro karma, ADN emocional, historia y dinámica del grupo álmico. El amor emocional es condicional y cuestionable; el amor incondicional no lo es.

El amor incondicional no tiene ninguna conexión con lo que sentimos por los demás.

Porque es ‘amor’, lo confundimos con un sentimiento.

Pero es más semejante al aire que respiramos, así lo entenderemos mejor de identificarnos con él. El aire está en todas partes, es esencial para la vida, es utilizado por todos, y está al alcance de todos. No juzga, condena, limita ni critica. Bendice y fomenta la vida, sin hacer preguntas. Podemos conectar con el aire o no, ésa es nuestra elección, así como los demás pueden conectar con nosotros o no, y nosotros con ellos, todo es elección. Pero cuando somos conscientes de estar en esta vibración, siempre atraemos los aspectos más elevados de la tercera dimensión porque estamos en este nivel de vibración.

Estamos en nuestra vibración más elevada al nivel del amor incondicional, y cuando retiramos la conexión emocional, estamos abiertos a dar y recibir esta energía.

Con cada inhalación, recibimos amor incondicional, y con cada exhalación lo compartimos con el mundo.

A medida que el amor pasa a través de nuestro campo vibratorio, nos bendice y nos eleva.

Y cuando lo damos libremente a los demás, les permitimos compartir esta bendición.

Cuando llevamos el amor incondicional a este nivel de simplicidad, se vuelve natural, y al ser conscientes de esta vibración también atraemos a nosotros todo el amor emocional que deseamos.

La energía del universo es amor en acción, si nos abrimos en forma consciente a esa fuerza, toda nuestra energía se potencia, y lo primero que sana, es el cuerpo físico.

Sólo se necesita amor incondicional, gratitud por la vida, entusiasmo, y una sensación de calma dichosa.

¿Y tú ya lo experimentaste?