CHAMANISMO

"; google_ad_width = 468; google_ad_height = 60; google_ad_type = "text_image"; google_color_border = "FFFFFF"; google_color_link = "0000FF"; google_color_text = "000000"; google_color_bg = "FFFFFF"; google_color_url = "008000"; //-->

images (6)Se refiere a creencias y prácticas tradicionales similares al animismo, que aseguran la capacidad de diagnosticar y de curar el sufrimiento del ser humano y, en algunas sociedades, la capacidad de causarlo.

Los chamanes creen lograrlo contactando con el mundo de los espíritus y formando una relación especial con ellos.

Aseguran tener la capacidad de controlar el tiempo, profetizar, interpretar los sueños, usar la proyección astral y viajar a los mundos superior e inferior. Las tradiciones de chamanismo han existido en todo el mundo desde épocas prehistóricas.

Algunos especialistas en antropología definen al chamán como un intermediario entre el mundo natural y espiritual, que viaja entre los mundos en un estado de trance.

Una vez en el mundo de los espíritus, se comunica con ellos para conseguir ayuda en la curación, la caza o el control del tiempo.

Los chamanes tienen fuerte ascendencia en su ambiente circundante y en la sociedad de la que forman parte.

Un segundo grupo de antropólogos discuten el término chamanismo, dicen que es una palabra para una institución cultural específica y que incluir a cualquier sanador de cualquier sociedad tradicional, produce una identidad falsa entre estas culturas y crea la idea confusa de la existencia de una religión anterior a todas los demás.

Se basa en la premisa de que el mundo visible está impregnado por fuerzas y espíritus invisibles de dimensiones paralelas que coexisten simultáneamente con la nuestra, que afectan todas a las manifestaciones de la vida.

En contraste con el animismo, en el que todos y cada uno de los miembros de la sociedad implicada lo practica, el chamanismo requiere conocimientos o capacidades especializados.

Se podría decir que los chamanes son los expertos empleados por los animistas o las comunidades animistas. Sin embargo, los chamanes no se organizan en asociaciones rituales o espirituales, como hacen los sacerdotes.

El chamanismo proviene del «chamán», quien es propio de la región oriental de Siberia, aunque, como señala Mircea Eliade, hay una diversidad de chamanes esparcidos en todo el mundo, y les caracteriza el hecho de ser médicos y guías espirituales que realizan «ascensos hacia el cielo”

Los espíritus existen y juegan un importante papel tanto en las vidas individuales como en la sociedad.

Ellos pueden comunicarse con el mundo de los espíritus.

Los espíritus pueden ser buenos o malos.

Pueden tratar enfermedades causadas por espíritus malignos.

Pueden emplear técnicas para inducir trance para incitar éxtasis visionario.

El espíritu del chamán puede dejar el cuerpo para entrar en el mundo sobrenatural para buscar respuestas.

El chamán evoca imágenes de animales como guías de espíritus, presagios, y portadores de mensajes.

El chamanismo requiere conocimientos individualizados y capacidades especiales. Los chamanes actúan fuera de religiones asentadas, y, tradicionalmente, actúan solos.

Los chamanes pueden juntarse en asociaciones, como han hecho los practicantes tántrico indios.

Un enfoque discutido explica la etimología de la palabra «chamán» significando «uno que sabe».

El chamán es una persona experta en mantener juntos los múltiples códigos a través de los cuáles este complejo sistema de creencias aparece, y tiene una visión de conjunto de él en su mente con certeza de conocimiento.

El chamán usa (y el público entiende) múltiples códigos. El chamán expresa significados de muchas maneras: verbalmente, musicalmente, artísticamente y en baile. Los significados pueden manifestarse en objetos, como amuletos.

El chamán conoce bien la cultura de su comunidad, y actúa en consecuencia.

Su público conoce los símbolos usados y los significados — esto es por lo que el chamanismo puede ser eficiente: la gente confía en ello.

Huna es una filosofía de vida y un camino psicoespiritual que se desarrolló en la Polinesia antigua y del que no se conoce exactamente su procedencia. 
Huna significa “conocimiento oculto”, en el sentido del aspecto invisible de las cosas, o “lo que no se ve a simple vista”. 

Es también un sistema chamánico de sanación y transformación (no sólo un conjunto de técnicas) que abarca una cosmovisión, principios filosóficos y una concepción del ser humano, aplicable en todos los ámbitos geográficos, actividades o áreas de la vida.

El objetivo básico de este sistema es el de armonizar las relaciones, con nosotros mismos, los demás, el medio y las circunstancias, integrar el aspecto espiritual a nuestra vida diaria y lograr nuestras metas. 

El chamanismo Huna expresa de manera clara y efectiva, principios y criterios vigentes en el chamanismo universal, desde la perspectiva del Pacificador o del Aventurero, como prefiere llamarlo Serge Kahili King, principal exponente de esta tradición en nuestros días. 

¿Qué me cuentas tú?

"; google_ad_width = 234; google_ad_height = 60; google_ad_type = "text"; google_color_border = "FFFFFF"; google_color_link = "0000FF"; google_color_text = "000000"; google_color_bg = "FFFFFF"; google_color_url = "008000"; //-->

EL MUNDO DE LAS ALMAS Y ESPÍRITUS

imagesExiste una confusión con respecto, a lo que es alma y espíritu. Todo ser espiritual o quien participa en esta línea de pensamiento, debe conocer y diferenciar ambos términos.

El hombre es un espíritu que habita en un cuerpo y que tiene un almaEspíritu se es, alma se tiene.

El espíritu es la parte divina, inmortal y eterna, la chispa divina o emanación de Dios, que portamos en lo más profundo, de nuestro ser.

Esta es la fuerza de Dios, la luz eterna e inextinguible, que nos ilumina en los momentos cruciales, de nuestra vida. Podríamos comparar a Dios, con un gran dínamo que al girar vertiginosamente, hubiera desprendido miles de millones de (átomos) electrones negativos.

Cada uno de esos átomos equivale al espíritu de un hombre. Por lo tanto, el hombre es un espíritu encarnado en un cuerpo.

El alma, es la parte animal inteligente, o sea lo que llamamos personalidad, que se forma gradualmente como producto de la unión espíritu-cuerpo. Que se manifiesta en el instante en que el espíritu energiza la mente y el cuerpo. Cuando un sujeto tiene pena o sufre de profunda tristeza, es el alma la que está sintiendo esto. En cambio, cuando alguien dice “yo soy el que soy”, es el espíritu el que se ha manifestado. Lo que indica que nuestro espíritu puede re-potenciar nuestra mente, nuestro cuerpo y nuestra alma.

El espíritu es una energía que está localizada en cada célula y en cada átomo y si somos más rigurosos podemos ir más allá.

Cada átomo ejecuta una labor energética, por medio de turbinas electromagnéticas, que giran alrededor del núcleo (electrones), los cuales se nutren de energía constantemente, por medio del aire que respiramos y del sol. La energía da vida a la materia bioquímica.

El objetivo máximo del ser humano consiste en realizar la amistad eterna del alma y espíritu, para lo cual es necesario cultivar el alma, dándole  conciencia e inteligencia, actualizando su contenido y sentido de vida. Es como un animalito o niño pequeño, al cual debemos imponer nuestra voluntad, para enseñarle a obedecernos en todo momento, y no ser nosotros los que obedezcamos a la parte animal.

Cuando el alma adquiere conciencia o inteligencia, podemos actuar a voluntad, con las fuerzas de la naturaleza. La ley de la correspondencia dice, “como es arriba es abajo, como abajo es arriba” o como dice la iglesia,, ” así como en la tierra es en el cielo.”.

Si aplicamos esta ley universal, a este caso en particular, podemos afirmar, que todo lo que está dentro de nosotros, también está fuera y por lo tanto, aquel que conquiste su naturaleza interna, alcanzará también el dominio de la externa.

La alquimia, arte tradicional del ocultismo, enseña a transmutar los metales viles en oro. En el aspecto espiritual, esto simboliza la transmutación de las bajas pasiones en virtudes.

El alma que se desprende de los sentimientos y pasiones desenfrenadas, es cual brillante escudo de oro, que acoraza al individuo, en contra del mal y la miseria humana.

Como manifestación del alma, podemos apreciar el sello característico que el alma colectiva familiar imprime en todos los integrantes. No llevamos un parecido físico, solamente, sino también algo que llamamos “aire de familia”, algo que se siente en el ambiente al tratar a uno de ellos.

Esta alma colectiva puede convertirse, en algunos casos, en un verdadero tirano egoísta y pasional, que trae desgracia y miseria a los integrantes de este núcleo.

Si existe armonía y perfecta unión, puede brindarles prosperidad, protección, riqueza y felicidad.

En el aspecto colectivo, es interesante observar el alma de un país. Todos sus habitantes tienen una idiosincrasia similar, una manera especial de comportarse, que no nace de la vida conjunta.

Todos los extranjeros que llegan, son rápidamente tomados por esta fuerza colectiva y adoptan con rapidez el aire regional, hasta llegar a simular ser nativos.

En esta alma colectiva, gravitan todas las emociones, instintos, pensamientos y pasiones del pueblo y es a causa de esto que para poder triunfar, en cualquier sentido, para superar la mediocridad, es necesario elevarse sobre la vibración de esta alma colectiva, sometiéndose a una férrea disciplina personal.

Así como el ser humano tiene alma, también la tienen los animales, las plantas y aun los minerales, ya que la vida está en todo. Tal como afirma el principio hermético de vibración “nada es inmóvil, todo vibra”

La raza humana tiene un espíritu, pero no todos somos un espíritu. Sólo los creyentes, aquellos en quienes habita el Espíritu Santo, se dice que están “espiritualmente vivos” , así como los no creyentes están “espiritualmente muertos”. El espíritu es el elemento que le da al hombre la habilidad para tener una relación íntima con Dios. Siempre que se usa la palabra “espíritu”, se refiere a la parte inmaterial del hombre, incluyendo su alma.

La palabra “alma” se refiere no solamente a la parte inmaterial del hombre, sino también a la parte material. Más que el hombre tenga un “espíritu”, el hombre es un alma. En su significado más básico, la palabra “alma” significa “vida”. Sin embargo, la Biblia va más allá de la “vida” y se adentra en muchas áreas. Una de esas áreas es el deseo del hombre por pecar. El hombre tiene maldad por naturaleza y por consecuencia, su alma está corrompida. El “alma” como el “espíritu” es el centro de muchas experiencias espirituales y emocionales. Siempre que la palabra “alma” es usada, puede referirse toda la persona, viva o después de muerta.

El “alma” y el “espíritu” son similares en la manera en la cual son usadas en la vida espiritual del creyente. Son diferentes en sus referencias. El “alma” es la visión horizontal del hombre con el mundo. El “espíritu” es la visión vertical del hombre con Dios. Es importante entender que ambos se refieren a la parte inmaterial del hombre, pero sólo el “espíritu” se refiere al caminar del hombre con Dios. El “alma” se refiere al caminar del hombre en el mundo, ambos material e inmaterial.

¿Y tú por dónde y con quién caminas?

ALMAS GEMELAS

images (39)Una de las grandes misiones que tenemos es encontrar a esa otra parte que es de nosotros y a la cual, a su vez, pertenecemos, porque el alma gemela es uno de los factores que más ayuda a los seres del universo para su evolución.

Por ello es muy importante que sepamos esto, porque a partir de que seamos capaces de hallar a ese complemento tendremos la fuerza necesaria para luchar contra todo lo que debemos sacar de nuestra vida y así transformarnos en seres que únicamente buscan la felicidad y el amor.

Si nosotros desde un principio de la humanidad hubiéramos buscado a esa persona para solamente celebrar uniones con el ser adecuado, este mundo sería completamente diferente porque los hijos nacerían como seres muy equilibrados, con un nivel elevado de evolución.

Esto es porque cuando se nace en parejas que no son las adecuadas, los bebés llegan ya con muchos problemas emocionales y físicos, que por lo general son debidos a que sus padres no comparten una misma energía y ellos no pueden asimilar esto en sus cuerpos.

El saber con claridad que estamos frente a la persona que tanto hemos esperado es algo que sólo nuestro corazón nos dirá, por lo que únicamente debemos de escucharlo a él.

Que alegría se siente al haber encontrado a nuestra alma gemela, a quién podemos  leer como un libro abierto.

Conectándonos con fervor en todos los niveles del ser.

Pudiendo  terminar las frases del otro.

Tomando el teléfono para llamarnos  al mismo tiempo, queriendo estar siempre juntos.

Sabiendo responder a sus señales emocionales, estando cerca, dándonos toda nuestra atención, moviéndonos para responder a sus necesidades, tocando la mano cuando está un poco inseguro, dándole un abrazo cuando está contento, y que te reconforta con ternura cuando estás sufriendo.

Esa voz en tu cabeza, una sensación de reconocimiento o una corazonada de que se trata de alguien especial para ti.

Esa electricidad que se siente no sólo en un nivel sexual. Al tomar de la mano a tu alma gemela lanza tu espíritu en un torbellino, incluso después de muchos años en la relación.

Conectarse con esa facilidad y mostrarse completamente sin temor al juicio.

Una sensación de comodidad alrededor de la otra persona, con la cual es más fácil relajarse y permitirse ser vulnerable.

Con la cual te abrís, dejas entrar, para que pueda verte. Tomando riesgos y compartiendo tu mundo interior, tus emociones y tus necesidades.

La diferencia es que las circunstancias de la vida y los retos difíciles son una fuente de fortalecimiento que se convierte en el pegamento que los mantiene unidos a través de los tiempos difíciles y ayuda a cada uno a convertirse en su yo más auténtico.

Lo que es más, nos apoyamos en nuestras almas gemelas para ayudarnos a evolucionar como personas. Puedes encontrar una relación de alma gemela que sea rocosa, y que tu pareja sea una persona que te saca de tus casillas y que te exaspera al principio porque trae con ella algunas de las lecciones más difíciles para el alma.

Una relación de alma gemela no significa necesariamente que la pareja siempre comparta los mismos puntos de vista, sino que sus metas y ambiciones globales calcen. Muchas opiniones insignificantes serán diferentes, pero las almas gemelas en general tienen las mismas virtudes y valores, y ven el mundo a través de un lente similar.

Cuando estás con la persona equivocada; estás inseguro acerca de la relación y te preocupa que un movimiento en falso hará que tu pareja se vaya. Ese no es el caso de las almas gemelas.

Te sientes seguro de que tu pareja estará contigo en el largo plazo. No importa lo que pase en nuestras vidas, ambos estamos de acuerdo en que somos compañeros de equipo y pasaremos por eso juntos. Nuestra voz interior nos dice que estamos en una relación sana. Confiamos el uno del otro, nos sentimos seguros y cómodos con el otro y seguros al discutir temas difíciles de una manera madura.

Reconocemos que somos dos partes de un mismo todo, y ninguna influencia externa puede romper nuestro vínculo.

La historia, dice que las almas gemelas son las dos mitades de un alma que se buscan,  para volver a unirse.

Son espíritus que vibran en un acorde determinado, producido en repercusión con otro espíritu.

Con respecto a,  las afinidades, las almas gemelas solo tienen afinidad verdadera, en los planos de Luz, porque en los planos inferiores, su resonancia no es garantía de compatibilidad.

¿Tú la encontraste? ¿Qué piensas?