ALINEARSE

"; google_ad_width = 468; google_ad_height = 60; google_ad_type = "text_image"; google_color_border = "FFFFFF"; google_color_link = "0000FF"; google_color_text = "000000"; google_color_bg = "FFFFFF"; google_color_url = "008000"; //-->

thBQ0F5L5HHay muchas creencias que desvalorizan el poder que las emociones tienen en nuestra vida, tan es así que pocas veces nos tomamos un tiempo para preguntarnos… ¿Qué estoy sintiendo con esto que me pasa?… ya que lo primero que hacemos es reaccionar ante esta emoción.

Por ejemplo si alguien me grita, de inmediato grito, si alguien me ofende, busco como defenderme, todos estos son mecanismos que surgen en forma automática, luego cuando actuamos desde la emoción, puede aparecer la culpa, el remordimiento por haber dicho o hecho tal cosa y caemos en el juego de “no sé que me pasó” que en muchas ocasiones provoca conflictos tanto internos como externos.

Según cómo nos hablamos a nosotros mismos moldeamos nuestras emociones, que cambian nuestras percepciones. 

La transformación del observador (nosotros) altera el proceso observado. No vemos el mundo que es, vemos el mundo que somos. Las palabras por sí solas pueden activar, por ejemplo, los núcleos del miedo que transforman las hormonas y los procesos mentales. Cuando la persona consigue  armonía interior y entrar en el silencio, las migrañas y el dolor coronario pueden reducirse un 80%. Solemos confundir nuestros puntos de vista con la verdad, y eso se transmite: la percepción va más allá de la razón. El impacto de una comunicación va por debajo de la conciencia.

El miedo nos impide salir de la zona de confort; tendemos a la seguridad de lo conocido, y esa actitud nos impide realizarnos. Para crecer hay que salir de esa zona.  Reaccionamos según unos automatismos que hemos ido incorporando. Pensamos que la espontaneidad es un valor; pero para que haya espontaneidad primero ha de haber preparación, si no sólo hay automatismos. Cada vez estoy más convencido del poder que tiene el entrenamiento de la mente. Cambie hábitos de pensamiento y entrene su integridad honrando su propia palabra.  Cuando decimos “voy a hacer esto” y no lo hacemos alteramos físicamente nuestro cerebro.  El mayor potencial es la conciencia. Si nos aceptamos por lo que somos y por lo que no somos, podemos cambiar. Lo que se resiste, persiste. La aceptación es el núcleo de la transformación

La propuesta para lograr la Alineación Personal es tomar consciencia de lo que pienso, lo que este pensamiento me hace sentir (emociones que aparecen), la creencia que hay detrás de este pensamiento, (pensamiento raíz), la forma en cómo actúo y los resultados que obtengo.

En el ámbito laboral muchas veces falta ese compromiso de todas las personas que no se sienten parte y no logran ir con el grupo.

Que no tienen claro cuales son los propósito en común y las metas y objetivos son muy diferentes con las del grupo.

Los verdaderos líderes motivan a todos los que forman parte del grupo y hace que cada uno aporte lo mejor de cada uno y así afloren los talentos y logren estar alineados todos.

También lo mismo sucede en las familias en cada grupo que se forma.

La mejor forma de estar alineados es lograr esa claridad en que queremos, qué sentimos y que hacemos.

Y al estar con los demás encontrar que queremos, que sentimos con cada actitud del otro y que hacemos sentir con nuestras actitudes y lograr hacer juntos lo mejor que podamos por nuestro bien común.

Si después de todo eso descubrimos que a pesar de estar en un mismo lugar buscamos diferentes situaciones.

Comprender que somos diferentes, y hacer lo que nos corresponda sin cubrir lo que el otro no hace ni sentirnos mal por no hacerlo o cansados por hacer todo.

¿Cuéntame tu experiencia?

 

"; google_ad_width = 234; google_ad_height = 60; google_ad_type = "text"; google_color_border = "FFFFFF"; google_color_link = "0000FF"; google_color_text = "000000"; google_color_bg = "FFFFFF"; google_color_url = "008000"; //-->

BALANCE Y BRINDIS ENERGÉTICO

Ya a pocos días de terminar un año más, me gustaría compartir mi balance personal.

El balance personal me ayuda para evaluar todo lo vivido.

Pero siempre para ver todo aquello por lo que quiero agradecer y todo aquello que puedo mejorar.

Trataré de ser objetiva y que me ayude para que me vaya mucho mejor el año que viene.

Y que no me deje un cierto sabor amargo, de lo que pudo ser y no fue, de tantas limitaciones, de los errores y fracasos.

Serán útiles en la medida en que me ayuden a tomar conciencia de los errores (y descubrir, si hubo mediocridad, o que junto a un cierto éxito exterior llegue a una situación de empobrecimiento interior, o que me estaba centrado en uno mismo, etc.).

Sacaremos provecho, y mucho, en la medida en que ese balance se aborde con ilusión y esperanza de cambiar, sin ignorar las conquistas y aciertos pasados, y sin hacer tabla rasa de todos esos empeños que valieron verdaderamente la pena y que también se destacan en nuestra vida.

Es cierto que los viejos hábitos ejercen sobre nosotros una inercia muy fuerte, y que romper con modos de ser o de hacer muy arraigados puede resultarnos verdaderamente costoso.

A veces, no nos bastará con sólo una firme resolución y nuestra propia fuerza de voluntad, sino que necesitaremos de la ayuda de otros.

Para superar hábitos negativos, como por ejemplo los relacionados con la pereza, el egoísmo, la insinceridad, la susceptibilidad, el pesimismo, etc., puede resultar decisiva la ayuda de personas que nos aprecian.

Si se logra crear un ambiente en el que resulte fácil comprender al otro y al tiempo decirle lo que debe mejorar, todos se sentirán a un tiempo comprendidos y ayudados, y eso es siempre muy eficaz.

 

Cada vez se hace más difícil balancear todos los aspectos de nuestras vidas: podemos ser muy exitosos en nuestras carreras, sacrificando nuestras relaciones íntimas y familiares, nuestra salud, nuestra conexión espiritual.

A veces nos enfocamos tanto en nuestro despertar y crecimiento espiritual que descuidamos nuestras actividades productivas; el incrementado estrés del día a día repercute en nuestra salud física, mental y emocional.

Lograr un equilibrio en nuestro estilo de vida es parte necesaria para obtener una calidad de vida satisfactoria, pero es una destreza que requiere ser aprendida y practicada.

Para simplificar y comunicar efectivamente una filosofía de equilibrio personal de vida, podemos crear una tríada de las 3 áreas de la vida: Ser-Hacer-Tener. A su vez, cada una de estas áreas contiene su propia tríada. El objetivo es equilibrar estas 9 áreas para mejorar nuestra calidad de vida: 

SER: Cuerpo, Mente y Alma

HACER: Empresa, Educación y Entretenimiento

TENER: Material, Social y Espiritual

Lo bueno y lo malo también conviven en balance. Las cosas malas nos traen equilibrio ya que aprendemos de ellas, incluso más que de las cosas buenas. La pobreza nos enseña mucho sobre la riqueza y la enfermedad nos ayuda a valorar la salud. Incluso lo que parece malo es bueno.  

La disciplina es uno de los factores clave para lograr una vida más satisfactoria, y no sólo aplica a nuestro trabajo; siendo organizados y aprovechando el tiempo al máximo para realizar nuestras tareas diarias.

La disciplina también es clave para mantener un estilo de vida saludable que incluya una rutina de ejercicio al menos 3 veces por semana y una buena alimentación. El ejercicio reduce los niveles de estrés, te da más seguridad y eleva tu energía.

Alimentos sanos como frutas y vegetales son más económicos que mucha de la chatarra que consumimos en el trabajo y realmente nos nutren, ¡cambiar de hábitos es posible y te aporta grandes beneficios!

¿Cuál es tu balance para este año?

DESTINO Y LIBRE ALBEDRÍO

descarga (3)Aunque todos los seres humanos tenemos un destino, también disponemos del libre albedrío, de tal modo que nuestras vidas, y la de los que nos rodean, se ven afectadas por las elecciones que hacemos mientras experimentamos esta existencia dentro de este estado físico en el que estamos aquí y ahora.

Destino y libre albedrío coexisten e interactúan constantemente sin estorbarse, ya que se complementan dentro del círculo de la vida.

Está escrito en los padres que tenemos; en el número de hermanos; en nuestro nombre propio; en el día de la muerte; en el día del nacimiento; en los hijos que tendremos.

“La paradoja de la predestinación, o destino, establece que todos los actos que están ocurriendo y que van a dar lugar a un resultado futuro, no pueden ser modificados de ninguna manera. Lo que tiene que ocurrir, ocurrirá, es inevitable”.

El libre albedrío hace referencia a la capacidad de tomar nuestras propias decisiones y de poder conducirlas hasta lograr la resolución o meta.

El ser libre sin actuar de acuerdo a las emociones, decidiendo actuar de una manera, como nosotros lo hemos elegido, independientemente de cómo nos sentimos.

Hay personas que prefieren creer que todo en la vida es azar y está sometido exclusivamente a los caprichos de la casualidad.

Este es un punto de vista tranquilizador en cierta medida, porque mitiga la carga de la responsabilidad personal.

También hay personas que creen que la vida fluye totalmente de acuerdo con la predestinación derivada del karma de cada uno, de los efectos de causas que arraigan en encarnaciones pasadas; y esta posición también es consoladora, porque lo absuelve a uno de responsabilidad en el presente.

Finalmente, hay quienes creen que la propia voluntad es el factor determinante de nuestro destino, y ésta es una actitud un poco menos reconfortante, porque habitualmente la vida nos pone frente a cosas que no es posible alterar por un esfuerzo de la voluntad, ni siquiera de la más poderosa.

Evidentemente, en muchos de nosotros hay una especial oposición a hacer frente de manera creativa a esta cuestión del destino y el libre albedrío, ya que profundizar demasiado en ella sería el equivalente de asumir una responsabilidad para la cual no estamos preparados, e incluso, quizás, ni siquiera equipados. Sin embargo, debemos creer hasta cierto punto en el poder de la elección porque sin ella nos hundimos en el desamparo y la apatía, y debemos tener cierta fe en las leyes mismas de la vida que nos guían, para que con su funcionamiento no nos dejen irreparablemente destruidos.

Evidentemente, en muchos de nosotros hay una especial oposición a hacer frente de manera creativa a esta cuestión del destino y el libre albedrío, ya que profundizar demasiado en ella sería el equivalente de asumir una responsabilidad para la cual no estamos preparados, e incluso, quizás, ni siquiera equipados. Sin embargo, debemos creer hasta cierto punto en el poder de la elección porque sin ella nos hundimos en el desamparo y la apatía, y debemos tener cierta fe en las leyes mismas de la vida que nos guían, para que con su funcionamiento no nos dejen irreparablemente destruidos.

El problema del destino y del libre albedrío está en la base de uno de los conceptos erróneos de más difusión popular en astrología. Y eso se debe en gran parte a que en el nivel popular hay muy poca comprensión de lo que la astrología tiene que decir al respecto.

Hemos visto ya cómo sus proyecciones inconscientes pueden llevar a un individuo a enfrentamientos, relaciones y situaciones que, aunque asuman un apariencia de destino, están reflejando su propia lucha por llegar a la conciencia de sí mismo.

Una breve consideración de cómo funciona la sombra, las imágenes de los padres que residen en las profundidades de la psiquis.

La carta natal es la semilla, y es verdad que de las semillas de pera nacen perales; nos asombraría que fuese de otra manera. No es difícil ni siquiera para el pensador pragmático apreciar que el horóscopo natal no es más que el reflejo de una reserva de potencialidades y que esto depende de su nivel de conciencia, el individuo puede utilizar para actualizar el mito que es su propia vida.

Entre esa interminable maraña de posibilidades que se forma con la mezcla de lo inevitable con las decisiones que tomamos haciendo uso de nuestra parte de libre albedrío, así como de la incidencia de variables naturales y variables humanas, es decir, de múltiples cosas que interactúan dinámicamente para generar cambios constantemente, fluye nuestro diario vivir.

Casi siempre los extremos son malos. Y en este caso, ambas filosofías totalmente contundentes y radicales parecen ser extremos.

El punto correcto, si existe, estará por allí, entre ambos extremos, en un punto de equilibrio que no necesariamente esté ubicado en el medio de ambos… y que seguramente también precise de estar cambiando constantemente de posición.

Si hay algo que todos compartimos es un destino cierto, todos tenemos fecha de caducidad. Incluso aquellos que pretenden burlarlo metiéndose en un congelador.

Ahora bien, si todos los caminos llevan a Roma, puede uno dejarse llevar, o bien decidir, cuál es el que quiere seguir y cómo hacerlo. Libre albedrío.

Podemos entender esto a través de un ejemplo:

… Un experto zapatero fabricaba los mejores zapatos que uno pudiera imaginar, pero nació en un país donde las personas carecían de pies. Es el destino. Mas el hombre no se asustó y aprovechó todas sus habilidades para fabricar guantes. Eso es el libre albedrío.

En pocas palabras: “El libro del destino existe pero, gracias a los dioses, los humanos no tenemos acceso a él”. Esto nos proporciona la capacidad de equivocarnos y sentir que nuestras acciones son completamente libres.

Muchos científicos encontraron en la física cuántica la solución a este problema. Para la física cuántica no hay certezas sólo probabilidades. Bajo este esquema el hombre es capaz de escoger su destino porque la realidad se está creando constantemente. No hay nada predeterminado, todo está abierto.

¿Qué destino será el tuyo?

QUE HACER PARA MANTENER EL AMOR

images (5)Para mantener el amor, no hay recetas mágicas, como algunos desearían.

Todos coincidimos que el amor es importante en nuestra vida, nos ilumina, nos alegra, nos hace sentir plenos.

Pero también es el que nos hace sufrir o poner tristes en algunos momentos.

Eso se debe a que el amor es un ida y vuelta.

Es entre dos personas, y al ser entre dos personas, varía cada día.

Cuando hablamos de una actividad, de una profesión, se tiene más claro cuando somos expertos pero aquí no.

Después de casi 34 años que somos pareja con mi marido, yo estaría super calificada para hablar del tema.

Pero lamento decirles que cada uno tiene que ocuparse de descubrir como mantener el amor en su pareja.

Cada pareja es única, cómo lo es cada momento que se vive en la misma.

Pero no se preocupen para aquellos que venían con la expectativa de llevarse la solución o las herramientas para mejorar o encontrar el amor.

Lo primero que les digo es que amen, si quieren mantenerlo.

Como el fuego que se descuida se apaga, así pasa con el amor.

Hay que tener el equilibrio justo para tener tiempo para la pareja.

Muchas parejas por la ambición de lograr más económicamente, ceden terreno al trabajo y después se dan cuenta que casi no existen momentos para los dos.

Comparten más con otros que con la pareja.

Otros al contrario no dan tiempo para lo individual.

Quieren estar, todo el tiempo juntos.

Hacer las mismas cosas.

Responder juntos a todo.

Eso puede a la larga asfixiar a no tener nada para contar ajeno a la pareja.

Es importante conocerse, saber que nos gusta.

Descubrir cada día que le gusta al otro.

Descubrir que nos gusta a nosotros.

Así poder hacer lo que sale de lo que nos gusta a los dos.

Si yo vivo haciendo algo porque le gusta a mi pareja y a mi no, a la larga no seré feliz, es preferible hacer algo intermedio que nos guste a los dos.

Saber escuchar, permitir que nuestra pareja muestre su propio yo.

Si no aprendemos a escuchar, nunca llegaremos a conocer a nuestra pareja.

Además, puedes generar en la otra persona un sentimiento de frustración al no mostrar interés por lo que tiene que decir.

Muchos se aburren y le resulta más atractivo una nueva pareja.

Es que van descubriendo lo superficial de cada uno.

Si nos cuesta conocer a nuestro Ser miren si va ser fácil conocer a nuestra pareja.

Hay que tener comunicación para tener la certeza que siempre charlaremos, cuando atravesemos por alguna dificultad o alguna duda.

Sin existir distanciamientos que ayuden a que otro ocupe nuestro lugar.

Cuando uno por ocuparse de otras cosas, deja a su pareja y no existen momentos para dialogar y para la intimidad.

Allí muchos optan por mirar o buscar donde la pueden encontrar.

Allí entran a un callejón sin salida.

En donde comienzan a mentir, engañar y encerrarse solos en esa opción.

Quizás se sientan bien pero a la pareja la está debilitando.

Así el amor se irá apagando.

Es cuestión de ver que se busca en el que está afuera y descubrirlo en la pareja o fijarse si eso es más importante que todo lo construido o que tienen.

¿Tú qué piensas?

EQUILIBRIO INTERIOR

images (30)Es importante que cada uno se tome el tiempo de escuchar las voces de su interior.

Ya que muchas veces tomamos decisiones completamente erradas por apurados, que con 5 segundos de consideración habrían bastado para tomar el camino indicado.

Muchas enfermedades podríamos prevenir si tomamos las necesidades en el orden que corresponden, ya que al cuidar las necesidades fisiológicas por sobre todo el cuerpo podemos mantenernos más sanos y fuertes para enfrentar el día a día.

Por ello meditemos y tomémonos nuestro tiempo.

Aprendamos a escuchar las corazonadas que nos sacuden el interior más que los gritos del exterior, después de todo lo único que importa realmente es alcanzar la felicidad y lo que para ti representa ser feliz, (ya que esto es diferente para cada uno).

En cumplir nuestras metas y no las que los demás quieren imponernos, cumpliendo con nuestra propia pirámide de las necesidades y sólo así podremos alcanzar nuestro verdadero nivel de equilibrio.

Las personas sólo buscarán cumplir las necesidades de un nivel al haber cumplido con el anterior.

Partiendo desde la base de dicha pirámide donde se encuentran las necesidades fisiológicas o básicas.

Seguidas por las necesidades de seguridad y protección, necesidades sociales, necesidades de estima y, en la punta, las necesidades de autorrealización.

Si aceptamos que ocurren hechos que están a nuestro alcance y otros fuera de el, debemos aceptarlos así y eso es un gran paso y cambio haciéndonos todo más fácil.

Ver que el cambio desde nuestro interior nos guía por el camino del éxito haciéndonos sentir más relajados y tranquilos durante cada instante de nuestro día, quitándonos así un impedimento que tiraba nuestra existencia constantemente..

La mayoría de nuestros pensamientos y preocupaciones son por sucesos que ocurrieron o por cosas que creemos o pensamos que llegarán a ocurrir.

En ambos casos no tenemos control directo sobre ello.

La mejor manera de calmar nuestra ansiedad es traer nuestra mente al presente. Ahora,  no hay problemas ni preocupaciones. Tan solo paz, tranquilidad interior.

El dedicar unos momentos en contacto con el pasto, el ruido del viento en contacto con tu rostro al caminar, correr o andar en bicicleta, los árboles, las piedras, el observar las nubes, el cielo y las aves, cada contacto, el integrarte con la naturaleza es un mimo a tu espíritu a tu ser interior, disfruta, goza.

Intenta aplicar estos cambios poco a poco en tu vida diaria, que ello forme parte de una rutina, como el desayunar, el trabajar, para llenarte de vigor y salud para encontrarte a Ti mismo y recuperar tu paz.

Es un equilibrio orgánico y energético, que nos lleva a poder vivir una vida en armonía, siempre que obtengamos el balance y equilibrio de estos tres componentes.

La suma del cuerpo, la mente y el espíritu, que juntos crean una persona única e irrepetible.

Como estaríamos, sino logramos estar en paz espiritual, o si nos creemos tranquilos pero nuestro cuerpo está o no se encuentra saludable, o si nos sentimos lleno de energía pero con la mente dispersa y ansiosa.

Hay que lograr Armonizar, desde nuestros centros de energía “Los Chakras” y nuestra dualidad interior exterior.

El estado en que se encuentra tu cuerpo se refleja en el estado de tu mente. Si tu cuerpo está tenso, así será también la condición en que está tu mente.

El Aprender y dominar la relajación de tu cuerpo, tus músculos y articulaciones es indispensable para llegar a relajar tu mente y pacificar tu espíritu.

No esperes que algo ocurra o pase para que cambie tu vida, ella hará un radical cambio de escena cuando Tú decidas hacerlo y no le tengas miedo a esos cambios, ten presente que todas las respuestas que buscas y necesitas se encuentran dentro de Ti.

Solo debes tomar el control de tus emociones, de tu Existencia.
No dependas de Otros para sentirte en Paz y Armonía, para lograr el cambio de horizontes.

Liberarnos de la duda, el arrepentimiento… y cambiar estos sentimientos por la importancia del “ahora” y el “aquí”.

¿Qué tiempo es el preferido de tus pensamientos? ¿El pasado, el presente o el futuro?

AUTOSANACIÓN

descarga (4)Podemos ayudar a nuestra sanación repitiendo una serie de mandatos mentales, con la finalidad que la mente logre captar, asimilar y ejecutar sanar esas dolencias físicas y emocionales. 
Es un Reinicio Mental Intuitivo  que como lo hacemos con una computadora cuando se ponen lentas o comienzan a fallar, que la apagamos y volvemos a encenderla para cargar nuevamente los programas y volver a comenzar una sesión de trabajo. 
Cuando en forma repetida nos estancamos en los mismos pensamientos y creencias, nuestro cuerpo responde al significado de todos ellos. Ya sea que nos sentimos o estamos enfermos; con problemas y preocupaciones, y  no dejamos de pensar en ello. Y la mente da por hecho que así es como debe responder el cuerpo, con dolores, malestares y con los síntomas que se esperan de esa enfermedad. 
El método de autosanación, simplemente dicta que los poderes naturales de auto-sanación del cuerpo deben activarse por medio de frases que se instalan en el subconsciente, igual que se instala un programa en la computadora y a partir de ese momento, operarán automáticamente cada vez que se encienda el aparato. 

Al pronunciar las frases restauradoras, debemos frotarnos suavemente alguna zona del cuerpo para obtener la aceptación del subconsciente y provocar un estado de seguridad y tranquilidad que nos ayude a aceptar lo que viene del exterior. Esto se logra por medio de un amable contacto en forma de caricia ya sea en un brazo, en una mano o sobre el rostro o cabeza. 
Aseguran que en los niños y en los animales la respuesta es muy rápida y que no es necesario creer en el método. Simplemente se practica sobre un niño o adulto y el resultado es sorprendente. La ventaja que tiene también, es que puede auto-aplicarse, es decir, cualquier persona lo puede hacer, y sus resultados se sentirán en diferentes intensidades. 
El modo de hacerlo es dos veces al día y durante cuatro semanas, mientras se frota o acaricia suavemente un brazo o mano, se pronuncian las siguientes frases de auto-curación: 
Repetir cada orden tres veces: 
Equilibrar el pH de mi cuerpo 
Limpiar mi organismo de desechos tóxicos 
Desapegarme de mi Padre 

Desapegarme de mi Madre 
Limpiar mis Meridianos Energéticos 
Complementar todas las Carencias de mi cuerpo 
Equilibrar mi sistema hormonal 
Suplementar todas las necesidades básicas de mi organismo 
Equilibrar la energía de mis chakras y aura 
Esclarecer mi misión en esta vida 

Se puede agregar una o dos frases antes, relacionadas con el alivio de dolencias específicas, aunque estos enunciados, ya engloban la totalidad de los aspectos necesarios para lograr una salud óptima y sanar todas las enfermedades. 

Practiquemos este método de auto-sanación durante cuatro semanas, una vez por la mañana y antes de acostarse. Conscientes que experimentaremos cambios y notaremos algún otro síntoma pasajero. Podemos por la mañana experimentar cansancio, entonces si nos pasa eso lo haremos dos veces antes de acostarnos. Si por el contrario al hacerlo en la noche sentimos una recarga súbita de energía, procuremos practicarlo dos veces por la mañana. No dará mejores resultados si lo repetimos más veces al día, así que dos veces será suficiente. 

¿Tú que piensas? ¿Qué puedes sanar?

TIEMPO PARA JUGAR

images (12)El tiempo para jugar es por excelencia, el de la niñez.

Aunque en los tiempos que estamos viviendo nos encontramos con niños que no juegan.

Niños cuyos padres se ocupan de darles tantas capacidades, en donde su agenda esta cargada de actividades (inglés, computación, danza, violín, etc.). En donde llega fin de año y están estresados y agotados como los adultos.

Otros que los dejan jugar todo el día.

Yo creo que como siempre digo, el equilibrio es lo mejor.

Pero que pasa con nosotros adultos.

Endurecemos nuestro corazón de tanto esconderlo y ocultarlo para que nadie vea nuestros sentimientos, entonces la oscuridad se apodera de nuestra alma, a duras penas creemos en el amor, incluso nos sentimos ridículos cuando intentamos jugar a lo que sea. Muere nuestro niño interior y nos convertimos en adultos. Podemos ser adultos sin eliminar a nuestro niño interior.

¿Jugamos en algún momento?

 ¿A que jugamos? Los que tienen niños en la casa pueden jugar con suerte. Otros ni siquiera así, les hacen jugar solos, con otros niños o esperar que se desocupen siempre están ocupados.

Entonces de lo que tenemos que ocuparnos es de generar tiempo para jugar.

Jugar a la play, jugar en línea, jugar ajedrez, ¿será lo mismo?

Jugar como competencia o lo importante es jugar conectándonos con nuestro niño interior.

Jugar dejando volar nuestra imaginación.

Las actividades, las obligaciones se van apoderando de nuestras vidas y cada vez hay menos tiempo libre.

Ese tiempo sin horarios, sin reglas, donde te dejas llevar por el placer, por el disfrute y la alegría.

Si tenemos niños ellos nos pueden ayudar a jugar, pero también nosotros podemos buscar a nuestro niño interior y enseñarles juegos que jugábamos nosotros.

En un mundo tan tecnológico es divertido para ellos compartir juegos sin cable, ni baterías. Armar cometas, valeros., trompos, teléfonos con latas.

Jugar a la rayuela, a dígalo con mímica, pan y queso,  piedra, papel y tijera o a la escondida.

El cuerpo y el cerebro  necesitan cierto alivio de exigencias y expectativas. El descanso y el juego ayudan a mantenernos sanos y listo para seguir aprendiendo o cumpliendo.

El tiempo sin estructura permite que podamos tomar decisiones.

Si estamos acostumbrados a un horario intenso tal vez te sientas un tanto perdido si tiene que hallar algo que hacer por cuenta propia. Pero necesitamos la experiencia de tomar nuestras propias decisiones. Permitirnos algún tiempo libre, para ocuparnos y entretenernos.

Tanto los niños como los adultos necesitamos tiempo para reflexionar para encontrarnos con nosotros mismos. Al jugar podemos permitirnos conectar la información nueva con lo que ya sabemos. El juego también puede ayudar a dominar situaciones estresantes. A “soñar despierto,” así podríamos hallar maneras de resolver un problema.

Animando a la creatividad. Con cajas vacías o materiales descartables. Cocinando, armando rompecabezas o construyendo modelos. Gozando al sentirse competentes y al jugar con otras personas.

Con experiencias al aire libre. Dando paseos, jugando con la pelota, trabajando en el jardín, patinando, esquiando, yendo al jardín o simplemente hallando cosas para hacer en el patio de atrás.

Jugar a juegos. Juegos de naipes y de tableros y juegos físicos ellos animan a la interacción amistosa y fortalecen las relaciones.

Jueguen sin estructuras volando su imaginación.

Caminen o monten bici, vayan a museos, lugares interesantes.

Halle tiempo para soñar despiertos, platicar, escuchar, abrazarse y relajarse.

¿Juegas?¿Tú que haces contame?

MÉTODO DE SERENIDAD Y ELIMINAR ANGUSTIAS

serenidadSon muchas las técnicas de relajación y control de ansiedad.

Estrategias para superar la depresión.

Ejercicios para incrementar la autoestima y mejorar las habilidades sociales.

Estrategias de solución de problemas.

Ejercicios de meditación, métodos para hacer frente a las obsesiones, las fobias o ataques de pánico.

Pero no son mágicas ni curan los trastornos de ansiedad y depresión de la noche a la mañana.

No existe” Cure su ansiedad en una semana”, “Venza su depresión sin esfuerzo”, ya que todo eso es mentira, pues hay que trabajar duro y durante mucho tiempo para poder superar estos estados.

Hay técnicas que han demostrado su utilidad en el tratamiento de estos trastornos, pero que requieren de un compromiso firme por parte de la persona en ponerlas en práctica para que de este modo puedan resultar eficaces.

Hay que ser perseverante y no esperar obtener grandes resultados de forma inmediata, ya que esto es un trabajo que hay que realizar a medio y largo plazo, pero el esfuerzo merece la pena.

Hoy en día tenemos tantos problemas y asuntos que resolver.

Y a veces parece como si nadie se diera cuenta de todo lo que tenemos que resolver al mismo tiempo: trabajar, estudiar, encargarnos del hogar, ajustar nuestro presupuesto y seguir cumpliendo con nuestras responsabilidades.

Parece imposible que en medio de tantas preocupaciones y contratiempos, podamos conservar la serenidad para resolver todo sin caer en la desesperación ni afectar a los demás con nuestra impaciencia.

El valor de la serenidad nos hace mantener un estado de ánimo pacífico y tranquilo aún en las circunstancias más adversas.

Sin exaltarse o deprimirse, encontrando soluciones a través de una reflexión detenida y cuidadosa, sin engrandecer o minimizar los problemas.

Cuando las dificultades nos aquejan fácilmente podemos caer en la desesperación, sentirnos tristes, irritables, desganados y muchas veces en un callejón sin salida.

A simple vista el valor de la serenidad podría dejarse sólo para las personas que tienen pocos problemas, en realidad todos los tenemos, la diferencia radica en la manera de afrontarlos.

Debemos ser conscientes de algunas realidades, no podemos abandonar nuestras ocupaciones habituales y escaparnos a algún lugar lejano para meditar con tranquilidad; dejarnos arrastrar por la tristeza; trabajar con menos intensidad, o esperar a que alguien tome nuestro problema en sus manos y lo resuelva.

Toda dificultad se ve más difícil y más grave que las anteriores, aun más si se agrega a otras que ya tenemos.

Nos empeñamos en encontrar la solución casi de manera simultánea al surgimiento del problema, algunas veces se da, pero no siempre. Por lo general toda situación requiere un consejo o un análisis profundo y detenido.

En estado de tensión, por nuestra mente, pasamos y repasamos las mismas palabras, las mismas opciones y los mismos pensamientos sin llegar a nada y aumentando nuestra ansiedad, perdiendo tiempo, energía y buen humor.

La serenidad no se da con el simple deseo, si así fuera, no tendríamos tiempo de sentirnos intranquilos o desesperados.

Usualmente reaccionamos y actuamos por impulsos, privando a nuestra inteligencia de la oportunidad de conocer y dilucidar todas las aristas del problema.

Revisemos cuatro ideas básicas para generar serenidad en nuestro interior:

  • Evitar “encerrarse” en sí mismo.
  • Encontramos mejores soluciones cuando buscamos el apoyo y el consejo de aquellas personas que gozan de nuestra confianza,  porque sabemos de antemano que su opinión estará siempre de acuerdo a la razón, la verdad y la justicia.
  • Concentrarse en una labor o actividad: Parece contradictorio pensar en mantener la atención rodeados de tanta tensión y preocupación, pero es posible salir de ese estado encaminando nuestros esfuerzos a realizar nuestras labores con la mayor perfección posible. Lo que necesitamos es liberar nuestra mente, salir del círculo vicioso y estar en condiciones de analizar las cosas con calma. No existe mejor distracción que el propio trabajo y la actividad productiva.
  • Gozar de la alegría ajena: Normalmente las personas que nos rodean se percatan de nuestro estado de ánimo. Los hijos, el cónyuge, los compañeros de trabajo no tienen la culpa, tampoco son indolentes a nuestro sentir, simplemente intentan hacernos pasar un momento agradable, no debemos alejarnos, ni rechazar estas pequeñas luces que iluminan nuestro día. Escucha las anécdotas, sonríe, ayuda a tus hijos a hacer la tarea… ¡Aprovéchalos!
  • Cuidarnos físicamente: Parece elemental y obvia esta observación, pero hay personas que se sienten afectadas de tal modo que dejan de comer y dormir por sus preocupaciones. Todos sabemos que las personas se vuelven más irritables ante la falta de alimento y descanso, por lo tanto, este descuido merma nuestra capacidad de análisis y decisión.

Seguramente todos hemos tenido la experiencia de “distraernos del problema” sin darnos cuenta; cuando volvemos a ser conscientes del mismo, nos sentimos liberados de la ansiedad y el pesimismo, es entonces cuando podemos pensar y decidir.

La serenidad hace a la persona más dueña de sus emociones, adquiriendo fortaleza no sólo para dominarse, sino para soportar y afrontar la adversidad sin afectar el trato y las relaciones con sus semejantes.

La mayoría de los tratamientos psicológicos que se emplean hoy día, suelen ser ineficaces porque tienden a ser incompletos, es decir, sólo se ocupan de restablecer aquella área o áreas que la persona suele manifestar como problemática o deteriorada, pero perdiendo de vista la totalidad de la persona donde todas las áreas y componentes de su personalidad están interrelacionados y conectados entre sí, por lo que si hay problemas o alteraciones en una sola de estas áreas, esto se manifestará en un comportamiento problemático a nivel general.

De hecho, la mayoría de los tratamientos psicológicos tratan de curar los síntomas, pero no analizan las causas subyacentes que originan dichos síntomas.

Es decir, a una persona que sufre de ansiedad, simplemente se le enseña una técnica de relajación y punto, pero esta herramienta es insuficiente ya que a medio plazo, la persona volverá a recaer en su ansiedad, puesto que no se trabajó sobre la totalidad de la persona y sobre las diversas áreas que podrían estar ocasionando y desencadenando dicha ansiedad.

Esta ansiedad pudo ser causada por una falta de autoestima, por un déficit en habilidades sociales, por un déficit en la capacidad para solucionar y afrontar problemas, por una falta de control mental, por una incapacidad para aceptar determinados sentimientos, emociones y/o pensamientos, etc., por lo que si no se trabajan todos estos aspectos de forma conjunta, el déficit psicológico seguirá manifestándose en la persona de una u otra manera y la ansiedad seguirá dañando y desestructurando su vida.

Todos los aspectos de la personalidad que influyen de manera interrelacionada y reciproca para que la persona pueda tener un óptimo y adecuado desarrollo personal, tanto a nivel psicológico y emocional, como en lo que respecta a su calidad de vida y a su satisfacción personal en todos los ámbitos de su existencia.

Es evidente, que si todas las áreas que conforman la personalidad están bien desarrolladas y afianzadas, la persona se encontrará bien, se sentirá plena y su desarrollo personal será óptimo y satisfactorio.

Por otro lado, la simple carencia en un área determinada, contaminará e influirá sobre las demás, haciendo que dicha persona se encuentre mal y que su desarrollo personal se encuentre obstaculizado, manifestándose en toda una serie de problemas psicológicos o emocionales.

Es importante llevar a cabo un proceso de reconstrucción personal en el que decidamos hallar la salida al dolor y sufrimiento que hay en nuestra vida.

Y que cada día que pasa seamos más conscientes de que si no cambiamos nuestra actitud, la forma de pensar, de sentir y de actuar, todo se agravará, ya que nuestro cuerpo no podrá seguir aguantando durante mucho más tiempo el estado de tensión y nerviosismo.

No se puede recuperar el equilibrio perdido recurriendo solamente a fármacos, ya que para poder recuperar nuestro equilibrio personal, hay que hacer un profundo trabajo de reconstrucción individual que nos permita restablecer la energía pérdida, recuperar el entusiasmo por la vida y conseguir desprendernos del estado de angustia y desilusión tan común en nuestros días.

Los fármacos pueden proporcionarnos alivio a corto plazo, no producen en la persona el cambio interno necesario para que ésta recupere el control de su vida, y con ello el control de sus pensamientos, sentimientos y emociones.

Es importante utilizar tu mente y ayudarte a cambiar tu forma de afrontar los problemas.

Que aprendas a romper la relación negativa que tienes establecida entre tu mente y tu cuerpo, bien aprendiendo a relajar tu mente, aprendiendo a relajar tu cuerpo, o relajando ambos de manera simultánea.

Con este aprendizaje, conseguirás que los pensamientos negativos y la tensión física que éstos producen, no puedan producirte emociones dolorosas, provocando con ello una mejora en tu vida a nivel físico y emocional.

Sólo necesitas creer que el cambio es posible y que está al alcance de tus manos, más cerca de lo que te puedas imaginar, ya que la fuerza para el cambio está dentro de ti, se encuentra en tu interior y puedes acceder a todo el potencial que guardas dentro de ti.

Hazlo ahora, no esperes más. No lo dejes para mañana, porque el mañana es solamente una ilusión. La única transformación posible debe ser realizada ahora. ¿Por qué esperar más? ¿No te gustaría poder empezar a disfrutar de tu vida plenamente de una vez por todas?

Pues adelante, hazlo ahora, deja tu mente abierta, libérate de todas tus preocupaciones y haz tuyas las ideas que se mencionan y exponen. Una vez que las hayas hecho tuyas, ponlas en práctica y convéncete a ti mismo de que el cambio es posible mediante la acción.

Avanza lentamente pero de forma segura, es mejor dar pequeños pasos que intentar correr demasiado deprisa.

¿Qué paso darás?

COMO VIVIR EN EL PRESENTE

imagesCuando vas creciendo te vas dando cuenta la importancia de vivir en el presente.

Te vas dando cuenta que es el tiempo real que tienes.

Que el pasado no lo puedes cambiar.

Que el futuro no lo sabes.

Muchas veces se convierte en una manía vivir de recuerdos.

Vivir pensando en lo que ya paso.

Lo que paso lo único que tiene que servirme es de experiencia para lo que vivo hoy.

De nada me sirve, si solo lo recuerdo para cargarme de melancolía, tristeza o miedos.

Debo liberarme de ese pasado y darle paso a este nuevo día.

Sanar esos sentimientos que me ponen triste.

Convertir esas malas experiencias pasadas en buenas experiencias del presente.

Tampoco puedo cambiar el pasado por vivir pensando en el futuro.

Ese futuro que nadie lo sabe.

Ese futuro que puede llegar a quitarte disfrutar de este maravilloso día.

Entonces aprendamos a vivir el día de hoy.

Con esto no quiero decirles que se gasten todo, que compren sin pensar si lo pueden pagar mañana.

Como siempre pienso el equilibrio es lo importante.

Tengamos claridad en lo que queremos.

Nuestros sueños, nuestras metas quizás no estén en el tiempo presente.

Nunca lo están, porque siempre sino nos quedamos en la zona de confort, nacerán nuevos sueños, nuevas metas a cumplir.

Pero lo importante es que hacemos hoy por ellas.

Que disfrutamos hoy de lo que tenemos.

Que tiempo le dedicamos hoy a nuestro ser.

Que hacemos hoy por nuestro cuerpo, que comemos, que actividad física hacemos.

Con quienes estamos hoy y cómo lo disfrutamos.

Cuánto tiempo hoy le dedico a lo que me gusta.

Que aprendí hoy por estar mejor.

No gastes tu tiempo pensando como será.

Como debería ser o peor dejar todo para después.

Primero el estudio, después la casa, después el auto, después la pareja, después los hijos, y nunca el disfrutar, el ser feliz

Aprendamos a caminar, dejemos de correr.

Al correr nos perdemos lo valioso que existe a nuestro alrededor.

Al correr no podemos utilizar nuestros sentidos.

No podemos ver la belleza que existe en cada uno

No podemos acariciar, abrazar y demostrar a quienes nos rodean lo mucho que lo queremos y lo importante que son para nosotros.

No podemos escuchar lo que sienten, lo que saben y lo que nos pueden dar.

No podemos oler el perfume de las flores, el olor de un rico café que compartido se hace mas rico.

No podemos acariciar, abrazar y demostrar a quienes nos rodean lo mucho que lo queremos y lo importante que son para nosotros.

No podemos escuchar lo que sienten, lo que saben y lo que nos pueden dar.

No podemos oler el perfume de las flores, el olor de un rico café que compartido se hace mas rico.

El poder disfrutar del sabor de un rico chocolate.

Cuantas veces por correr nos perdemos de la belleza de lo más sencillo.

Nos angustiamos pensando en complicaciones que podrían llegar a pasar.

Vive, disfruta, ocúpate fuera las preocupaciones.

El poder disfrutar del sabor de un rico chocolate.

Levántate cada día sintiendo esa emoción interna al percibir un nuevo hermoso día, con un sol que iluminará de una forma distinta, tan pura, tan fresca, tan renovada… entonces el día estará hermoso… y tú corazón vibrará en unidad…con admiración…

y todo irá mejor.

¿Qué harás? ¡Cuéntame!

CONSTRUYENDO PUENTES

el puenteVayamos por la vida construyendo puentes, como aquel carpintero que prefirió construir un puente para unir a dos hermanos que se habían peleado, que un muro que los alejara más.

Esos hermanos que se unieron nuevamente con un abrazo fraterno después de atravesar ese puente, que los volvió a unir.

Debemos aprender a construir puentes en nuestras vidas.

Construimos puentes al desarrollar un corazón de amor universal y de verdadera unificación, a través de la apreciación, el reconocimiento y la búsqueda de todo lo bueno y original, que de hecho ya existe y está presente en el interior de cada uno.

Al desarrollar la santidad, la pureza y la caridad que  genera  hombres y mujeres del carácter más elevado.

Con la ayuda a los demás, cada vez que podamos, la asimilación, la armonía y la paz.

Acordándonos de la importancia del equilibrio con tiempo cara a cara con los demás.

El estar realmente presentes en las relaciones, creando espacios y límites para ellas, lo que nos distingue como especie.

Buscando establecer relaciones que nos permitan ejercitar la presencia y la conexión verdadera y usando la tecnología para lo que es, un apoyo a la realidad que existe en el presente, en el aquí y el ahora.

Respetando lo que es del otro, dándole la importancia que le corresponde, podríamos decir que es lo que nos acerca para la construcción de un buen puente.

La honestidad, la voluntad constante de dar a cada uno lo que es suyo es un importante respetar los derechos de los demás. Si cada uno aplicara el valor de la justicia seria un paso más para una sociedad ideal igualitaria y justa.

Aplicándolo en todo momento y cualquier circunstancia eso nos ayudaría a formarnos más como personas. En un correcto orden social, cumpliendo las reglas para la mejor conducta del hombre, de tal forma de que todos quedemos satisfechos y así poder lograr la unión verdadera, con todos aquellos que nos rodean.

Comenzando con la amistad, una de las más fundamentales relaciones del hombre con los demás.

Esa relación profunda, desinteresada, correspondida por la otra persona, tan importante y necesaria para nuestra vida como el amor. A medida que crecemos vamos conociendo diferentes personas especiales, que forman parte importante de nuestra vida y se convierte en apoyo para cada una de las decisiones que tomemos o para cada situación que se presente.

Una amistad basada en sinceridad y total confianza en apoyo mutuo e incondicional.

Para tener buenos amigos primero hay que ser buen amigo, es decir, darse a los demás, siendo sincero, respetuoso y generoso.

Una condición para formar la amistad, algo fundamental que ayuda también a construir una amistad verdadera es la fidelidad en ella por lo que lleva a la superación mutua y a trabajar para construir y fortalecer cada vez más la amistad.

Un amigo se puede lograr encontrar a medida de cada una de las vivencias y experiencias que logramos adquirir en nuestro camino.

La amistad es como una planta de lento crecimiento que debe sufrir y superar a veces adversidades antes de que sus frutos lleguen a completa madurez.

El reconocimiento de que alguien o algo tiene valor por lo tanto tiene que ser respetado. Comprende aceptar tal y como es a los demás, su forma de ser, de pensar, y sus gustos.

El respeto no solo se vive en el campo de las relaciones personales si no también las relaciones con las plantas los animales en general el mundo en el que vivimos que al igual que como respetamos a las personas que nos rodean tenemos también que respetar toda la creación.

El respeto se puede definir como una actitud que cada ser humano debe tener para poder vivir en paz con su medio.

¿Tú construiste algún puente? ¿Qué unió?