ALINEARSE

"; google_ad_width = 468; google_ad_height = 60; google_ad_type = "text_image"; google_color_border = "FFFFFF"; google_color_link = "0000FF"; google_color_text = "000000"; google_color_bg = "FFFFFF"; google_color_url = "008000"; //-->

thBQ0F5L5HHay muchas creencias que desvalorizan el poder que las emociones tienen en nuestra vida, tan es así que pocas veces nos tomamos un tiempo para preguntarnos… ¿Qué estoy sintiendo con esto que me pasa?… ya que lo primero que hacemos es reaccionar ante esta emoción.

Por ejemplo si alguien me grita, de inmediato grito, si alguien me ofende, busco como defenderme, todos estos son mecanismos que surgen en forma automática, luego cuando actuamos desde la emoción, puede aparecer la culpa, el remordimiento por haber dicho o hecho tal cosa y caemos en el juego de “no sé que me pasó” que en muchas ocasiones provoca conflictos tanto internos como externos.

Según cómo nos hablamos a nosotros mismos moldeamos nuestras emociones, que cambian nuestras percepciones. 

La transformación del observador (nosotros) altera el proceso observado. No vemos el mundo que es, vemos el mundo que somos. Las palabras por sí solas pueden activar, por ejemplo, los núcleos del miedo que transforman las hormonas y los procesos mentales. Cuando la persona consigue  armonía interior y entrar en el silencio, las migrañas y el dolor coronario pueden reducirse un 80%. Solemos confundir nuestros puntos de vista con la verdad, y eso se transmite: la percepción va más allá de la razón. El impacto de una comunicación va por debajo de la conciencia.

El miedo nos impide salir de la zona de confort; tendemos a la seguridad de lo conocido, y esa actitud nos impide realizarnos. Para crecer hay que salir de esa zona.  Reaccionamos según unos automatismos que hemos ido incorporando. Pensamos que la espontaneidad es un valor; pero para que haya espontaneidad primero ha de haber preparación, si no sólo hay automatismos. Cada vez estoy más convencido del poder que tiene el entrenamiento de la mente. Cambie hábitos de pensamiento y entrene su integridad honrando su propia palabra.  Cuando decimos “voy a hacer esto” y no lo hacemos alteramos físicamente nuestro cerebro.  El mayor potencial es la conciencia. Si nos aceptamos por lo que somos y por lo que no somos, podemos cambiar. Lo que se resiste, persiste. La aceptación es el núcleo de la transformación

La propuesta para lograr la Alineación Personal es tomar consciencia de lo que pienso, lo que este pensamiento me hace sentir (emociones que aparecen), la creencia que hay detrás de este pensamiento, (pensamiento raíz), la forma en cómo actúo y los resultados que obtengo.

En el ámbito laboral muchas veces falta ese compromiso de todas las personas que no se sienten parte y no logran ir con el grupo.

Que no tienen claro cuales son los propósito en común y las metas y objetivos son muy diferentes con las del grupo.

Los verdaderos líderes motivan a todos los que forman parte del grupo y hace que cada uno aporte lo mejor de cada uno y así afloren los talentos y logren estar alineados todos.

También lo mismo sucede en las familias en cada grupo que se forma.

La mejor forma de estar alineados es lograr esa claridad en que queremos, qué sentimos y que hacemos.

Y al estar con los demás encontrar que queremos, que sentimos con cada actitud del otro y que hacemos sentir con nuestras actitudes y lograr hacer juntos lo mejor que podamos por nuestro bien común.

Si después de todo eso descubrimos que a pesar de estar en un mismo lugar buscamos diferentes situaciones.

Comprender que somos diferentes, y hacer lo que nos corresponda sin cubrir lo que el otro no hace ni sentirnos mal por no hacerlo o cansados por hacer todo.

¿Cuéntame tu experiencia?

 

"; google_ad_width = 234; google_ad_height = 60; google_ad_type = "text"; google_color_border = "FFFFFF"; google_color_link = "0000FF"; google_color_text = "000000"; google_color_bg = "FFFFFF"; google_color_url = "008000"; //-->

EL RENACER

descarga (8)Comienza un nuevo año y con ello debe renacer en nosotros la fe y la esperanza que será un año mejor.

Pero para ello debemos nacer de nuevo en muchos aspectos de nuestra vida.

Deben existir cambios.

Dejar atrás rencores, pesares, miedos y ataduras.

El renacer nos da fuerza, nos da vitalidad y ganas de seguir viviendo.

Renacer con el propósito de hacer el bien, sin hacer mal a nadie y entonces seremos más humanos, más solidarios, más productivos, dejando de ser aquellos seres que caminan dando lástima, inútiles para la sociedad, inútiles para la familia, para pasar a ser seres dignos para uno mismo, para los otros, para la familia, para los amigos y para la comunidad.

Renacer para vivir una vida feliz después de aceptar que el pasado es inmodificable y de aceptar que lo único que podemos cambiar es nuestra propia actitud, y no los hechos del pasado.

Podemos dejar de vivir en el pasado y dejar renacer, esa esperanza que perdimos, entonces, vuelve a surgir una nueva esperanza.

Aquel día que perdimos nuestra paz interna, que se produjo una conmoción interna de todo nuestro ser y por el camino del Renacer es posible recomponer aquella paz perdida y finalmente podemos decir que de la misma manera que se fue, en su momento, hoy podemos generarla.

A menudo se vive, como una segunda oportunidad, el renacer. Nos da una segunda oportunidad, nuestro propio Ser que, tras sufrir un grave acontecimiento a nivel emocional, nos zarandea, nos descoloca y nos abre ésa puertecita a un terreno desconocido hasta ése momento: una profunda tristeza, una desesperación interminable, algo que nos hace sentir peor que la propia muerte.

ontrarnos con nuestro Ser, no sólo a nivel emocional, también a nivel mental, corporal y espiritual.

Las crisis y los sucesos traumáticos que vivimos puede llegar a ser los detonantes de que nos replanteemos nuestra vida, nuestro pasado en este mundo y nuestro próximo futuro en él.

Así, un acontecimiento que remueve nuestros propios cimientos puede convertirse en una fuente de sufrimiento y rabia, o bien, en un despertar, un renacer.

Son oportunidades que nos ofrece la vida para volver a enc

La batalla interna en estos periodos, y generalmente inconsciente, será entre permanecer y aferrarnos a la desdicha o conectar con la necesidad de pedir ayuda, abrirnos a otras opciones que antes ni siquiera contemplábamos.

Si nos dejamos llevar por nuestros miedos acabaremos en la desdicha, volviendo a nuestra vida anterior, inconsciente, dormida, desconectada de nuestra esencia más pura, el Ser.

Sin embargo, si nos enfrentamos a dichos miedos, reconocemos nuestras limitaciones, dejamos a un lado nuestro orgullo y asumimos lo perdidos que estamos, podemos llegar a un rincón muy profundo: el valor, la certeza, la humildad.

Con estas herramientas, podemos decidir qué hacer, decidir cómo elegimos sentir, percibir y vivir nuestro renacer, nuestra nueva vida.

No será fácil, tendremos trabas externas y, las más relevantes, trabas internas, pero ya estamos despertando, ya estamos renaciendo de nuevo, eliminando barreras internas.

Renacer para realizar un cambio permanente.

Asumiendo los cambio como retos cotidianos.

Desarrollar al máximo nuestro potencial, nuestros valores y nuestros compromisos.

La importancia del renacer es hacer de nuestra vida un proceso permanente de cuestionamiento.

Que cada día sea el primero del resto de nuestra vida.

Que cada crisis sea una oportunidad.

Que tengamos una visión clara hacia donde vamos.

A quien le falta la ilusión de renacer, se le empequeñece y empobrece la vida.

Que tengamos nosotros siempre puesta la meta en un nuevo renacer. En renacer permanentemente, dejándonos alcanzar por la corriente de vida eterna que es para nosotros la gracia de Dios.

Renacer es experimentar en vuestra vida un segundo nacimiento. Obviamente no se trata de un nacimiento físico, es decir, volver a ser niño, sino un renacimiento espiritual.

La palabra “renacer” implica muerte, pero en este caso no se trata de una muerta física, sino de morir a todo aquello que no ayuda a crecer como persona.

Algunos después de una enfermedad, casi mortal, han nacido de nuevo porque han sabido descubrir a Dios en el sufrimiento.

¿Qué experiencia tienes tú?

EL TEATRO DE LA VIDA

images (7)La vida es como una obra de teatro pero en la cual no podemos ensayar para que salga perfecta.

Lo único que podemos hacer es aprender de lo que vamos viviendo y experimentando, para no cometer los mismos errores. 

Por eso, disfrutemos de nuestra vida, viviendo intensamente cada momento de ella, antes que el telón baje y la obra termine sin aplausos.

Sonriamos, sin escondernos detrás de una sonrisa.

Mostremos como somos, sin miedo. Muchas personas esperan una sonrisa, nuestra.

Vivamos intensamente. No tengamos miedo a equivocarnos.

Amemos por encima de todo,amemos a todo y a todos.
No cerremos los ojos a lo malo del mundo, no ignoremos el hambre, la violencia, hagamos algo para combatirlo, aunque no nos sintamos capaces.

Busquemos lo que hay de bueno en todo y todos.

Que los defectos no nos distancien, sino que busquemos comprender el motivo para una aproximación.

Aceptemos a la vida, a las personas, con sus diferencias, con sus dificultades, hagamos de ello nuestra razón de vivir.

Entendamos a las personas que piensan diferente a nosotros, no las reprobemos.

Miremos cuantos amigos hicimos felices hoy y a quién hicimos sufrir con nuestro egoísmo.

No corramos. No nos contagiemos de este mundo que nos hace siempre estar de prisa.
Corramos apenas dentro de nosotros.

Soñemos. Sin perjudicar a nadie y
no transformemos nuestro sueño en fuga.

¡Creamos! ¡Esperemos! Siempre habrá una salida, siempre brillará una          estrella.

Luchemos por mejorar, por cambiar lo que no nos gusta.
Hagamos aquello que nos gusta, sintamos lo que hay dentro nuestro.

Escuchemos lo que las otras personas tienen que decir, es importante.

Subamos, hagamos de los obstáculos escalones para aquello que queremos alcanzar. Pero no nos olvidemos de aquellos que no consiguieron subir en la escalera de la vida.

Descubramos aquello que es bueno dentro de nosotros.

Procuremos por encima de todo ser buena gente.

Vayamos en paz.

Diciendo te adoro, simplemente porque existen.

Calderón articula a la vida humana, como un teatro, donde cada persona representa un papel. La imagen de la vida humana como un teatro puede rastrearse desde la antigüedad.

No olvidemos que nuestra vida es como un teatro que va cambiando con el mundo todo, que varia por instantes.

Acuérdate que Dios, es el autor de esta comedia de argumento tan grande y tan difuso.

A algunos les dio un papel breve, solo tienen que hacerlo como deben; y al que se lo dio largo, solo el hacerlo bien dejó a su cargo.

Haz el papel que Dios te ha repartido; pues solo está a tu cuenta hacer con perfección el personaje,  en obras, en acciones, en lenguaje; que al repartir los dichos y papeles, no importa si es mucho o poco.

Pero nosotros somos los guionistas, de la “obra de teatro” de nuestra vida, en base a nuestras experiencias. 

Somos los directores de la obra, ya que tenemos la responsabilidad sobre las acciones y decisiones que tomamos. 

Somos los actores porque estamos implicados directamente en el desarrollo de esta obra de teatro. 

Y podemos ser también espectadores, convertirnos en observadores de nuestra propia vida y ver si lo que observamos lo estamos disfrutando, nos aburre, nos da miedo, nos hace sufrir.

Con esta metáfora del teatro podemos reflexionar por qué elegimos representar casi siempre el mismo guión, por qué asumimos un solo papel de personaje en la vida. Podemos observar cómo es nuestro papel de protagonista, ¿es un papel dramático, cómico, de aventura, de miedo, de perdedor? ¿Cómo te ves?

EQUILIBRIO INTERIOR

images (30)Es importante que cada uno se tome el tiempo de escuchar las voces de su interior.

Ya que muchas veces tomamos decisiones completamente erradas por apurados, que con 5 segundos de consideración habrían bastado para tomar el camino indicado.

Muchas enfermedades podríamos prevenir si tomamos las necesidades en el orden que corresponden, ya que al cuidar las necesidades fisiológicas por sobre todo el cuerpo podemos mantenernos más sanos y fuertes para enfrentar el día a día.

Por ello meditemos y tomémonos nuestro tiempo.

Aprendamos a escuchar las corazonadas que nos sacuden el interior más que los gritos del exterior, después de todo lo único que importa realmente es alcanzar la felicidad y lo que para ti representa ser feliz, (ya que esto es diferente para cada uno).

En cumplir nuestras metas y no las que los demás quieren imponernos, cumpliendo con nuestra propia pirámide de las necesidades y sólo así podremos alcanzar nuestro verdadero nivel de equilibrio.

Las personas sólo buscarán cumplir las necesidades de un nivel al haber cumplido con el anterior.

Partiendo desde la base de dicha pirámide donde se encuentran las necesidades fisiológicas o básicas.

Seguidas por las necesidades de seguridad y protección, necesidades sociales, necesidades de estima y, en la punta, las necesidades de autorrealización.

Si aceptamos que ocurren hechos que están a nuestro alcance y otros fuera de el, debemos aceptarlos así y eso es un gran paso y cambio haciéndonos todo más fácil.

Ver que el cambio desde nuestro interior nos guía por el camino del éxito haciéndonos sentir más relajados y tranquilos durante cada instante de nuestro día, quitándonos así un impedimento que tiraba nuestra existencia constantemente..

La mayoría de nuestros pensamientos y preocupaciones son por sucesos que ocurrieron o por cosas que creemos o pensamos que llegarán a ocurrir.

En ambos casos no tenemos control directo sobre ello.

La mejor manera de calmar nuestra ansiedad es traer nuestra mente al presente. Ahora,  no hay problemas ni preocupaciones. Tan solo paz, tranquilidad interior.

El dedicar unos momentos en contacto con el pasto, el ruido del viento en contacto con tu rostro al caminar, correr o andar en bicicleta, los árboles, las piedras, el observar las nubes, el cielo y las aves, cada contacto, el integrarte con la naturaleza es un mimo a tu espíritu a tu ser interior, disfruta, goza.

Intenta aplicar estos cambios poco a poco en tu vida diaria, que ello forme parte de una rutina, como el desayunar, el trabajar, para llenarte de vigor y salud para encontrarte a Ti mismo y recuperar tu paz.

Es un equilibrio orgánico y energético, que nos lleva a poder vivir una vida en armonía, siempre que obtengamos el balance y equilibrio de estos tres componentes.

La suma del cuerpo, la mente y el espíritu, que juntos crean una persona única e irrepetible.

Como estaríamos, sino logramos estar en paz espiritual, o si nos creemos tranquilos pero nuestro cuerpo está o no se encuentra saludable, o si nos sentimos lleno de energía pero con la mente dispersa y ansiosa.

Hay que lograr Armonizar, desde nuestros centros de energía “Los Chakras” y nuestra dualidad interior exterior.

El estado en que se encuentra tu cuerpo se refleja en el estado de tu mente. Si tu cuerpo está tenso, así será también la condición en que está tu mente.

El Aprender y dominar la relajación de tu cuerpo, tus músculos y articulaciones es indispensable para llegar a relajar tu mente y pacificar tu espíritu.

No esperes que algo ocurra o pase para que cambie tu vida, ella hará un radical cambio de escena cuando Tú decidas hacerlo y no le tengas miedo a esos cambios, ten presente que todas las respuestas que buscas y necesitas se encuentran dentro de Ti.

Solo debes tomar el control de tus emociones, de tu Existencia.
No dependas de Otros para sentirte en Paz y Armonía, para lograr el cambio de horizontes.

Liberarnos de la duda, el arrepentimiento… y cambiar estos sentimientos por la importancia del “ahora” y el “aquí”.

¿Qué tiempo es el preferido de tus pensamientos? ¿El pasado, el presente o el futuro?

LA ADULACIÓN

images (10)Adulación es la alabanza excesiva e interesada para conseguir el favor de una persona.

Por muchos no es bien vista por que se cree que puede halagar al otro, con propósito de ganarse su voluntad para fines interesados.

No debe confundirse la adulación con el aplauso al verdadero mérito, ni con la  galantería.

La adulación es falsa como el dinero falso, nos pone eventualmente en aprietos si queremos hacerla circular.

La diferencia entre la apreciación y la adulación es muy sencilla, una es sincera, la otra no.

Una procede del corazón; la otra sale de la boca. Una es altruista; la otra egoísta. Una despierta admiración universal, la otra es universalmente condenada.

Si somos prudentes debemos pensar sobre la adulación que nos realizan.

Ella  puede inclinar nuestro ánimo para alimentar nuestro Ego y hacer crecer nuestro amor propio.

Existen diversos tipos de adulación, aunque todas ellas comparten su esencia.

La maliciosa o dañina. Es la que se realiza no sólo por un individuo en su beneficio propio, sino también ocultando un propósito malvado y perverso.

La inocua. Es la que se lleva a cabo sin ningún tipo de mala intención, todo lo contrario, con el claro objetivo de que la persona adulada pueda ser la propia beneficiada.

Por ejemplo cuando un profesor adula a un alumno en concreto para que mejore su motivación y así estudie más y pueda rendir mucho más en clase.

En las altas esferas del poder. Los monarcas, los presidentes y los dirigentes suelen tener aduladores que se pasan enumerando sus virtudes, con el objetivo de ganarse el favor de quienes mandan.

El adulador cree que, al contar con la simpatía del poderoso, éste lo tendrá en cuenta para el reparto de dádivas o, al menos, para evitar eventuales castigos.

La adulación es como la sombra, no nos hace más grandes ni más pequeños.

A todos nos gusta que nos halaguen, nuestra cara se ilumina cuando lo hacen.

A todos nos encanta que nos elogien por nuestro aspecto, modales, calificaciones o habilidades.

Al igual que los halagos, la adulación también suena bien.

Es una lástima que la adulación sea la hermanastra fea del halago. Un halago es un simple elogio. La adulación es un elogio con un propósito ulterior.

Si te dice que con toda seguridad ganará un premio, te ha halagado. ¿Qué pasa si te dice que con toda seguridad ganará un premio y después te pide un dólar? En ese caso, es probable que seas víctima de la adulación.

Los aduladores quieren algo a cambio. Puede no ser un dólar. Puede ser un favor. Puede ser tu amistad y las ventajas que ella implica.

A veces la adulación puede ser sincera, pero otras veces no. Algunas personas dicen lo que saben que quieres oír, pero en realidad no lo creen. También se citó a Hank Ketcham, el caricaturista de Daniel el terrible, diciendo: “La adulación es como la goma de mascar. Disfrútala pero no la tragues”.

¿Eres de adular a los que te rodean? ¿Con que fin?

COMO MANTENERSE FUERTE, SEGURO Y CON SALUD MENTAL, FÍSICA Y EMOCIONAL

COMO MANTENERSE FUERTE, SEGURO Y CON SALUD MENTAL, FÍSICA Y EMOCIONAL 1Para mantenerte fuerte debes creer, tener fe, que así será.

No es cuestión de hacer grandes cosas, son las pequeñas cosas que podemos afrontar día a día las que hacen que crezca la fortaleza.

No se trata de realizar actos sobrehumanos.

Se trata de hacer de las pequeñas cosas de cada día una suma de esfuerzos, que pueden llegar a ser algo grande, una muestra de amor.

Es cuestión de hacer, de tomar acción, con creer solamente no basta.

Sin acción no hay cambios positivos en nuestras vidas.

Si te quedas quieto sin hacer nada, no habrá cambios en tu vida.

Debes ser fuerte y firme en las dificultades y ser constante y perseverante en la búsqueda de lo que quieres.

Resistir las tentaciones que surgen del pensamiento de la comodidad y del ego.

Con una visión mezquina de la vida nunca podrás llegar a desarrollar tu fortaleza.

La persona que no quiere mejorar, que es egoísta, que busca nada más que el placer, no tiene motivos para desarrollar la virtud de la fortaleza porque es indiferente y carente de sentido para su mente.

La fortaleza te llena de fuerza interior, de tal modo que sabemos reconocer nuestras posibilidades, y reconocer la situación real que nos rodea para resistir y realizar las acciones que se nos presentan en nuestro devenir, haciendo de nuestras vidas algo noble, entero y provechoso.

Muchas veces no tomamos acción, no por comodidad, sino por miedos, por baja autoestima.

Allí deberemos dedicarnos más a nosotros, a diferenciar lo que dicen de lo que somos.

A buscar los motivos por lo que no vemos nuestra belleza y nuestra luz.

La autoconfianza o seguridad en uno mismo, con esa emoción que vivimos cuando pensamos realizar una actividad en la cual nos vemos eficientes.

Esa confianza es la responsable de nuestra manera de actuar, nuestro entusiasmo, nuestra persistencia y la manera de enfrentar errores y fracasos en dicha actividad, muy diferente a la manera que lo hacemos si tenemos poca confianza en nosotros mismos para la mencionada actividad.

Obviamente no se trata de volverse un experto en todas las actividades que la vida nos hace enfrentar para finalmente lograr una autoconfianza sólida.

Tampoco se trata de adquirir o desarrollar todas las características y atributos que la sociedad propone como valiosos para lograr una autoestima fuerte.

La clave de una autoconfianza y una autoestima sólida es el correcto trabajo emocional de las reacciones mentales automáticas que se disparan en nuestra mente cuando algo activa nuestra Actitud frente a Nosotros Mismos.

Tenemos que dejar de estar en piloto automático y ser los dueños de nuestras vidas.

Cambiar los resultados de lo que no nos agrada.

La manera para cambiarlos es ver que hacemos y que nos hace tener buenos resultados y que nos lleva por el camino que no deseamos estar.

Si seguimos por donde no queremos el cuerpo es el primero que lo nota y nos avisa enfermándose.

Vivir tranquilos sin sobre exigirnos, no necesitamos hacer todo en un día.

El día tiene 24 horas, 8 son para descansar, 8 para trabajar y 8 para distraernos.

¿Tú que haces?

UNA NUEVA CONCIENCIA

UNA NUEVA CONCIENCIA1En el planeta había comenzado desde la antigüedad a surgir una nueva dimensión de conciencia, un primer asomo de florescencia.

Maestros les hablaron a sus contemporáneos.

Les hablaron del pecado, el sufrimiento o el desvarío.

Les dijeron que examinen la manera que estaban viviendo. Lo que hacían y el sufrimiento que creaban.

De las posibilidad de despertar de la pesadilla colectiva de la existencia humana “normal“   y les mostraron el camino.

En las enseñanzas del hinduismo (y también en ocasiones del budismo), esa transformación se conoce como iluminación.

En las enseñanzas de Jesús, es la salvación.

En el budismo es el final del sufrimiento.

Otros términos empleados para describir esta transformación son los de liberación y despertar.

El logro más grande de la humanidad no está en sus obras de arte, ciencia o tecnología, sino en reconocer su propia disfunción.

Algunos individuos del pasado remoto tuvieron ese reconocimiento.

Gautama Siddharta, quien vivió en India hace 2.600 años, fue quizás el primero en verlo con toda claridad. Más adelante se le confirió el título de Buda que significa “el iluminado”.

Por la misma época vivió en China otro de los maestros iluminados de la humanidad. Su nombre era Lao Tsé. Dejó el legado de sus enseñanzas en el Tao Te Ching, uno de los libros espirituales más profundos que haya sido escrito.

El mundo no estaba listo para ellos y, aún así, constituyeron un elemento fundamental y necesario del despertar de la humanidad.

Era inevitable que la mayoría de sus contemporáneos y las generaciones posteriores no los comprendieran.

Aunque sus enseñanzas eran a la vez sencillas y poderosas, terminaron distorsionadas y malinterpretadas incluso en el momento de ser registradas por sus discípulos.

Con el correr de los siglos se añadieron muchas cosas que no tenían nada que ver con las enseñanzas originales sino que reflejaban un error fundamental de interpretación.

Algunos de esos maestros fueron objeto de burlas, sarcasmos y hasta del martirio. Otros fueron endiosados.

Las enseñanzas que señalaban un camino que estaba más allá de la disfunción de la mente humana, el camino para desprenderse de la locura colectiva, se distorsionaron hasta convertirse ellas mismas en parte de esa locura.

Fue así como las religiones se convirtieron en un factor de división en lugar de unión.

En lugar de poner fin a la violencia y el odio a través de la realización de la unidad fundamental de todas las formas de vida, desataron más odio y violencia, más divisiones entre las personas y también al interior de ellas mismas.

Se convirtieron en ideologías y credos con los cuales se pudieran identificar las personas y que pudieran usar para amplificar su falsa sensación de ser.

A través de ellos podían “tener la razón” y juzgar “equivocados” a los demás y así definir su identidad por oposición a sus enemigos, esos “otros”, los “no creyentes”, cuya muerte no pocas veces consideraron justificada.

El hombre hizo a “Dios” a su imagen y semejanza. Lo eterno y lo infinito, se redujo a un ídolo mental al cual había que venerar y en el cual había que creer como “mi dios” o “nuestro dios”.

La Verdad, continúa brillando en el fondo, pero su resplandor se proyecta tenuemente a través de todas esas capas de distorsiones e interpretaciones erradas.

 Es poco probable que podamos percibirlo a menos de que hayamos podido aunque sea vislumbrar esa Verdad en nuestro interior.

¿Tú la descubriste en tu interior?¿En qué momento?

COMO MANTENER ALTA LAS VIBRACIONES

vibracionesTodo va cambiando continuamente, nada está quieto e inmóvil, todo tiende a transformarse en algo mejor, evoluciona hacia un nuevo nivel de existencia.

En lo personal, la vida nos empuja, siempre a vivir de una manera mejor. Las crisis aparecen cuando permanecemos rígidos e inflexibles en una posición.

Cuanto más cerrados estamos en una posición o idea, más fuerte será el esfuerzo que hará el Universo para movernos de allí.

Por eso es que la gente sufre fuertes crisis y luego cambia.   

Algunas personas necesitan pasar por enfermedades, accidentes o pérdidas para darse cuenta del valor que tienen ciertas personas o su propia vida.

Hay otras personas que caen en la inercia y no toman decisiones, cuando eso ocurre el Universo mismo toma las decisiones por ellos.

De acuerdo con los principios de vibración, debemos aprender a prepararnos para los cambios en la vida.

Según este principio, si tiendes a aferrarte a una vivienda, una pareja, un trabajo, una amistad o cualquier objeto que te dé seguridad, lo más probable es que tarde o temprano sufras. Porque en el universo no existe nada que se encuentre inmóvil.

No significa que no tienes que tener vivienda, familia, trabajo o pareja, sino que tienes que disfrutar y valorar lo que tienes porque lo que hoy estás viviendo no se repetirá.

Si te peleas con tu pareja y quieres reconciliarte puedes lograr tener una relación mejor con ella, pero nunca la relación del pasado.

Hay tres niveles de vibración bajo, medio y alto. Atraemos las cosas del nivel en el que estamos.

Si estamos en la vibración baja puede ser por depresión, angustia, miedo, enfermedades y todas las emociones negativas atraemos más de lo mismo muchos dicen que tienen mala suerte sin darse cuenta de este principio.

En el nivel de vibración medio aparecen las soluciones y la vida fluye. Los problemas y obstáculos son más fáciles de resolver y la persona que se encuentra en esta vibración siempre muestra una actitud optimista hacia la vida.

Con la vibración muy alta llegamos al extremo del espíritu y pareciera que está en reposo es que la frecuencia tan alta no da la sensación que no tiene movimiento.

La vibración más alta corresponde a la iluminación, la paz y el amor perfecto. Aquí no existen problemas, miedos o enfermedades.

Cuando uno llega a este nivel lo que uno piensa se manifiesta inmediatamente.

El reconocimiento personal es total y absoluto  y por lo general se lo utiliza para servir a la humanidad.

Al entrar a un lugar absorbemos parte de ese lugar, llenándonos de energía positiva algunos o todo lo contrario otros.

La naturaleza está cargada de vibraciones positivas. Al permanecer en ellos nuestro cuerpo se regenera. Al permanecer en ambientes negativos nuestro cuerpo se va sintiendo mal por las energías negativas que se han ingerido.

La mente es quien determina como estés o vives a tenerlo en cuenta.

La vibración baja es el nivel del miedo y es la que genera todo tipo de problemas.

La media es la de la esperanza, todo tiene solución.

La vibración alta es el terreno del espíritu, es el nivel de la Fe es donde se producen los milagros.

¿Y Tú en cuál nivel te encuentras?

 

 

 

 

 

 

LA ENERGÍA

la energiaLa energía se define como la capacidad de realizar un trabajo.

Podemos afirmar entonces que la energía es la fuente de todo movimiento.

Cada vez que asistimos a una transformación de algún tipo, ésta se expresa con cambios físicos y/o químicos.

Es lo que permite que suceda casi todo en el universo: La vida, una luz, una corriente eléctrica, la carrera de un auto, una llama, un ruido o el viento.

La ley de la conservación de la energía dice que esta no se pierde sino que se transforma, no la puedes crear ni destruir, y cuando creemos que desaparece solo se ha convertido en otra forma de energía.

Es la que generamos las personas con nuestros pensamientos.

Dichos pensamientos emiten una energía vibratoria que funciona como si fuese una antena.

Esta manda una frecuencia y atrae exactamente otra vibración de la misma frecuencia.

El principio de la Ley de Atracción o Magnetismo, basado en la física cuántica, señala que una energía emitida atraerá únicamente otra energía melliza o igual.

Los pensamientos son disparadores de energía.

Aunque no podamos ver esa corriente con nuestros sentidos, ella existe y atrae energía semejante todo el tiempo: el 100% de las veces sin fallar.

Es Ley Universal.

Un pensamiento negativo atraerá energía/circunstancias negativas.

Un pensamiento positivo atraerá energía/circunstancias positivas.

Cuando sintonizamos la radio para escuchar música clásica, ésta envía una señal y obviamente lo que recibiremos es música clásica. No escucharemos Hip Hop ni Tango o Rock. La vida se traduce de esa manera.

No hay forma de engañar o quebrantar la Ley de Atracción.

Ella funciona en el Universo siempre de la misma forma: tanto en el caso de imanes, como de pensamientos.

Sean nuestros pensamientos positivos o negativos.

Sea nuestra intención buena o mala: la Ley de Atracción continúa actuando y respondiendo.

No somos víctimas.  

Cada evento que nos va sucediendo cotidianamente forma parte del magnetismo que generamos con nuestros pensamientos ya que somos seres creadores.

Concebimos la realidad que vivimos, lo cual nos hace 100% responsables de donde nos encontramos hoy.

Cuesta mucho entender que uno sea responsable de trabajar para el jefe incompetente que tenemos, o de vivir en un lugar que no nos gusta, o haber provocado la falta de esto o la necesidad de aquello.

Cómo es que teniendo el poder de crear lo que uno quiere, crea justamente lo que no nos gusta.

Con la aplicación de la ley de atracción entenderemos el profundo y valioso mecanismo creativo con el que cada individuo viene a esta vida y que la gran mayoría de las personas desconoce.

Démonos la oportunidad de continuar descubriendo y aprendiendo el uso práctico y esencial que la Ley de Atracción tiene en el ser humano.

Si nos detenemos unos minutos a observar con honestidad el tipo de pensamientos que generamos y luego miramos nuestra vida es probable que encontremos coincidencias.

Todo el tiempo tenemos la posibilidad de elegir. 

Estamos siempre generando nuestra realidad.

El cambio no sucede mágicamente o de casualidad sino que uno mismo lo crea, seamos conscientes de ello o no.

Entonces es conveniente saber cómo funciona ¿Tú lo sabes?

 

EXPERIENCIAS DE CAMBIOS EN CADA UNO

CAMBIOCada experiencia transforma en mayor o menor medida tu vida.

Cambios que operan en la profundidad de la mente. Independiente de si uno es ateo o creyente.

Es esa necesidad de cambio donde uno nota que ya no puede seguir igual.

Donde uno atrae a personas, creando con otros un ámbito de sintonía conjunta abriendo comunidades de experiencia.

Donde uno crece internamente, alentando a otros a experimentar este intento que vale la pena vivir.

Que difícil elegir un momento o aquellos más significativos.

Aquellos que más nos movilizaron.

Aquellos que podemos decir un antes y un después.

Pero si nos tomamos un momento y nos conectamos con nuestro verdadero ser, aparece.

En mí, fue después de ver la película El secreto.

Ella creo esa necesidad de saber más.

Esa necesidad de ir al libro, del libro a Internet, a investigar a conectarme con quienes sabían más.

Ella creo en mí esa pasión por llevarla a la practica.

Esa necesidad de darme cuenta que es cierto lo que dice.

Experimentando que los pensamientos (conscientes o inconscientes) influyen sobre nuestras vidas, ya que son unidades energéticas que vuelven a nosotros con una onda similar.

Que nos convierten en lo que pensamos, provocando las emociones, las creencias y consecuencias.

Donde los pensamientos son la causa y los sentimientos los efectos.

Obteniendo las cosas que pensamos, donde tus pensamientos determinan tu experiencia.

Gracias a esta pasión pude conocer a muchas personas y hasta tener la alegría de poder charlar por Skype con Tito Figueroa, con Phil Alfaro y Lázaro Bernstein, socio de Bob Proctor.

Esta energía también me llevo a compartir con distintas comunidades con personas de distintos países.

Me llevo a participar de los Mastermind.

En el libro de Napoleón Hill “Piense y hágase rico” se menciona el poder que tiene el trabajo en equipo cuando lo que se comparte es la energía de cada uno.

Con el Mastermind me pude relacionar con las personas en un espíritu de armonía, con un propósito común y definido y eso trajo resultados multiplicados en mi vida.

Donde fui protagonista en el Mastermind de Buenos Aires presencial y en el Mastermind de los 7 Niveles por Internet.

Donde pude facilitar los Mastermind de los 7 Niveles para Phil Alfaro, el Mastermind de las 5 semanas y el de las 17 semanas mío.

Creando y compartiendo el curso de Liberación para aquellos que no pueden comprometerse a hacer un Mastermind. 

Son muchos los cambios que noto en mí.

Ya que en estos 5 años aprendí más y crecí más, que todos los años que tengo.

Aprendí a controlar mi mente, mis emociones y a tener claridad de quien soy y a donde quiero ir.

Con respecto al amor ya sabía bastante porque tengo a un verdadero maestro JESÚS.

Pero en estos casi 3 años pude llegar a más personas, dando amor, comprensión.

Como ven son muchos los cambios que hubo en vida, pero muchos los cambios que vendrán, ya que tengo mucho por aprender, por cambiar y mejorar cada día. 

¿Cuál fue el cambio significativo en ti? ¿Me lo cuentas?