EL DESPERTAR DE CONCIENCIA ACTUAL

"; google_ad_width = 468; google_ad_height = 60; google_ad_type = "text_image"; google_color_border = "FFFFFF"; google_color_link = "0000FF"; google_color_text = "000000"; google_color_bg = "FFFFFF"; google_color_url = "008000"; //-->

imagesMuchos nos dimos cuenta que la estructura sobre la que nos apoyábamos, ha caído. Eso tiene un costo, una molestia, pero también la posibilidad de armar una nueva experiencia.

Es el momento de poder empezar desde uno mismo, ahora y con bases sólidas, esta elección es el camino de la expansión de la conciencia y un salto de fe en el trayecto hacia la unidad con el ser.

Una transformación física y emocional, que sucede en las personas que buscan unificarse y expandirse, con sentir, con disponibilidad y con amor.

Debes saber que aunque nuestro proceso evolutivo está acelerándose rápidamente, todos estamos experimentando estos cambios a nuestra propia manera y en nuestro propio tiempo, de acuerdo a quienes somos y a la historia que tenemos que sanar, los procesos son individuales e intransferibles, cada uno a su modo podrá experimentar sin intelectualismos, sino sintiendo su propia transformación. 

Nuestro proceso de unificación se relaciona con como dejamos correr nuestra energía individual, y como nos permitimos sentir las emociones y experiencias, cómo estamos conectados y cómo vibramos.

Estas circunstancias pueden ser transformadas y cambiarán automáticamente al purificarnos e incorporar más conciencia dentro de nosotros mismos, pasando del pensar al sentir, y del sentir al SER!!!!.

Todos los síntomas desaparecen después de que llegamos completamente a un estado expandido de conciencia.

Estos síntomas ocurren mientras atravesamos la transición, hacia la experiencia de paz que conlleva vivir de forma consciente, es parte natural del proceso de expansión de la conciencia.

¡ Nuestro proceso de sanación puede ser alegre, pacífico y lleno de luz y estados milagrosos que luego forman parte de nuestro diario vivir!

Lo más importante es que esto lo sentís por vos mismo, no es solo teoría, sino que es tu propia experiencia y desde allí tus palabras y hechos reflejan ese sentir consciente en todo tu mundo.

Estos síntomas son íntimos son tuyos, no tenes que ir corriendo a contárselos a nadie, simplemente disfruta de lo que te ocurre, los demás notarán algo que definirán como que te ven raro y a vos te dará mucha complicidad con tu propio proceso.

La sincronicidad y muchos pequeños milagros, aumenta , todo comienza a encajar, los desfasajes comienzan a disolverse ya que al ser consciente te das cuenta que estas creando todo desde vos mismo y ya no repetimos experiencias, nos reinventamos, nos apoyamos, todo fluye naturalmente..

Una sensación de energía vibrando encima de la cabeza, como si la energía estuviera haciendo erupción desde la cabeza como una ducha.

También la sensación de energía que se vierte a través de la corona, descrita como “rocíos”.

Puede experimentarse como presión en la corona, como si alguien estuviera presionando con su dedo en el centro de tu cabeza, yo he estado experimentando grandes descargas de energía a través de la corona.

No hay nada por qué alarmarse. Lo que estás experimentando es la apertura del chakra de la corona. Las sensaciones indican que te estás abriendo a recibir la experiencia de la conciencia.

Olas súbitas de emoción. Llorando por situaciones que antes no mirabas, mucha emoción contenida esta soltándose, no la reprimas, entrégate…

Sintiéndose de repente enfadado o triste por una mínima provocación.

O inexplicablemente incomodo en tu sentir.

Luego muy feliz, cuanto más sientas y te permitas sin resistencia alguna darle la bienvenida a todas tus emociones, mas será la sensación de liviandad y paz…..

Hay a menudo una presión o sensación de tener emociones congestionadas en el chakra del corazón (el medio del pecho).

Esto no debe ser confundido con el mismo corazón que se localiza a la izquierda del chakra cardíaco.

Acepta tus sentimientos así como vienen y permíteles irse, no analíces intelectualmente este proceso, porque la mente es la que esta asustada y la idea es dejar de identificarte con ella…

Vayan directamente a su chakra corazón y sientan la emoción.

Extiéndela al exterior de todos sus campos y respira profundamente desde el vientre hasta tu pecho superior.

Simplemente siente el sentimiento y permítele que se evapore solo.

No dirijas las emociones a nadie.

Estás limpiando tu pasado.

Podes decir en voz alta que estas dispuesto a soltar todos estos problemas viejos y pedile a tu Poder Superior que te ayude.

¿Qué estás dispuesto a soltar?

"; google_ad_width = 234; google_ad_height = 60; google_ad_type = "text"; google_color_border = "FFFFFF"; google_color_link = "0000FF"; google_color_text = "000000"; google_color_bg = "FFFFFF"; google_color_url = "008000"; //-->

COMO HACER FLUIR EL DINERO

images (5)La forma de hacer fluir el dinero quizás sea pensar que fluye como el agua.

Que existe abundancia y no es necesario acapararlo y tener miedo de gastarlo.

Si el dinero circulara como el agua en sistema de cañería: se perdería potencia por cañerías bloqueadas y se perdería dinero por cañerías rotas.

Una buena circulación requiere mantener las cañerías limpias y reparar las fisuras.

El dinero fluye en la vida de una persona cuando llega lo que necesitamos en el momento justo.

Generamos dinero haciendo cosas que disfrutamos y de las cuales sentimos satisfacción, estamos contentos con lo que hay.

Hay una relación fluída, con los recursos internos y externos (energía emocional, tiempo, talentos y objetos).

Hacemos circular el dinero de una forma que expresa nuestros valores y sueños.

Registramos patrones que son bloqueadores y/o fugas en el fluir del dinero y otros recursos y elegimos conscientemente si seguiremos repitiendo lo ancestralmente conocido o probaremos nuevos caminos.

Reconocemos si existe Auto-desvalorización y auto-discriminación (ej. “no soy suficiente”, “tengo que cambiar”, “no está bien como soy”, “esto es demasiado para mí”)

Si minimizamos nuestras propias capacidades y talentos (ej. “no sé tanto de este tema como vos crees”).

Negamos las propias debilidades y limitaciones (no escuchar lo que nos dicen)

Nos preocupamos por la opinión de los demás, pasamos tiempo repitiendo chismes, realizando juicios sobre otros, que alejan o agotan las relaciones (ej. “Juan debería ser más amable conmigo”; “Pedro es egoísta y sólo le importa el dinero”)

Nos pasamos quejando y reclamando, apegándonos a juicios sin examinar que nos auto-limitan.

Si tenemos Timidez, Temor, Inseguridad en nosotros mismos (considerándonos menos que otros, o no adecuados para algunas situaciones)

Vergüenza (por alguna característica de la personalidad, la propia historia, la sombra)

Desconfiar de los demás o confiar en personas a ciegas 

Dolor (dejarlo encerrado, atesorar las heridas, no estar dispuesto a “hacer los duelos”)

Miedo a la envidia y las luchas de poder (miedo a salir lastimado, a que te dejen de querer)

Culpa y deudas emocionales, creer que no se hizo lo suficiente y no hacer nada para reparar errores del pasado, ni disculparse.

No perdonarse ni perdonar, mantener las heridas emocionales sin sanar (inmensa pérdida de energía emocional y tiempo!)

Aferrarnos al pasado (ej. auto-limitarnos por cosas que ocurrieron tiempo atrás;

acumular objetos que no usamos sólo porque nos recuerdan algo que tememos olvidar; conservar objetos de otras personas sólo para creer que tenemos algún control o propiedad sobre ellas).

Apegarme a gustos que me perjudican (ej. comer de más o comer cosas que me caen mal)

Temer el rechazo y las críticas de personas que no me quieren como soy auténticamente (sólo quieren al personaje de mí, entonces me exijen y me reclaman que sea algo diferente a lo que realmente soy)

Estados de tensión y estrés acumulado (esto provoca distracciones y pérdida de oportunidades)

Marañas emocionales, estado interno de confusión, donde el miedo, la envidia, la ira, la frustración, la angustia forman una sopa con mal olor, lista para ser tirada.

Evitar mirar en general, y esquivar la mirada a los ojos (ej. taparse la cara con pelo y/o anteojos negros, o mirar de costado o para abajo)

No prestar atención al otro, o prestarle atención en una forma reducida, en algo puntual (y no como un ser humano, como un todo)

Taparse el cuerpo con ropa vieja, que ya no nos identifica o que no nos gusta- Taparse con posturas físicas de aislamiento o sumisión o prepotencia

Expresarse al estilo robot, repitiendo lo aprendido, automatizando reacciones

Hacer algo sólo para agradar, para ser querido, para llamar la atención (acá se esconde el ser humano atrás del personaje construido, para atraer a otros)

No hacer algo que quiero hacer, por miedo a ser castigado

Aislarse: no relacionarse con otros desde la intimidad y la honestidad; no dejarse conocer; tratos mínimos con los otros; relacionarse sólo dentro de un pequeño círculo de confianza y confort.

Vivir “de la casa al trabajo y del trabajo a la casa”, o no salir de la casa, o quedarse hasta altas horas en el trabajo para no volver a la casa.

Minimizarse (falsa humildad) o querer deslumbrar a otros (falta de humildad, minimizar al otro)

Aferrarse a relaciones de dependencia financiera (no dejan crecer ni al “obligado” ni al “dependiente”)

 Desmotivar a quienes quieren asociarse con nosotros, promovernos, contratarnos, elegirnos

Desalentar a quienes quieren ayudarnos

Rechazar regalos y oportunidades

Falta de concentración, debilidad en la fijación de metas propias, dejarse llevar por las distracciones (ej. “no sé en qué se me va el día”, “no sé en qué se me va la plata”, “estuve todo el día atrás de un problema con un cliente”).

 Manipular a otros: pasar tiempo en luchas de poder; querer que otros hagan lo que a mí me conviene; querer que los demás sean como a nosotros nos parecen que deberían ser (es una terrible fuga de energía emocional y tiempo!)

Ayudar a otros sin que nos hayan pedido ayuda, deseando “que cambien para su bien”, es decir, que cambien según lo que nosotros suponemos que sería un buen cambio (trae mucha confusión en las relaciones, impide que cada uno madure y se ocupe de sus propios asuntos

Administración del tiempo ineficiente o saturada de eficiencia (ej. “no me alcanza el tiempo para hacer todo lo que tengo que hacer”; “no tengo tiempo para mí”)

Patrones para dejar fluir
– Prestar atención al entorno y a los seres humanos como un todo
– Ser auténtico, expresarnos con libertad 
– Estar disponible, estar presente (no quiere decir que digamos que sí a todos los pedidos de los demás) 
– Sentir al otro 
– Nutrirse de sensaciones agradables (seguridad, libertad, plenitud, tranquilidad)
– Apropiarse de valores, identidad, talentos, capacidades, dejarlos que se expresen y ocupen el lugar que les corresponde
– Hacerse responsable por sí mismo, por realizar los sueños propios y concentrarse en las metas que nos entusiasman

La fórmula para hacer dinero no está muy lejos de nosotros, quienes ponemos lejos el mapa de la fortuna y el dinero son nuestras mismas creencias y actitudes frente a él.

Si en este mundo hay más dinero del que pensamos… ¿qué es lo que nos impide tenerlo?

REINGENIERIA MENTAL

images (16)La Reingenieria es la alternativa o forma de pensar con un sentido común.

Aplícala en forma concreta y coordínala con los esfuerzos personales o colectivos, para motivar o producir cambios radicales en las prácticas tradicionales de efectuar las cosas.

Favorece en las tareas, actitudes, aptitudes y valores complementarios o facilitadores de una coherente evolución, hacia la más acertada manera de satisfacer nuestras necesidades y las de los demás.

El proceso empieza por el análisis de las actitudes de la persona con respecto a sí mismo y los demás.

Los cimientos de la reingeniería humana son: “los valores y la ética”. Recuperarlos es la base de fondo para construir encima nuestra  personalidad (forma de ser).

Una vez que se colocamos en la base, en el fondo los valores de honradez, amor al prójimo, se empieza a trabajar en las formas.

Pero debemos meditar el porque a veces con conocimiento de técnicas de excelencia, no logramos el resultado esperado.

Es hacer de la auto-observación un hábito y aplicar todos los recursos que disponemos (mentales, emocionales y corporales) al servicio de nuestra evolución como persona, así podremos aprender a “enderezarnos” o “corregirnos” y “funcionar” mejor en cualquier área de la vida en la que nos desenvolvamos.

En este terreno cotidiano, somos dueños del presente y futuro, podemos aplicar toda nuestra creatividad e inteligencia para hacer de este proceso de obtener los resultados que esperamos, algo que realmente nos brinde plenitud.

Sabemos que los problemas siempre existirán: aparecerán a menudo o de vez en cuando. Lo que pretendemos lograr es, a pesar de ellos, contar con un modelo o sistema al que podamos recurrir para salir adelante desde el aprendizaje constante y sobre todo cuidando nuestras emociones, nuestra mente y nuestro cuerpo.

Tener objetivos, metas y acciones reales y motivadoras.

Cambiar el patrón de contenidos vitales.

Cambiar modalidades y submodalidades de pensamiento.

Usar el sistema guía de  pensamiento.

Potenciar y cambiar Creencias.

Generar sueños de calidad y alternativas de elección.

Dominar el lenguaje y la comunicación.

Eliminar mandatos o creencias negativas.

Modelar o copiar la excelencia o maestría.

Manejar anclas y anclajes.

Comunicarse con poder y efectividad.

Es lograr descubrir y aprender mecanismos que te permitan utilizar las emociones negativas para tu beneficio (las emociones que se desencadenan en situaciones difíciles).

Poner tu mente a tu servicio (pensamientos) y utilizar el transporte de tu cuerpo impulsándolo hacia lo que quieres.

Comenzar a vivir sin excusas, una vida feliz y en bienestar.

Apunta a una revisión y análisis profundo de aquellas cuestiones que te generan malestar y que no están funcionando como esperas; ya sean estas conductas, maneras de hacer las cosas y/o formas de ser que no te están ayudando a lograr lo que deseas ser, hacer y tener.

Implica que rompas con el pasado, que hagas “borrón y cuenta nueva”, que habilites un “lienzo en blanco para un nuevo dibujo” y que te predispongas de manera diferente a re-crear, re-inventar, re-diseñar, re-armar todo aquello que resulte efectivo para tu vida a partir del análisis realizado.

Hacer reingeniería con tu vida te indica que pares tu marcha, declares un quiebre y digas “BASTA, no quiero más esto para mi” para comenzar a rever intensa y sinceramente tus posiciones y actitudes ante la vida, sobre todo las conductas que adoptas al relacionarte con otras personas.

Implica derribar el obstáculo de pensar “yo me las sé todas”, o que “siempre actúo bien” y que “los que hacen las cosas mal son los otros, ellos tienen la culpa”.

Si no derribas este gran enemigo, no podrás detectar qué cosas te hacen falta cambiar para mejorar.

¿Por dónde comenzarás?

COMO TRATAR CON GENTE DIFÍCIL

como tratar genteLo primero que tenemos que pensar, es quienes serían esas personas difíciles.

Quizás nosotros seamos difíciles para algunas personas.

El tema es muy subjetivo.

Por eso es necesario lograr nosotros ser objetivos.

Lo primero que tenemos que pensar, es quienes serían esas personas difíciles.

Quizás nosotros seamos difíciles para algunas personas.

El tema es muy subjetivo.

Por eso es necesario lograr nosotros ser objetivos.

Lograr como dijimos en otras oportunidades, ser observadores de la situación, o de las personas.

Alejarnos de lo emocional que nos hace muy subjetivos.

Que nos hace creernos dueños de la verdad.

Generalmente decimos que alguien es difícil porque no sabemos nosotros como tratar con ella.

A veces peor tratamos de difícil aquel que no podemos manejarlo, que no hace lo que nosotros queremos que haga.

Personas que demanda demasiado de nosotros.

Aquellas que quieren ser siempre la que manda, lograr que las cosas se hagan a su manera, decir la última palabra o demostrar que son las que tienen la razón.
La mayor parte de las veces, aunque no lo expresen ni lo acepten, son egocéntricas e inseguras.

Lo primero que tenemos que hacer es pensar que lo motiva a comportarse de esa manera.

Esa manera que nosotros pensamos que es difícil y qué nos molesta a nosotros de ello.

Después, pensar que queremos lograr nosotros y para que lo queremos lograr, si vamos a arriesgar una relación y si vale la pena el desgaste nuestro y de la relación.

Cómo manejar adecuadamente emociones negativas (estrés, frustración, enojo, etc.), y hacerles ver que se están desquitando con los demás.

Entender que están tan inmersos en sí mismos, que no perciben las necesidades y la forma de pensar de los demás, que dan por hecho que todos piensan o deberían pensar como ellos y necesitan lo que ellos quieren.

Conocer los motivos que lo llevan a ser arrogantes, tercos, hostiles, demasiado susceptibles, etc.

A estar convencidos de que tienen la razón, aun cuando están equivocados.

Comprender que están manejados por algunas creencias equivocadas, que rigen su vida.

Creencias como:
“En la vida sólo hay vencedores y vencidos”, por lo que ellos no pueden ceder y convertirse en vencidos, o “Ceder es mostrarse débil y la gente se aprovecha de las personas débiles”.

Cuando nos relacionamos con personas difíciles, tenemos tres opciones:

Aceptar la situación y a la persona, sin esperar que cambie.
Podemos negociar ciertos aspectos con ella, tratar de llegar a ciertos acuerdos, pero nosotros nunca vamos a cambiar a otra persona.
La otra persona va a cambiar, sólo cuando ella esté convencida de que necesita cambiar y esté dispuesta, a hacer el esfuerzo necesario para lograrlo.

2- Tratar de cambiar la relación, cambiando nuestra actitud y manera de pensar, respecto a la persona y a la relación.
Cuando entendemos el punto de vista de la otra persona, podemos:

Bajar nuestras expectativas respecto a ella.

Comprender los verdaderos motivos por los que actúa como lo hace.

Reconocer nuestras propias emociones, detrás de nuestra conducta.

Cuando tenemos una mayor comprensión de la otra persona y de nosotros mismos, nuestra actitud y nuestras emociones cambian y nuestra manera de relacionarnos con esa persona también cambia.

3- Alejarnos de la situación y de la persona, si creemos que nos está dañando y nosotros no podemos cambiar nuestra actitud al respecto o nuestro cambio no es suficiente.
En ocasiones, independientemente del tipo de relación que sea, pareja, familia, amigos, trabajo, etc. e independientemente de que existan lazos de cariño o amor, hay relaciones que no pueden mantenerse sin que nos dañen y lo más sano es alejarse de ellas.

¿Tú que haces? ¡Cuéntanos!

COMO VIVIR EN EL PRESENTE

imagesCuando vas creciendo te vas dando cuenta la importancia de vivir en el presente.

Te vas dando cuenta que es el tiempo real que tienes.

Que el pasado no lo puedes cambiar.

Que el futuro no lo sabes.

Muchas veces se convierte en una manía vivir de recuerdos.

Vivir pensando en lo que ya paso.

Lo que paso lo único que tiene que servirme es de experiencia para lo que vivo hoy.

De nada me sirve, si solo lo recuerdo para cargarme de melancolía, tristeza o miedos.

Debo liberarme de ese pasado y darle paso a este nuevo día.

Sanar esos sentimientos que me ponen triste.

Convertir esas malas experiencias pasadas en buenas experiencias del presente.

Tampoco puedo cambiar el pasado por vivir pensando en el futuro.

Ese futuro que nadie lo sabe.

Ese futuro que puede llegar a quitarte disfrutar de este maravilloso día.

Entonces aprendamos a vivir el día de hoy.

Con esto no quiero decirles que se gasten todo, que compren sin pensar si lo pueden pagar mañana.

Como siempre pienso el equilibrio es lo importante.

Tengamos claridad en lo que queremos.

Nuestros sueños, nuestras metas quizás no estén en el tiempo presente.

Nunca lo están, porque siempre sino nos quedamos en la zona de confort, nacerán nuevos sueños, nuevas metas a cumplir.

Pero lo importante es que hacemos hoy por ellas.

Que disfrutamos hoy de lo que tenemos.

Que tiempo le dedicamos hoy a nuestro ser.

Que hacemos hoy por nuestro cuerpo, que comemos, que actividad física hacemos.

Con quienes estamos hoy y cómo lo disfrutamos.

Cuánto tiempo hoy le dedico a lo que me gusta.

Que aprendí hoy por estar mejor.

No gastes tu tiempo pensando como será.

Como debería ser o peor dejar todo para después.

Primero el estudio, después la casa, después el auto, después la pareja, después los hijos, y nunca el disfrutar, el ser feliz

Aprendamos a caminar, dejemos de correr.

Al correr nos perdemos lo valioso que existe a nuestro alrededor.

Al correr no podemos utilizar nuestros sentidos.

No podemos ver la belleza que existe en cada uno

No podemos acariciar, abrazar y demostrar a quienes nos rodean lo mucho que lo queremos y lo importante que son para nosotros.

No podemos escuchar lo que sienten, lo que saben y lo que nos pueden dar.

No podemos oler el perfume de las flores, el olor de un rico café que compartido se hace mas rico.

No podemos acariciar, abrazar y demostrar a quienes nos rodean lo mucho que lo queremos y lo importante que son para nosotros.

No podemos escuchar lo que sienten, lo que saben y lo que nos pueden dar.

No podemos oler el perfume de las flores, el olor de un rico café que compartido se hace mas rico.

El poder disfrutar del sabor de un rico chocolate.

Cuantas veces por correr nos perdemos de la belleza de lo más sencillo.

Nos angustiamos pensando en complicaciones que podrían llegar a pasar.

Vive, disfruta, ocúpate fuera las preocupaciones.

El poder disfrutar del sabor de un rico chocolate.

Levántate cada día sintiendo esa emoción interna al percibir un nuevo hermoso día, con un sol que iluminará de una forma distinta, tan pura, tan fresca, tan renovada… entonces el día estará hermoso… y tú corazón vibrará en unidad…con admiración…

y todo irá mejor.

¿Qué harás? ¡Cuéntame!

COMO PARAR LOS PENSAMIENTOS QUE TE PREOCUPAN O REITERATIVOS

como parar pensamientosEn un mundo donde existe tanta inseguridad, estrés y tantas exigencias, es común que en algún momento aparezcan pensamientos que no nos hacen bien.

Es por eso que hoy nos vamos a ocupar de ayudarnos para liberarnos de ellos.

Primero deberemos identificarlos.

¿Cuáles son?

Si se deben a nuestra salud.

Si deben a nuestra economía.

Si se deben a nuestros afectos, a nuestra seguridad.

A cosas materiales.

A la muerte.

Generalmente nos preocupan cosas no resueltas.

Son reiterativas porque no las resolvemos o enfrentamos.

Algunas son agrandadas por nuestra mente al no enfrentarlas.

Parecida a los miedos de los niños al ver sombras monstruosas. Que cuando las comparten, eran la sombra del árbol con sus ramas y hojas moviéndose por el viento, al verlas por la ventana.

Si son pensamientos por nuestra salud, lo mejor es ocuparnos.

Consultar a distintos profesionales que nos digan que tenemos.

Al saberlo seguir los consejos para curarnos.

Que nunca creamos que no hay solución.

Que no la tengamos nosotros o algunos no quiere decir que no la hay.

Si es por nuestra economía.

Se trata de buscar los caminos que nos lleven a la solución.

No dejarnos convencer que no hay dinero, siempre existen personas que cada vez ganan más.

Saber en que situación estamos y que no se torne en una obsesión por tener cada vez más.

Si es por nuestros afectos, aprender a vivir más nuestra vida.

Muchas veces al querer tanto, nos creemos dueños de la vida de los demás y pretendemos que ellos hagan lo que nosotros creemos lo mejor para ellos.

Por distintas formas de responder de los demás nos creemos que no son justos, que no nos quieren.

A veces los pensamientos reiterativos vienen por miedos de que nos les pase nada malo.

Miedos a accidentes.

Miedos a robos.

Miedos a perdidas.

Otras veces los pensamientos que se repiten es por todo lo que tenemos y nos da miedo perder o por todo lo que deseamos y tenemos miedo de no poder conseguir.

Una buena forma de parar esos pensamientos es cambiarlos por los pensamientos positivos o por las afirmaciones.

Por tener actividades, que van resolviendo esas preocupaciones.

Por darnos cuenta que muchas preocupaciones no son importantes.

Al principio cuesta concentrarse en algo, anda uno con la cabeza perdida en ningún sitio, sin capacidad para estar centrado en una tarea concreta, con grandes despistes en el trabajo, en casa, y sin ganas de hacer nada. Vamos a salir de ahí, poco a poco, como todo.

Es muy positivo hacer cosas que nos distraigan, pero de verdad. No sirve ir al parque o ver la televisión y estar en realidad pensando en lo de siempre.

Hacemos esto para mejorar, así que hay que trabajar, es por nosotros.

Si no puedes, como es muy posible, concentrarte en ninguna tarea desde el principio, entonces vamos a fortalecer esa capacidad perdida. Se puede, claro que se puede.

Será de forma gradual.

Estas dispuesto a comenzar ¿Qué piensas?¡Cuéntame!

RELACIÓN CON EL AMOR INCONDICIONAL

RELACION AMOR INCONDICIONALTenemos que preguntarnos ¿Cómo nos relacionamos nosotros con el amor incondicional? ¿En dónde se encuentra el amor incondicional? ¿En qué situaciones aplicamos nuestro amor incondicional y en cuáles solo es amor?

La relación viene desde nuestro interior.

Depende de nuestra relación con nosotros mismo. ¿Cómo te tratas? ¿Cómo te ves?

El Amor Incondicional es el gran desconocido de las relaciones, la mayoría de relaciones amorosas, sean de pareja, de amistad, de familia se basan en el amor condicional, es decir, te quiero si haces esto, si me llamas, si te portas bien, si me haces feliz, si te quedas en casa, etc. A eso se le ha llamado Amor.

Tal vez podemos empezar a amar desde lo incondicional y así no necesitaremos cambiar a nadie sino decidir si estamos con esa persona o no.

Es el miedo lo que nos separa de amar incondicionalmente, el miedo a perder, a quedarnos solos, a no gustar, a equivocarnos, a ser rechazados, el amor a nosotros mismos.

Aceptar las cosas como son es amarlas incondicionalmente.

Empieza por la gratitud: el amor incondicional aumenta agradeciendo, enfocarnos en agradecer lo que sea que estamos viviendo.

Por ejemplo si empezamos una relación y no nos llama cuando queremos, centrarnos en lo que vivimos con esa persona, agradecerlo y dejarlo ir.

Amarnos a nosotros incondicionalmente y ser feliz o estar en paz o como lo queramos llamar con nosotros mismos. Desde ahí si podremos amar incondicionalmente.

Observemos, aceptemos y aprendamos para ver como el amor incondicional crece y nos conecta con otras personas en el mismo proceso.

Podemos compartir si estamos completos, si no lo estamos, en lugar de compartir partimos ya que solo entregamos una parte y con condiciones.

El Amor condicional es: Te amo si….el Amor Incondicional es: Te amo hagas lo que hagas.

Es el amor que se da sin esperar recibir nada a cambio, ni siquiera amor.

Es el amor que reconoce, acepta y aprecia todas las cosas, incluso aquellas que no entiende.

Es el amor que nos llama a hacer brillar nuestra luz, aun cuando nadie esté mirando.

Es la forma en que debemos amarnos a nosotros mismos y el único tipo de amor que podemos compartir libremente con los demás.

El amor incondicional es la fuerza más poderosa en el universo y no hay nada en él que sea débil ni impotente, porque es una energía, que no debe confundirse con la emoción del amor.

La palabra ‘amor’ que utilizamos cuando describimos nuestras relaciones con aquellos a quienes quisiéramos o pensamos que deberíamos gustarles y deberían aceptarnos, es una energía de tercera dimensión, por lo que está sujeta a todos los matices, dudas y miedos que forman parte de nuestro mundo 3D.

 

En el amor emocional podemos ser débiles y vulnerables, inseguros y confusos. Las emociones tienen además su origen en el pasado – amamos según nuestro karma, ADN emocional, historia y dinámica del grupo álmico. El amor emocional es condicional y cuestionable; el amor incondicional no lo es.

El amor incondicional no tiene ninguna conexión con lo que sentimos por los demás.

Porque es ‘amor’, lo confundimos con un sentimiento.

Pero es más semejante al aire que respiramos, así lo entenderemos mejor de identificarnos con él. El aire está en todas partes, es esencial para la vida, es utilizado por todos, y está al alcance de todos. No juzga, condena, limita ni critica. Bendice y fomenta la vida, sin hacer preguntas. Podemos conectar con el aire o no, ésa es nuestra elección, así como los demás pueden conectar con nosotros o no, y nosotros con ellos, todo es elección. Pero cuando somos conscientes de estar en esta vibración, siempre atraemos los aspectos más elevados de la tercera dimensión porque estamos en este nivel de vibración.

Estamos en nuestra vibración más elevada al nivel del amor incondicional, y cuando retiramos la conexión emocional, estamos abiertos a dar y recibir esta energía.

Con cada inhalación, recibimos amor incondicional, y con cada exhalación lo compartimos con el mundo.

A medida que el amor pasa a través de nuestro campo vibratorio, nos bendice y nos eleva.

Y cuando lo damos libremente a los demás, les permitimos compartir esta bendición.

Cuando llevamos el amor incondicional a este nivel de simplicidad, se vuelve natural, y al ser conscientes de esta vibración también atraemos a nosotros todo el amor emocional que deseamos.

La energía del universo es amor en acción, si nos abrimos en forma consciente a esa fuerza, toda nuestra energía se potencia, y lo primero que sana, es el cuerpo físico.

Sólo se necesita amor incondicional, gratitud por la vida, entusiasmo, y una sensación de calma dichosa.

¿Y tú ya lo experimentaste?

 

 

 

EL SUBCONSCIENTE ESE GRAN DESCONOCIDO

thEl maravilloso y desconocido mundo de nuestra mente.

El subconsciente que está, por debajo de la conciencia por lo que es difícil su acceso, pero trataremos de llegar a él.

A lo más profundo de nuestra mente.

Este término “subconsciente” en psicología esta anticuado, actualmente la psicología divide la mente en tres estados: consciente, preconsciente e inconsciente, pero la mayoría, al no saber de la materia siguen diciéndole subconsciente.

La verdadera forma para llegar es la hipnosis,  pero para controlar nuestro subconsciente nosotros, y poder controlar nuestra mente, debemos acceder a nuestro subconsciente, depositando en él las ordenes que deseemos.

Es donde tenemos escrito el “programa” que nos dice como hemos de reaccionar y actuar a las diferentes situaciones que nos genera la vida.

Desde la niñez, pasando por la adolescencia, se nos programa para actuar de una forma u otra según las personas y la sociedad que nos rodean, sin que nos enteremos de ello.

Nos afectan nuestros padres, profesores, líderes, religiones, amigos o gente que admiremos.

Nos puede condicionar una experiencia traumática o impactante que nos marca nuestra conducta prácticamente para toda la vida.

El subconsciente, fabrica “etiquetas” que nos definen, ser tímido, ser miedoso, mal para las matemáticas, etc.

Esas “etiquetas” son algo así como el ADN de nuestra mente que nos limitan nuestras posibilidades.

Como es más cómodo considerar que somos así en lugar de luchar por cambiar para logar superarnos, pues nos quedamos padeciendo esas etiquetas diciéndonos a nosotros mismos “soy así”.

No debemos estancarnos con esas “etiquetas”, evitan que nos desarrollemos y nos frustran, sabiendo que nuestra mente es muy poderosa, luchemos contra todas esas etiquetas que poseemos que no nos gustan, cambiándolas por otras que sean de nuestro gusto.

Una buena opción para controlar nuestro subconsciente es enseñar a nuestra mente en un estado de relajación.

Este estado de relajación no es lo mismo que el hipnotismo, donde “otro” es el que manda sobre nuestra mente, se trata de un estado de relajación consciente, donde nosotros mismos daremos las instrucciones a nuestra propia mente.

El yoga nos enseña como dominar nuestro cuerpo y mente con la relajación consciente.

La relajación consciente consiste en el control de la mente y del cuerpo, con lo cual podemos obtener una vida mejor y con más salud.

Partimos de la base que la mente domina todas las funciones del cuerpo, tanto las ordenes conscientes, como las ordenes inconscientes.

Poseemos millones de neuronas, las cuales emiten unas ondas (como si del microondas se tratara), que nos generan diferentes estados, como el de vigilia, el del sueño o el de coma.

Cuando estamos en el estado Beta (despiertos) nuestras neuronas trabajan entre los 14 y los 20 ciclos, al alterarnos por algo, podemos llegar a alcanzar los 40 ciclos.

Al dormirnos alcanzamos el estado Alfa, las frecuencias de nuestro cerebro bajan de los 14 hasta los 3 o 4 ciclos, si el sueño es muy profundo, en este estado es cuando podemos “programar” nuestro subconsciente.

También existe el estado Delta que es un estado difícil de alcanzar (entre 4 y 1 ciclo) que es cuando una persona entra en coma.

Al estar en el estado Alfa, durante el sueño, es cuando nuestro cerebro se dedica a repararnos  e incluso buscar soluciones en su base de datos a problemas tenidos durante el día, por lo cual en ocasiones al despertar vemos más claros los problemas del día anterior.

Para practicar una relajación consciente es recomendable:

Relajarnos sentados, en una silla cómoda de respaldo recto, para no dormirnos, no es aconsejable relajarnos tumbados.

Con los pies tocando el suelo, uno junto a otro y con las palmas de las manos apoyadas en nuestros muslos, para que ninguno de nuestros músculos este sobrecargado.

La ropa cómoda y ancha, sin zapatos, sin cinturón, con el pelo suelto…

La luz ha de ser cómoda, ni muy brillante, que nos moleste, ni demasiado escasa, que nos ayude a dormirnos.

Debemos desconectar el teléfono, la radio y la televisión, como mucho, si lo deseamos, podemos poner alguna música suave basada en sonidos naturales.

Una vez creado el ambiente.

Cerramos los ojos y contamos regresivamente desde 100 hasta1… (Se puede ir reduciendo el 100 del comienzo por otro número inferior, con la práctica).

Contamos, pausadamente, dejando pasar un par de segundos entre cada número, vamos introduciendo en nuestra mente nuestro deseo de relajarnos.

Vamos diciendo a nuestra mente que nos estamos relajando y que cuando lleguemos al número 1, estaremos completamente relajados, cómodos y sintiéndonos muy bien.

Podemos ir intercalando frases, como me relajo los pies, me relajo las piernas, me relajo las manos… etc.

Una vez relajado nuestras neuronas estarán en el estado Alfa, listas para recibir órdenes, soñar despiertas, descansar nuestro organismo, o incluso quitar un dolor o mejorar alguna enfermedad que padezcamos.

Esto es recomendable realizarlo 1 o 2 veces al día, entre 3 y 15 minutos por sesión.

Para salir del estado Alfa, contaremos desde 10 hasta 1 ordenando a nuestro cerebro que despierte despejado, descansado y animado.

Si el lenguaje suele actuar sobre la consciencia, las imágenes van directo al subconsciente. Nada mejor que unas imágenes simbólicas, para programar el subconsciente. Puedes imaginarte a ti mismo como un boxeador que aumenta sus músculos y que luego enfrentas a un rival que tiene por nombre vicio, y que le vences con cierta facilidad.

¿Te imaginas así?

SOMOS CAPACES DE VERNOS EN LOS DEMÁS

Todos  somos extensiones del campo universal de energía o la creación de Dios.

Cuando miramos a alguien nos estamos mirando a nosotros mismos en otra versión.

Debemos aprender a vernos reflejados en los demás. De allí la importancia de las relaciones que vamos teniendo a lo largo de la vida.

Amamos y nos sentimos atraídos hacia las personas que tienen características similares a las nuestras, queremos estar en su compañía así nosotros podemos manifestar más de esas características.

Sentimos rechazo hacia las personas que nos reflejan las características que negamos en nosotros. Si rechazamos mucho a alguien tenemos que pensar que es aquello que nos molesta aceptar.

Si logramos aprender a vernos en los demás  cada relación será una herramienta para evolucionar.

Entonces debemos recordarlo si te sientes atraído mira que características son las que te atraen, así  pueden aflorar en ti.

Lo mismo con las que rechazas así las puedes descubrir en ti y cambiarlas, mejorarlas o aceptarlas.

Siempre existe lo opuesto sin uno no existe el otro.

Negamos lo oscuro y de esa forma lo proyectamos en los demás. Atraemos lo que no queremos por no aceptarlo o mejorarlo en nosotros.

De ahora en más cada vez que te encuentres con personas que te desagradan aprovecha para descubrir la faceta en ti.

Reconoceremos nuestros rasgos positivos pero también los negativos y  comprenderemos más a los demás y no los juzgaremos.

Veremos el bien y el mal, lo correcto y lo incorrecto  como algo interno.

Al ver lo bueno y lo malo nos vemos completos sin pensar que lo negativo nos hace imperfectos.

Si nos enfocamos en lo malo de los demás como algo externo ajeno a nosotros y no aprendemos de ello seguimos atrayendo a ese tipo de gente.

Si nos molesta algo mucho es porque llevamos ese mismo patrón  de comportamiento o emoción.

Quizás algo grabado desde nuestra infancia puede ser voluntaria  o involuntariamente. Y eso nos lleva a criticarlas y calificarlas sin poder vernos en ellas y rechazarlas.

Si atraemos personas con problemáticas iguales es momento de pensar como aprender de ello.

Somos como un imán y atraemos nuestra misma vibración.

Rechazamos a quienes actúan distinto a nosotros sin cuestionarnos que quizás nosotros seamos lo que estamos actuando incorrectamente.

No podemos cambiar a los demás, lo único que podemos hacer es cambiar nosotros mismos.

Mirar y pensar en lo que vemos, quizás veamos en los demás cosas malas que ni siquiera existen en ellos sino en nosotros sólo.

La vida enseña que en todo lo malo existe lo bueno  y que en todo lo bueno siempre hay algo malo u oscuro.

Por eso como siempre lo importante de conocernos, ya que no podemos mejorar o erradicar lo que ni sabemos que tenemos. Hay que descubrir sus causas y saber los efectos perjudiciales que nos provocan en nosotros y en los demás.

El conocimiento nos va permitir hacer cambios en nosotros evolucionar  y  luego poder ayudar a los demás.  Al cambiar y mejorar podremos experimentar ese  hermoso anhelo de ayudar.

¿Qué empezarás hacer? ¿Hay muchas cosas que te molestan de los demás?

CERRAR CICLOS

Es importante cerrar ciclos.

Esas etapas que ya terminaron niñez, pubertad, adolescencia, adultez, vejez o ancianidad.

Es momento de descubrir que si dejamos lo que ya no es para nosotros siempre nos espera algo más acorde a nosotros y siempre ganaremos con ello.

Muchas personas por miedo se aferran a los ciclos, se mienten a si mismos justificando con las eternas excusas que deben permanecer allí sin darse cuenta el daño que se están haciendo.

Otras personas lo transfieren a los demás y no los dejan crecer, madres con sus hijos, parejas que ya no funcionan, trabajos que ya no nos hacen sentir muy bien.

Por eso es importante tomarnos un tiempo y saber dónde estamos, como nos sentimos, cuales son nuestros resultados.

En un mundo que avanza tan rápido, a veces entramos en su juego y queremos avanzar en nuestras vidas así, pero nos olvidamos a dónde vamos.

Nos creemos que sabemos todo o por el contrario vivimos informándonos  y nos olvidamos de llevarlo a la práctica o nos olvidamos de lo esencial, de lo importante.

Si nos remontamos a la antigüedad ellos recurrían a los ancianos porque ellos eran los que más sabían.

Así es si nos ocupáramos por aprender cada día un poco más llevándolo a nuestras vidas no cabe duda que el que más vivió es el que más sabe. Pero empecinados por continuar en los ciclos se pierde lo bueno de lo otro.

Niños que son tratados como bebés.

Adultos llevando una vida de adolescentes.

Personas mayores sometidas a cirugías para parecer de por vida de 30.

Eso hace perder esa admiración por los ancianos que se dedicaron a vivir superándose, aprendiendo de sus experiencias, de los obstáculos que se les presentaron.

Tenemos que aprender siempre de lo que nos pasa, vivir el presente, tomando del pasado lo que aprendimos para no seguir cometiendo los mismos errores y proyectándonos hacia el futuro para estar mejor preparados.

Si nosotros sabemos a dónde vamos siempre es más fácil, si solo nos sentamos en la vida esperando que nos lluevan oportunidades es muy posible que nos quedemos dormidos y no las veamos.

A tomar acción a vivir en la etapa que nos corresponde.

A dejar a las personas vivir su vida, compartiendo nuestro amor nuestros saberes para su bien. Soltando aquellos que quieren o deben partir.

Yendo siempre para adelante  con alegría positivos que cada día será mejor.

Aprendiendo de aquellos que nos pueden enseñar a vivir mejor y vivir sin esa persona o ese lugar que hoy te duele dejar ir.

Debemos cerrar etapas, limpiar, tirar, desprenderte  de todo aquello que ya no nos hace bien.

Que nos hace recordar todo el tiempo de aquello que queremos dejar.

Dejemos de quejarnos, de preguntarnos por que paso, solo nos desgasta y no nos deja avanzar.

Todo pasa por algo y es cuestión de aprender la lección del momento.

Es necesario ver las cosas desde otra perspectiva con mente amplia, para degustar de los beneficios.

Observa detenidamente con lo que cuentas y valóralo. Verás que aunque sientas que no tienes nada, un momento crítico no te quita lo que has construido.

 ¿Qué piensas cerrar?¿Qué paso darás?