QUE TANTO ESTÁN DESPIERTOS NUESTROS SENTIDOS

"; google_ad_width = 468; google_ad_height = 60; google_ad_type = "text_image"; google_color_border = "FFFFFF"; google_color_link = "0000FF"; google_color_text = "000000"; google_color_bg = "FFFFFF"; google_color_url = "008000"; //-->

images (19)Hablamos muchas veces de discapacitados, ciegos, sordos, paralíticos, etc.

Pero vamos por la vida sin mirar nuestras discapacidades.

Sin mirar cuanto están dormidos nuestros sentidos.

Vamos por la vida sin poder ver.

Sin poder ver nuestras oportunidades.

Sin poder ver a quien está cerca y nos tiende una mano.

Quién nos necesita de diferentes maneras.

Estamos muy dormidos, algunos parecieran anestesiados.

Pueden cambiar y siguen sin poder ver como hacerlo.

Siguen sin hacer nada o haciendo siempre lo mismo y queriendo obtener otros resultados.

Siguen con viejos paradigmas que nos hacían creer que hay que protegerse de todos.

Que todos te quieren hacer daño.

Así van por la vida viendo sus pensamientos contaminados creyéndose que esa es la realidad.

Despertemos el sentido de la vista, que nuestros ojos puedan ver todo lo hermoso que hay en cada uno.

La vida es abundante para todos, sólo debemos aprender a ver.

Ver los talentos, virtudes, lo bello de cada ser.

Perdemos el tiempo viendo defectos y así vibramos cada día más bajo.

Despertemos el sentido del oído.

Aprendamos a escuchar.

Escuchar aquello que nutre nuestro alma.

Aquello que nos ayuda a mejorar cada día.

Hay muchas personas sabias que generalmente son las que hablan menos.

Aprendamos a escuchar a quien esta solo y necesita de un oído.

Recordemos que la naturaleza es sabia y que por algo nos dio una boca y dos oídos.

Dejemos de escuchar a quienes solo critican a los demás puede que te contagies de ello.

Que podamos detenernos a oler las diferencias entre la comida, la fragancia de flores de vez en cuando.

Disfrutemos de los distintos olores que nos brinda la naturaleza.

Hagamos de nuestro hogar un lugar donde las fragancias despierten nuestro olfato y de quienes nos acompañan.

Tengamos la sensibilidad para descubrir aquellas personas que aparecen por todas partes con la sincronización perfecta para ayudarnos en nuestra vida, gente, libros, películas, acontecimientos, naturaleza, etc.

Pueden parecer negativos o positivos si nos encontramos atrapados en el pensamiento polarizado.

Desde una perspectiva trascendente, ellos son siempre perfectos. Justo lo que necesitamos aprender y seguir adelante. A propósito, nunca conseguimos más de lo que estamos listos para dominar. Cada desafío nos presenta una oportunidad de demostrar nuestra maestría al pasar por él.

Si ya hemos despertado y vemos como duermen los demás a nuestro alrededor, entonces caminemos en puntitas de pie.

Respetemos su sueño y descubramos la perfección de sus propios tiempos, así como fueron perfectos los nuestros. 

Cuando ellos abran sus ojos, el fulgor de nuestro brillo los ayudará a despertar sin necesidad que hagamos nada.

 ¿Qué piensas tú?

"; google_ad_width = 234; google_ad_height = 60; google_ad_type = "text"; google_color_border = "FFFFFF"; google_color_link = "0000FF"; google_color_text = "000000"; google_color_bg = "FFFFFF"; google_color_url = "008000"; //-->

AMOR Y SERVICIO

images (2)El servicio es una forma de ayudar a otras personas, sin importar ni tener recompensa alguna que no sea la gratificación y fortalecimiento del espíritu.

El amar, compartir y proteger a las personas, ya sean estas familiares, amigos, vecinos o hasta desconocidos, es una realidad que se ha ido perdiendo con el paso del tiempo.

Cuando ayudamos a otros estamos al servicio de Dios. Sin embargo, “servicio” es una palabra que ha desaparecido de las mentes de las personas.

Por lo general, las personas parecen estar ahogadas en sus propios asuntos y están tan ocupadas en resolver sus necesidades personales que se olvidan de los demás.

Muchos se han olvidado que se puede demostrar amor a las personas a través del servicio.

El Amar al prójimo es un mandamiento, así lo instruyó Jesucristo, quién aseguró que era tan importante como amar a Dios mismo.

Jesucristo enseñó la importancia del servicio. A través de sus actos, demostraba y enseñaba que cada ser humano es de gran valor y que el servicio que se preste a cada uno de ellos demuestran el amor que tienen a Dios.

Demostró amor a los hombres cuando siendo Él el hijo de Dios enseñó que estaba entre ellos para servir y expresó, que si el era el hijo de Dios en la carne y prestaba servicio, cuanto más deberían hacerlo los demás.

La importancia de servir y ser humildes en nuestras obras, como Jesús que lavó los pies de sus discípulos y les dijo: “Vosotros me llamáis Maestro, y Señor; y decís bien, porque lo soy. Pues si yo, el Señor y el Maestro, he lavado vuestros pies, vosotros también debéis lavaros los pies unos a los otros.

El asistir a los necesitados es una de las formas de manifestar que queremos seguir y servir a Dios, tanto hombres como mujeres y niños pueden hacer esa gran labor, ya que a través del servicio es que se lleva a cabo la obra.

El servicio es la forma en que podemos demostrar amor por nuestro semejantes y a su vez amor a Dios, para muchos Jesucristo es nuestro ejemplo vivo de lo que es amar y prestar servicio a los demás.

Jesucristo enseñó que cuando se está al servicio de nuestros semejantes estás al servicio de Dios. Prestar servicio, fortalece nuestra fe y nos hace útiles en Su Reino.

El servir da propósito y valor a la vida; nos acerca más a Dios y nos ayuda a purificar nuestra naturaleza divina; nos enseña a amar y a comprender a nuestros semejantes.

 Nos ayuda a olvidarnos de nuestros deseos personales; elimina el egoísmo, el orgullo y la ingratitud; nos enseña a pensar en las necesidades de los demás, lo cual nos permite cultivar las virtudes de Dios.

Las oportunidades de prestar servicio al prójimo son infinitas y van desde predicar, dar consuelo, amor, ayudar a personas con necesidades especiales y darle abrigo al necesitado son algunas de las tantas formas que se puede servir.

El prestar servicio no solo nos llena de gratitud, sino que te sientes bendecido de poder participar de la obra de Dios.

Para los mormones, el servir a otros es una de las claves para alcanzar el mayor grado de felicidad ya que ellos creen fervientemente en lo que Jesucristo dijo en cuanto al servicio que en cuanto lo hacemos a alguien, aunque sea el más pequeño, se lo hacemos a Él.

No se trata de ser amables con la gente una vez al año porque sea Navidad. Es una práctica constante de ayudar y servir a los demás. Lograr no ponernos a nosotros en primer lugar. Tal vez tengamos que honrar un compromiso especial cuando preferiríamos estar haciendo alguna otra cosa. Tal vez tengamos que lidiar con personas o situaciones difíciles. Tal vez tengamos que gastar un poco de dinero que preferiríamos usar en algo para nosotros.

R E F L E X I O N E M O S

■ ¿Qué podemos hacer para ayudar a alguien hoy?

■ ¿Qué clase de compromiso a largo plazo podemos hacer para servir a otros?

■ ¿De quién podemos aprender más a tener una actitud de servicio?

Ofrendamos nuestra vida por medio del servicio. Tenemos muchas oportunidades para prestar servicio. Pequeños actos de bondad por nuestros vecinos, tomar parte en el servicio a la comunidad, cumplir con responsabilidades en congregaciones locales y contribuir a los esfuerzos de ayuda humanitaria. ¿Qué piensas hacer tú?



COMO SER VALIENTES

imagesPara abordar este tema lo primero que tenemos que pensar es que es para nosotros ser valientes y para que queremos ser valientes.

Si yo les pregunto a los niños que es ser valientes, enseguida visualizarían a su súper héroe.

Pero en los adultos es diferente.

Para mi no se necesita una capa o súper poderes para ser valientes.

Muchas veces esta más cerca de lo que nos parece.

Para mi es cuestión de actitudes.

Es cuestión de liberarnos de esos miedos, de ese peso que no nos deja volar o avanzar.

Ser valiente significa sentir temor sin dejar de luchar.

Significa mirar de frente y tener paso firme.

Un ser valiente emprende, se mantiene y conquista sus metas.

Es ser valientes en el día a día.

Valientes para superar o enfrentar las dificultades o situaciones que se nos presentan.

Para mi es valiente aquella persona que se entera de una enfermedad y se ocupa de ella, en vez de victimizarse .

Es valiente aquel que se ocupa para salir adelante económicamente.

Es valiente aquel que se enfrenta a aquellas personas que van en contra de sus acciones o pensamientos.

Es valiente aquel que se enfrenta objetivamente con su Ser y se compromete a hacer cambios personales.

Pero el tema que compartimos no es solo para saber quienes son valientes o cuando somos valientes.

Es para, como siempre lo decimos, que haré yo para ser valiente.

Si estoy enferma que haré para estar mejor, física y mentalmente.

Si es económicamente que posibilidades tengo para generar más dinero.

Que servicio puedo brindar que los demás necesitan.

Moverme en busca de aquellos que tienen dinero y les falta lo que yo puedo brindarles.

Allí estará mi valentía para enfrentarme a aquellas personas y con seguridad decirle que puedo ayudarlo.

Eliminando los miedos a los no, es lo máximo que nos puede pasar.

Aprender a decirles a los demás lo que pensamos.

No aceptando que nos traten mal o que nos desvaloricen.

Pero cuidado de no caer en creernos que podemos ir gritando por el mundo diciendo lo que pensamos.

La mejor manera para no equivocarnos es antes de hablar pensar si fuera yo al que me dicen esto ¿me caería bien? ¿Es importante lo que voy a decir?

Aquí está nuestra valentía para enfrentarnos a esa persona a solas y explicarle lo que nos pasa, lo que sentimos.

Sin caer en el error de hablar públicamente lo que nos sucede.

Teniendo la valentía de hacernos cargo que cuando algo pasa no hay un culpable.

Es cuestión de encontrar juntos la salida, la mejor solución.

Y por último o quizás siendo preferentemente la primera opción para empezar, según las prioridades de nuestra vida.

Es ser valientes para enfrentarnos a nosotros mismos.

Ese ser que a veces descuidamos, que poco atendemos y al igual que los demás va cambiando.

Ser valientes para vernos y decir como somos.

Para muchos es más fácil hablar de los demás que de ellos mismos.

Hablar de personas que gritan, que tratan mal, que están nerviosos.

Pero acá se trata de ver como hablamos nosotros, que decimos y que hacemos.

Como siempre es más fácil enfrentarnos a las virtudes que a los defectos.

Pero tenemos que liberarnos de viejos paradigmas que nos hacen ver como malos o inferiores si tenemos defectos.

Es cuestión de ser valientes y ocuparnos de cada defecto de ver cada día que podemos hacer para revertirlo.

¿Qué tienes que cambiar?¿Qué harás?

EL PODER DE LAS PALABRAS

images (6)Cuanto poder tienen las palabras y muchas veces ni nos damos cuenta.

Hablamos sin pensar, algunos más, otros menos.

Palabras que salen de nuestra boca y ni nos fijamos que podemos provocar con ellas.

Palabras que salen en momentos de enojo, de bronca y las decimos sin sentir realmente lo que decimos.

Palabras que decimos por estar de moda o a la ligera, sin pensar en el verdadero sentido.

Palabras que son recibidas y mal interpretadas.

Las palabras tienen mucho poder, podemos salvar una vida.

Una palabra de aliento de esperanza, puede dar fuerza a quien la necesita.

Una palabra negativa en el momento inadecuado, puede impulsar al fin de la vida, en un caso extremo de desolación, angustia.

La naturaleza es sabia por algo tenemos una boca y dos oídos.

Debemos aprender a escuchar más y hablar menos.

Hablar lo justo y necesario.

La naturaleza es sabia por algo tenemos una boca y dos oídos.

Debemos aprender a escuchar más y hablar menos.

Hablar lo justo y necesario.

Tener cuidado con lo que pensamos, con ese diálogo interno.

La base, de esas palabras habladas.

Que crea el ambiente en el cual nos vamos a desarrollar.

La clase de experiencias que atraeremos.

Al saber el poder que tienen las palabras.

Nos hacemos responsables de nuestra vida.

Las palabras que decimos son una prolongación de lo que pensamos.

Entonces prestemos atención a lo que decimos.

Ya no digamos palabras negativas y limitadoras, es momento de eliminarlas de nuestra vida.

¿No hay comida? O ¿Hay comida? Prácticamente la pregunta es la misma, pero en la primera ya estamos condicionando que NO HAY, que Soy pobre, que No puedo, que No tengo, que No sé.

Tenemos que quitar los no de nuestras vidas.

Sabemos que nuestra mente no conoce el no, entonces hablemos en positivo.

No digamos no te olvides en vez de decir acuérdate de traer, de venir.

Eliminemos también el tengo que… por elijo… , eso nos quitara presiones y nos mostrará que todo lo hacemos con gusto, por que así lo elegimos y esa es la mejor elección en este momento.

Con el poder de nuestras palabras podemos ayudar o perjudicar a todos los que nos rodean.

Podemos crear y destruir, una amistad o una relación, comienzan conversando y por cualquier palabra que podamos decir fuera de lugar puede terminar.

A medida que vamos creciendo y madurando vamos perdiendo nuestra inocencia.

Esa capacidad para crecer disminuye.

Así, empezamos a dudar, a dudar de nosotros mismos, a ver lo negativo y lo feo, en vez de lo positivo y lindo, a desconfiar antes de conocer.

Si digo No Puedo, es cierto ¡no puedo!, ya lo dije, pero si digo ¡Sí Puedo! también es cierto porque lo dije también.

A las palabras NO SE LAS LLEVA EL VIENTO, quedan enganchadas en nuestra mente y corazón, y así van dirigiendo nuestra vida, por el camino que le decimos.

Si nuestro vocabulario es pobre y pesimista, así es nuestra vida. Queremos abundancia, queremos paz, queremos ser felices, etc., pero con nuestra boca declaramos todo lo contrario.

De nuestras palabras depende nuestro futuro, así que empecemos a cambiar nuestra vida, cuidando las palabras que decimos y nuestra forma de hablar, así como si estuviéramos rodeados de niños siempre y nuestra vida se dirigirá por ese camino, en el cual queremos estar.

La mente viaja en miles de direcciones y podemos pasarnos días atrapados por una sola creencia en nuestra propia estupidez.

Más tarde una persona puede atrapar tu atención y usando su palabra te hace creer que no eres estúpido.

Crees lo que esa persona te ha dicho y haces un nuevo acuerdo. Un nuevo hechizo se ha roto, solo por el poder de la palabra.

Hemos aprendido a mentir como un hábito de comunicación con otros y con nosotros mismos. No somos impecables con la palabra.

No somos conscientes del mal uso que le damos a nuestra palabra, y de los graves resultados y daño que podemos hacer a otras personas. ¿Que dices? ¿Qué provocas? ¡Cuéntame!

SERES DE LUZ

seres de luz1Todos somos seres de luz. Hay una luz en nuestro interior, algunos la irradian hacia los demás en otros permanece oculta.

Todos tenemos algo valioso dentro nuestro, pero mientras unos pueden mostrarlo otros lo tapan.

Esta oculto por miedo a lo que piensen los demás, por miedo a que se nos quite.

Elegí la vela porque muchos creen que su luz es pequeña y que no vale la pena compartirla que no harán grandes cambios.

Pero en un mundo donde existe la oscuridad en tantos, en donde parece que lo único importante es hacer negocios. El ganar cada vez más. Donde las familias cada vez están más desmembradas.

Es importante encontrar nuestra luz y empezar a compartirla.

Estos día me dijo alguien muy querido por mí, de que me servía todo lo que yo hacia y eso me dio más fuerzas para compartir con todos lo que siento.

Yo siento que cada día me estoy uniendo a más personas que quieren estar cada vez mejor, vivir en un lugar mejor.

Que se preocupan por lo que hacen, quizás es un muy buen momento para pensar con la realidad que tenemos, que podemos hacer nosotros.

Todos tenemos 24 horas es una de las cosas que no cambia por el dinero que tenemos o por los títulos que poseemos.

Pero cuando vamos creciendo en nuestro Ser, vamos aprendiendo a ver en que utilizamos nuestro tiempo, si ello nos ayuda a ir hacia donde esta la luz o si cada vez esta más oscuro.

Si cuando nos juntamos los lunes por dos horas nos conectamos con nuestro interior y dejamos ser nosotros mismos, aprovechando el lugar en donde todos nos escuchan y nadie opaca al otro sino que aporta lo que tiene para dar, para mi sirve veo la luz de cada uno.

Si aquel que no puede estar porque el horario no se lo permite no se apaga, no se siente mal,  sino se ocupa en algún momento de la semana de aportar a los demás su granito de arena, su luz, pasando por el blog y escribiendo lo que tiene para dar, para mi sirve el tiempo que estoy dedicando.

Pasando por mi canal y viendo los distintos videos y enriqueciendo lo que hay, para mi también sirve.

Es cuestión de iluminar al mundo no necesitamos ser Dioses, grandes iluminados sino de aportar lo que esta en nosotros.

Dejar esos viejos paradigmas en donde nos enseñaron a ser individualistas, en donde uno   tiene que pisar a otros para estar más arriba. Cuando va aprendiendo que cada uno esta en un nivel de aprendizaje pero si ayuda al que esta abajo también será ayudado a estar más arriba, vas creciendo y te vas dando cuenta que siempre para subir es más fácil cuando más liviano estás. Al estar más liviano te vas desprendiendo de aquello que no es tan importante que solo te quita brillo.

Te das cuenta que nadie es mejor que nadie sino que cada uno tiene fortalezas y debilidades.

Que las fortalezas ayudan a iluminar a los demás cuando las compartes. Que entras en la oscuridad cuando tus fortalezas solo te sirven para hacer sentir débil al otro o menos que vos.

Espero que cada vez seamos más los que aportemos nuestra luz porque si bien hay casos de oscuridad hay mucha más luz pero no se ocupan de mostrar.

¡Que brillemos cada día más!

¿Y tú que sientes? Espero que me cuentes.

 

 

 

 

VIOLENCIA

violenciaElegí este tema por que fue el que sugirió alguien mientras estábamos reunidos el lunes pasado.

Pensé que es un tema que podríamos tratar ya sea para ayudar a quién lo está viviendo o para escuchar a quién quiera contarnos su experiencia.

La violencia es algo que siempre existió.

Pero ahora pareciera que se ve más.

¿Será que se muestra más o que llega más lejos que antes?

Hay dos tipos de violencia: la física y la verbal.

Las dos dejan sus secuelas.

Algunos ejercen los dos tipos de violencia otros solo una.

Pero como siempre lo que buscamos es ayudar ¿Cuál es la solución?

Como todo conflicto o problema es cuestión de buscar el origen.

Toda persona violenta tiene un problema que lo hace desbordar.

El problema puede venir desde su infancia, repitiendo patrones, por adicciones (alcohol o drogas) o por situaciones presentes.

Cuando fueron criados con violencia algunos se dan cuenta que ese no es el camino, pero otros se creen que así se educa.

Muchos niños se acostumbran a buscar sus límites de esa manera.

Cuando se les habla no escuchan.

Parejas que no dialogan, o que comienzan con la violencia verbal y luego van a la física.

Niños que tienen que vivir con sus padres peleándose.

Ahora muchas parejas ante los problemas se separan, evitando ser maltratadas.

Hay muchos centros de ayuda para quienes no pueden dejar el alcohol o los distintos tipos de droga.

Es cuestión de pedir ayuda para poder dejar la adicción o como familiar de un adicto.

Para aquellos que sufren de violencia ante distintos problemas que surgen.

Recuerden que como es adentro es afuera.

Si logran la paz interior, lograrán tener la paz exterior.

Saber distinguir lo importante de lo que no lo es.

Muchos se enloquecen por tener y tener.

El cuerpo que descansa y se relaja raramente es violento.

Los que son escuchados y entendidos raramente continúan violentos.

La violencia es generada por falta de contención.

Generada por carencias económicas o afectivas.

Muchas personas pueden ser pobres y no son violentas.

La violencia muchas veces se genera por la desigualdad.

Se genera por la falta de solidaridad de muchas personas, que tienen mejor a sus perros que a lo que ellos tienen a sus hijos.

También lo genera el dar en vez de enseñar a generar.

Pretenden que todo se les de sin ningún trabajo.

La violencia también lo genera el no ser escuchado, el ser ignorado.

Podríamos pasar horas hablando de violencia pero lo importante es que nosotros no la generemos, que no permitamos ser agredidos, que escuchemos dando paz y amor a los demás.

¿Qué haces tú?

 

SUPERACIÓN PERSONAL

thCAJ46QW2Durante todo el tiempo compartido fuimos superándonos.

Fue una superación personal.

En la que juntos fuimos buscando estar cada vez mejor.

Fue una superación de cada uno, en donde íbamos viendo como mejorábamos.

El parámetro fuimos nosotros mismos.

Nunca nos comparamos, ni quisimos ser mejor que el otro.

Estuvimos muy ocupados con todo lo que debíamos cambiar.

Así fuimos conociéndonos con nuestras fortalezas y debilidades.

Conociéndonos interiormente.

Conectándonos con esa energía superior.

Buscando esa paz necesaria.

El equilibrio en nuestras vidas.

Descubriendo el potencial que llevamos dentro.

Liberándonos de esas cargas.

Esas cargas que sin darnos cuenta llevamos a veces desde la niñez.

Nos liberamos de los miedos.

Descubrimos que sí podemos, que no está mal equivocarse.

Que el equivocarse demuestra que supere miedos y lo intente.

Que puedo hacerlo muchas veces, es cuestión de mirar por que no encuentro los resultados que espero.

Aprendimos que es importante tener claro lo que quiero y en donde estoy.

Aprendimos a compartir, amar incondicionalmente.

Saber comprender al otro.

Escuchar.

Tomar ejemplo del que esta un escalón arriba.

De la importancia de salir de nuestra zona de confort.

Que a veces el estar un poco incómodos es debido a que estoy avanzando y aprendiendo algo nuevo.

Que todos tenemos algo bueno y algo malo, que cuando más juzgamos es por algo que tenemos en nosotros y no lo queremos ver.

Dejamos viejos paradigmas, para atraer abundancia.

Aprendimos que el dinero no es malo, que todo depende del uso que se le dé.

Conciliamos esa parte espiritual con la material para lograr el justo equilibrio.

Cambiamos hábitos, actitudes, descubrimos el poder que tenemos nosotros.

Que nadie puede manejar nuestras vidas, mientras nosotros no aceptemos que tienen razón en lo que dicen.

Compartimos las experiencias de famosos, gente exitosa que al principio nadie lo apoyo.

Que los deseos o sueños pueden ser realidad, que depende que hacemos nosotros para que nos acerquemos a ellos.

Nos liberamos de esas creencias limitantes, que nos decían que no éramos buenos.

Que no lo íbamos a lograr.

Que no nacimos para eso.

Aprendimos que con perseverancia, todos logramos lo que queremos.

Siempre y cuando, no bajemos los brazos antes o abandonemos.

Tantos temas fuimos compartiendo que nos enriquecieron y hace la diferencia.

Así es, de eso se trata de tomar acción de llevarlo a la práctica.

Nadie puede lograr una superación personal si los temas tratados,  compartidos o libros leídos, videos, quedan solo allí.

Si yo hablo del amor y no amo, de que sirve.

Si yo me creo muy religiosa, vivo orando y cuando alguien me necesita le cierro la puerta porque estoy en oración, eso es de la boca para afuera.

No estoy logrando un cambio, tendré que ir a mejorar por dentro.

Los cambios se notan en nuestras acciones, puedo ser un gran orador, hablar bonito y hacer todo lo contrario de lo que digo.

¿Y Tú? ¿Qué haces por tu superación personal?

¿Formas parte de esta realidad o todavía nunca te animaste a participar los lunes?