AMISTAD

"; google_ad_width = 468; google_ad_height = 60; google_ad_type = "text_image"; google_color_border = "FFFFFF"; google_color_link = "0000FF"; google_color_text = "000000"; google_color_bg = "FFFFFF"; google_color_url = "008000"; //-->

images (18)Es una relación afectiva entre dos o más personas.

Una de las relaciones más comunes que la mayoría de las personas tenemos en la vida.

Se da en distintas etapas de la vida y en diferentes grados de importancia y trascendencia.

Nace cuando las personas encontramos inquietudes y sentimientos comunes.

Algunas nacen a los pocos minutos de relacionarnos y otras tardan años en hacerlo.

Puede haber relaciones amistosas donde interviene una persona y otro tipo de personalidad (ángeles, santos) o un animal.

Algunas personas consideran a su perro, su amigo, no en vano se lo conoce como «el mejor amigo del hombre».

La amistad puede nacer en el lugar donde vivimos, en donde trabajamos, la escuela, la universidad, fiestas, reuniones, el café que frecuentamos, a través de otros amigos, redes sociales, etc.

No obstante, tienen diferentes grados de afinidad. Desde los amigos con quienes sentimos relaciones más lejanas, hasta aquellos con quienes el trato es tan estrecho que los consideramos “mejores amigos”, otorgándole a la amistad un grado de superioridad sobre las otras.

La amistad no solamente surge con quienes tenemos más afinidades en cuanto a gustos e intereses, o con quienes tenemos más parecido, sino que puede aparecer entre personas muy dispares.

A veces ese es un factor que fortalece la amistad, pues una buena amistad complementa y enriquece a la persona, no solo en el intercambio de ideas, información y sentimientos, sino también en el hecho de compartir los buenos y malos momentos de la vida.

El Día Internacional de la Amistad fue designado, desde el año 2011, el día 30 de julio por la Asamblea General de las Naciones Unidas para rendirle homenaje a este tipo de afecto fundamental para la humanidad. No obstante, la propuesta de instaurar un día para festejar la amistad se origina en Paraguay, en el año 1958, y es planteada por la Cruzada Mundial de la Amistad.

Sin embargo, la fecha varía dependiendo del país donde nos encontremos. En algunos lugares, como Ecuador, El Salvador, Guatemala, México, República Dominicana y Venezuela se celebra el día 14 de febrero, conjuntamente con el día de San Valentín.

En el Perú, se celebra el primer sábado de julio, mientras que en Colombia es el tercer sábado de septiembre, y en Chile el primer viernes de octubre. Bolivia, por su parte, lo festeja el día 23 de julio, y Argentina, Brasil y Uruguay prefieren hacerlo el día 20 de julio.

Una de las propuestas conocidas para celebrar el día del amigo es lanzada por un argentino planteando instituir el día 20 de julio, en conmemoración de la llegada del hombre a la Luna en el año de 1969, debido a la importancia que ese evento constituía para el acercamiento de todas las personas en el planeta.

Cuando hay una verdadera amistad, los amigos se reconocen entre sí como “mejores amigos”.

El mejor amigo es alguien cuyo nivel de lealtad, atención, cuidado y cariño es superior al habitual en el grueso de las relaciones de amistad.

Son aquellos con los que se cuenta para toda la vida y que están presentes en todo momento.

¿Qué piensas tú de la amistad?

"; google_ad_width = 234; google_ad_height = 60; google_ad_type = "text"; google_color_border = "FFFFFF"; google_color_link = "0000FF"; google_color_text = "000000"; google_color_bg = "FFFFFF"; google_color_url = "008000"; //-->

COMO TRATAR CON GENTE DIFÍCIL

como tratar genteLo primero que tenemos que pensar, es quienes serían esas personas difíciles.

Quizás nosotros seamos difíciles para algunas personas.

El tema es muy subjetivo.

Por eso es necesario lograr nosotros ser objetivos.

Lo primero que tenemos que pensar, es quienes serían esas personas difíciles.

Quizás nosotros seamos difíciles para algunas personas.

El tema es muy subjetivo.

Por eso es necesario lograr nosotros ser objetivos.

Lograr como dijimos en otras oportunidades, ser observadores de la situación, o de las personas.

Alejarnos de lo emocional que nos hace muy subjetivos.

Que nos hace creernos dueños de la verdad.

Generalmente decimos que alguien es difícil porque no sabemos nosotros como tratar con ella.

A veces peor tratamos de difícil aquel que no podemos manejarlo, que no hace lo que nosotros queremos que haga.

Personas que demanda demasiado de nosotros.

Aquellas que quieren ser siempre la que manda, lograr que las cosas se hagan a su manera, decir la última palabra o demostrar que son las que tienen la razón.
La mayor parte de las veces, aunque no lo expresen ni lo acepten, son egocéntricas e inseguras.

Lo primero que tenemos que hacer es pensar que lo motiva a comportarse de esa manera.

Esa manera que nosotros pensamos que es difícil y qué nos molesta a nosotros de ello.

Después, pensar que queremos lograr nosotros y para que lo queremos lograr, si vamos a arriesgar una relación y si vale la pena el desgaste nuestro y de la relación.

Cómo manejar adecuadamente emociones negativas (estrés, frustración, enojo, etc.), y hacerles ver que se están desquitando con los demás.

Entender que están tan inmersos en sí mismos, que no perciben las necesidades y la forma de pensar de los demás, que dan por hecho que todos piensan o deberían pensar como ellos y necesitan lo que ellos quieren.

Conocer los motivos que lo llevan a ser arrogantes, tercos, hostiles, demasiado susceptibles, etc.

A estar convencidos de que tienen la razón, aun cuando están equivocados.

Comprender que están manejados por algunas creencias equivocadas, que rigen su vida.

Creencias como:
“En la vida sólo hay vencedores y vencidos”, por lo que ellos no pueden ceder y convertirse en vencidos, o “Ceder es mostrarse débil y la gente se aprovecha de las personas débiles”.

Cuando nos relacionamos con personas difíciles, tenemos tres opciones:

Aceptar la situación y a la persona, sin esperar que cambie.
Podemos negociar ciertos aspectos con ella, tratar de llegar a ciertos acuerdos, pero nosotros nunca vamos a cambiar a otra persona.
La otra persona va a cambiar, sólo cuando ella esté convencida de que necesita cambiar y esté dispuesta, a hacer el esfuerzo necesario para lograrlo.

2- Tratar de cambiar la relación, cambiando nuestra actitud y manera de pensar, respecto a la persona y a la relación.
Cuando entendemos el punto de vista de la otra persona, podemos:

Bajar nuestras expectativas respecto a ella.

Comprender los verdaderos motivos por los que actúa como lo hace.

Reconocer nuestras propias emociones, detrás de nuestra conducta.

Cuando tenemos una mayor comprensión de la otra persona y de nosotros mismos, nuestra actitud y nuestras emociones cambian y nuestra manera de relacionarnos con esa persona también cambia.

3- Alejarnos de la situación y de la persona, si creemos que nos está dañando y nosotros no podemos cambiar nuestra actitud al respecto o nuestro cambio no es suficiente.
En ocasiones, independientemente del tipo de relación que sea, pareja, familia, amigos, trabajo, etc. e independientemente de que existan lazos de cariño o amor, hay relaciones que no pueden mantenerse sin que nos dañen y lo más sano es alejarse de ellas.

¿Tú que haces? ¡Cuéntanos!

CONSTRUYENDO PUENTES

el puenteVayamos por la vida construyendo puentes, como aquel carpintero que prefirió construir un puente para unir a dos hermanos que se habían peleado, que un muro que los alejara más.

Esos hermanos que se unieron nuevamente con un abrazo fraterno después de atravesar ese puente, que los volvió a unir.

Debemos aprender a construir puentes en nuestras vidas.

Construimos puentes al desarrollar un corazón de amor universal y de verdadera unificación, a través de la apreciación, el reconocimiento y la búsqueda de todo lo bueno y original, que de hecho ya existe y está presente en el interior de cada uno.

Al desarrollar la santidad, la pureza y la caridad que  genera  hombres y mujeres del carácter más elevado.

Con la ayuda a los demás, cada vez que podamos, la asimilación, la armonía y la paz.

Acordándonos de la importancia del equilibrio con tiempo cara a cara con los demás.

El estar realmente presentes en las relaciones, creando espacios y límites para ellas, lo que nos distingue como especie.

Buscando establecer relaciones que nos permitan ejercitar la presencia y la conexión verdadera y usando la tecnología para lo que es, un apoyo a la realidad que existe en el presente, en el aquí y el ahora.

Respetando lo que es del otro, dándole la importancia que le corresponde, podríamos decir que es lo que nos acerca para la construcción de un buen puente.

La honestidad, la voluntad constante de dar a cada uno lo que es suyo es un importante respetar los derechos de los demás. Si cada uno aplicara el valor de la justicia seria un paso más para una sociedad ideal igualitaria y justa.

Aplicándolo en todo momento y cualquier circunstancia eso nos ayudaría a formarnos más como personas. En un correcto orden social, cumpliendo las reglas para la mejor conducta del hombre, de tal forma de que todos quedemos satisfechos y así poder lograr la unión verdadera, con todos aquellos que nos rodean.

Comenzando con la amistad, una de las más fundamentales relaciones del hombre con los demás.

Esa relación profunda, desinteresada, correspondida por la otra persona, tan importante y necesaria para nuestra vida como el amor. A medida que crecemos vamos conociendo diferentes personas especiales, que forman parte importante de nuestra vida y se convierte en apoyo para cada una de las decisiones que tomemos o para cada situación que se presente.

Una amistad basada en sinceridad y total confianza en apoyo mutuo e incondicional.

Para tener buenos amigos primero hay que ser buen amigo, es decir, darse a los demás, siendo sincero, respetuoso y generoso.

Una condición para formar la amistad, algo fundamental que ayuda también a construir una amistad verdadera es la fidelidad en ella por lo que lleva a la superación mutua y a trabajar para construir y fortalecer cada vez más la amistad.

Un amigo se puede lograr encontrar a medida de cada una de las vivencias y experiencias que logramos adquirir en nuestro camino.

La amistad es como una planta de lento crecimiento que debe sufrir y superar a veces adversidades antes de que sus frutos lleguen a completa madurez.

El reconocimiento de que alguien o algo tiene valor por lo tanto tiene que ser respetado. Comprende aceptar tal y como es a los demás, su forma de ser, de pensar, y sus gustos.

El respeto no solo se vive en el campo de las relaciones personales si no también las relaciones con las plantas los animales en general el mundo en el que vivimos que al igual que como respetamos a las personas que nos rodean tenemos también que respetar toda la creación.

El respeto se puede definir como una actitud que cada ser humano debe tener para poder vivir en paz con su medio.

¿Tú construiste algún puente? ¿Qué unió?