COMO DEBIERA SER LA EDUCACIÓN DE LOS NIÑOS

"; google_ad_width = 468; google_ad_height = 60; google_ad_type = "text_image"; google_color_border = "FFFFFF"; google_color_link = "0000FF"; google_color_text = "000000"; google_color_bg = "FFFFFF"; google_color_url = "008000"; //-->

images (19)Mucho se habla, se piensa, pero lo más importante es que se hace.

La realidad es difícil porque no todos pensamos igual.

Cada persona tiene prioridades en diferentes aspectos.

Para algunos lo más importante serán los conocimientos otro lo espiritual y otro lo económico.

Mucho tiempo la educación se relacionó como una cultura enciclopedista donde solo se aportaban conocimientos, datos con lo cual los que desarrollaban más la memoria era quienes le iba mejor.

Pero con el tiempo se fueron dando cuenta que de nada sirve saber cosas si no son útiles para la vida.

Cada vez son más los años que pasan los niños en escuelas.

Cada vez asisten desde más pequeños.

Pero algo no hay duda que esta fallando, no salen cada vez mejores.

Solo basta mirar el mundo para ver que cada vez no esta mejor.

Si contamos con los niños desde los primeros años, seria importante valorar tan importante misión y no dejarla al azar.

Educarlos para descubrir ese potencial que llevan dentro.

Educarlos para que se conozcan y sepan que les gusta, cual es su pasión.

Educarlos en la abundancia.

Para que no exista persona alguna que mezquina lo que tiene.

Que puedan brindar su potencial, su amor haciendo siempre lo que beneficia a todos.

Preparándolo al trabajo en equipo.

Que se aprenda más de las grandes figuras.

Que se conozca más ejemplos a seguir.

Que se los prepare en todos los aspectos de la vida.

Para lograr su salud como debe cuidar su organismo y no como un cuerpo ajeno a estudiar.

Que exista un tiempo para poder expresar lo que siente.

Un tiempo para aquietarse, para conocerse.

Enseñar a organizar el tiempo, donde no signifique un cúmulo de actividades.

Cada vez existen más niños con estrés.

Debido a que se la pasan con horarios y obligaciones desde la mañana a la noche.

Que se los eduque en una organización del tiempo donde el día quede dividido en tres.

Uno para las obligaciones, otro para el ocio y el último para dormir.

Entonces allí aprenderían a descubrir cual es su sueño para cuando sean grandes.

Quienes son las personas dignas de  admiración.

Como aprender en cada etapa de su vida a ser útiles.

También aprenderían a disfrutar de tiempo libre.

Al conocerse sabrían entretenerse leyendo, dibujando, jugando, imaginando, escuchando o haciendo música, cocinando, cantando, etc.

Que cada día es una nueva oportunidad para aprender algo y enseñar algo.

Para dedicarle tiempo al cuerpo, al alma y a quienes nos rodean.

¿Cómo piensas que debería educarse en los tiempos que corren?

"; google_ad_width = 234; google_ad_height = 60; google_ad_type = "text"; google_color_border = "FFFFFF"; google_color_link = "0000FF"; google_color_text = "000000"; google_color_bg = "FFFFFF"; google_color_url = "008000"; //-->

PERSEVERANCIA

images (22)La perseverancia es muy importante para nuestro desarrollo personal.

Nos ayuda a llegar a dónde queremos.

 Teniendo dedicación o insistencia, tanto en las ideas, como en las actitudes, en la realización de algo, en la ejecución de los propósitos y también en las resoluciones del ánimo.

Es la capacidad para continuar y seguir adelante a pesar de las dificultades, los obstáculos, la frustración, el desánimo, el aburrimiento, o la tendencia o los deseos de rendirse o abandonar ante una situación.

Cuando somos perseverantes perseguimos nuestros objetivos con empeño, dedicación, acabando lo que hemos empezado, concentrados y trabajando en nuestras tareas con constancia, y ante el fracaso volvemos a intentarlo mejorando el método.

Por lo general, somos optimistas y con un estado de ánimo positivo, tenemos una alta autoestima y una alta capacidad de autocontrol.

Es necesario tener un objetivo claro o una meta que justifique el esfuerzo y perseverancia o dedicación en un período de tiempo generalmente extenso.

Es la clave del éxito en muchas situaciones, aunque se debe saber cuándo perseverar y cuándo no.

Perseverar puede ser negativo, ya que se puede gastar mucho esfuerzo y tiempo en algo que no produce ni va a producir ningún resultado.

Por tanto, debemos saber no sólo cuándo perseverar, sino también hasta qué punto y cuándo es más inteligente abandonar y centrar nuestros esfuerzos en algo diferente.

 

La perseverancia también es importante en las relaciones, ya que en toda relación entre dos personas alguna vez hay conflicto y es necesario un gran esfuerzo para resolver esos conflictos, no tener miedo al fracaso o a los errores, y tener un control de los problemas y superarlos para mejorar, crecer personalmente y continuar viviendo.

La perseverancia ayuda, pero no garantiza, o aumenta la probabilidad para alcanzar metas difíciles, y ayuda a valorar más los logros obtenidos.

También la perseverancia aumenta la sensación de auto-eficacia cuando tienes éxito, y ayuda a mejorar las capacidades y las habilidades, a desarrollar nuevas técnicas para superar los obstáculos y a aprender de los errores.

Por el contrario, si nos vamos al extremo opuesto de la perseverancia, nos encontramos con personas perezosas y vagas, que se rinden demasiado pronto o que ni siquiera lo intentan, que buscan lo fácil y toman atajos siempre que pueden, pierden el interés con facilidad y abandonan ante la más mínima dificultad.

Admiramos a aquella corredora que, a pesar de estar exhausta, sin apenas poder moverse, sigue hasta cruzar la línea de meta, demostrando así un gran espíritu de lucha y superación.

A Thomas Edison que probó más de 6000 sustancias antes de encontrar la que finalmente resultó ser útil para crear el filamento de la bombilla eléctrica. Dijo que “el genio es un 99% transpiración y un 1% inspiración”.

A Abraham Lincoln que perdió seis elecciones y fracasó en dos negocios antes de convertirse en uno de los presidentes más importantes de Estados Unidos.

A Hellen Keller que se quedó sorda, muda y ciega tras una enfermedad con poco más de un año de edad y a pesar de ese tremendo obstáculo, no solo logró aprender a comunicarse con los demás, sino que fue la primera persona sordomuda en conseguir un título universitario. La cantidad de obstáculos que tuvo que superar para lograr sus propósitos en una época en que las personas como ella apenas podrían aspirar a nada más que a permanecer vivas, fue digna de elogio.

En general, persistir ante el fracaso es difícil, puesto que el fracaso produce una emoción desagradable que hace que las personas deseen dejarlo y mirar hacia otro lado. La persistencia requiere vencer esta tendencia a abandonar.

La perseverancia se aprende con ejemplos. Desde niños si los padres, como los profesores o maestros, le enseñamos qué es ser perseverante a través de sus acciones.

 Siendo constantes en las actividades y nos anticipamos a los obstáculos, teniendo firmeza frente a las dificultades, si enfrentamos los retos sin miedo, con un compromiso pleno y decidido para cumplir con nuestra tarea, o la actividad que sea.

¿Qué reto te propones?¿Hasta dónde llegas?