SE VIENEN CAMBIOS

En la vida uno va creciendo y va recorriendo distintos momentos. Va conociendo más personas a las cuales puede enriquecer y de las cuales uno recibe sus saberes. Pero también existen momentos que uno tiene que elegir entre dos opciones para no quedarse en el mismo lugar y expandirse.

Hoy no te quiero despedir sino quiero que podamos hacer un cambio despues de varios años de compartir los lunes a las 19 horas de Argentina.

¿Quiero que me ayudes a elegir? Si podemos seguir juntos pero los días Miércoles a las 19 horas de Argentina, o si prefieres los lunes a las 18 horas hasta las 20 horas o si seguimos lunes a las 19 horas pero compartimos solo una hora.

Escribime espero tu elección.

Gracias,gracias,gracias.

COMO ALIMENTARNOS

imagesAlimentarse es el proceso mediante el cual los seres vivos consumimos diferentes tipos de alimentos con el objetivo de recibir los nutrientes necesarios para sobrevivir.

Estos nutrientes son los que luego se transforman en energía y proveen al organismo vivo aquellos elementos que requiere para vivir.

 La alimentación es una de las actividades y procesos más esenciales de los seres vivos ya que está directamente relacionada con la supervivencia.

¿Pero le damos la importancia que se merece?

¿O pensamos más en los placeres o en la estética?

Así unos comen lo que les gusta aunque este lejos de lo que necesita.

Otros se terminan enfermando porque solo miran una balanza o un espejo.

Una buena alimentación para el ser humano es aquella que combina de manera apropiada todos los diferentes alimentos que se encuentran en la naturaleza.

La pirámide nutricional es en este sentido un buen método para establecer qué tipos de alimentos deben ocupar un mayor lugar en la alimentación de cada individuo y cuáles un lugar menor. 

La alimentación humana está en muchos casos ligada a la emocionalidad y por eso pueden desarrollarse fácilmente problemas de salud relacionados con este tema, por ejemplo desórdenes alimentarios, obesidad, diabetes, malnutrición y otros problemas que no son solamente consecuencia de factores biológicos.

La buena nutrición y la dieta balanceada son dos cuestiones fundamentales para que un niño crezca de manera saludable, por ello es imprescindible que en la escuela, los padres, se ocupen de promover en los más pequeños hábitos saludables en materia de comida y por supuesto desalienten aquellos que no lo son en lo más mínimo.

Establecer un horario regular para cada comida, servir alimentos variados y saludables.

Ser ejemplo siguiendo una dieta sana, desalentar peleas que tengan a la comida como eje.

Incentivar que los chicos participen en el proceso de elaboración o selección de los alimentos, siempre siguiendo las pautas de dieta balanceada y saludable.

Promover la comida en familia, es decir, que la familia en pleno se siente a comer y saborear los mismos alimentos todos juntos.

Esta además es una buena manera de fortalecer lazos entre los integrantes y controlar lo que los niños comen.

Necesitamos más de 40 nutrientes diferentes y ningún alimento por sí solo puede proporcionarlos todos. El suministro de alimentos que existe hoy en día facilita tomar una amplia variedad de alimentos, tanto comprando alimentos frescos para cocinar como comprando comidas preparadas o comida para llevar.

¡Elijamos los alimentos siempre de manera equilibrada! Si tomamos un almuerzo rico en grasa, tomemos una cena con poca grasa. Y si un día tomamos carne en la cena, intentemos escoger pescado al día siguiente.

La mayoría de la gente no toma suficientes alimentos ricos en hidratos de carbono como el pan, la pasta, el arroz, las patatas y otros cereales. Más de la mitad de las calorías de su dieta deben venir de estos alimentos. Pruebe con el pan integral, la pasta y otros cereales para aumentar su ingesta de fibra.

Tomemos muchas frutas y verduras.

La mayor parte de la gente no toma la suficiente cantidad de estos alimentos que proporcionan importantes nutrientes protectores.

Intentemos comer al menos cinco raciones al día. Probemos nuevas recetas o veamos qué platos preparados están disponibles en el supermercado.

El peso adecuado depende de muchos factores tales como el sexo, la altura, la edad y la genética. El sobrepeso aumenta el riesgo de padecer varias enfermedades tales como los problemas cardiacos y el cáncer. El exceso de grasa aparece al ingerir más calorías de las que se necesitan. Estas calorías suplementarias pueden provenir de cualquier nutriente que contenga calorías (las proteínas, las grasas, los hidratos de carbono o el alcohol) pero la grasa es la fuente más concentrada de calorías. La actividad física es un buen método para quemar calorías y puede hacerle sentirse bien. El mensaje es simple: si está ganando peso, tiene que comer menos y ser más activo.

¿Y tú cómo comes?

LA ENERGÍA PERSONAL E INTERPERSONAL

images (28)Todo ser vivo esta formado de un cuerpo físico y de un campo de energía. Ya que la vida conforma una actividad eléctrica, esta crea unos campos electromagnéticos, que forman el aura humana. 

Cada ser humano esta formado por infinidad de campos electromagnéticos que crean fuerzas que están constantemente interactuando. 

Muchas veces malgastamos nuestra energía personal con preocupaciones, malhumor, pensamientos negativos que nos matan la energía personal.

Al cabo del día, en vez de tener brillo en la mirada, transmitir viveza en los ojos, nuestro aspecto da señales inequívocas de cansancio… mostrándonos ante los demás cansados, abatidos y tristes.

Desde que nos despertamos, nuestra mente ha estado ocupada “cultivando” pensamientos que la agotan, “premiando” las preocupaciones, fomentando el pensamiento negativo sobre terceros y sobre uno mismo. En pocas palabras: desperdiciamos nuestra energía mental.

Recordemos que para tener energía mental debemos practicar la técnica de “pensamientos opuestos” a pensamientos negativos. Tomar la rienda de nuestros impulsos emocionales a través del control y desarrollo de nuestra inteligencia emocional.

Sólo empleamos un porcentaje mínimo de nuestras capacidades mentales. Parece como si nuestra energía mental estuviera esperando a que algo la activara. Nuestras rutinas y pensamientos negativos atrofian nuestra actividad mental en círculos viciosos. Nuestra mente es algo maravilloso. Personas sencillas logran habilidades prodigiosas… No te auto limites.

Nos ayuda mucho practicar la respiración, la relajación, controlar la respiración abdominal mientras realizamos el autocontrol de nuestras emociones.

Cumplir con nuestras obligaciones con la familia y el trabajo. Pasar tiempo con la familia y los buenos amigos. Practicar la compresión, el afecto y el cariño, mientras pensamos en la fuerza de la empatía. Practicar la risa.

Cuidar nuestra alimentación y salud. Nuestro cerebro debe estar siempre a punto y en las mejores condiciones. Una alimentación saludable, rica y variada. Practicar ejercicios y todo lo que a nuestra salud en general y cerebro en particular les convengan.

Lecturas positivas.

La energía es generadora y sostenida por nuestras pasiones.

Parece sencillo pero muchas veces es amenazada por las distintas situaciones de la vida.

Es cuestión de aprender a formar espacios sanos de energía duradera en nuestro corazón suceda lo que suceda.

Es imprescindible detectar qué o quién consume tu energía para poder cerrar ese asunto, o bien, decidir abandonarlo porque resulta infructuoso o innecesario en ese momento.

Para poder movilizar la energía y canalizar su comportamiento en la dirección deseada, surge el trabajo en equipo, que se desarrollo a partir de los conocimientos de la psicología social y que se centra en los estudios de lo que hace la motivación, ahora se busca no solamente la fuerza física, sino también sobre lo que pasa en su subconsciente.

La Relación interpersonal es una interacción recíproca entre dos o más personas. Se trata de relaciones sociales que, se encuentran reguladas por las leyes e instituciones de la interacción social.

En toda relación interpersonal interviene la comunicación, que es la capacidad de las personas para obtener información respecto a su entorno y compartirla con el resto de la gente.

Hay que tener en cuenta que las relaciones interpersonales funcionan tanto como un medio para alcanzar ciertos objetivos como un fin en sí mismo. El ser humano es un ser social y necesita estar en contacto con otros de su misma especie.

¿Cuál es tu energía a diario?

COMO DEBIERA SER LA EDUCACIÓN DE LOS NIÑOS

images (19)Mucho se habla, se piensa, pero lo más importante es que se hace.

La realidad es difícil porque no todos pensamos igual.

Cada persona tiene prioridades en diferentes aspectos.

Para algunos lo más importante serán los conocimientos otro lo espiritual y otro lo económico.

Mucho tiempo la educación se relacionó como una cultura enciclopedista donde solo se aportaban conocimientos, datos con lo cual los que desarrollaban más la memoria era quienes le iba mejor.

Pero con el tiempo se fueron dando cuenta que de nada sirve saber cosas si no son útiles para la vida.

Cada vez son más los años que pasan los niños en escuelas.

Cada vez asisten desde más pequeños.

Pero algo no hay duda que esta fallando, no salen cada vez mejores.

Solo basta mirar el mundo para ver que cada vez no esta mejor.

Si contamos con los niños desde los primeros años, seria importante valorar tan importante misión y no dejarla al azar.

Educarlos para descubrir ese potencial que llevan dentro.

Educarlos para que se conozcan y sepan que les gusta, cual es su pasión.

Educarlos en la abundancia.

Para que no exista persona alguna que mezquina lo que tiene.

Que puedan brindar su potencial, su amor haciendo siempre lo que beneficia a todos.

Preparándolo al trabajo en equipo.

Que se aprenda más de las grandes figuras.

Que se conozca más ejemplos a seguir.

Que se los prepare en todos los aspectos de la vida.

Para lograr su salud como debe cuidar su organismo y no como un cuerpo ajeno a estudiar.

Que exista un tiempo para poder expresar lo que siente.

Un tiempo para aquietarse, para conocerse.

Enseñar a organizar el tiempo, donde no signifique un cúmulo de actividades.

Cada vez existen más niños con estrés.

Debido a que se la pasan con horarios y obligaciones desde la mañana a la noche.

Que se los eduque en una organización del tiempo donde el día quede dividido en tres.

Uno para las obligaciones, otro para el ocio y el último para dormir.

Entonces allí aprenderían a descubrir cual es su sueño para cuando sean grandes.

Quienes son las personas dignas de  admiración.

Como aprender en cada etapa de su vida a ser útiles.

También aprenderían a disfrutar de tiempo libre.

Al conocerse sabrían entretenerse leyendo, dibujando, jugando, imaginando, escuchando o haciendo música, cocinando, cantando, etc.

Que cada día es una nueva oportunidad para aprender algo y enseñar algo.

Para dedicarle tiempo al cuerpo, al alma y a quienes nos rodean.

¿Cómo piensas que debería educarse en los tiempos que corren?

DIFERENCIAS ENTRE TE AMO Y TE QUIERO

descarga (17)Amar es desear lo mejor para el otro, aún cuando tenga otras motivaciones distintas a las mías.

Amar es permitir que seas feliz, aún cuando tu camino sea diferente al mío. Es un sentimiento altruista y desinteresado. Por esto, el amor nunca será causa de sufrimiento.

Querer lleva la supuesta idea de posesión. Te quiero para algo, para que estés conmigo, para que me acompañes, para que compartas alguna actividad, etc.

Amar produce un gozo profundo. Es la alegría de dar. La única manera de darse cuenta de esto es empezar a aprender a amar.

Se puede comenzar por actos pequeños, con las personas a quienes más queremos. Luego, debe extenderse a todas las personas, en todo momento.

Es difícil encontrar que alguien me ame. Es más fácil encontrar que alguien me quiera para algo, mientras sea necesario y útil para alguien. Pero son pocas las personas que dan amor altruista y desinteresado.

Amar, es un verbo, que proviene de la palabra “amor”, que significa: acción de expresar un sentimiento intenso, que por su iniciativa busca encontrarse y unirse con otro ser, que tiene una innata atracción, inclinación y entrega de una persona hacia otra, y el objetivo es procurar la reciprocidad en el anhelo de la unión de dos seres; y ello implica comunicación, convivencia, complemento y una relación afectiva, basada en la decisión y consentimiento de sus propias voluntades. 

Querer, es también un verbo que significa que una persona pretende cumplir su deseo, es decir busca poseer o aspirar algo o a alguien, para su propia satisfacción personal, es decir, hay una inclinación, un interés, teniendo una connotación egoísta y posesiva. 

A menudo se confunden ambos términos cuando tratamos de exagerar nuestro gusto por algo. Decimos “amo los chocolates” o  “amo el vino”, cuando bastaría expresar que solo nos gusta.

La palabra querer también puede manifestar un deseo por algo, sin que lleve por medio un sentimiento amoroso, como por ejemplo, “quiero un jugo ” o “quiero ir a la fiesta”.

Si se dicen con sentimiento, querer y amar son de la misma magnitud, sin diferencias, si bien es cierto que el término querer es más general, y se usa con familiares y amigos; pero amar se deja exclusivamente para el uso de las parejas.

Querer es un sentimiento que nos impulsa a dirigir nuestro cariño y aprecio a una persona, a un objeto, a un lugar e inclusive a una situación.

Amar en cambio va mucho más allá del querer, es un acto, es Ser, es principalmente aceptación pura, libre de juicio, y cuando experimentamos amor, nos elevamos, nos conduce a un elevado estado de conciencia. 

El amor no es ciego, ciego nos hace estar enamorados porque ensoñamos en lugar de apreciar.

El enamorado, dada su obsesión, proyecta su ilusión en el otro, haciéndole coincidir artificialmente con las características de alguien que sólo existe en su mente (una construcción previa). 

Porque amar va más allá del querer, es una perspectiva en la que se reconoce al otro como un individuo valioso en toda su dimensión, incluyendo la que no somos capaces de apreciar.

Amar también es una fuerza, un campo que enlaza y crea, su accionar está más allá de la distancia y del tiempo. Cuando amamos, no importa cuán lejos esté o estemos unos de otros, el amor se manifiesta de igual forma. Tampoco requiere reciprocidad, porque cuando amamos se enciende en nosotros una llama que no es más que el amor infinito fluyendo a través de nuestro ser. Ese fluir también se manifiesta como una fuerza, como una energía autónoma, que no requiere nada a cambio.

Amar implica vernos reflejados en el otro, de verlo y reconocer sus atributos, sus cualidades, sus características como potencial de lo que somos. Amar implica la aceptación más allá del juicio que califica o condena. A través del amor, observamos y disfrutamos la plenitud de Ser y es el punto de comunión que nos conecta con todos y con todo. 

Jamás sabemos si inspiramos amor en alguna persona específica, pero si podemos saber cuándo el amor está manifestándose en nosotros, por lo que se puede decir que amar es un acto individual que ocurre en lo más profundo de nuestro ser.

Otras de las características del amor es la confianza, la Fe, la intención, la acción, el comprender y el aprendizaje.

¿Espero que me cuentes que piensas tú?

LA FIDELIDAD

images (7)La fidelidad es una promesa de compromiso que se autocumple, creciendo en la libre obediencia a la palabra dada.

Una confianza que realmente se “quiere” compartir, y una esperanza que se «quiere» cultivar juntos, con nuestro ser amado.

El honor a la palabra dada, la fidelidad a la promesa, no se pueden comprar ni vender. No se pueden imponer con la fuerza, pero tampoco custodiar sin sacrificio.

Y Es por eso que ninguna otra escuela puede enseñar la verdad del amor, si la familia no lo hace. De aquí, entonces, la necesidad de «restituir el honor social a la fidelidad del amor». Hay que sacar de la clandestinidad el milagro cotidiano de millones de hombres y mujeres que regeneran su fundamento familiar, del que toda sociedad vive, sin ser capaces de garantizarlo de ninguna otra manera.

En el matrimonio «libertad y fidelidad no se oponen, más bien se sostienen mutuamente.

En nuestros días, el honor de la fidelidad a la promesa de la vida familiar aparece muy debilitado.

Hay un derecho mal entendido de buscar la propia satisfacción, a toda costa y en cualquiera relación, es exaltado como un principio no negociable de la libertad.

Se confían exclusivamente a la limitación de la ley los vínculos de la vida de relación y del empeño por el bien común. Sin embargo en realidad, nadie quiere ser amado solo por sus propios bienes o por obligación.

El amor, así como la amistad, deben su fuerza y su belleza a este hecho: que generan un vínculo sin quitar la libertad. Como resultado el amor es libre, la promesa de la familia es libre, y esta es la belleza. Sin libertad no hay amistad, sin libertad no hay amor, sin libertad no hay matrimonio.

La fidelidad es la virtud para dar cumplimiento a una promesa. Cuando un hombre se casa con una mujer, le promete fidelidad (y viceversa). Se trata de un acuerdo que implica una serie de responsabilidades y que no debería ser violado por ninguna de las partes. La fidelidad es un valor moral.

La persona fiel es aquella que cumple con sus promesas y mantiene su lealtad aún con el paso del tiempo y las distintas circunstancias. La fidelidad supone seguir un proyecto de vida que fue establecido a partir del acto de la promesa.

Al trascender la relación de pareja, la fidelidad es una virtud que nace a partir del respeto por la confianza que una persona deposita en otra. No sólo se debe ser fiel en el amor, sino también en la amistad y el deber, por ejemplo.

Vivir la fidelidad se traduce en la alegría de compartir con alguien la propia vida, procurando la felicidad y la mejora personal del otro.

En otros términos, dejar a un/a amigo/a por íntimo por otro/a nuevo del que se espera obtener más –en términos afectivos, intelectuales, económicos, etc.- sería incurrir en una deslealtad, o lo que es lo mismo, serle infiel.

Un ejemplo más claro de infidelidad se plantea en una situación de conflicto de intereses entre los propios y los de amigo, pero sin que se prevea que tal conflicto acabe con la relación. Si en tal conflicto se opta por satisfacer un interés propio puntual en perjuicio de un interés mayor del amigo a pesar de que quizá a largo plazo el balance de lo que se da y obtiene del amigo fuera positivo, diría yo que se ha incurrido en una infidelidad. 

Las relaciones de amistad imponen la necesidad de incurrir en sacrificios puntuales, y aquél que declina asumir ese coste estaría rompiendo su debida lealtad y fidelidad.

Se es fiel a un amigo, a la esposa o esposo, a la empresa donde uno trabaja, a la patria, a la humanidad.

La fidelidad acompaña a muchos valores que definen al hombre en su núcleo central, para el bien o para el mal.

Porque también hay personas que son “fieles” a su jefe criminal, al chantajista que pide negocios deshonestos, a la cita puntual para vender droga o para gastar el dinero de la familia en unas cuantas cervezas de más. 

En estos casos la “fidelidad” queda deformada, dramáticamente, hacia vicios y males que son capaces de dañar a los demás y de destruirnos, poco a poco, a nosotros mismos.

Así que existen dos fidelidades.

¿Tú eres fiel?

EL RENACER

descarga (8)Comienza un nuevo año y con ello debe renacer en nosotros la fe y la esperanza que será un año mejor.

Pero para ello debemos nacer de nuevo en muchos aspectos de nuestra vida.

Deben existir cambios.

Dejar atrás rencores, pesares, miedos y ataduras.

El renacer nos da fuerza, nos da vitalidad y ganas de seguir viviendo.

Renacer con el propósito de hacer el bien, sin hacer mal a nadie y entonces seremos más humanos, más solidarios, más productivos, dejando de ser aquellos seres que caminan dando lástima, inútiles para la sociedad, inútiles para la familia, para pasar a ser seres dignos para uno mismo, para los otros, para la familia, para los amigos y para la comunidad.

Renacer para vivir una vida feliz después de aceptar que el pasado es inmodificable y de aceptar que lo único que podemos cambiar es nuestra propia actitud, y no los hechos del pasado.

Podemos dejar de vivir en el pasado y dejar renacer, esa esperanza que perdimos, entonces, vuelve a surgir una nueva esperanza.

Aquel día que perdimos nuestra paz interna, que se produjo una conmoción interna de todo nuestro ser y por el camino del Renacer es posible recomponer aquella paz perdida y finalmente podemos decir que de la misma manera que se fue, en su momento, hoy podemos generarla.

A menudo se vive, como una segunda oportunidad, el renacer. Nos da una segunda oportunidad, nuestro propio Ser que, tras sufrir un grave acontecimiento a nivel emocional, nos zarandea, nos descoloca y nos abre ésa puertecita a un terreno desconocido hasta ése momento: una profunda tristeza, una desesperación interminable, algo que nos hace sentir peor que la propia muerte.

ontrarnos con nuestro Ser, no sólo a nivel emocional, también a nivel mental, corporal y espiritual.

Las crisis y los sucesos traumáticos que vivimos puede llegar a ser los detonantes de que nos replanteemos nuestra vida, nuestro pasado en este mundo y nuestro próximo futuro en él.

Así, un acontecimiento que remueve nuestros propios cimientos puede convertirse en una fuente de sufrimiento y rabia, o bien, en un despertar, un renacer.

Son oportunidades que nos ofrece la vida para volver a enc

La batalla interna en estos periodos, y generalmente inconsciente, será entre permanecer y aferrarnos a la desdicha o conectar con la necesidad de pedir ayuda, abrirnos a otras opciones que antes ni siquiera contemplábamos.

Si nos dejamos llevar por nuestros miedos acabaremos en la desdicha, volviendo a nuestra vida anterior, inconsciente, dormida, desconectada de nuestra esencia más pura, el Ser.

Sin embargo, si nos enfrentamos a dichos miedos, reconocemos nuestras limitaciones, dejamos a un lado nuestro orgullo y asumimos lo perdidos que estamos, podemos llegar a un rincón muy profundo: el valor, la certeza, la humildad.

Con estas herramientas, podemos decidir qué hacer, decidir cómo elegimos sentir, percibir y vivir nuestro renacer, nuestra nueva vida.

No será fácil, tendremos trabas externas y, las más relevantes, trabas internas, pero ya estamos despertando, ya estamos renaciendo de nuevo, eliminando barreras internas.

Renacer para realizar un cambio permanente.

Asumiendo los cambio como retos cotidianos.

Desarrollar al máximo nuestro potencial, nuestros valores y nuestros compromisos.

La importancia del renacer es hacer de nuestra vida un proceso permanente de cuestionamiento.

Que cada día sea el primero del resto de nuestra vida.

Que cada crisis sea una oportunidad.

Que tengamos una visión clara hacia donde vamos.

A quien le falta la ilusión de renacer, se le empequeñece y empobrece la vida.

Que tengamos nosotros siempre puesta la meta en un nuevo renacer. En renacer permanentemente, dejándonos alcanzar por la corriente de vida eterna que es para nosotros la gracia de Dios.

Renacer es experimentar en vuestra vida un segundo nacimiento. Obviamente no se trata de un nacimiento físico, es decir, volver a ser niño, sino un renacimiento espiritual.

La palabra “renacer” implica muerte, pero en este caso no se trata de una muerta física, sino de morir a todo aquello que no ayuda a crecer como persona.

Algunos después de una enfermedad, casi mortal, han nacido de nuevo porque han sabido descubrir a Dios en el sufrimiento.

¿Qué experiencia tienes tú?

BALANCE Y BRINDIS ENERGÉTICO

Ya a pocos días de terminar un año más, me gustaría compartir mi balance personal.

El balance personal me ayuda para evaluar todo lo vivido.

Pero siempre para ver todo aquello por lo que quiero agradecer y todo aquello que puedo mejorar.

Trataré de ser objetiva y que me ayude para que me vaya mucho mejor el año que viene.

Y que no me deje un cierto sabor amargo, de lo que pudo ser y no fue, de tantas limitaciones, de los errores y fracasos.

Serán útiles en la medida en que me ayuden a tomar conciencia de los errores (y descubrir, si hubo mediocridad, o que junto a un cierto éxito exterior llegue a una situación de empobrecimiento interior, o que me estaba centrado en uno mismo, etc.).

Sacaremos provecho, y mucho, en la medida en que ese balance se aborde con ilusión y esperanza de cambiar, sin ignorar las conquistas y aciertos pasados, y sin hacer tabla rasa de todos esos empeños que valieron verdaderamente la pena y que también se destacan en nuestra vida.

Es cierto que los viejos hábitos ejercen sobre nosotros una inercia muy fuerte, y que romper con modos de ser o de hacer muy arraigados puede resultarnos verdaderamente costoso.

A veces, no nos bastará con sólo una firme resolución y nuestra propia fuerza de voluntad, sino que necesitaremos de la ayuda de otros.

Para superar hábitos negativos, como por ejemplo los relacionados con la pereza, el egoísmo, la insinceridad, la susceptibilidad, el pesimismo, etc., puede resultar decisiva la ayuda de personas que nos aprecian.

Si se logra crear un ambiente en el que resulte fácil comprender al otro y al tiempo decirle lo que debe mejorar, todos se sentirán a un tiempo comprendidos y ayudados, y eso es siempre muy eficaz.

 

Cada vez se hace más difícil balancear todos los aspectos de nuestras vidas: podemos ser muy exitosos en nuestras carreras, sacrificando nuestras relaciones íntimas y familiares, nuestra salud, nuestra conexión espiritual.

A veces nos enfocamos tanto en nuestro despertar y crecimiento espiritual que descuidamos nuestras actividades productivas; el incrementado estrés del día a día repercute en nuestra salud física, mental y emocional.

Lograr un equilibrio en nuestro estilo de vida es parte necesaria para obtener una calidad de vida satisfactoria, pero es una destreza que requiere ser aprendida y practicada.

Para simplificar y comunicar efectivamente una filosofía de equilibrio personal de vida, podemos crear una tríada de las 3 áreas de la vida: Ser-Hacer-Tener. A su vez, cada una de estas áreas contiene su propia tríada. El objetivo es equilibrar estas 9 áreas para mejorar nuestra calidad de vida: 

SER: Cuerpo, Mente y Alma

HACER: Empresa, Educación y Entretenimiento

TENER: Material, Social y Espiritual

Lo bueno y lo malo también conviven en balance. Las cosas malas nos traen equilibrio ya que aprendemos de ellas, incluso más que de las cosas buenas. La pobreza nos enseña mucho sobre la riqueza y la enfermedad nos ayuda a valorar la salud. Incluso lo que parece malo es bueno.  

La disciplina es uno de los factores clave para lograr una vida más satisfactoria, y no sólo aplica a nuestro trabajo; siendo organizados y aprovechando el tiempo al máximo para realizar nuestras tareas diarias.

La disciplina también es clave para mantener un estilo de vida saludable que incluya una rutina de ejercicio al menos 3 veces por semana y una buena alimentación. El ejercicio reduce los niveles de estrés, te da más seguridad y eleva tu energía.

Alimentos sanos como frutas y vegetales son más económicos que mucha de la chatarra que consumimos en el trabajo y realmente nos nutren, ¡cambiar de hábitos es posible y te aporta grandes beneficios!

¿Cuál es tu balance para este año?

NUESTRA HIPOCRESIA

images (34)Es la actitud persistente o eventual de fingir creencias, opiniones, virtudes, sentimientos, cualidades, o pautas que no se tienen o no se siguen.

Fingir cualidades o sentimientos contrarios a los que verdaderamente tiene o experimenta. Un tipo de mentira o pantalla de reputación.

Puede venir del deseo de esconder de los demás motivos reales, o sentimientos. No es simplemente la inconsistencia entre aquello que se defiende y aquello que se hace.

Es aquella que pretende que se vea la grandeza y bondad que construye con apariencias sobre si misma, propagándose como ejemplo y pretendiendo o pidiendo que se actúe de la misma forma, además de que se glorifique su accionar, aunque sus fines y logros están alejados a la realidad.

La hipocresía abunda en todas partes y se ve en la política, la religión y los negocios.

Es interesante que la palabra hipócrita venga de una raíz griega que se refiere a los actores de teatro que usaban una máscara. Con el tiempo, llegó a referirse a toda persona que finge ser algo que no es para engañar a los demás o para alcanzar objetivos egoístas.

Quienes sufren por culpa de la hipocresía de otros sienten rabia, amargura y resentimiento. Quizás digan en su desesperación: “¡Cuánta hipocresía! ¿Acabará algún día?”.

La hipocresía es ese modo de vivir, de obrar, de hablar, que no es claro. Quizás sonríe, tal vez está serio… No es luz, no es tiniebla… Se mueve de una manera que parece no amenazar a nadie, como la serpiente, pero tiene el atractivo del claroscuro.

Tiene esa fascinación de no mostrar las cosas claras, de no decir las cosas claramente; la fascinación de la mentira, de las apariencias…

Llenos de sí mismos, de vanidad, que les agrada pasear haciendo ver que son importantes, cultos….

No se debe confundir la hipocresía con el cumplimiento del deber cuando no se tiene ganas. 

Hipocresía es fingir. Muy distinto es luchar contra la tendencia de la carne motivado por un sincero esfuerzo por hacer el bien. Todo ser humano tiene una lucha interior. 

Se trata simplemente de un aprendizaje social que puede hacerse algunas veces con dolor, y otras sin él. Pero que se incorpora a las pautas sociales de aprendizaje desde pequeño para el individuo y desde antaño para el colectivo.

Tal aprendizaje permite ganar espacios y recompensas -materiales y simbólicas- que gratifican al narcisismo frente a la escala de valores expuestos en vidriera por la cultura contemporánea. El acceso a estos valores por parte del Yo sería imposible, o muy dificultoso de alcanzar, si no se recurre a estrategias hipócritas que son las que facilitan la accesibilidad a la parafernalia de valores contradictorios que conviven de manera promiscua en la misma estantería.

No se nace hipócrita, se hace; a partir del sistema de recompensas y castigos que usa la enseñanza -bajo el pretexto de la gratificación- para aprender conductas socialmente aceptadas. Desde ese momento crucial de la vida -hasta la muerte- es un muestrario de aprendizajes de conductas hipócritas que permiten vivir “mejor” con los otros, en cuanto se posibilita el acceso a bienes simbólicos o materiales preciados, apetecidos, deseados, envidiados y, lo que es mejor, sin mucho esfuerzo aparente. Sería un logro sin esfuerzos, ya que mantener una vida íntegra de conductas y discursos hipócritas requiere una cantidad enorme de esfuerzo psicológico -intelectual y afectivo-. El esfuerzo de ser hipócritas desgasta las reservas de salud mental y física, así como de salud social, con lo cual esta forma de vivir arrastra tanto a la enfermedad y la degradación personal como a la disgregación y alienación en lo social.

Obvio que los mecanismos descriptos, no funcionan de igual modo para todos, por lo cual se advierte de la falta de generalidad que se pueda pretender atribuirle a dicho ejercicio.

Hay quiénes responden de modo acabado y casi perfecto al modelo descripto; pero también hay de los otros, los que niegan sus contradicciones con el afán de preservar no sólo su salud mental, sino también de proteger los privilegios y las posiciones adquiridas, llegando al colmo de ser hipócritas frente al espejo, en cuanto llegan a engañarse respecto a la imagen devuelta.

¿Qué me cuentas tú?

EL AMOR COMO RELACIÓN DE PAREJA

descarga (18)El amor es la base de toda pareja y si no hay un amor verdadero, tarde o temprano, la pareja tendrá problemas y fracasará.

El amor en la relación de parejas tiene que alimentarse, cada uno de los integrantes tiene que nutrirlo y poco a poco, madurar como pareja.

Tener  una buena comunicación entre los dos, respeto por el otro, aceptación de las diferencias, la proyección a futuro y la conservación de espacios propios.

La alegría de estar con el otro y  de compartir la vida juntos.

El amor tiene tres cualidades principales:

Atracción: es la parte “química” del amor. Ese interés o deseo físico — incluso sexual — que se experimenta por otra persona. La atracción es la responsable de las ganas que tenemos de besar y abrazar a nuestra pareja. La atracción es lo que subyace a esa mezcla de nerviosismo y excitación que experimentamos cuando se cerca.

Intimidad: el vínculo que desarrollamos cuando compartimos con una persona pensamientos y sentimientos que no compartimos con nadie más. Cuando experimentas esa sensación de intimidad con tu pareja, te sientes apoyado, cuidado, considerado y aceptado tal como eres. La confianza es un componente esencial de la intimidad.

Compromiso: Es la promesa o decisión de seguir al lado de esa persona a pesar de los altibajos que pueda haber en la relación.

La relación se va convirtiendo gradualmente en un lugar para la comunicación, la confianza y el apoyo mutuo, donde cada miembro de la pareja sabe que el otro estará allí en los malos momentos. Ambos se sienten aceptados y valorados por lo que son.

No se nos ha educado apropiadamente para poder establecer de una forma consistente el amor de pareja y poder vivir una relación sana y satisfactoria con otra persona. 

Nuestra cabeza está repleta de conceptos equivocados y fantasías románticas acerca de lo que es el amor.

Lo que acaba llevando a muchos a una penosa situación de rutina y aburrimiento en la que lo único que consiguen es frustración y verse viviendo con una persona que en realidad no les despierta ya ningún deseo.

La pareja, pudiendo ser una de las relaciones más alegres y satisfactorias de todas, acaba por convertirse en una especie de cárcel de co-dependencia en la que no hallan mas que rutina, frustraciones, y manipulaciones mutuas, que en el peor de los casos pueden llegar a convertirse en un tormento de discusiones y desavenencias muy desagradables para ambos.

En la relación de pareja salen a la luz todos nuestros miedos e inseguridades, nuestras carencias, dependencias y manipulaciones de la otra persona, nuestro egoísmo y nuestro infantilismo.

Es por esto que, sin una adecuada educación y autoanálisis en este sentido, se hace muy difícil que una persona pueda llegar a tener una relación de pareja satisfactoria.

Sobrados son los casos de famosos que aparentando tener relaciones de pareja modélicas y envidiables, acaban por romperse e ir saltando de una pareja en otra buscando el amor infructuosamente, haciéndose evidente que no es ni la belleza física, la fama, la importancia social o el dinero lo que hace que podamos tener una relación de pareja auténtica y feliz.

Las relaciones de pareja se deberían basar en el amor. Sin embargo, cuando un miembro de la pareja siente necesidad exagerada de recibir amor del otro, o su vida gira por completo en torno a esa persona, se podría afirmar que la relación es más bien de dependencia.

En una relación basada en el amor, “dos personas están juntas por el placer de compartir con el otro aquello que cada uno es y que le hace sentir bien consigo mismo, no para que el otro le proporcione lo que uno siente -de manera consciente o inconsciente- que le falta en su vida”.

Así, la persona que vive una relación con amor -situación distinta del enamoramiento- se siente completa, libre y puede recibir y dar bienestar a su pareja en una relación de intercambio entre iguales.

La dependencia surge del miedo a no valer suficiente, no poder vivir solo, estar incompleto, morir si el otro se va… Este apego patológico crea relaciones desequilibradas, conflictivas o superficiales en las que no es posible desarrollar el potencial personal creativo.

¿Qué piensas tú?