ALINEARSE

"; google_ad_width = 468; google_ad_height = 60; google_ad_type = "text_image"; google_color_border = "FFFFFF"; google_color_link = "0000FF"; google_color_text = "000000"; google_color_bg = "FFFFFF"; google_color_url = "008000"; //-->

thBQ0F5L5HHay muchas creencias que desvalorizan el poder que las emociones tienen en nuestra vida, tan es así que pocas veces nos tomamos un tiempo para preguntarnos… ¿Qué estoy sintiendo con esto que me pasa?… ya que lo primero que hacemos es reaccionar ante esta emoción.

Por ejemplo si alguien me grita, de inmediato grito, si alguien me ofende, busco como defenderme, todos estos son mecanismos que surgen en forma automática, luego cuando actuamos desde la emoción, puede aparecer la culpa, el remordimiento por haber dicho o hecho tal cosa y caemos en el juego de “no sé que me pasó” que en muchas ocasiones provoca conflictos tanto internos como externos.

Según cómo nos hablamos a nosotros mismos moldeamos nuestras emociones, que cambian nuestras percepciones. 

La transformación del observador (nosotros) altera el proceso observado. No vemos el mundo que es, vemos el mundo que somos. Las palabras por sí solas pueden activar, por ejemplo, los núcleos del miedo que transforman las hormonas y los procesos mentales. Cuando la persona consigue  armonía interior y entrar en el silencio, las migrañas y el dolor coronario pueden reducirse un 80%. Solemos confundir nuestros puntos de vista con la verdad, y eso se transmite: la percepción va más allá de la razón. El impacto de una comunicación va por debajo de la conciencia.

El miedo nos impide salir de la zona de confort; tendemos a la seguridad de lo conocido, y esa actitud nos impide realizarnos. Para crecer hay que salir de esa zona.  Reaccionamos según unos automatismos que hemos ido incorporando. Pensamos que la espontaneidad es un valor; pero para que haya espontaneidad primero ha de haber preparación, si no sólo hay automatismos. Cada vez estoy más convencido del poder que tiene el entrenamiento de la mente. Cambie hábitos de pensamiento y entrene su integridad honrando su propia palabra.  Cuando decimos “voy a hacer esto” y no lo hacemos alteramos físicamente nuestro cerebro.  El mayor potencial es la conciencia. Si nos aceptamos por lo que somos y por lo que no somos, podemos cambiar. Lo que se resiste, persiste. La aceptación es el núcleo de la transformación

La propuesta para lograr la Alineación Personal es tomar consciencia de lo que pienso, lo que este pensamiento me hace sentir (emociones que aparecen), la creencia que hay detrás de este pensamiento, (pensamiento raíz), la forma en cómo actúo y los resultados que obtengo.

En el ámbito laboral muchas veces falta ese compromiso de todas las personas que no se sienten parte y no logran ir con el grupo.

Que no tienen claro cuales son los propósito en común y las metas y objetivos son muy diferentes con las del grupo.

Los verdaderos líderes motivan a todos los que forman parte del grupo y hace que cada uno aporte lo mejor de cada uno y así afloren los talentos y logren estar alineados todos.

También lo mismo sucede en las familias en cada grupo que se forma.

La mejor forma de estar alineados es lograr esa claridad en que queremos, qué sentimos y que hacemos.

Y al estar con los demás encontrar que queremos, que sentimos con cada actitud del otro y que hacemos sentir con nuestras actitudes y lograr hacer juntos lo mejor que podamos por nuestro bien común.

Si después de todo eso descubrimos que a pesar de estar en un mismo lugar buscamos diferentes situaciones.

Comprender que somos diferentes, y hacer lo que nos corresponda sin cubrir lo que el otro no hace ni sentirnos mal por no hacerlo o cansados por hacer todo.

¿Cuéntame tu experiencia?

 

"; google_ad_width = 234; google_ad_height = 60; google_ad_type = "text"; google_color_border = "FFFFFF"; google_color_link = "0000FF"; google_color_text = "000000"; google_color_bg = "FFFFFF"; google_color_url = "008000"; //-->

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *