ESPIRITUALIDAD

"; google_ad_width = 468; google_ad_height = 60; google_ad_type = "text_image"; google_color_border = "FFFFFF"; google_color_link = "0000FF"; google_color_text = "000000"; google_color_bg = "FFFFFF"; google_color_url = "008000"; //-->

images (23)Es la disposición principalmente moral, psíquica o cultural, que nos desarrolla a investigar y ampliar las características de nuestro espíritu.

 Que implica la intención de experimentar estados especiales de bienestar, como la salvación o la liberación y la práctica de la virtud.

Es la disposición principalmente moral, psíquica o cultural, que nos desarrolla a investigar y ampliar las características de nuestro espíritu.

 Que implica la intención de experimentar estados especiales de bienestar, como la salvación o la liberación y la práctica de la virtud.

Es posible hablar de prácticas espirituales sin estar bajo una religión organizada.

En el occidente se relacionó el término con doctrinas y prácticas religiosas, en la relación entre el ser humano y un ser superior (Dios), así como con las doctrinas relacionadas con la salvación del alma, aunque actualmente se ha ampliado su uso, y no son éstas las únicas formas en que se hace uso del término.

Estilos o formas de vida incluyen perspectivas relacionadas con el ámbito espiritual y sus prácticas, buscando, por ejemplo, la liberación.

Igualmente, puede entenderse sin referencia alguna a ningún ser superior o exterior al ser humano, utilizándose el término para referirse a una “espiritualidad atea”, o “sin dios”.

Algunos puntos de vista filosóficos, utilizan el término para hacer referencia a la oposición entre materia y espíritu, o entre interioridad y exterioridad.

Sin embargo, por el contrario, la postura filosófica de los practicantes del budismo Zen concibe la “unidad” de los opuestos.

La espiritualidad tiene que ver con el sentido pleno, con la visión elevada, pero esa plenitud y esa elevación convocan a una perspectiva que, si bien tiene su dificultad, no admite el cultivo del reparo, la objeción y el reproche que suele caracterizar a muchos planteos que se afincan en el campo de la espiritualidad buscando una pureza imposible o mal comprendida, ya que pureza no significa necesariamente negación o alejamiento de la animalidad que somos, sino comprensión del carácter trascendente, elevado, de esa animalidad.

Sí, es difícil la espiritualidad, porque implica aceptarla de manera general, no descartar sus aspectos negativos, entender el fenómeno global y captar su necesidad y su valor.

Si uno intenta dejar afuera lo que no nos gusta, eso supone una incapacidad para la aceptación de lo real.

Espiritualidad no es realidad recortada, es realidad plena y asumida, totalmente integrada, aceptada incluso al punto de constituir un desafío al que no resulta fácil responder.

Espiritual es ver más allá de las divisiones propias de la posición existencial defensiva: esto no, aquello tampoco, lo otro de más allá menos. De tanto no querer partes, al final no queda nada. El mundo fue vaciado de sentido y el supuesto espiritual tiene que concebir una realidad imaginaria, inaccesible, en la que nunca nadie podrá vivir, porque no existe.

Espiritualidad no es esperar o desear un mundo en paz y sin problemas, o sea un mundo irreal e imposible, es más bien aceptar el valor de esta complejidad indomable en la que vivimos sin poder evitarlo, llegar a sentir un amor por el todo que reivindica aun las partes más difíciles. Espiritual es ser capaz de un más acá tan inmenso y cargado de sentido que elimina la necesidad de transformarse en fantasma y aspirar a un más allá sin cuerpo.

No me parece correcto caracterizar la espiritualidad en función del rechazo al consumismo, de la frivolidad, de la violencia, de la vida moderna. Esa posición crítica, descontenta, encarna una visión poco elevada de la existencia, expresa una incapacidad de vivir más que la aspiración a una vida superior, es propia de una mirada pequeña, descontenta, encerrada, asustada. Espiritualidad es potencia tal que todo lo asume y lo encarna. Si hay vida superior está acá, junto a nosotros, en nosotros, es la vida cotidiana y corriente asumida como vida completa, apreciada, integrada.

¿Qué me puedes contar tú?

 



"; google_ad_width = 234; google_ad_height = 60; google_ad_type = "text"; google_color_border = "FFFFFF"; google_color_link = "0000FF"; google_color_text = "000000"; google_color_bg = "FFFFFF"; google_color_url = "008000"; //-->

QUE TANTO ESTÁN DESPIERTOS NUESTROS SENTIDOS

images (19)Hablamos muchas veces de discapacitados, ciegos, sordos, paralíticos, etc.

Pero vamos por la vida sin mirar nuestras discapacidades.

Sin mirar cuanto están dormidos nuestros sentidos.

Vamos por la vida sin poder ver.

Sin poder ver nuestras oportunidades.

Sin poder ver a quien está cerca y nos tiende una mano.

Quién nos necesita de diferentes maneras.

Estamos muy dormidos, algunos parecieran anestesiados.

Pueden cambiar y siguen sin poder ver como hacerlo.

Siguen sin hacer nada o haciendo siempre lo mismo y queriendo obtener otros resultados.

Siguen con viejos paradigmas que nos hacían creer que hay que protegerse de todos.

Que todos te quieren hacer daño.

Así van por la vida viendo sus pensamientos contaminados creyéndose que esa es la realidad.

Despertemos el sentido de la vista, que nuestros ojos puedan ver todo lo hermoso que hay en cada uno.

La vida es abundante para todos, sólo debemos aprender a ver.

Ver los talentos, virtudes, lo bello de cada ser.

Perdemos el tiempo viendo defectos y así vibramos cada día más bajo.

Despertemos el sentido del oído.

Aprendamos a escuchar.

Escuchar aquello que nutre nuestro alma.

Aquello que nos ayuda a mejorar cada día.

Hay muchas personas sabias que generalmente son las que hablan menos.

Aprendamos a escuchar a quien esta solo y necesita de un oído.

Recordemos que la naturaleza es sabia y que por algo nos dio una boca y dos oídos.

Dejemos de escuchar a quienes solo critican a los demás puede que te contagies de ello.

Que podamos detenernos a oler las diferencias entre la comida, la fragancia de flores de vez en cuando.

Disfrutemos de los distintos olores que nos brinda la naturaleza.

Hagamos de nuestro hogar un lugar donde las fragancias despierten nuestro olfato y de quienes nos acompañan.

Tengamos la sensibilidad para descubrir aquellas personas que aparecen por todas partes con la sincronización perfecta para ayudarnos en nuestra vida, gente, libros, películas, acontecimientos, naturaleza, etc.

Pueden parecer negativos o positivos si nos encontramos atrapados en el pensamiento polarizado.

Desde una perspectiva trascendente, ellos son siempre perfectos. Justo lo que necesitamos aprender y seguir adelante. A propósito, nunca conseguimos más de lo que estamos listos para dominar. Cada desafío nos presenta una oportunidad de demostrar nuestra maestría al pasar por él.

Si ya hemos despertado y vemos como duermen los demás a nuestro alrededor, entonces caminemos en puntitas de pie.

Respetemos su sueño y descubramos la perfección de sus propios tiempos, así como fueron perfectos los nuestros. 

Cuando ellos abran sus ojos, el fulgor de nuestro brillo los ayudará a despertar sin necesidad que hagamos nada.

 ¿Qué piensas tú?

CHAMANISMO

images (6)Se refiere a creencias y prácticas tradicionales similares al animismo, que aseguran la capacidad de diagnosticar y de curar el sufrimiento del ser humano y, en algunas sociedades, la capacidad de causarlo.

Los chamanes creen lograrlo contactando con el mundo de los espíritus y formando una relación especial con ellos.

Aseguran tener la capacidad de controlar el tiempo, profetizar, interpretar los sueños, usar la proyección astral y viajar a los mundos superior e inferior. Las tradiciones de chamanismo han existido en todo el mundo desde épocas prehistóricas.

Algunos especialistas en antropología definen al chamán como un intermediario entre el mundo natural y espiritual, que viaja entre los mundos en un estado de trance.

Una vez en el mundo de los espíritus, se comunica con ellos para conseguir ayuda en la curación, la caza o el control del tiempo.

Los chamanes tienen fuerte ascendencia en su ambiente circundante y en la sociedad de la que forman parte.

Un segundo grupo de antropólogos discuten el término chamanismo, dicen que es una palabra para una institución cultural específica y que incluir a cualquier sanador de cualquier sociedad tradicional, produce una identidad falsa entre estas culturas y crea la idea confusa de la existencia de una religión anterior a todas los demás.

Se basa en la premisa de que el mundo visible está impregnado por fuerzas y espíritus invisibles de dimensiones paralelas que coexisten simultáneamente con la nuestra, que afectan todas a las manifestaciones de la vida.

En contraste con el animismo, en el que todos y cada uno de los miembros de la sociedad implicada lo practica, el chamanismo requiere conocimientos o capacidades especializados.

Se podría decir que los chamanes son los expertos empleados por los animistas o las comunidades animistas. Sin embargo, los chamanes no se organizan en asociaciones rituales o espirituales, como hacen los sacerdotes.

El chamanismo proviene del «chamán», quien es propio de la región oriental de Siberia, aunque, como señala Mircea Eliade, hay una diversidad de chamanes esparcidos en todo el mundo, y les caracteriza el hecho de ser médicos y guías espirituales que realizan «ascensos hacia el cielo”

Los espíritus existen y juegan un importante papel tanto en las vidas individuales como en la sociedad.

Ellos pueden comunicarse con el mundo de los espíritus.

Los espíritus pueden ser buenos o malos.

Pueden tratar enfermedades causadas por espíritus malignos.

Pueden emplear técnicas para inducir trance para incitar éxtasis visionario.

El espíritu del chamán puede dejar el cuerpo para entrar en el mundo sobrenatural para buscar respuestas.

El chamán evoca imágenes de animales como guías de espíritus, presagios, y portadores de mensajes.

El chamanismo requiere conocimientos individualizados y capacidades especiales. Los chamanes actúan fuera de religiones asentadas, y, tradicionalmente, actúan solos.

Los chamanes pueden juntarse en asociaciones, como han hecho los practicantes tántrico indios.

Un enfoque discutido explica la etimología de la palabra «chamán» significando «uno que sabe».

El chamán es una persona experta en mantener juntos los múltiples códigos a través de los cuáles este complejo sistema de creencias aparece, y tiene una visión de conjunto de él en su mente con certeza de conocimiento.

El chamán usa (y el público entiende) múltiples códigos. El chamán expresa significados de muchas maneras: verbalmente, musicalmente, artísticamente y en baile. Los significados pueden manifestarse en objetos, como amuletos.

El chamán conoce bien la cultura de su comunidad, y actúa en consecuencia.

Su público conoce los símbolos usados y los significados — esto es por lo que el chamanismo puede ser eficiente: la gente confía en ello.

Huna es una filosofía de vida y un camino psicoespiritual que se desarrolló en la Polinesia antigua y del que no se conoce exactamente su procedencia. 
Huna significa “conocimiento oculto”, en el sentido del aspecto invisible de las cosas, o “lo que no se ve a simple vista”. 

Es también un sistema chamánico de sanación y transformación (no sólo un conjunto de técnicas) que abarca una cosmovisión, principios filosóficos y una concepción del ser humano, aplicable en todos los ámbitos geográficos, actividades o áreas de la vida.

El objetivo básico de este sistema es el de armonizar las relaciones, con nosotros mismos, los demás, el medio y las circunstancias, integrar el aspecto espiritual a nuestra vida diaria y lograr nuestras metas. 

El chamanismo Huna expresa de manera clara y efectiva, principios y criterios vigentes en el chamanismo universal, desde la perspectiva del Pacificador o del Aventurero, como prefiere llamarlo Serge Kahili King, principal exponente de esta tradición en nuestros días. 

¿Qué me cuentas tú?

ANUNNAKIS

images (28)Según un mito babilónico y sumerio, los Anunnakis fueron los hijos de Anu, el cielo.  Anu, a su vez, era hijo de los hermanos Anshar y Kishar, dioses del cielo y la tierra respectivamente.  Anu era nieto de los dioses fangosos Lahamu y Lahmu, guardianes del templo en Eridu, en el cual tuvo lugar la Creación.  Lo que convierte a los Anunnaki en los bisnietos de los guardianes del templo de la Creación.

Enlil, señor del aire e hijo de Anu, sustituyó a su padre al frente del consejo de los Anunnakis y esta decisión provocó una disputa entre él y su hermanastro Enki, el señor de la tierra, dios triton del agua dulce, de la sabiduría, considerado por muchos como un alquimista.

Los dioses menores, rehusaron continuar trabajando para mantener la armonía del Universo y Enki creó a la humanidad para que ésta asumiera la responsabilidad de realizar las tareas que los dioses menores habían abandonado. 

Los Anunnaki, el alto consejo de los dioses y de Anu, fueron distribuidos por el planeta Tierra y el mundo subterráneo.

La reinvención del término los Anunnakis surgió en 1964, tras la publicación del libro Mesopotamia antigua: retrato de una civilización muerta, del asiriólogo Adolph Leo Oppenheim, quién popularizó este concepto que fue tomado por distintos blogs y personajes del mundo esotérico y de pseudociencias de Internet. Por otra parte, el escritor y conferencísta británico David Icke sostiene que los anunnaki son extraterrestres que continúan controlándonos a través de los gobiernos y las grandes fortunas.

Historias sobre el origen de la Humanidad hay muchas y van cambiando de cultura en cultura. Sin embargo, entre todos los relatos, hay ciertas características que se repiten como el mito de un primer hombre y una primera mujer, la crónica de un diluvio universal, etc.

De todas ellas, hay una sumamente cautivante: La de origen sumerio. Instalados en la confluencia de los ríos Tigris y Éufrates, en la zona de Mesopotamia (actual Irak), este pueblo, de origen desconocido, adoraba a unos dioses que procedían de las estrellas, los Anunnaki.

Su nombre significa, “Los que del Cielo a la Tierra descendieron” y todo lo que sabemos en cuanto a ellos se lo debemos al fallecido investigador Zecharia Sitchin, quien tradujo tablillas de arcilla de los sumerios y descubrió una historia cautivante. Si bien sus censuradores alegan que lo narrado en dichas tablillas sólo son mitos, Sitchin siempre creyó que lo contado realmente ocurrió. Habla de seres que llegaron a la Tierra hace muchos miles de años desde un planeta llamado “Nibiru” (mejor conocido como “Planeta X” o también “Hercólobus”), el cual se aproxima a esta parte del Sistema Solar cada 3600 años.

La razón, del por qué eligieron nuestro planeta para asentarse, fue que necesitaban oro en grandes cantidades para calentar su débil atmósfera.

Como Nibiru es un cuerpo celeste helado, necesitaban reflejar los rayos solares para obtener más calor. Descubrieron que la mejor fórmula para lograrlo era diseminar oro pulverizado en su atmósfera para que se obtuviera un efecto espejo.

Cuando llegaron a la Tierra, al principio, edificaron grandes ciudades y crearon una vasta industria minera. Sin embargo, con el correr del tiempo, los trabajadores se cansaron de trabajar en las minas y realizaron una huelga generalizada.

Una ingeniosa solución la dio uno de sus jerarcas, Enki, quien usó a los primates terrícolas para realizar experimentos genéticos con ellos. Así nació Adapa (¿Adán?), el primer prototipo del humano terrestre (¿Homo Sapiens?) producto de la mezcla de los ADN de primates y de anunnakis.

Con el tiempo, los humanos se multiplicaron y terminaron trabajando en las minas. Gracias a la ayuda de los Anunnakis, aprendieron a sembrar, se establecieron en ciudades y crearon templos para adorarlos.

Pese a lo anterior, hubo un buen porcentaje de estos extraterrestres que no querían a los humanos. Liderados por Enlil, hermano de Enki, quisieron borrar a nuestros antepasados a como diera lugar. De ahí la historia del Diluvio Universal que casi acabó con nuestra existencia. Sin embargo, el grupo que estimaba a los humanos nos ayudó a sobrevivir mediante un arca.

Los Anunnakis son alienígenas del planeta Nibiru, que pasa por la Tierra cada 3.600 años aproximadamente, en una órbita muy elíptica, entre Marte y Júpiter. Cuesta creer esto, es más, y quizás sea un engaño de ellos para que no sepamos verdaderamente su origen. 

Basada en la Teoría de los Antiguos Astronautas, después de traducir escritos en las tablas sumerias. 
Esta visita se remonta a miles se años atrás (445.000 años). Qué casualidad la fecha en que los antropólogos no encuentran el eslabón perdido. Pasamos de un homo erectus con más de un millón de años en la tierra, a de pronto realizar pirámides, menhires y estatuas gigantescas. 

Parecía que Sitchin había descubierto nuevas tablillas sumerias, que le habían hecho profundizar en el conocimiento de la Historia Anunnaki.

Hasta que un análisis más detenido, lleva a descubrir que esta obra, aunque fascinante, no proviene íntegramente de textos antiguos y, por lo tanto, no es ciento por ciento confiable.

Hay que tomar a «El Libro Perdido de Enki», más bien como una novela de Sitchin, que como un auténtico Génesis Sumerio (aunque sí contiene pasajes tomados de textos antiguos).

Pese a todo, es considerando recomendable el libro de Sitchin, y su adaptación para la serie documental a partir de la Parte 11, la cual resulta fascinante; incluso para aquellos escépticos a ultranza, que ni siquiera estén dispuestos a aceptar que los Anunnaki hayan sido Extraterrestres, pero que sepan disfrutar una historia que supera casi cualquier obra de Ciencia Ficción conocida.

Los textos sumerios hablan de un planeta Nibiru, que como un cometa, se mueve en una órbita elíptica, larga y angosta, con un período de revolución de 3600 años, y que ese planeta es el hogar de los Anunnakis. 

Por lo tanto el planeta, durante más de 3000 años, está tan lejos del sol que todo debe estar congelado allí. ¿Cómo pueden vivir en un mundo así? 

La respuesta sería que son seres multidimensionales, tal vez 5-dimensionales. Se dice que son de naturaleza reptil. Nosotros somos tridimensionales, podemos percibir tres dimensiones espaciales y pensar sólo en tres dimensiones. Parece que los Anunnaki nos han hecho así para que no los percibamos a ellos, a menos que aparezcan en su forma tridimensional. 

Su cuerpo tridimensional está en el largo periodo en que el planeta está lejos del Sol – aparentemente durante más de 3000 años – en un cierto estado de hibernación, y luego actúan en otras dimensiones, invisibles para nosotros. En los tiempos cuando están más cerca del sol, nos han visitado en su forma tridimensional y de la que se relata en los textos sobre las tablillas de arcilla sumerias. 

Sin embargo, influyen en nosotros invisiblemente desde otras dimensiones y desean controlar cómo van las cosas en nuestro planeta y manipularnos a su manera, en la política, en una ciencia controlada (dejando de lado cosas que no quieren que sepamos) y en los negocios. 

Ellos necesitan energía de vida. Podrían haberla tenido de dimensiones aún más altas, pero en lugar la toman de nosotros y quieren mantenernos como una especie ” ganado de ordeño” para tales energías, pero sin que seamos conscientes de ello. Nosotros no debemos saber lo que está pasando. 

Lo hacen de esta manera porque ellos mismos se separaron de su origen divino, mataron a los creadores principales. No pueden esperar obtener energía de allí. Les encanta la brutalidad – la lucha, la guerra, la violencia, el derramamiento de sangre y la muerte violenta. Porque cuando un ser humano muere violentamente, su cuerpo normalmente sigue lleno de energía vital.   

Esta energía es liberada en el momento de la muerte y los Anunnakis pueden recogerla. Pero cuando alguien muere consumiéndose o de debilidad de vejez, casi no hay ninguna energía para “cosechar”. 

¿Qué crees tú?