DESTINO Y LIBRE ALBEDRÍO

"; google_ad_width = 468; google_ad_height = 60; google_ad_type = "text_image"; google_color_border = "FFFFFF"; google_color_link = "0000FF"; google_color_text = "000000"; google_color_bg = "FFFFFF"; google_color_url = "008000"; //-->

descarga (3)Aunque todos los seres humanos tenemos un destino, también disponemos del libre albedrío, de tal modo que nuestras vidas, y la de los que nos rodean, se ven afectadas por las elecciones que hacemos mientras experimentamos esta existencia dentro de este estado físico en el que estamos aquí y ahora.

Destino y libre albedrío coexisten e interactúan constantemente sin estorbarse, ya que se complementan dentro del círculo de la vida.

Está escrito en los padres que tenemos; en el número de hermanos; en nuestro nombre propio; en el día de la muerte; en el día del nacimiento; en los hijos que tendremos.

“La paradoja de la predestinación, o destino, establece que todos los actos que están ocurriendo y que van a dar lugar a un resultado futuro, no pueden ser modificados de ninguna manera. Lo que tiene que ocurrir, ocurrirá, es inevitable”.

El libre albedrío hace referencia a la capacidad de tomar nuestras propias decisiones y de poder conducirlas hasta lograr la resolución o meta.

El ser libre sin actuar de acuerdo a las emociones, decidiendo actuar de una manera, como nosotros lo hemos elegido, independientemente de cómo nos sentimos.

Hay personas que prefieren creer que todo en la vida es azar y está sometido exclusivamente a los caprichos de la casualidad.

Este es un punto de vista tranquilizador en cierta medida, porque mitiga la carga de la responsabilidad personal.

También hay personas que creen que la vida fluye totalmente de acuerdo con la predestinación derivada del karma de cada uno, de los efectos de causas que arraigan en encarnaciones pasadas; y esta posición también es consoladora, porque lo absuelve a uno de responsabilidad en el presente.

Finalmente, hay quienes creen que la propia voluntad es el factor determinante de nuestro destino, y ésta es una actitud un poco menos reconfortante, porque habitualmente la vida nos pone frente a cosas que no es posible alterar por un esfuerzo de la voluntad, ni siquiera de la más poderosa.

Evidentemente, en muchos de nosotros hay una especial oposición a hacer frente de manera creativa a esta cuestión del destino y el libre albedrío, ya que profundizar demasiado en ella sería el equivalente de asumir una responsabilidad para la cual no estamos preparados, e incluso, quizás, ni siquiera equipados. Sin embargo, debemos creer hasta cierto punto en el poder de la elección porque sin ella nos hundimos en el desamparo y la apatía, y debemos tener cierta fe en las leyes mismas de la vida que nos guían, para que con su funcionamiento no nos dejen irreparablemente destruidos.

Evidentemente, en muchos de nosotros hay una especial oposición a hacer frente de manera creativa a esta cuestión del destino y el libre albedrío, ya que profundizar demasiado en ella sería el equivalente de asumir una responsabilidad para la cual no estamos preparados, e incluso, quizás, ni siquiera equipados. Sin embargo, debemos creer hasta cierto punto en el poder de la elección porque sin ella nos hundimos en el desamparo y la apatía, y debemos tener cierta fe en las leyes mismas de la vida que nos guían, para que con su funcionamiento no nos dejen irreparablemente destruidos.

El problema del destino y del libre albedrío está en la base de uno de los conceptos erróneos de más difusión popular en astrología. Y eso se debe en gran parte a que en el nivel popular hay muy poca comprensión de lo que la astrología tiene que decir al respecto.

Hemos visto ya cómo sus proyecciones inconscientes pueden llevar a un individuo a enfrentamientos, relaciones y situaciones que, aunque asuman un apariencia de destino, están reflejando su propia lucha por llegar a la conciencia de sí mismo.

Una breve consideración de cómo funciona la sombra, las imágenes de los padres que residen en las profundidades de la psiquis.

La carta natal es la semilla, y es verdad que de las semillas de pera nacen perales; nos asombraría que fuese de otra manera. No es difícil ni siquiera para el pensador pragmático apreciar que el horóscopo natal no es más que el reflejo de una reserva de potencialidades y que esto depende de su nivel de conciencia, el individuo puede utilizar para actualizar el mito que es su propia vida.

Entre esa interminable maraña de posibilidades que se forma con la mezcla de lo inevitable con las decisiones que tomamos haciendo uso de nuestra parte de libre albedrío, así como de la incidencia de variables naturales y variables humanas, es decir, de múltiples cosas que interactúan dinámicamente para generar cambios constantemente, fluye nuestro diario vivir.

Casi siempre los extremos son malos. Y en este caso, ambas filosofías totalmente contundentes y radicales parecen ser extremos.

El punto correcto, si existe, estará por allí, entre ambos extremos, en un punto de equilibrio que no necesariamente esté ubicado en el medio de ambos… y que seguramente también precise de estar cambiando constantemente de posición.

Si hay algo que todos compartimos es un destino cierto, todos tenemos fecha de caducidad. Incluso aquellos que pretenden burlarlo metiéndose en un congelador.

Ahora bien, si todos los caminos llevan a Roma, puede uno dejarse llevar, o bien decidir, cuál es el que quiere seguir y cómo hacerlo. Libre albedrío.

Podemos entender esto a través de un ejemplo:

… Un experto zapatero fabricaba los mejores zapatos que uno pudiera imaginar, pero nació en un país donde las personas carecían de pies. Es el destino. Mas el hombre no se asustó y aprovechó todas sus habilidades para fabricar guantes. Eso es el libre albedrío.

En pocas palabras: “El libro del destino existe pero, gracias a los dioses, los humanos no tenemos acceso a él”. Esto nos proporciona la capacidad de equivocarnos y sentir que nuestras acciones son completamente libres.

Muchos científicos encontraron en la física cuántica la solución a este problema. Para la física cuántica no hay certezas sólo probabilidades. Bajo este esquema el hombre es capaz de escoger su destino porque la realidad se está creando constantemente. No hay nada predeterminado, todo está abierto.

¿Qué destino será el tuyo?

"; google_ad_width = 234; google_ad_height = 60; google_ad_type = "text"; google_color_border = "FFFFFF"; google_color_link = "0000FF"; google_color_text = "000000"; google_color_bg = "FFFFFF"; google_color_url = "008000"; //-->

EXPERIENCIAS ESPIRITUALES

images (1)Constituye experimentar algo que está más allá de la comprensión de los cinco sentidos, mente e intelecto.

Incluso si percibimos un acontecimiento mediante los cinco sentidos, mente e intelecto, pero su motivo va más allá del intelecto tangible humano, también constituye una experiencia espiritual.

Cuando un objeto se mueve sin una causa externa aparente que pueda ser vista por alguien con sus ojos físicos (no su visión sutil). En el lenguaje común estas experiencias se conocen popularmente como paranormales. Estas experiencias se llaman “percepciones de la dimensión sutil”.

Hay experiencias espirituales positivas y negativas que podríamos percibir mediante nuestro sexto sentido, es decir, mediante nuestros cinco sentidos sutiles.

 Cuando una persona percibe algo mediante un órgano sensorial sutil, por ejemplo un olor, la fuente podría ser de una energía positiva como una deidad o una energía negativa como un fantasma.

A lo largo de la historia, el ser humano ha vivido siempre en dos mundos: el mundo natural y el llamado mundo sobrenatural. El hombre ha buscado siempre evadirse del mundo natural y buscar el ámbito que ha llamado sobrenatural en el que pretendidamente se reunía con dioses, demonios, antepasados o familiares fallecidos. 

En las etapas iniciales de los viajes espirituales, si escuchamos a muchos co aspirantes narrar sus experiencias espirituales, la variedad y profundidad de las mismas puede ser bastante alucinante.

Ellos empiezan a darse cuenta de lo insignificantes que son en comparación con Dios, que les da a cada uno de ellos experiencias espirituales únicas para generar su fe.

Como resultado, el ego que tengan sobre sus propias habilidades se reduce al compararlo con la habilidad de Dios. La reducción de ego es un requisito fundamental para el crecimiento espiritual.

Con destino negativo se indica un destino que hace que experimenten infelicidad. Un ejemplo de destino negativo severo puede ser sufrir un accidente serio.

Así, cuando una persona comienza a hacer práctica espiritual, la práctica espiritual inicial podría utilizarse para reducir la intensidad de este destino particular, es decir el accidente serio.

Así el aspirante, justo antes del accidente, podría tener una premonición para decelerar o ir en otra dirección, reduciendo así la intensidad y la severidad del mismo. El aspirante podría entonces salvarse de heridas menores o incluso no sufrir heridas. 

Dios otorga experiencias espirituales para que desarrollemos fe en Él o para que ésta se fortalezca cuando comienza a decaer.

Si nuestra fe es fuerte podríamos no necesitar experiencias espirituales.

¿Qué experimentaste tú?

CONTACTO CON LOS ÁNGELES

images (23)Lo importante a tener en consideración para iniciar este camino de comunicación con los ángeles guardianes es:

Creer en que tenemos ángeles guardianes a nuestro lado.

Querer establecer ese contacto directo con ellos. Algunas personas dicen “quiero sentir a mis ángeles!”, “quiero recibir sus mensajes!” pero luego dicen “me daría miedo escuchar una voz o sentir algo extraño!”. Es importante tener esa claridad de que realmente queremos establecer esa comunicación con ellos. No lo olvidemos… ellos son seres creados por Dios y por lo tanto estamos en ‘terreno seguro’.

Tener disposición y disciplina para practicar.

Pedir! Lo que los ángeles más respetan es nuestro libre albedrío así que es fundamental pedir a Dios y a los ángeles guardianes que deseamos sentir claramente sus señales y mensajes.

No presionar. Cuando comencemos nuestro proceso, vayamos despacio. No los presionemos. Aunque en muchas ocasiones sucede que las señales se comienzan a manifestar pronto, en otras puede pasar algún tiempo para que podamos verlas más claramente. No decaigamos. Sigamos practicando y veremos que esa comunicación con nuestros ángeles se dará!!

Dios los creó para ayudarnos a ser mejores, a superar las dificultades, a conectarnos con nuestra divinidad, y si muchas veces sentimos que no nos ayudan es porque simplemente no hemos pedido su ayuda, pues si no se lo pedimos no acudirán a nosotros. 

Todos los días pasamos y superamos,  pequeños problemas, toma de decisiones, relaciones con el mundo, etc. y a veces no salimos satisfactoriamente de ellas.

Junto a nosotros hay seres de luz dispuestos a ayudarnos. Estos seres de luz, son los ángeles. Los ángeles son guías, colaboradores y amigos. Hay que pedir su ayuda y ofrecer la nuestra a ellos.

Para atraer a los ángeles construyamos espacios de armonía y de amor. Como una casa limpia y ordenada.

Les gustan los espacios claros, pulcros, alegres y nada recargados. Eliminemos el exceso de adornos en nuestro hogar, porque los hace sentir incómodos. Tengamos flores frescas, porque les encanta sus olores. Pasemos algún tiempo en silencio. La paz y la tranquilidad son estados que atraen a los seres celestiales. Elijamos un momento del día en el que podamos estar solos, en tranquilidad para meditar. Sentándonos cómodos y relajándonos. Visualizando cómo a los ángeles les encanta nuestro hogar fresco, cálido y limpio. Disfrutemos de los sonidos de la naturaleza, acudiendo a lugares naturales como el campo, las hojas movidas por el viento es uno de los sonidos favoritos de los ángeles. 

Ellos son muy eficientes cuando se trata de resolver  y ayudar en los problemas, concretar proyectos, aclarar enigmas o dirimir conflictos.

Un ejercicio para contactar con los ángeles de manera inmediata es con un lápiz o bolígrafo, tres hojas blancas, un reloj y una grabadora (si quieres) Si está familiarizado con ordenadores, crea un archivo para los ángeles y prepárate para que tus dedos tecleen solos el teclado.

Enciende la grabadora y registra los pasos. Debes hacer pausas de dos minutos cuando se te indique. Luego escucha la lista, una vez que estés listo para realizar el ejercicio.

Cierra los ojos. Respira profundamente y relájate. Otra vez. Una vez más. Deja de lado todas las preocupaciones del día. Siéntete cada vez más lejos.

Abre los ojos y escribe la palabra ÁNGEL al comienzo de una hoja. Durante dos minutos, y solo dos minutos, escribe palabras y frases que para vos estén vinculadas con los ángeles. No importa si son extrañas tus asociaciones, simplemente déjate llevar. Al cabo de dos minutos deja tu bolígrafo. Respira profundamente.

Cierra los ojos y respira otra vez profundamente. Visualiza a los ángeles circulando a tu alrededor. Guíate por tus sentimientos más que por tus pensamientos. Abre los ojos y escribe la palabra UNIVERSO arriba. Durante dos minutos escribí palabras y frases que asocies con el universos, anota todo cuanto te surja. Pasado los dos minutos soltá el bolígrafo y respira profundamente. Relájate.

Cerrá los ojos una vez más y respirá profundamente. Visualizá un ángel tocando tu hombro. Es tu ángel guardián. Abrí los ojos y escribí la palabra MENSAJE al comienzo de la tercera hoja. Durante dos minutos escribí todo lo que se te ocurra, cualquier cosa que esté en tu mente. Pasados los dos minutos dejá el bolígrafo y respirá profundamente, cerrá los ojos y decí ´´ gracias “ porque te habrás comunicado con las tropas angelicales. Es así de fácil.

Lee tus papeles. No trates de descifrar su significado de inmediato. Si surge un pensamiento déjalo flotar, pero no trates de desentrañarlo.

Veinticuatro horas después, lee lo que has escrito ¿encuentras algo nuevo? Lo más probables es que sí lo encuentres.

Puedes realizar este ejercicio para esclarecer cualquier proyecto que tengas. Lo más difícil de la tarea es comenzar. Pero recuerda que a los ángeles les gusta ayudar a las personas que acuden a ellos. Cuanto más practiques este ejercicio más provechoso te será.

¿Qué te dijeron a ti?

SUEÑOS PREMONITORIOS

images (19)Según su definición, un sueño premonitorio es un sueño que anuncia o presagia un hecho futuro.
Existen muchas teorías acerca de los sueños premonitorios. Importantes hechos históricos han sido revelados a través de sueños, antes de que acontecieran.
Según su definición, un sueño premonitorio es un sueño que anuncia o presagia un hecho futuro.
Existen muchas teorías acerca de los sueños premonitorios. Importantes hechos históricos han sido revelados a través de sueños, antes de que acontecieran.
Desde 1989, el significado común de los sueños premonitorios ocupa a grupos de investigadores que califican a esas experiencias como “para científicas”, y subrayan que cualquier conclusión debe tomarse -todavía- con suma prudencia.
Sin reconocerlo abiertamente, las investigaciones indican también que intervendrían en estos sueños los denominados fenómenos parapsicológicos.
Cuando alguien duerme, recibe estímulos del cuerpo y del exterior. La suma de unos y otros induce a un estado de “sensibilidad onírica”, que favorece la aparición inconsciente de sucesos extrasensoriales. El conocimiento cierto de un hecho futuro (precognición) intervendría entonces y, a la mañana siguiente o en días sucesivos, lo soñado efectivamente ocurriría.
Algunos testimonios de personas que han experimentado este tipo de sueños:

-Soñaron que aparecía en las noticias que el papa se había muerto, y enseguida ocurrió.

-Soñaron que alguien escribía una frase en la pizarra y que se reían, y al día siguiente ocurrió, siendo exactamente la misma frase.

Soñaron con su amigo tirado cerca de un drenaje de la secundaria y estaba muerto en el sueño. A la semana su amigo fue encontrado muerto bajo las mismas condiciones.
Alguien que por cuestiones de trabajo hizo un viaje de dos meses; al regresar, y con muchas ganas de ver al padre, una noche antes de llegar a la casa, sueña a su hermano bajando de un elevador, con su café y su pantalón de mezclilla, veía todo tan claro alrededor, los sonidos, las sensaciones, mucho frío: le decía que su padre había caído y estaba en coma, que moriría. Se vio saliendo corriendo del hospital, descontrolado, porque sabía que pasaría y no los previno. Se odió en ese sueño. Se culpaba a sí mismo por presentir esa tragedia y no haberles advertido.
Al despertar, lo primero que hizo fue hablar con su hermano. Le contó su sueño, le dijo que tenía miedo, que no quería que se volviera realidad. Él lo consoló junto con su otra hermana y le dijo que no debía pensar esas cosas, que su padre aún era muy fuerte y sano; no fue así: a los dos días lo llaman a su trabajo del mismo hospital de su sueño, le dicen que su padre había caído del tercer piso, un accidente de trabajo.Llego al hospital y su hermano baja del elevador, con su café y su pantalón de mezclilla; no termina de decirle y sale con pavor, descontrolado, de ese lugar.
Le llevo casi seis años entender que todo había sido una “coincidencia”. Su hermana, a la que le contó todo antes de esa tragedia, lo acusaba, que lo había provocado con sus pensamientos. Cargó mucho esa culpa. Tuvo que cambiar su vida, sus amigos. Trato de buscar la paz, por esas premoniciones. . . y las que se presentaban de vez en cuando. . . Algunas veces tuvo mucho miedo.
La física asegura que el tiempo es una dimensión como las otras, a lo largo de la cual se puede viajar en cualquier sentido, ya sea hacia el pasado o hacia el futuro, en forma muy parecida al espacio. Los sueños, en estos casos, permitirían aproximar las imágenes del tiempo futuro. Las teorías ocultistas, aseguran que cuando uno duerme, el alma sale del cuerpo y tiene un contacto con el más allá, de donde extraería imágenes de acontecimientos que aún están por venir.
El soñar cosas que se hagan realidad se llaman sueños proféticos o premonitorios. Los estudiosos de los fenómenos paranormales llaman a esto precognición , una especie de conocimiento previo sobre un hecho o parte de él antes de que suceda .Los sueños premonitorios” anuncian“ lo que va a ocurrir en el futuro
La precognición es la capacidad de conocer, mediante un presentimiento, diferentes hechos que sucederán en un futuro, el cual puede ser distante o cercano.
Comúnmente la precognición está asociada a capacidades paranormales . Algunos de los que apoyan la existencia de la precognición mantienen que la mayoría de las veces la precognición que experimenta el individuo no obedece a su voluntad y ocurre de una forma inesperada y espontánea. A nivel místico se asocia a una habilidad espiritual.
La existencia de este fenómeno es rechazada ampliamente por la comunidad científica.
Jung admite que cierta clase de sueños escapan al análisis clásico y suministran información sobre el porvenir. Son aquellos que preparan al individuo para los hechos futuros. De este modo se abren las puertas de la percepción que permiten acceder a un universo de alcances mucho más amplios, en el cual es posible tanto revisar el pasado como preveer el futuro.
Una teoría racional para explicar este fenómeno es que nuestra mente es capaz de organizar en el subconsciente, información, observaciones y datos, que normalmente descuidamos o que no consideramos seriamente. En otras palabras, nuestra mente inconsciente sabe qué viene antes que nosotros conscientemente organicemos la misma información.
No hay vaticinio de mayor peso que el anunciado por un sueño. El despertar de cualquier persona -ya sea crédula total o escéptica irremediable- quedará marcado por imágenes de gloria, muerte, felicidad o desesperanza si algún suceso onírico así lo determinó.
No son los sueños habituales, sino los que la Psicología y la Parapsicología (en una de sus extrañas coincidencias) denominan anómalos.
Por su enigmática naturaleza, ofrecen al soñante información acerca del futuro inmediato de otras personas, lo que sucede en algún lugar distante o lo que habrá de ocurrir.
Si es cierto que cada sueño hay que interpretarlo de acuerdo con el soñador, como sostenía Jung, tras muchas discusiones se estableció que una imagen onírica premonitoria tiene puntos comunes al desentrañar su significado. Al menos en un altísimo porcentaje de los casos.
A diferencia de los sueños comunes, hay elementos determinados que tienen en los sueños premonitorios un significado concreto en más del 97 por ciento de los casos.
Sin reconocerlo abiertamente, las investigaciones indican también que intervendrían en estos sueños los denominados fenómenos parapsicológicos.
¿Cuál de tus sueños te impacto más?