INTERPRETACIÓN DE LOS SUEÑOS (Parte1°)

"; google_ad_width = 468; google_ad_height = 60; google_ad_type = "text_image"; google_color_border = "FFFFFF"; google_color_link = "0000FF"; google_color_text = "000000"; google_color_bg = "FFFFFF"; google_color_url = "008000"; //-->


descarga (7)Ya entramos en el mundo de los sueños; un mundo misterioso y fascinante donde las reglas de la realidad no aplican.

Hoy encontraremos herramientas que nos permitirán encontrar la clave para descubrir e interpretar el significado de nuestros sueños.

Esperando poder ayudar a encontrar el sentido y lograr una mejor comprensión de ellos.

Desde la antigüedad los sueños han sido considerados una forma de contacto con la divinidad y la mejor forma de vaticinar eventos futuros.

Los sueños nos traen cada noche universos insólitos, personajes misteriosos, visiones infernales o angelicales, episodios maravillosos que no podríamos vivir despiertos.

Soñar es abrir una puerta de la mente. Todas las esperanzas, ambiciones, deseos, miedos, fantasmas, amigos, tiempos buenos y malos residen allí, son parte de la mente primitiva y constituyen una vía de acceso a realidades que están más allá del alcance de la lógica, han sido objeto de estudio a través de los siglos y forman una parte importante del psicoanálisis moderno.

Desde la antigüedad los sueños han sido considerados una forma de contacto con la divinidad y la mejor forma de vaticinar eventos futuros.

Los sueños nos traen cada noche universos insólitos, personajes misteriosos, visiones infernales o angelicales, episodios maravillosos que no podríamos vivir despiertos.

Soñar es abrir una puerta de la mente. Todas las esperanzas, ambiciones, deseos, miedos, fantasmas, amigos, tiempos buenos y malos residen allí, son parte de la mente primitiva y constituyen una vía de acceso a realidades que están más allá del alcance de la lógica, han sido objeto de estudio a través de los siglos y forman una parte importante del psicoanálisis moderno.

Los sueños parecen ser una manera por la cual el subconsciente considera, clasifica y procesa todos los problemas que se encuentran en la vida despierta. Muchas personas piensan que todo lo que se ha dicho sobre la mente y el psicoanálisis, relacionado con la interpretación de los sueños, son tonterías, pero no deberíamos caer en el error de pensar que se trata de una pseudociencia.

El trabajo de famosos psicoanalistas como Freud y Jung ha ayudado a miles de personas normales y sanas, por no mencionar los muchos casos de perturbaciones mentales graves. Sus hallazgos pueden ser aplicados de una forma sencilla a la propia experiencia de cada uno. Al igual que los médicos pueden tratar enfermedades físicas graves y enseñar al mundo en general las reglas básicas de la higiene personal o del hogar, también los psicólogos han enseñado a personas bien equilibradas, como pueden conocerse a sí mismas y llevar una vida más feliz.

Los sueños se constituyen de pensamientos del soñador. Es muy difícil, si no imposible, interpretarlos si no se conoce al soñante. Para reconocer el significado, es necesario conocer los “antecedentes” de la persona. Por esta misma razón, la mejor interpretación la puede dar el mismo soñante. El diccionario de símbolos en los sueños es sólo una guía para desarrollar esta labor.

Aprovecha esta oportunidad que te brinda tu subconsciente, descubre el sitio, investiga tus sueños, conoce personas con sueños similares, aprovecha las experiencias de los demás, compartiendo los tuyos propios.

Por ejemplo el agua representa el estado anímico de la persona.

Aguas tranquilas significan, que vienen buenos tiempos y que está en paz con la espiritualidad.

Indica serenidad, rejuvenecimiento y aceptación de uno mismo. Si están limpias y puras esperamos lograr el éxito y la aceptación de nuestros semejantes.

Si el agua está revuelta o sucia, se aconseja cautela.

Debería reconsiderar las decisiones y no quedarnos atrapados en emociones negativas. Es posible que debamos encontrar tiempo para clarificar nuestra mente y encontrar la paz interior.

Si en el sueño nos encontramos inmersos en aguas turbias

Quiere decir, que estamos desbordados por una situación o por nuestras emociones.

Si soñamos, que hay una inundación, quiere decir que nos enfrentamos a luchas y emociones difíciles.

Soñar con el agua en cantidades manejables o en entornos controlados (un lago, una piscina, una bañera, un río que se puede cruzar sin problemas….)

Supone fertilidad y renovación.

Si sueña que está en un barco tranquilamente significa, que se está tomando un descanso. Tal vez un año sabático. O quizás debería tomarse uno. Puede que su mente se lo esté pidiendo.

Si sueña que está caminando sobre las aguas significa que logrará superar los problemas, que se le presenten.

Si sueña, que el agua está estancada y huele a podrido significa que va a ser engañado y se va a pelear con alguien.

Si en su sueño se está hundiendo en el agua significa que va a ser menospreciado por un superior y de una forma humillante y prepotente.

Si sueña que ve hervir el agua es de buen augurio y le anuncia suerte en los juegos de azar y en el juego.

Las casas en los sueños tienen muchas interpretaciones. Normalmente la casa en un sueño le representa a usted. Las habitaciones representan distintos aspectos de su persona. Las puertas representan oportunidades nuevas. El ático su intelecto. Los cimientos el subconsciente…

Soñar que ve una casa, representa su alma y su yo interior.

El dormitorio tiene un significado obvio y la cama, representa el objeto más común en este tipo de sueño.

Si sueña con que la casa está vacía, representa la inseguridad. Si la ve que se mueve, indica que usted está experimentando cambios personales.

Soñar que su casa no tiene paredes, significa falta de intimidad. Siente que lo están vigilando y que meten sus narices en su casa y en sus negocios o trabajo.

Si sueña que está limpiando su casa, quiere decir que necesita limpiar sus pensamientos y deshacerse de antiguos prejuicios. Quiere mejorar, replantearse la vida de otra manera y renovarse.

Si en su sueño está construyendo su propia casa, significan que surgirán nuevos proyectos, éxitos, perspectivas de futuro positivas.

Si sueña que está viviendo o visitando una nueva casa, que es muy bonita, grande, con luz, le augura cambios positivos en la vida, tales como seguridad económica, tranquilidad, bienestar, estabilidad profesional.

Si ve una o su casa grande y lujosa, significa éxitos profesionales y económicos, abundancia, éxito…

Si sueña, que su casa está torcida hacia un lado, tenga cuidado con las malas lenguas, que podrían perjudicar a su negocio.

Soñar que su casa está destrozada o deteriorada en su interior, significa que se siente violado por una relación; o también podría ser que algo que permanecía en su inconsciente haya empezado a emerger y le hace sentirse así, o se trata de sentimientos que había rechazado o renegado.

Si sueña que su casa está siendo reparada, significa que se avecinan cambios en su vida, una nueva orientación.

Soñar que tiene que abandonar su casa, es de mal augurio, significa pérdidas importantes de dinero, de propiedades o del negocio.

Soñar con una casa abandonada o en ruinas, significa que por culpa de su negligencia y descuido, va a arruinar su vida. Puede perder su trabajo, su pareja o sus bienes.

Soñar que la casa se mueve, significa que se aproximan cambios, que producirán cambios en su forma de pensar y en su escala de valores.

Soñar que vive solo cuando en realidad comparte su casa con otras personas, significa que debe ir pensando en independizarse, porque lo necesita. Debe asumir sus responsabilidades y ser más resuelto.

Si en su sueño le encierran fuera de casa, significa que se siente inseguro e ignorado.

Si sueña que su casa ha desaparecido, significa que no se siente castigado, pero sí desarraigado por una situación particular o por una relación.

Soñar con una vieja y destartalada casa, representa sus antiguos pensamientos, sentimientos y forma de actuar. Le está indicando que debería replanteárselos y actualizarlos.

Soñar con cucarachas representa su propia necesidad de renovar, limpiar y rejuvenecer su ser psicológico, emocional o espiritual. Debería evaluar los aspectos más importantes de su vida. Por otra parte, podría representar un aspecto indeseable de su vida, que debería afrontar por mucho reparo, que le de.

También suele interpretarse la presencia de obstáculos o problemas. Nuestra actitud e iniciativa en el sueño es importante. Si matamos o combatimos a las cucarachas los obstáculos serán superados. Una inhibición significa una falta de consideración y comprensión hacia personas cercanas.

Suele ser una pesadilla desagradable si se les tiene fobia, como es el caso de muchas personas.

¿Qué sueños tienes tú?

"; google_ad_width = 234; google_ad_height = 60; google_ad_type = "text"; google_color_border = "FFFFFF"; google_color_link = "0000FF"; google_color_text = "000000"; google_color_bg = "FFFFFF"; google_color_url = "008000"; //-->

SUEÑOS LÚCIDOS

images (3)Son aquellos que se caracterizan porque al soñar somos conscientes de estar soñando, pudiendo alterar la lógica del mismo.

La consciencia de soñar nos da la posibilidad de controlar deliberadamente no sólo sus acciones, sino también el contenido y desarrollo de los sueños.

Se puede dar espontáneamente o ser inducido mediante prácticas y ejercicios.

Se distingue  del sueño normal el lúcido en base a los siguientes siete criterios:

Sabemos que soñamos.

Disponemos, de nuestro libre albedrío.

Contamos con nuestras capacidades normales de raciocinio.

La percepción de nuestros cinco sentidos es comparable, a la de la vigilia.

Contamos con los recuerdos de los que disponemos cuando estamos despiertos.

Al despertar recordamos con claridad nuestro sueño.

Y somos capaces de interpretar el sueño dentro del sueño mismo.

El hecho de saber que soñamos nos permite ampliar nuestro abanico de opciones así como abordar el contexto onírico con una mayor libertad de acción.

No sólo podemos controlarnos a nosotros mismos y a nuestros actos, sino también intervenir deliberadamente en el ambiente, los personajes y el desarrollo de nuestro sueño. Ciertas acciones se presentan con una gran regularidad, como soñar que se vuela o se levita.

Otras experiencias más inhabituales son la salida del propio cuerpo, las transformaciones en animales y otras criaturas fantásticas, el desdoblamiento de la visión, la visión panorámica, la ralentización del tiempo y las experiencias de carácter cósmico como la evolución en espacios con cuatro dimensiones.

También podemos influir la dirección del sueño tomando la decisión de prolongarlo, y a veces incluso interrumpirlo y luego retomarlo durmiéndonos pocos segundos después.

Aunque en teoría se pueda tener todas las experiencias imaginables, las creencias culturales o personales, las expectativas conscientes o preconscientes del soñante, sus especulaciones sobre la posibilidad o no de cierta acción, en particular la influencia ejercida por otras narraciones, determinan notablemente la apariencia de los sueños así como la capacidad del soñante de modificarlos.

La experiencia, el grado de lucidez, el punto hasta el cual logra conservar su capacidad de raciocinio, de juicio y de tomar distancia con respecto al aspecto ilusorio de la situación así como respecto a las emociones que desencadena, influyendo así el contenido y los matices de la experiencia.

La percepción puede ir de un estado de confusión a una impresión de gran vivacidad y realismo. Diferentes criterios de la experiencia, que conciernen tanto la conciencia de sí mismo como el contexto onírico, son pues susceptibles de grandes variaciones según el soñante, el sueño, e incluso los diferentes momentos de una misma experiencia onírica.

La manera como la lucidez onírica termina puede definirse como la pérdida de la consciencia de soñar.

O la desaparición del sueño y nos despertamos, a veces de manera voluntaria, otras debido a emociones muy intensas; o bien nos relajamos en nuestra vigilancia dejándonos distraer, favoreciendo la disipación de la lucidez conduciéndonos a un sueño ordinario y sin control.

En ciertos casos, la lucidez se pierde en un sueño ordinario debido a la transición de una escena onírica a otra, que puede por ejemplo manifestarse mediante un falso despertar.

Es posible aprender a tener sueños lúcidos. Todos los autores insisten en que la motivación es una condición previa indispensable para llegar a tal fin. Existen varios métodos para inducir el sueño lúcido, que se pueden clasificar en tres grandes categorías.

Adormecimiento consciente

Mediante estos métodos, entramos deliberadamente en el sueño desde la vigilia evitando perder consciencia durante el proceso. Está sujeta a una gran cantidad de variaciones. Es posible concentrarse en la actividad hipnogógica, en la visualización voluntaria, en una tarea mental o incluso prestar atención a la respiración, a los latidos del corazón u otras sensaciones físicas. Los métodos de adormecimiento consciente son más posibles a las personas que tienen facilidades para dormirse.

Toma de consciencia en el sueño

Este método supone la capacidad de recordar con precisión el contenido de los sueños. Busca que seamos conscientes de que soñamos dentro del sueño en curso. Basados en el reconocimiento de temas oníricos frecuentes, la sorpresa de situaciones incongruentes, la intención de encontrar un objeto en el sueño, o simplemente la intención de ser consciente de nuestro estado de soñantes.

Algunos de estos métodos dan prioridad a la autosugestión, uno de los más conocidos es el MILD (Mnemonic Induction of Lucid Dreams, es decir “inducción mnemónica de sueños lúcidos”) desarrollado por Stephen La Berge . El MILD recurre a la memoria prospectiva. Asocia un despertar matinal con una vigilia de cerca de tres cuartos de hora y, antes de volver a dormirse, una visualización y una autosugestión con el fin de recordar tomar consciencia en el próximo sueño. En la misma dirección, la sugestión posthipnótica, también se ha empleado.

Otros métodos se basan en el análisis del estado de la consciencia, como el “reflexivo-crítico” descrito por Paul Tholey. Tiene como objeto ejercer una facultad crítica durante la jornada marcando la autoconsciencia y el entorno, una facultad generalmente inactiva durante el sueño ordinario. Debemos dudar de la realidad de nuestro entorno y efectuar diferentes ‘test de realidad’. Los textos budistas contienen ideas similares, como cultivar un estado de ánimo particular durante la vigilia o incrementar el nivel de atención consagrado a sí mismo y al entorno (meditación vipassana) con el fin de conservarla durante el sueño e inducir la lucidez onírica.

Empleo de estímulos externos

Se basan en el principio de los estímulos externos (luces, palabras, sonidos, vibraciones, etc.) que pueden emitirse durante la fase de sueño paradójico, para permitirle al sujeto darse cuenta de que sueña. Hearne utilizó la detección del cambio de ritmo respiratorio para desencadenar un ligero choque eléctrico en la muñeca. La Berge desarrolló las gafas Novadreamer, que detectaban el movimiento ocular rápido y enviaban señales luminosas. El empleo de estos dispositivos por separado es poco eficaz y debe asociarse con una buena preparación mental, pues de lo contrario los estímulos se incorporan en el imaginario del sueño ordinario.

¿Cómo son tus sueños?

EL DESDOBLAMIENTO DEL TIEMPO

images (31)Descubrimientos científicos recientes de Jean Pierre Garnier-Malet, han descubierto que el tiempo es continuo pero posee instantes imperceptibles que permiten el intercambio continuo de informaciones con el pasado y el futuro.
Son llamados “aperturas temporales” por Jean Pierre Garnier-Malet, estos momentos imperceptibles nos aportan intuiciones, premoniciones e instintos vitales.
El control de los mismos permite optimizar el porvenir antes de vivirlo, entender nuestra vida y crear un equilibrio individual y colectivo
Tenemos dos tiempos diferentes al mismo tiempo: un segundo en un tiempo consciente y miles de millones de segundos en otro tiempo imperceptible en el que podemos hacer cosas cuya experiencia pasamos luego al tiempo consciente.
En cada instante presente tenemos un tiempo imperceptible en el cual fabricamos un futuro potencial, lo memorizamos y en el tiempo real lo realizamos.
Tenemos la sensación de percibir un tiempo continuo. Sin embargo, tal como demuestran los diagnósticos por imágenes, en nuestro cerebro se imprimen solamente imágenes intermitentes. Entre dos instantes perceptibles siempre hay un instante imperceptible.
El fenómeno del desdoblamiento del tiempo nos da como resultado el hombre que vive en el tiempo real y en el cuántico, un tiempo imperceptible con varios estados potenciales: memoriza el mejor y se lo transmite al que vive en el tiempo real.
Podemos viajar a velocidades prodigiosas, un microsegundo se convierte en un día entero. Cuando regresamos, no sabemos si nos hemos ido, puesto que hemos estado ausentes un microsegundo.
Otra propiedad conocida en física es la dualidad de la materia; es decir, una partícula es a la vez corpuscular (cuerpo) y ondulatoria (energía). Somos a la vez cuerpo y energía, capaces de ir a buscar informaciones a velocidades ondulatorias.
En el sueño paradoxal, cuando estamos más profundamente dormidos y tenemos nuestra máxima actividad cerebral, se da el intercambio entre el cuerpo energético y el corpuscular.
Ese intercambio nos permite arreglar el futuro que hemos creado durante el día, lo que hace que al día siguiente nuestra memoria esté transformada.
El intercambio se realiza a través del agua del cuerpo. Ese intercambio de información permanente es el que crea el instinto de supervivencia y la intuición.
Si pensamos en una catástrofe, ese potencial ya se inscribe en el futuro y podemos sufrirla nosotros o los demás.
Por eso no pensemos en hacer a los demás lo que no queremos que los demás pensaran en hacernos a nosotros. No es una ley moral ni filosófica, es una ley física.
Justo antes de quedarnos dormidos tenemos un minuto, y basta con que durante ese minuto controlemos, esa es la manera de conectar con esa parte energética, llamémosla el doble, para pedirle que solucione los problemas.
La noche no sólo permite borrar potenciales no deseados, sino que también nos guía los pensamientos del día siguiente.
Tenemos un cuerpo muy bien hecho que nos permite proyectarnos en el porvenir: ir a ver el futuro, arreglarlo y volver para vivirlo. Y es durante la noche cuando tenemos la capacidad de arreglar ese futuro que hemos construido durante el día. Podemos ver los peligros antes de vivirlos por medio de la intuición, y borrarlos.
Todos tenemos un doble. Es verdaderamente nuestro “yo”, en otra dimensión.
El cuerpo visible explora el espacio en nuestro tiempo. El otro, generalmente imperceptible, viaja en los diferentes tiempos de nuestro desdoblamiento.
El presente actualiza futuros potenciales creados por el pasado. Un cambio de pensamiento de un segundo crea numerosos potenciales de equilibrio en un tiempo acelerado, cuya síntesis instantánea en nuestro tiempo, conllevaría una puesta en forma o recuperación rápida de apariencia milagrosa.
Nuestro “doble” experimenta muy rápidamente nuestro futuro y, por aperturas imperceptibles entre los dos tiempos, intercambios permanentes de informaciones nos llevan por el buen camino.
¿Qué información te llega?

HO’OPONOPONO

images (33)Que podamos practicar el Hoʻoponopono ese arte hawaiano muy antiguo de resolución de problemas basado en la reconciliación y el perdón.

Existen otras prácticas de perdón similares en islas de Oceanía como Samoa, Tahití y Nueva Zelanda. Tradicionalmente, el ho’oponopono es practicado por sacerdotes de curación o “kahuna au” entre los miembros de la familia de una persona que está físicamente enferma. Las versiones modernas se llevan a cabo dentro de la familia por el miembro de más edad, o por el propio individuo.

Se define en el diccionario hawaiano como “higiene mental: conferencias familiares en donde las relaciones se corrigen a través de la oración, discusión, confesión, arrepentimiento, compensación mutua y el perdón”

Literalmente, ho ʻo  es un vocablo utilizado para convertir en verbo al sustantivo siguiente.

En éste caso transforma en verbo al sustantivo “ pono “, que es definido como “bondad, rectitud, moralidad, cualidades morales, procedimiento apropiado o correcto, excelencia, bienestar, prosperidad, beneficio, condición verdadera o natural, deber, adecuado, propio, justo, virtuoso, equitativo, beneficioso, exitoso, en perfecto orden, preciso, correcto, facilitado, aliviado, deber, necesario.”

Ponopono es definido como “enderezar; poner en orden o en forma, corregir, revisar, ajustar, enmendar, regular, arreglar, rectificar, ordenar, arreglar ordenada o pulcramente.”

Comenzó como una costumbre en donde los miembros de una familia se reunían con otros miembros de su familia no tan inmediatos donde “ponían en orden” relaciones familiares disfuncionales.

Algunas familias se reunían diaria o semanalmente, para prevenir que surgieran problemas. Otros cuando alguna persona se enfermaba, creyendo que la enfermedad se debía a la tensión de la ira, culpa, recriminaciones y falta de perdón.

Kupuna Nana Veary escribió que cuando cualquiera de los niños en su familia se enfermaban, su abuela preguntaba a los padres: “¿Qué han hecho?”. Creían que solamente se curaría con el perdón entero de la familia completa.

El proceso comienza con oraciones. Se hace una declaración del problema y se discute la transgresión.

Se espera que los miembros de la familia resuelvan los problemas y cooperen, no que se aferren a los errores cometidos.

Se toman uno o más momentos de silencio para reflexionar en el enredo de emociones y lesiones.

Los sentimientos de todos son tomados en cuenta. Después se confiesan, arrepienten y perdonan. Todos liberan al otro, lo sueltan. Se desprenden del pasado  y juntos concluyen el evento con un festejo, que simboliza la liberación.

Otra variante para la finalización del hoʻoponopono se representa dándole algo a la persona perdonada.

En 1976 Morrnah Nalamaku Simeona, considerada como una sacerdotisa sanadora o kahuna lapaʻau, adaptó el hoʻoponopono tradicional, de perdón familiar mutuo, a las realidades sociales de nuestros días.

Para ello lo extendió tanto a un proceso de resolución para problemas sociales en general fuera de la familia como a una auto-ayuda psico-espiritual, en lugar de a un proceso grupal.

La versión de Simeona está influenciada por su educación cristiana (protestante y católica) y sus estudios filosóficos sobre la India, China y Edgar Cayce. Como en las tradiciones hawaianas, ella enfatiza la oración.

Y a diferencia de las tradiciones hawaianas, ella describe los problemas como los efectos de Karma negativo, diciendo que “tienes que experimentar por ti mismo lo que le has hecho a otros” y tú eres el creador de tu vida y de tus circunstancias.

Cualquier acto incorrecto es memorizado dentro de uno mismo y reflejado en cada entidad y objeto que estuvo presente cuando la causa ocurrió.

Como las leyes de causa y efecto predominan en todo lo vivo y todas las vidas, el propósito de su versión es principalmente “liberar experiencias infelices y negativas en reencarnaciones pasadas y resolver y quitar traumas de los ‘bancos de memoria’.” 

Las ataduras kármicas entorpecen la evolución mental, por lo cual “la limpieza (kármica) es un requisito para la expansión de la conciencia.”El usar su proceso de 14 pasos disolvería esas ataduras. Ella no utilizó mantras ni ejercicios de condicionamiento.

Sus enseñanzas incluyen: hay un Creador Divino que se ocupa de los motivos altruistas de los hombres, “cuando la frase ‘así sea’ es usada después de una oración, quiere decir que el trabajo del hombre termina donde comienza el de dios“

La ‘auto identidad’ significa por ejemplo que durante el hoʻoponopono hay tres yoes o aspectos de la conciencia equilibrados y conectados con el creador divino.

Distinto a las oraciones egoístas, las “oraciones altruistas como el hoʻoponopono, donde también se reza por la liberación de otras entidades y objetos, alcanzan el plano divino o cosmos gracias a sus altas vibraciones.

Desde ese plano la energía divina o mana vendría” lo que transformaría la parte dolorosa de la memoria de malas acciones en todos los participantes en “luz pura”, en cualquier plano en que existan; “todos son liberados” Mediante esta transmutación mental los problemas pierden la energía para efectos físicos y la sanación o equilibro comienzan. En ese sentido, el mana de Simeona no es el mismo Mana al que se refieren tradicionalmente las creencias polinesias.

Después de que Simeona falleciera en 1992, sus antiguo estudiante y administrador Ihalekala Hew Len, fue co-autor de un libro junto con Joe Vitale llamado “Cero Límites” (Zero Limits) donde se refieren a las enseñanzas hoʻoponopono de Simeona.

Len no pretende ser kahuna. En contraste con las enseñanzas de Simeona, el libro dice que el objetivo principal del hoʻoponopono es alcanzar “el estado de cero, en donde habría cero límites. Ninguna memoria. Ninguna identidad.” Para alcanzar éste estado llamado ‘Self-I-Dentity’ (auto-yo-dentidad), uno debe repetir constantemente el mantra, “Lo siento mucho. Por favor, perdóname. Te amo. gracias.” 

Está basado en el principio de 100% responsabilidad,  tomando la responsabilidad por las acciones de todos, no solamente por las propias.

Si uno fuera a tomar completa responsabilidad por su propia vida, entonces todo lo que uno vea, escuche, saboree, toque, o experimente de cualquier forma sería nuestra propia responsabilidad porque está presente en nuestra propia vida.

El problema no sería con nuestra realidad externa sino con nosotros mismos. Para cambiar nuestra realidad necesitaríamos cambiarnos a nosotros mismos

¿Qué estas dispuesto a cambiar?