COMO SUPERAR LAS ADICCIONES

"; google_ad_width = 468; google_ad_height = 60; google_ad_type = "text_image"; google_color_border = "FFFFFF"; google_color_link = "0000FF"; google_color_text = "000000"; google_color_bg = "FFFFFF"; google_color_url = "008000"; //-->

thCAUW2SUYLo primero es reconocer si esta en nosotros esa enfermedad física y emocional, que nos hace dependiente de una sustancia, actividad o relación debido a la satisfacción que nos causa.

Si están esos deseos que nos consumen los pensamientos y comportamientos cuando estamos lejos de ellas.

Si tenemos actividades diseñadas para conseguir la sensación o efecto deseado.

A diferencia de los simples hábitos o influencias consumistas, las adicciones nos hacen dependientes y traen graves consecuencias al adicto.

Estas consecuencias afectan negativamente la vida personal, social y de salud (física y mental), así como limita la capacidad de funcionar de manera efectiva.

Somos adictos si creemos que no podemos vivir sin la influencia de cierta sustancia química, y la consumimos en forma permanente y compulsiva.

No controlando la adicción, viviendo en función de ésta y condicionando toda nuestra rutina.

Si al salir repentinamente de esa rutina, nos vemos afectados por problemas de ansiedad y volvemos a caer en el consumo de la adicción.

También podemos ser adictos a cualquier actividad que seamos incapaz de controlar, llevándonos a conductas compulsivas y que perjudican nuestra calidad de vida, como lo pueden ser la adicción al sexo, al juego, a la pornografía, a la televisión, a las nuevas tecnologías y a las comidas rápidas.

En este mismo plano, se encuentra el alcoholismo, la drogodependencia, la adicción a la comida y el tabaquismo, que conducen a un estado psicofisiológico, caracterizado por la modificación del comportamiento, a causa de un impulso irreprimible por consumir una droga o sustancia. No obstante, esta es la definición puramente bioquímica.

Son una conducta impulsiva e irresistible a ejecutar algo irracional o contrario a la voluntad de quien lo ejecuta. Es un padecimiento o síndrome, que presenta un cuadro muy exuberante de signos y síntomas característicos dependiendo de la sustancia adictiva.

Además de los tradicionales grupos disponibles para la rehabilitación y programas autoayuda, hay una variada gama de enfoques preventivos y terapéuticos para combatir la adicción.

Por ejemplo, una opción de tratamiento común para la adicción a los opiáceos es de mantenimiento con metadona.

Este proceso consiste en la administración de la droga, un opiáceo potente con algún potencial para el abuso, como una copa en un entorno clínico supervisado.

De esta manera, los niveles de opiáceos cerebrales aumentan lentamente sin producir la alta sino que permanecen en el sistema de tiempo suficiente para disuadir a los adictos de la inyección de la heroína.

Otra forma de terapia con medicamentos implica la buprenorfina, un medicamento que parece ser aún más prometedor que la metadona.

Un agonista parcial para ciertos receptores de opiáceos, este tratamiento bloquea los efectos de los opiáceos, pero produce sólo en sí reacciones leves.

Una nueva investigación indica que incluso puede ser posible desarrollar anticuerpos que combaten el efecto de un medicamento específico en el cerebro, haciendo los efectos placenteros nulos.

Recientemente, se han desarrollado vacunas contra la cocaína, la heroína, la metanfetamina, y la nicotina.

Estos avances ya están siendo probados en ensayos clínicos en humanos y muestran promesas serias como medida preventiva y de recuperación para adictos o aquellos propensos a la adicción.

Por otra parte, otro método de tratamiento para la adicción que se está estudiando es la estimulación cerebral profunda.

Estudios han coincidido y demostrado que la estimulación del núcleo accumbens, un área que es al parecer una de las regiones más prometedoras, permitieron a un hombre de setenta años de edad dejar de fumar sin ningún problema y alcanzar un peso normal

También se aplica a veces a las compras compulsivas y la adicción a la computadora o celulares.

A veces, la compulsión no es “hacer” algo, sino  “no hacer nada”, por evitar la tarea compulsiva.

Una recurrente compulsión por participar en alguna actividad específica, a pesar de las consecuencias nocivas, según se considere por el propio usuario para su salud individual, el estado mental, o la vida social.

Puede haber factores biológicos y psicológicos que contribuyen a estas adicciones

Investigaciones sobre adicción indican que los mecanismos biológicos están presentes.

Hay muchas variables en que los estudios no están de acuerdo, entre los principales factores contribuyentes.

Como la naturaleza biológica de las cualidades innatas individuales puede dar cuenta de muchas decisiones y acciones, como una historia familiar en la que la genética, el ADN, y otros trastornos mentales permanecen en estado latente durante generaciones y luego se desencadenan.

Los proveedores de tratamientos profesionales tienen diferentes opiniones sobre este tema.

El riesgo de un futuro trastorno adictivo se incrementa en gran medida si una persona se expone a una sobrecarga constante o se involucra en el abuso de drogas durante la adolescencia.

Ya que es una etapa del desarrollo neurológico crítico que es sensible a este tipo de experiencias o insultos.

La razón de que el abuso de sustancias y el estrés durante la adolescencia aumentan el riesgo de adicción se debe a los cambios que hace en el cerebro.

Varias regiones del cerebro también están involucradas, en los mecanismos biológicos de la adicción.

Más notablemente, la liberación de dopamina en los nucleus accumbens, que se desencadena por una amplia variedad de fármacos en una amplia variedad de formas, juega un papel en cualidades de refuerzo de estímulos.

Ya que la secreción de la dopamina es también característico de refuerzo naturales estímulos tales como alimentos, agua, y el sexo, es evidente que la naturaleza adictiva de la droga implica procesos que secuestran estos mecanismos.

Una vez identificadas a poner voluntad y a pedir ayuda por cualquier recaída no nos haga abandonar la recuperación. Y a seguir el plan para liberarnos ¿Tienes alguna adicción?

"; google_ad_width = 234; google_ad_height = 60; google_ad_type = "text"; google_color_border = "FFFFFF"; google_color_link = "0000FF"; google_color_text = "000000"; google_color_bg = "FFFFFF"; google_color_url = "008000"; //-->

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *