RECUPEREMOS LA MAGIA

"; google_ad_width = 468; google_ad_height = 60; google_ad_type = "text_image"; google_color_border = "FFFFFF"; google_color_link = "0000FF"; google_color_text = "000000"; google_color_bg = "FFFFFF"; google_color_url = "008000"; //-->

RECUPEREMOS LA MAGIAEstuvimos viendo lo importante de conectarnos con nuestro niño interior.

Que lo que sentimos  es lo que siente él. Entonces qué importante, es aprender de él.

Recuperar la magia, en donde veías la vida con admiración y asombro.

Dónde te emocionabas con las cosas más pequeñas.

El volar de las mariposas o alguna piedra rara en el suelo.

La emoción de cuando se te caía un diente.

Cuando contabas los días que faltaba para Papá Noel o los Reyes, quizás no entendías como podían hacer para repartir tantos regalos, pero creías, confiabas que no te defraudarían.

Jugabas y tu imaginación no tenía límites.

Nada podía sabotear nuestra felicidad ni la magia de todas las cosas.

Pero al crecer fuimos perdiendo esa magia.

Los problemas y las responsabilidades fueron haciendo que la magia en la que creíamos, cuando éramos niños, se debilitara y desapareciera.

Siempre para atraer la magia hay que pronunciar “la palabra mágica”, en nuestro vida será GRACIAS.

La gratitud  es un sentimiento, y es la fuerza de tu sentimiento que acelera la magia en tu vida.

Cuando creces muchas veces pierdes esa palabra mágica y lo que tienes te parece normal, no digno de esa magia de cuando eras pequeño.

Esa admiración,  esa alegría por lo más sencillo.

Así tienes muchas cosas que ni valoras.

La ley de Newton es un empate: lo que das recibes.

Eso significa que si aumentas tu sentimiento de gratitud, los resultados se expandirán para igualarse a tu sentimiento.

Cuanto más sincero sea tu agradecimiento más rápido cambiará.

Para que tu vida mejore mágicamente, has de estar agradecido a los demás por ser como son. Cuando críticas,  a los demás atraes más defectos a tu vida.

Cuando ves todo lo bueno de tus relaciones, logras relaciones extraordinarias.

Cuando ves todo lo sano que tienes en tu cuerpo atraes más salud. Cuando te quejas de lo que te duele atraes más dolor y enfermedad.

Realiza tu mural o tablón de los deseos, escríbelos o recorta imágenes y la magia lo atraerá.

Realiza tu cheque con el dinero de lo que necesitas y lo atraerás a tu vida.

Cree y se te dará.

Al recuperar nuestra magia no abandonaremos nuestros sueños.

Creeremos que todo es posible.

Buscaremos la forma de hacerlo realidad.

Estaremos felices viendo lo bueno que tenemos.

Así atraeremos más de lo bueno.

Con la magia, recuperaremos la esperanza si se nos había perdido.

Cada día nos aguarda la magia maravillosa de cada instante, para acceder a ella sólo hay que estar abiertos y que nuestros sentidos y nuestra mente vibren al mismo compás.

La vida es tan sofisticada en lo grande como en lo pequeño. Tanto si observamos la grandiosidad del universo, como si prestamos atención a la delicada estructura de un copo de nieve.

Para gozar de esta visión, tenemos que estar en el presente en el aquí y ahora. De otra forma jamás capturaremos la magia cotidiana, si estamos lamentándonos de lo que nos sucedió aquel día o de aquello otro que tendría que haber sido de otra manera.

¿Y tú vives el presente descubriendo la magia que te rodea?

"; google_ad_width = 234; google_ad_height = 60; google_ad_type = "text"; google_color_border = "FFFFFF"; google_color_link = "0000FF"; google_color_text = "000000"; google_color_bg = "FFFFFF"; google_color_url = "008000"; //-->

MI NIÑO INTERIOR

img001 (2)Todo lo que sentimos nosotros en realidad, es lo que afecta a nuestro niño interior.

Si nuestro niño interior está llorando por falta de cariño, sin duda, es que se siente en la realidad, con falta de cariño y estima por parte de los demás. Sin embargo esa falta que tiene, nunca podrá ser compensada hasta que nosotros no compensemos a nuestro niño interior.

Si realmente queremos tener amigos/as, una compañía sentimental, un trabajo que nos guste realizar y esté bien pago o un estado de excelente salud, no busquemos fuera, porque no lo vamos a encontrar, ya que usted está buscando en el sitio equivocado.

El merecimiento es simplemente frases en un tono positivo que en cierta manera nos quieren hacer independientes de las ideas que tenemos formadas por la sociedad, un modelo de comportamiento donde reside habitualmente los miedos, rencores y los tabúes sobre ciertos aspectos de la vida que no llevan a ningún sitio, pues ese modelo precisamente que hemos adquirido, no nos permite a su vez ser libres y experimentar por nosotros mismos.

Muchos de los tabúes se han inventado a lo largo de la historia con el objetivo de persuadir y disuadir a los seres humanos y en cierto modo mantener un control sobre nosotros para impedir mediante los miedos, que las personas se revelen en contra de los grandes supremos.

El ser humano, es libre, dios, nos dio el poder del libre albedrio, sin embargo muchas personas no viven de esta forma, porque no piensan de esta forma. El tratamiento del merecimiento hace ver las cosas de otra manera distinta a la de ahora, pero también existen numerosas técnicas para ser felices, sin que nos invadan las preocupaciones por el amor, por el trabajo, salud, etc…

Busquen primero dentro de ustedes mismos, hagan las paces con su niño interior, y cuando su niño tenga todo, usted lo tendrá también.

 

Por lo tanto, eso es una herramienta ideal que nos ayudará a saber el problema que tenemos en todo momento, porque la respuesta está en nuestro interior, solo tenemos que buscarla.

Una de las técnicas para saber cómo estamos realmente de estima es sabiendo el comportamiento de nuestro niño/a interior. Dependiendo de la conducta que realice en seguida podemos comprobar si aquello que hacemos es “correcto para nosotros” o no. Sin embargo, antes de hacer estos ejercicios necesitamos, como siempre, ser sinceros con nosotros mismos, ya que todo lo que experimentamos debe basarse en nuestra sinceridad.

Empezaremos por dos ejercicios, el primero será contestar brevemente a unas preguntas sobre nuestras creencias, lo que nos parecen o significan para nosotros y el segundo ejercicio se basará en la historia de nuestra vida. Ante todo necesitan estar relajados para contestar a las siguientes preguntas:

– ¿Qué significado tiene para usted los hombres?, ¿Y las mujeres?

– ¿Que es para usted el amor? ¿Y el sexo?

– ¿Que se le ocurre para describir el trabajo? ¿Y el dinero?

– ¿Cómo describe usted, bajo su experiencia, el éxito?  ¿Y el fracaso ?

– ¿Qué significado tiene para usted Dios?

Dependiendo de la persona que conteste a estas preguntas puede haber más de un millón de respuestas, no obstante no podríamos averiguarlas todas ni podríamos contestar a las mismas, pero a lo largo del tiempo es importante cambiar de pensamiento, cambiar de vida, a una vida nueva, donde no habrá temor, tabú, rencor y si mucha felicidad, siempre y cuando queramos eso, porque recordemos que nosotros somos la clave de nuestro propio éxito y decidimos lo que queremos hacer con nuestra vida.

El segundo ejercicio se basa en escribir nuestra historia personal, empezando desde la niñez contando lo que ha sido nuestra historia, tal como la recordamos pero breve y una vez terminada responder:

– ¿ Que ideas negativas rondan en nuestro inconsciente ?.

Acceder a nuestro niño interior cada vez que nos sintamos bajos de estima es un excelente recurso para subirla al instante y sentirse por unos días libres y felices, sin embargo este fantástico recurso es un complemento más de todos los ejercicios. Cuando no sepan lo que ocurre en su vida, o bien si en algún momento se siente triste y no sabe cuál es la razón, lo primero que debe hacer es visitar a su niño interior.

Una vez lo encuentre podrá hablar con él y preguntarle directamente que es lo que le ocurre y el por qué se siente de esa forma. Quizás su niño solo necesite un abrazo por parte de usted o bien un tiempo para que puedan jugar ambos, de todas maneras, en sus conversaciones privadas, él le dirá lo que usted necesita, que es exactamente lo que su niño interior necesita y le pide.

¿Y tú sabes que necesita tu niño interior?

EXPERIMENTAR NUESTRO LABORATORIO INTERIOR

EXPERIMENTAR NUESTRA LABORATORIO INTERIOR 1Qué lindo sería que todos podamos visitar nuestro interior, como si fuese un laboratorio.

Quizás muchos lo visitaron pero no se permitieron experimentar.

Ante la primera falla huyeron despavoridos.

Debemos probar y examinar cada cosa.

Conocer algo por la propia práctica.

Debemos sentir o sufrir quizás para cada cambio o sentimiento.

Debemos tratar de comprobar, confirmando o verificando una o varias hipótesis relacionadas con algo que nos pasa, mediante la manipulación y el estudio de las variables que presumiblemente son su causa.

Por cierto, la experimentación no es dominio exclusivo de las ciencias, pues a nivel personal y desde la niñez, vivimos experimentando constantemente confirmando o verificando hipótesis, a efectos de poder mejorar nuestra relación con el mundo que nos rodea.

El primer paso sería hacer una pregunta sobre algo que has observado. Intenta preguntar algo que pueda ser respondido para que puedas aplicar los seis pasos para investigar y observarlo. En esta etapa podrás achicar el alcance de tu pregunta y preparar una lista de lo que necesitas para resolverlo. La investigación sobre temas prácticos como capacitación, libros, información y el presupuesto son también parte de este paso.

Una hipótesis es una respuesta fundamentada sobre cuáles serán los resultados. Parte de lo que ya has realizado te ayudará a formular una hipótesis realista.

Diseña un experimento que probará tu hipótesis y que te permitirá medir los resultados. Para asegurarte de que el experimento es justo, cambia una condición por vez mientras mantienes los otros factores iguales. Repite el experimento muchas veces para probar la consistencia de los resultados.

Este es el paso más crucial de los seis en el que debes registrar tus observaciones durante el curso del experimento. Algunos volverán al segundo paso en este punto y formularán una nueva hipótesis.

Luego de una observación meticulosa y de registrar todo, estás listo para extraer una conclusión para responder la pregunta que te hiciste en el primer paso. Evalúa qué tan precisa o imprecisa era tu hipótesis y porqué.

Para crecer humana y espiritualmente, necesitamos dedicar espacio y tiempo para explorar en nuestro ser y descubrir nuevas percepciones así como alcanzar mayor comprensión de los principios universales que hemos de respetar y seguir en nuestras vidas. Pero sobre todo, necesitamos experimentar nuestra naturaleza esencial y genuina de pureza y positividad.

Necesitamos silencio y contemplación. Nuestro laboratorio interior sólo será efectivo cuando creemos este tiempo especial para desconectar de toda distracción externa y entremos en conexión con nuestro mundo interno.

Es preciso cambiar la actitud de dependencia de los estímulos externos para crear una sensación de bienestar  en nuestro interior.

Todos los estímulos externos sólo nos pueden ofrecer una satisfacción ilusoria y pasajera. La estabilidad verdadera sólo se puede generar desde el interior de nuestro ser, desde el silencio, a través de la conexión con nuestra verdad genuina.

Abrirnos a la energía de Dios o a esa energía Universal, ya que sólo la fuente más pura y eterna de energía espiritual nos puede ayudar en florecer internamente.

Podríamos comparar a Dios con un sol espiritual que irradia amor puro e incondicional y luz pura. Estos son los ingredientes que el alma necesita para efectuar su particular proceso de fotosíntesis en el que puede absorber la información y el conocimiento e iniciar un proceso de transformación interna, fundamentalmente reciclar la negatividad y el desperdicio acumulados y desarrollar las virtudes divinas.

A la vez puede liberar el oxígeno de las vibraciones puras y positivas que el mundo necesita de forma crítica.

¿Estás visitando tu laboratorio interior?

 

 

 

COMO MANTENER ALTA LAS VIBRACIONES

vibracionesTodo va cambiando continuamente, nada está quieto e inmóvil, todo tiende a transformarse en algo mejor, evoluciona hacia un nuevo nivel de existencia.

En lo personal, la vida nos empuja, siempre a vivir de una manera mejor. Las crisis aparecen cuando permanecemos rígidos e inflexibles en una posición.

Cuanto más cerrados estamos en una posición o idea, más fuerte será el esfuerzo que hará el Universo para movernos de allí.

Por eso es que la gente sufre fuertes crisis y luego cambia.   

Algunas personas necesitan pasar por enfermedades, accidentes o pérdidas para darse cuenta del valor que tienen ciertas personas o su propia vida.

Hay otras personas que caen en la inercia y no toman decisiones, cuando eso ocurre el Universo mismo toma las decisiones por ellos.

De acuerdo con los principios de vibración, debemos aprender a prepararnos para los cambios en la vida.

Según este principio, si tiendes a aferrarte a una vivienda, una pareja, un trabajo, una amistad o cualquier objeto que te dé seguridad, lo más probable es que tarde o temprano sufras. Porque en el universo no existe nada que se encuentre inmóvil.

No significa que no tienes que tener vivienda, familia, trabajo o pareja, sino que tienes que disfrutar y valorar lo que tienes porque lo que hoy estás viviendo no se repetirá.

Si te peleas con tu pareja y quieres reconciliarte puedes lograr tener una relación mejor con ella, pero nunca la relación del pasado.

Hay tres niveles de vibración bajo, medio y alto. Atraemos las cosas del nivel en el que estamos.

Si estamos en la vibración baja puede ser por depresión, angustia, miedo, enfermedades y todas las emociones negativas atraemos más de lo mismo muchos dicen que tienen mala suerte sin darse cuenta de este principio.

En el nivel de vibración medio aparecen las soluciones y la vida fluye. Los problemas y obstáculos son más fáciles de resolver y la persona que se encuentra en esta vibración siempre muestra una actitud optimista hacia la vida.

Con la vibración muy alta llegamos al extremo del espíritu y pareciera que está en reposo es que la frecuencia tan alta no da la sensación que no tiene movimiento.

La vibración más alta corresponde a la iluminación, la paz y el amor perfecto. Aquí no existen problemas, miedos o enfermedades.

Cuando uno llega a este nivel lo que uno piensa se manifiesta inmediatamente.

El reconocimiento personal es total y absoluto  y por lo general se lo utiliza para servir a la humanidad.

Al entrar a un lugar absorbemos parte de ese lugar, llenándonos de energía positiva algunos o todo lo contrario otros.

La naturaleza está cargada de vibraciones positivas. Al permanecer en ellos nuestro cuerpo se regenera. Al permanecer en ambientes negativos nuestro cuerpo se va sintiendo mal por las energías negativas que se han ingerido.

La mente es quien determina como estés o vives a tenerlo en cuenta.

La vibración baja es el nivel del miedo y es la que genera todo tipo de problemas.

La media es la de la esperanza, todo tiene solución.

La vibración alta es el terreno del espíritu, es el nivel de la Fe es donde se producen los milagros.

¿Y Tú en cuál nivel te encuentras?