CAMBIA DE ACTITUD,CAMBIA TU VIDA

"; google_ad_width = 468; google_ad_height = 60; google_ad_type = "text_image"; google_color_border = "FFFFFF"; google_color_link = "0000FF"; google_color_text = "000000"; google_color_bg = "FFFFFF"; google_color_url = "008000"; //-->

CAMBIO DE ACTITUDQue importante es cambiar de actitud para que nuestra vida mejore.

Todos sabemos que es fácil, tener una actitud positiva cuando todo nos va muy bien.

Tener una actitud ganadora cuando siempre ganamos.

Tener una actitud optimista cuando todo nos sale bien.

Tener una actitud alegre cuando nos sentimos muy bien.

Tener una actitud amorosa cuando somos amados.

Pero no siempre todo es así y allí la importancia de nuestro crecimiento.

Como decimos una y otra vez necesitamos conocernos, saber lo que nos pasa.

Y allí está ¿por dónde empezamos?

¿Qué es lo más fácil para que me sienta bien, para empezar a tener otra actitud?

Una forma, es descubrir que me esta poniendo triste, que me causa enojo, que me duele, que me aleja de los demás, que hace que mis negocios o que laboralmente no progrese.

Al descubrirlo podremos ir trabajando día a día para cambiar actitudes y hábitos que no nos sirven y no nos hacen bien.

Si no tenemos una actitud ganadora ponernos a pensar si pensamos que somos perdedores o es lo que nos hacen sentir diariamente.

Allí pensaremos porque perdemos.

Cuando buscamos trabajos es muy común, antes sin Internet mucho más, muchas personas en un mismo lugar para un mismo trabajo.

El que se quedará con el trabajo será, no el mejor, sino el que demuestre mayor actitud para dicha tarea.

Muchas veces eso nos pasa, perdemos por no saber demostrar quien somos realmente.

Nos cuesta sacar ese ser valioso que somos.

Somos callados por las voces de quienes nos dicen que no somos bueno para dicha tarea.

Nuestra actitud siempre debe ser positiva, siempre optimista, somos seres grandiosos.

No somos seres perfectos porque sino seriamos dioses, pero podemos perfeccionarnos en aquello que no somos buenos.

Si nos cuesta hablar ir tratando de mejorar para saber comunicarnos con los demás. Esa actitud nos acercará a los demás. Sino nos sabemos comunicar los demás no tienen porque saber que es lo que nosotros sentimos o pensamos.

Si nos cuesta escuchar también es importante cambiar la actitud, muchos sólo hablan y no escuchan lo que piensan y sienten los que lo rodean.

Se aprende cuando sabemos discernir que es lo que los demás dicen de nosotros. Muchas pueden ser dichas sin sentido y serán dejadas sin importancia, pero otras pueden ser valiosas, para que mejoremos.

Si nos cuesta expresar lo que sentimos, si nos cuesta dar un abrazo, un beso.

En la actualidad muchos se esconden frente a un teclado, una pantalla, y  no dejan un tiempo para dar abrazos y besos a quienes tienen a metros.

Cambiamos visitas por mensajes, por wasap o llamadas.

Recordemos que siempre que podemos ese beso, ese abrazo, no debe ser reemplazado.

Muchas veces no nos sentimos amados pero no nos damos cuenta que nosotros no tenemos la actitud amorosa frente a los demás.

No dedicamos ningún tiempo o muy poco de nuestro tiempo lo utilizamos para escucharlos, comprenderlos y dar nuestro amor.

Pensamos que el otro tiene que saber dar amor de la misma manera que yo lo se o lo que es peor exigiendo al otro lo que ni yo hago.

Y por último para lograr esa actitud ganadora también en el ámbito de progreso económico donde podamos hacer lo que queremos. Sin estar atados a viejos paradigmas donde nos decían que el tener dinero era malo o quienes lo poseen lo logran de mala manera.

Que mayor alegría me da el dinero cuando puedo pagar una sala y juntarme con amigos para que juntos podamos crecer y estar cada vez mejor.

También con respecto al dinero tenemos que mejorar para saber administrarlo, para saber ganarlo y para que no nos maneje a nosotros y mucho menos para que vivamos para el dinero olvidando todo lo demás.

Un tema muy rico donde de aquí podremos quizás empezar a trabajar distintas actitudes para mejorar.

Que nuestra actitud sea cada vez mejor, para nosotros y para este mundo que tanto lo necesita.

¿Por donde comenzarás?

"; google_ad_width = 234; google_ad_height = 60; google_ad_type = "text"; google_color_border = "FFFFFF"; google_color_link = "0000FF"; google_color_text = "000000"; google_color_bg = "FFFFFF"; google_color_url = "008000"; //-->

EL PODER DE LOS BUENOS DESEOS

BUENOS DESEOSSiempre tienen poder los buenos deseos.

Tienen el poder de los buenos pensamientos.

El poder de la energía positiva.

Donde no existen los miedos.

Donde nos conectamos con lo que queremos.

Donde deseamos para nosotros y para los demás lo mejor.

Donde existe la esperanza.

Al pensar en buenos deseos, pensamos con alegría.

Imaginamos cosas buenas.

Deseamos lo que nos gusta.

Deseamos prosperidad, abundancia, paz, amor, trabajo…

¿Pero qué hacemos para que esos deseos se transformen en realidad?

¿Son solo deseos o sueños?

¿Frases hechas para los demás y nosotros?

El día que dejemos de desear, vamos a estar en problemas, ya que forman parte de la vida misma, nos ayuda a motivarnos para alcanzar lo que queremos.

Los deseos anhelos y sueños son como la sal en los platos, aunque sea una pizca inyecta energía, amor e ilusión a pesar de los pesares….y da sabor y satisfacción de vivir, así que a potenciarlos.

La vida muchas veces nos pone trabas que pensamos no podremos superar.

Momentos en que nos sentimos limitados y hay que llenarnos de buenos deseos.

Que no solo nos ayudaran a mejorar la visión que tenemos del mundo sino en todos los aspectos que nos rodean para podernos encaminar hacia el rumbo indicado.

Sin deseos no hay estímulo por lo cual moverse, actuar y pensar.

Quizás por satisfacción plena, o para conservar ese estado de consumo mínimo el mayor tiempo posible.

El conseguir ese estado de forma indefinida, con el mínimo esfuerzo posible.

Algunos necesitan activar la motivación para permitir emplear la energía para moverse.

Cuando ese ciclo se ha realizado por muchas veces, se puede entrar en un estado de apatía.

La parte racional puede llegar a la conclusión de que el esfuerzo invertido no merece la pena.

Sobre todo si hemos fracasado muchas veces o cuando nos hemos acostumbrado a que alguien se moleste por lo que nosotros deseamos.

El deseo es la consecuencia final de la emoción inducida en origen por la variación del medio.

La cadena causa-efecto que le corresponde es la siguiente: Emoción -> Sentimiento -> Deseo.

A cada deseo le precede un sentimiento, se puede decir que al deseo sexual le precede un sentimiento de atracción.

Las normas sociales actuales hacen imposible que esta frase sea de uso cotidiano, sobre todo por el miedo al rechazo.

No obstante, el deseo, sea del tipo que sea, y su satisfacción, forman parte de la naturaleza humana.

Satisfacer los deseos de forma adecuada implica el uso de la empatía para evitar agredir, y en consecuencia, provocar respuestas violentas en personas que, adecuadamente estimuladas, accederían sin problemas.

El deseo nos saca de nosotros mismos, nos desubica, nos dispara y proyecta, hace que por momentos vivamos en la improvisación, el desorden, máximas expresiones de la libertad llevada a la excitación.

El deseo reclama a la vida, el placer, la autorrealización, la libertad.

Unos planifican su vida, mientras que otros la viven al ritmo que les marca el deseo.

El deseo de vivir y de hacerlo a su manera.

Por eso sus autobiografías son más descriptivas que explicativas.

Sus vidas no tanto se deben a los resultados u objetivos cumplidos, sino al sentido inherente al mismo proceso de vivir. Y este proceso, de uno u otro modo, lo establece siempre el deseo mismo.

Si bien el deseo rebosa incertidumbre acerca del itinerario, a muchas personas les garantiza la seguridad en cuanto a los pasos dados.

Bien entendido el deseo no es una voz oscura, confusa y estúpida, sino que – en una persona madura – es luminosa, clara e inteligente.

Las emociones están en la base de los deseos y de la inteligencia se dice que es emocional. Visto de este modo, el deseo se convierte en el portavoz de uno.

¿Lo tendrás en cuenta o ya lo sabías?

 

COMO LIBERARNOS DE CREENCIAS LIMITANTES

como liberarnos de creencias limitantes 1Descubriendo lo valioso que somos y el potencial que llevamos dentro.
Liberándonos de viejos paradigmas que nos decían esto no es para ti.
En donde existía una diferencia entre un nivel y estilo de vida con el otro.
Sabiendo que cuando realmente queremos algo lo conseguimos porque buscamos la forma de obtenerlo.
Cuando realmente queremos algo no bajamos los brazos ante el primer obstáculo o el primer no que nos dicen.
Buscamos otros caminos otras alternativas de conseguirlo.
Muchas veces nos limitamos en todos los órdenes de la vida.
En el orden social diciendo como se va a fijar en mi, cómo va tener tiempo para mí, entonces nos limitamos ni le hablamos y no logramos estar con personas que quisiéramos estar porque así lo decidimos nosotros antes de darnos una oportunidad.
Nos limitamos poniendo a la otra persona muy alta y a nosotros muy bajo. Cuando aprendemos a valorarnos a tener nuestra autoestima alta, vemos lo bueno de los demás pero también lo bueno nuestro. En lo que también nosotros podemos mejorar.
Al no limitarnos de seres especiales, comenzamos a ser nosotros cada día más especiales.
En el orden económico nos limitamos no comprando lo que queremos quizás porque tenga un valor alto o por la costumbre del no puedo.
Constantemente vemos personas que viven diciendo no puedo y después quizás si pueden gastar en aquello que le hace mal como es el cigarrillo. Allí nos damos cuenta que estamos repitiendo palabras por costumbre y no nos damos cuenta que a larga así lo creemos y así nos pasa. Logramos que no podamos tener dinero para terminar el mes o para ahorrar o para comprar aquello que queremos.
Peor aun es aquellas personas que estando en ventas tienen esas creencias tan limitantes que hasta cuando te están ofreciendo algo te dicen que tienen otro producto pero es muy caro.
Fueron educados de tal manera que transfieren lo que ellos piensan en lo que pueden llegar a pensar los demás, sin darse cuenta que no todos tenemos los mismos parámetros de caro y barato ni siquiera en un mismo país.
También podemos tener creencias limitantes hasta para el estudio pensando que no podemos ser lo que queremos ser por lo que sabemos. Muy común es escuchar de no seguir algo por no ser bueno para ello.
Si queremos serlo podremos ser médico, arquitecto, contador, todo se puede lograr si nos esforzamos y trabajamos para ello, si nos cuesta el estudio quizás no rindamos cuatro materias por cuatrimestre quizás podamos la mitad, nos lleve más tiempo pero si lo queremos, lo conseguiremos.
Si es por dinero quizás tengamos que trabajar pero después de trabajar con esfuerzo iremos a estudiar y a la larga obtendremos nuestro título. Nada nos debe limitar mucho menos los años.
Tenemos que aprender a disfrutar de lo que hacemos sin darle tanto valor a lo que piensan los demás.
Muchas veces nos limitamos de hacer cosas por lo que piensen los demás sin darnos cuenta que a veces ni están pensando en nosotros y otras muchas si nosotros les demostramos lo valioso que es para nosotros lo que estamos haciendo nos entenderían más.
Algunos traen creencias de palabras que les decían desde cuando eran chicos, no eres bueno para hablar, eres muy tímido, no eres bueno para matemática, no sabes expresar tus sentimientos, tantas cosas pueden decir.
No importa cuantas, sino importa a cuantas las dejamos en nuestra mente y las fuimos alimentando nosotros para que sigan después de años.
Por eso lo importante es dar lo máximo, descubrirnos y valorar lo que somos.
¿Qué das Tú? ¿Qué podrías empezar a dar?

EL PODER DE LA INTUICIÓN(1°parte)

el poder de la intuicion1° parteLa neurociencia empieza a confirmar cuestiones que hasta hace más de 20 años se consideraban absurdas u ocultas.

Según los actuales neurocientíficos la intuición, tan criticada a lo largo de la historia, es más fiable a la hora de tomar decisiones y de dirigir nuestra conducta que el pensamiento racional y lógico.

Nuestra conducta se rige más por cuestiones emocionales e intuitivas que por pura racionalidad lógica.

El viejo paradigma decía que, “si la ciencia lo dice, así tiene que ser”, pero eso hace que esperemos a que la ciencia verifique ciertas cosas para atrevernos a experimentarlas.

Para los que lo hemos experimentado, en cambio, observamos que la ciencia, tal cual, nunca podrá alcanzar el arte y el saber que surge de la experiencia.

Por eso están emergiendo nuevos paradigmas científicos integradores que resaltan el papel de la experiencia, las emociones y el sentimiento como canal integrador para el saber.

La intuición, hoy estudiada por la neurociencia.

Ubico la zona cerebral responsable del pensamiento intuitivo (hemisferio derecho en sincronía con el izquierdo), registro las distintas ondas cerebrales que acaecen cuando entramos en distintos estados de conciencia e implementó programas para el desarrollo de estas habilidades.

Se habla de intuición como el acceso a un saber certero sin mediación de procesamiento racional alguno.

Es un saber que llega sin saber, cómo lo sabes.

Está ligado a la capacidad del ser humano de percibir el aspecto más sutil y energético de la realidad.

Abarca y engloba capacidades como la clarividencia, la clariaudiencia y la clariestecia, habilidades que surgen como consecuencia de integrar nuestro YO profundo con nuestro yo superficial (ego).

La intuición es capaz de integrar la realidad exterior con la interior dentro de un marco perceptivo más amplio y coherente donde recuperar el verdadero sentido por la vida y comenzar a manifestar nuevas respuestas y comportamiento de elevado nivel.

La intuición está relacionada con esa parte eterna de nuestra conciencia, el alma y supone un canal que nos permite conectar con nuestra fuente de sabiduría interior, con nuestro poder creativo más elevado, movilizando la infinidad de recursos y energías que están presentes en nuestro interior.

La intuición tiene distintos grados de profundidad. De manera didáctica se la puede dividir en tres niveles de desarrollo intuitivo.

El primer nivel tiene que ver más con el cuerpo, con la presencia y con el estado de atención alerta.

Se despierta al activar y estimular los cinco sentidos sensoriales que nos permiten interactuar con el entorno, la realidad física.

La intuición está íntimamente ligada a nuestros instintos y sigue un principio impulsivo que nos empuja a actuar automáticamente ante la presencia de determinados estímulos.

El primer paso para comenzar a funcionar más intuitivamente en este nivel es el de comenzar a relacionarte con la realidad de manera causal y no casual.

Atrevernos a modificar nuestras creencias y experimentar que nada de lo que nos ocurre es causa del azar sino de la sincronía.

La creencia en la casualidad es una creencia que quita poder. Nos pone en una situación de víctima, perdiendo así la posibilidad de disfrutar plenamente de la vida.

Si nos atrevemos a cambiar esta creencia básica por una nueva, como puede ser “nada es por casualidad, todo tiene un sentido para mi vida”, estamos reclamando nuestro poder co-creador de la realidad.

Si nada es casual todo lo que nos ocurre responde a un para qué.

Este para qué nos pone en dirección, activa nuestros recursos internos y externos y nos invita a fluir con la vida, estando atento a las señales que nos muestra, orientándonos por el camino más fácil para nuestro desarrollo.

Este primer nivel intuitivo corresponde con nuestra naturaleza más animal y tiene a los instintos como fieles aliados para la conservación y el desarrollo evolutivo de nuestra vida.

La mejor herramienta para activar este primer nivel intuitivo es el movimiento físico.

Danzas tribales, danza movimiento, danza contacto intuitiva, Biodanza y fundamentalmente Indanza son las herramientas más adecuadas para comenzar a activar nuestra sensibilidad hacia la vida, nuestros instintos y nuestra intuición. 

Si te interesa saber de los otros dos niveles inscríbete para recibir el viernes la 2° parte, para una mejor CALIDAD DE VIDA  en http://eepurl.com/s2CJ5