COMO MEJORAR EL SER ESPIRITUAL

"; google_ad_width = 468; google_ad_height = 60; google_ad_type = "text_image"; google_color_border = "FFFFFF"; google_color_link = "0000FF"; google_color_text = "000000"; google_color_bg = "FFFFFF"; google_color_url = "008000"; //-->

ser espiritual1EL espíritu es la parte más profunda del alma del hombre.

A través de la cual podemos ponernos en contacto con Dios.

Fuera del contexto religioso (aunque pueda aplicarse también en él), en sentido figurado, “el espíritu” se refiere al concepto de que todos los “espíritus” formamos parte de una unidad mayor.

Aunque funcionemos como una identidad separada, tenemos una conciencia común, como por ejemplo el espíritu nacional, el espíritu de equipo, etc.

El espíritu es la “sustancia” de los seres humanos, la parte de nosotros mismos que nos hace iguales, hermanos.

Algunos factores como la raza o el contexto de vida son los que nos diferencian.

El concepto de espíritu ha sido desprestigiado por las contradicciones a las que lleva, ya que es definido como una realidad radicalmente no material.

Según la doctrina Cristiana los dones del espíritu santo se clasificarían en 7 aspectos basados en la Sabiduría, el  Entendimiento, el Consejo, la Fortaleza, la Ciencia, la Piedad, y por último encontramos el Don de temor de Dios.

El Don de Sabiduría, permitiría apreciar lo que vemos, lo que presentimos de la obra divina.

El Don de Entendimiento, es el que nos lleva al camino de la contemplación, camino para acercarse a la divinidad.

El Don de Consejo, consistiría en saber decidir con acierto, aconsejar a los otros fácilmente y en el momento necesario conforme a la voluntad divina.

El Don de Fortaleza, es el don que concede al fiel, ayuda en la perseverancia, como una fuerza sobrenatural.

El Don de Ciencia, Es el don que permitiría acceder al conocimiento. Es la luz invocada por el cristiano para sostener la fe del bautismo.

El Don de Piedad, el corazón del cristiano no debe ser ni frío ni indiferente. El calor en la fe y el cumplimiento del bien es el don de la piedad, que el Espíritu Santo derrama en las almas.

El Don de Temor de Dios, sería el don que salva a los creyentes del orgullo, suponiendo que lo deben todo a la misericordia divina.

La verdadera espiritualidad es completamente distinta de toda la canalización de poderes ocultos y sobrenaturales que es tan popular hoy; incluso es diferente de la religión.

La verdadera espiritualidad tiene que ver con la consciencia y el comportamiento.

Es tener un buen reconocimiento de nuestra identidad espiritual eterna y del tipo de valores que necesitamos para vivir.

Tener claridad sobre nuestro propio valor innato, y cómo puede este reflejarse en la vida diaria.

Al ser espiritual somos sencillos, obtenemos éxito al aplicar un sentido elevado de nosotros mismos por la forma que llevamos nuestras vidas.

El verdadero propósito de la espiritualidad es hacernos más efectivos, ayudándonos a mejorar nuestros actos.

La espiritualidad y la acción trabajan juntas. La espiritualidad da un sentido a nuestras acciones, y las acciones le dan un propósito a nuestra espiritualidad.

Tal papel vital que la espiritualidad desempeña en nuestra vida diaria requiere un esfuerzo para comenzar el proceso.

La búsqueda es un primer paso. Descubrir lo que es verdad, lo real e inmortal. Después de la búsqueda, el cual es comenzar a basar todo lo nuestro: pensamientos, palabras, acciones, relaciones, etc., en lo que hallamos ;en lo que estamos conociendo. Es allí donde el esfuerzo comienza.

Por ejemplo pensar positivamente. Llegar a comprender el poder del pensamiento; que clase de pensamientos son buenos para nosotros y cuales no. Un pensamiento positivo tiene paciencia, amor, o cualquier virtud inherente a él. Es esta virtud la que lo hace un pensamiento positivo. Sin embargo, es solo cuando esa virtud se expresa en nuestra actitud, discurso o comportamiento que la espiritualidad en la acción comienza.

La espiritualidad en la acción significa utilizar nuestro entendimiento espiritual en la vida diaria.

Toma esfuerzo. Hay muchos que creen que no deberíamos  llevar vidas de esfuerzo, que la vida es para vivirse. Ellos desean mantener las cosas fáciles y usar todo a su alrededor para mantenerse felices. Sin embargo ¿es esto real?, La realidad es un cuadro muy diferente.

Necesitamos estar creando y trayendo a la vida. Esto es algo que las personas necesitan comprender: que además de ser vivida solamente, la vida es también algo para hacer, para crear. No estoy diciendo que disfrutar la vida este mal, pero disfrutarla y estar a cargo de ella también; aprender a moldearla y dirigirla, nos permite sacarle más provecho.

 Para esto necesitamos una clara comprensión de nuestros recursos internos, de cómo las energías del pensamiento y los sentimientos se forman y cual es la fuente de esas energías.

Aquí es donde una educación espiritual puede ser de mucha ayuda, lo que nos va a permitir entender las necesidades esenciales de nuestro ser interno y satisfacerlas. 

"; google_ad_width = 234; google_ad_height = 60; google_ad_type = "text"; google_color_border = "FFFFFF"; google_color_link = "0000FF"; google_color_text = "000000"; google_color_bg = "FFFFFF"; google_color_url = "008000"; //-->

AMAR A LA VIDA

AMA LA VIDATodos debemos amar la vida es lo más bello que tenemos.

Muchas veces no la valoramos como deberíamos.

Otras veces la valoramos cuando ya la termino alguien a quien amamos.

El amor es la esencia básica del ser humano.

A medida que uno está más conectado con uno mismo está más conectado con el amor y la esencia del amor.

Así uno puede enamorarse de todo: de una persona, de los amigos, de los hijos, de la familia, de los animales, del mundo que nos rodea, uno puede amar a la vida entera.

El ser humano está muy confundido, y está buscando la felicidad donde no está.

La busca donde hay más lujos y muchas veces donde las cosas más brillan no está la felicidad.

Confundido en la droga, prostitución, una vida fácil, de vidas reemplazables y eso lo conduce a un camino que no es la felicidad.

La gente se involucra a muy corto plazo entonces “si no me gusta, lo reemplazo”.

La gente más joven está muy pegada al sexo y al cuerpo, como si fuera allí donde está la felicidad.

Pero cuando crecemos, nos damos cuenta que no está allí la felicidad, eso no es la felicidad.

Y es que en muchas circunstancias de la vida por el profundo dolor que nos producen estas, no somos conscientes de todo lo que tenemos a nuestro alrededor.

Bien es cierto, que muchas veces el miedo, la tristeza, el agobio, la codicia, hace que sintamos que nuestra vida no la queremos y es mas, hace que sintamos odio hacia ella, y esto solo nos traerá más de ese odio y más malas circunstancias para pasarlo mal en nuestra vida.

Por eso, cada día, hay que despertarse con una sonrisa, ir al trabajo, cumplir con nuestras obligaciones, al médico, a ver a tu familiar, a ver a esa persona con la que ayer discutiste y no solo perdonarla sino quererla más que nunca.

Sentir que cada día es una oportunidad más para seguir con lo que ayer dejamos, un viaje que no hicimos, la película que no vimos, decirle algo especial a quien no nos animamos, sentirnos a gusto con nuestro cuerpo.

Tenemos que ser constantes en nuestros pensamientos, con las cosas que de verdad queremos, con nuestros sentimientos verdaderos.

Tener claro lo que queremos pedir y que queremos ver en nuestra vida.

Cada día hay que descubrir por que amamos nuestra vida.

Pedir todo aquello que queremos en ella, aprendiendo a resaltar todo lo que nos gusta, y sabiendo que lo que no tenemos aun es por que no queremos, o por que no creemos posible que pueda pasar, ya que la mayoría de las personas piensan que la vida es muy dura, hay que luchar por todo, y que las cosas no son nada fáciles.

La vida es la oportunidad que tenemos para estar en un mundo, que nos ofrece infinitas posibilidades, y lo bueno de todo esto es que hay de todo y para todos por que los recursos son infinitos y todos queremos cosas diferentes.

Debemos salir cada día de nuestra casa con una sonrisa y la tranquilidad de que nos gusta lo poco o mucho que tenemos y sobretodo vamos todos a AMAR LA VIDA, solo de esta manera seremos los seres más afortunados del mundo. 

SUBCONSCIENTE

SUBCONSCIENTE 2El término subconsciente antiguamente era utilizado en psicología y en psicoanálisis para referirse a lo inconsciente. A lo que está por debajo del umbral de la conciencia, que resulta difícilmente alcanzable por estar inaccesible. Actualmente su uso está más difundido en el lenguaje coloquial, sin ser parte exclusiva del léxico psicoanalítico o psicológico.

Si lo comparamos el significado en el uso coloquial del término, que actualmente utilizamos, con las categorías psicoanalíticas de Sigmund Freud, su equivalencia se daría con el preconsciente, que fue uno de los elementos fundamentales de la primera tópica del aparato psíquico.

En donde se encuentra el  consciente, preconsciente y el inconsciente.

El sistema preconsciente es el mediador entre el inconsciente y la conciencia.

Percibe los pensamientos y vivencias que en un momento dado no son conscientes, pero que pueden convertirse en tales.

Es importante saber que cualquier información que llegue a nuestro sistema perceptivo, aunque luego sea reprimido, dejará de estar en el campo de la conciencia para pasar al preconsciente, y por lo tanto pueden convertirse en conscientes.

Tiene el paso libre hacia la consciencia, en cuanto que no han sido rechazados o expulsados de ella por la represión.

Almacena información a la memoria, que no afecta la personalidad del individuo.

El preconsciente es lógico, tiene razón; utiliza palabras y lenguaje. Pero no tiene representación mental, no es capaz de pensar en un futuro inmediato para resolver algún problema.

La función del aparato psíquico consiste en mantener a un nivel lo más bajo posible la energía interna de un organismo.

Su diferenciación en subestructuras, ayuda a concebir las transformaciones de la energía (elaboración psíquica).

Es decir que, el aparato psíquico funciona como regulador entre la energía interna y las energías externas del ambiente.

Nuestra  mente subconsciente tiene las respuestas para todos los problemas.

Si sugerimos a nuestro subconsciente antes de irnos a dormir: “Yo quiero despertarme a las 6 de la mañana ” , despertaremos a esa hora exactamente. Esto me paso muchas veces.

Tenemos que tener la habilidad para entrar en contacto con los poderes de nuestra mente subconsciente, liberándolos.

Lo podremos hacer, con fe, con tenacidad, convencido de nuestros firmes propósitos.

La mente subconsciente es el arquitecto de nuestro cuerpo y puede curarlo.

Mantengamos las ideas de salud perfecta y trasmitamos al subconsciente antes de acostarnos.

Demos las órdenes justas y razonables como a un sirviente y seremos obedecido.

Somos como el capitán del buque, dando órdenes correctas (pensamientos e imágenes) a nuestra mente subconsciente que controla y gobierna todas nuestras decisiones y actos.

Nunca usemos los términos “yo no puedo hacerlo”, “no puedo comprarlo”.

Nuestra mente subconsciente lo acatará literalmente y nos impedirá realizar lo.

Debemos decir: “Puedo hacer todas las cosas a través del poder de mi mente subconsciente”, los resultados no se harán esperar.

Creamos en el poder de la mente subconsciente para curar, inspirar, fortalecer y prosperar.

 A medida que aumentemos nuestra fe, los resultados aumentarán también.

¿Quién tiene el poder Tú o los demás?

 

SER DE LUZ

SER DE LUZTodos tenemos luz, somos un ser de luz, permite que tu Luz brille para que todos sepan que eres alguien muy especial.

Pero recuerda que “especial” no quiere decir “mejor”.

Todos son especiales, cada uno a su modo. Pero hay muchos que no lo recuerdan.

Ser la Luz es ser especial, y eso está hecho de muchas partes.

Siendo generoso, amable, creativo, paciente. Hay  muchas formas de ser especial.

Ayudando a los demás, compartiendo, siendo amistoso y considerado con los demás.

Si queremos tener luz hay que eliminar los miedos. Podemos hacer este  ejercicio.  Es fácil,  rápido y sencillo. Respira profundo, hazlo 5 veces.  Siente el corazón,  respira paz.

Visualiza un manto de luz que baja del cielo y cubre cada rincón de tu ciudad.

Cubre con luz tu hogar, tu entorno y lleva esa luz a los lugares más necesitados.

Todos somos luz,  hay luces más tenues, con tu ayuda le darás intensidad.

Con tu intención podrán encenderse. Al culminar el ejercicio,  afirma: la luz en mi bendice la luz en ti, somos luz.

También cuando transites esas calles o lugares que te generan temor, cúbrelo con el manto de luz y cubre de LUZ ese pensamiento que genera temor.

La luz cumple su propósito siempre aunque no lo “veamos”, aunque no seamos conscientes de lo que ocurre a nuestro alrededor como causa de lo que somos, cumplimos siempre el propósito de lo que somos, si es que somos seres de luz .

Todos tenemos esa fuerza, su energía influye en lo positivo y en lo negativo, trasciende más allá de nosotros e influye en otros y en la naturaleza. Debemos aprender a canalizarla sólo hacia lo positivo.

Aquello que quieras hacer, hazlo con toda tu energía. Para lograrlo tenemos que pensar que tenemos la fuerza para lograrlo, con fe  orientado sólo a lo positivo, durante el día no pensemos en enfermedad o fracaso, es desperdiciar energía y hacer que el cuerpo se enferme y fracasemos al canalizar con el pensamiento la fuerza a lo negativo.

La respuesta está en el Despertar Tu Luz Interior, y es el libre albedrío el que nos hará actuar o no; y si procedemos, el que decidirá si lo hacemos de manera correcta o incorrecta.

Cada uno de nosotros es el único responsable de lo que pensamos y realizamos.

Al descubrir que realmente somos seres de luz, amor y energía, así como lo son cada una de las personas que habitan en este mundo.

Ello nos permite cambiar la percepción hacia la vida, hacia las personas, hacia nuestro trabajo, hacia nuestra  familia, hacia las desgracias e incluso hacia nuestros enemigos.

La luz que llevamos dentro y que podemos obtener de la gente valiosa a nuestro alrededor nos ayudará a sentirnos mejor, a dejar el oscuro túnel en el que nos encontramos para no volver a mirar hacia atrás, para recorrerlo con la plena seguridad de que al final del camino está un mundo lleno de luz para nosotros. Para entonces ya estamos convertidos en seres de luz y energía.

Si contamos con: luz, amor y energía, estaremos preparados para afrontar la vida y las crisis, que esta nos tiene deparadas; para salir de ellas mucho más seguros, con mayor experiencia, maduros, pero sobre todo con un gran aprendizaje que nos permitirá ir creciendo como seres humanos a través de nuestra historia personal.

¿Y tú ves tu luz? ¿Cuál es su intensidad? ¿Qué haces para que brille más?